Archivo de Entre comillas

Archivo Entre comillas

Desiderio Navarro. Foto: Kaloian.

“Todos tenemos Criterios”

A partir de cierta fecha, me pidió que leyera antes de hacerlos públicos los textos, casi siempre polémicos, con que introducía envíos de Meditar o de Denken…, o incluso alguna carta en la que protestaba por algo. Porque Desiderio era, por naturaleza, un inconforme, un peleador.

Por en Columnas, Entre comillas

Elecciones municipales en un colegio electoral de La Habana. Foto: Alejandro Ernesto / EFE.

“El mundo está al revés”

La institucionalización de las estructuras de gobierno cubanas tuvo como contexto el período en que, aún con diferencias sustanciales, el país entró en la dinámica del modelo soviético. El totalitarismo, las carencias democráticas, fueron claves para que se desencadenara la restauración capitalista en el este de Europa y para la desaparición de la Unión Soviética.

Por en Columnas, Entre comillas

Ilustración: Zardoyas.

“¿De dónde viene esta receta?”

Mi dolor y mi cojera eran molestos pero no comprometían mi vida. Yo buscaba una medicina muy socorrida, como la dipirona, la aspirina, el paracetamol. De momento, con la receta inútil hecha una bolita entre mis manos, lo grave no era la dolencia física sino el absurdo al que me enfrentaba.

Por en Columnas, Entre comillas

El boca a boca ha llegado a convertir en mitos a criminales que aterrorizaron. Foto: Claudio Pelaez Sordo.

“Un violador anda suelto”

Las primeras noticias las recibí en casa. “Un violador anda suelto por el barrio”, informó mi suegra, y dio cuenta de lo que algunas vecinas estaban comentando: que era joven, que de algún cuerpo militar, que actuaba en Alamar y en Cojímar, que le daba lo mismo cualquier sexo o edad a la hora de elegir sus víctimas.

Por en Columnas, Entre comillas

Bahía de Manzanillo. Foto: Lupe González Esturo.

“Tengo miedo a morir en la miseria”

Aproveché mi viaje a Manzanillo para visitarla. Mi primera sorpresa fue saber que aún vivía: me dio clases en la primaria y era ya respetada por su carácter, su inteligencia y su don para relacionarse con niños. Desde mi perspectiva de entonces, era una persona mayor. Ahora me doy cuenta de que a mis diez años ella no sobrepasaba los treinta y cinco. Lucila, que es como se llama, era a mediados de los 60 todavía una muchacha, y se había graduado en las últimas promociones de la Escuela Normal para Maestros de Santiago de Cuba.

Por en Columnas, Entre comillas

El malecón de La Habana luego del impacto del huracán Irma. Foto: Otmaro Rodríguez.

“Eso sí podemos”

Lo leí en uno de los comentarios a la noticia de que se habían habilitado cuentas destinadas a que los cubanos residentes en el archipiélago podamos hacer donaciones en efectivo para paliar los daños de Irma. Antes se había dado a conocer que quienes no residen dentro de nuestras fronteras tenían a su disposición otra cuenta para hacer sus aportes.

Por en Columnas, Entre comillas

Oleaje en Paseo y Malecón, cuando todavía estaba bajo efectos del huracán Irma. Foto: Buen Ayre Visual.

“No quiero estar en su lugar”

Fui una vez más al malecón de Cojímar. La primera tuve el dolor de lo irreparable. Esta vez quería imaginar cómo serán en los meses o años por venir esos metros donde hubo un parquecito, escalinatas para bajar a un … Continued

Por en Columnas, Entre comillas

Foto: Pinterest.

“Hundirnos en el mar”

La prensa tiene deberes propios; el primero de ellos es informar con objetividad, y con ello brindar opiniones sensatas y equilibradas acerca de temas en los que tal vez el gobierno se puede o se deba hacer de la vista … Continued

Por en Columnas, Entre comillas

Foto: Claudio Pelaez Sordo.

“Dondequiera es lo mismo”

A través de los cristales yo trataba de ver si había tubos de media pulgada. La señora se paró junto a mí, intentó abrir la puerta de la ferretería, cerrada con llave, comprobó que no había nadie. “Dondequiera es lo … Continued

Por en Columnas, Entre comillas

Manzanillo, Cuba,1963. Foto: Agnès Varda.

“Cada quien cuenta su fiesta”

A veces me cuesta trabajo salir de Manzanillo. Desde los catorce años me fui poco a poco, por etapas (ese documento esencial para cualquier cubano que es la libreta de abastecimiento lo tuve allí hasta los veintidós), pero cada vez que reavivo mis conexiones con la ciudad se me hace inevitable el complicado proceso que es reconocer y recomponer un sitio, un entorno, una historia a los que he pertenecido. A los que, quiéralo o no, perteneceré siempre.

Por en Columnas, Entre comillas

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

[mc4wp_form id="83321"]

Publicidad

La carta bajo la manga

La caricatura