A partir del 20 de julio tendremos embajadas en La Habana y Washington

Dos cartas ratificaron hoy la voluntad de acercamiento entre Cuba y Estados Unidos. Sendas misivas intercambiadas esta mañana por el jefe de la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana, Jeffrey DeLaurentis, y el ministro interino de Relaciones Exteriores de Cuba, Marcelino Medina González, confirmaron las decisiones de restablecer las relaciones diplomáticas entre los dos países y abrir misiones diplomáticas permanentes en las respectivas capitales, a partir del 20 de julio de 2015.

 

Aquí pueden leer la carta íntegra del presidente norteamericano:

Del otro lado, en la carta de Raúl Castro dirgida a Obama y entregada por el jefe de la Oficina de Intereses de Cuba en Washington, José Ramón Cabañas, el mandatario cubano señala que “la parte cubana asume esta decisión, animada por la intención recíproca de desarrollar relaciones respetuosas y de cooperación entre nuestros pueblos y gobiernos”.

Momento en el que José Ramón Cabañas, jefe de la Oficina de Intereses de Cuba en Washington entrega la carta de Raúl a Obama.
Momento en el que José Ramón Cabañas, jefe de la Oficina de Intereses de Cuba en Washington entrega la carta de Raúl a Obama.

 
Poco después se conoció una declaración del gobierno cubano, en la que se confirmaba que el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, estará en Washington para la ceremonia oficial de inauguración de la sede diplomática cubana, el 20 de julio.
“Al formalizar este paso, Cuba y los Estados Unidos ratificaron la intención de desarrollar relaciones respetuosas y de cooperación entre ambos pueblos y gobiernos, basadas en los principios y propósitos consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, en particular, las Convenciones de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares”, dice la declaración, que además agrega:
“Con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas, concluye la primera etapa de lo que será un largo y complejo proceso hacia la normalización de los vínculos bilaterales, como parte del cual habrá que solucionar un grupo de asuntos derivados de políticas del pasado, aún vigentes, que afectan al pueblo y a la nación cubana.”

Y apunta: “no podrá haber relaciones normales entre Cuba y los Estados Unidos mientras se mantenga el bloqueo económico, comercial y financiero que se aplica con todo rigor, provoca daños y carencias al pueblo cubano, es el obstáculo principal al desarrollo de nuestra economía, constituye una violación del Derecho Internacional y afecta los intereses de todos los países, incluyendo los de los Estados Unidos.”

“Para alcanzar la normalización será indispensable también que se devuelva el territorio ilegalmente ocupado por la Base Naval en Guantánamo, cesen las transmisiones radiales y televisivas hacia Cuba que son violatorias de las normas internacionales y lesivas a nuestra soberanía, se eliminen los programas dirigidos a promover la subversión y la desestabilización internas, y se compense al pueblo cubano por los daños humanos y económicos provocados por las políticas de los Estados Unidos.

Al recordar los temas pendientes de solución entre los dos países, el gobierno cubano reconoce las decisiones adoptadas hasta el momento por el presidente Obama, de excluir a Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo internacional, de instar al Congreso de su país a levantar el bloqueo y de comenzar a adoptar medidas para modificar la aplicación de aspectos de esta política en uso de sus prerrogativas ejecutivas.

 “Como parte del proceso hacia la normalización de las relaciones, a su vez, habrá que construir las bases de unos vínculos que no han existido entre nuestros países en toda su historia…”, apunta la declaración.

 

 

A las 11 de la mañana, hora de Washington y La Habana, el presidente norteamericano ofreció un discurso sobre el restablecimiento de relaciones. “Los avances que hemos hecho hoy son una demostración de que no tenemos que vivir atrapados en el pasado. Si algo no funciona podemos cambiarlo y lo cambiaremos”, dijo Obama

  Así como el canciller cubano Bruno Rodríguez asistirá en Washington a la ceremonia de apertura de su sede diplomática, el secretario de Estado norteamericano Jhon Kerry estará en La Habana para la conversión de la SINA en embajada. Lo confirmó Obama en su discurso: “Más adelante en el verano, el secretario Kerry viajará a La Habana para formalmente, orgullosamente, izar la bandera estadounidense en nuestra embajada una vez más”, señaló el mandatario.

Artículos Relacionados

Comentarios

Es un chiste o una ironía que sea en el aniversario de la llegada de los estadounidenses a la luna?!?!?!?!?

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

El muro

La caricatura