Lunes de eclipse

Hoy 21 de agosto es un día especial, astronómicamente hablando. Un eclipse de Sol será visible de forma total en una franja de Estados Unidos, y de forma parcial en Centroamérica, el Caribe y el norte de Sudamérica así como en el occidente de África y Europa.

En Cuba, de acuerdo con el Instituto de Geofísica y Astronomía del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, el eclipse comenzará a verse poco después de la 1 de la tarde.

En La Habana empezará a las 13:27 y solo podrá observarse un cubrimiento de un 66 por ciento poco más de una hora después. Terminará a las 16:20. En Maisí, Guantánamo, podrá verse el máximo nivel de ocultación del sol en la Isla a las 15:19, con un cubrimiento del 71,5 por ciento del disco solar por la Luna.

Este eclipse parcial será el mayor visto en La Habana desde el ocurrido el 7 de marzo de 1970, cuando la cobertura del disco solar llegó a ser del 88 por ciento en la costa noroeste de Pinar del Río. El último evento astronómico de ese tipo con carácter total observado en Cuba fue en el ya lejano julio de 1878 y cruzó sobre la mitad occidental del país.

No será hasta el 13 de junio de 2132 que podrá observarse otro en la zona oriental Cuba, y hasta el 28 de junio de 2299 que ocurrirá en La Habana.

Los eclipses parciales han sido mucho más frecuentes en la Isla: uno cada dos años como promedio. Luego del de 1970 los más notables han sido el del 11 de julio de 1991, el del 26 de febrero de 1998 y el del 14 de diciembre de 2001, los que tuvieron magnitudes superiores al 70 por ciento en puntos específicos de la geografía cubana.

Fuera de la Isla

Por primera vez en 99 años un eclipse total podrá apreciarse en el territorio estadounidense de costa a costa, desde el estado de Oregón, al noroeste, hasta Carolina del Sur para acabar desapareciendo en el Atlántico. El denominado “Great American Total Solar Eclipse” oscurecerá completamente el cielo a lo largo de una franja de tierra de unos 113 kilómetros de ancho.

El eclipse alcanzará su punto álgido en Charleston, Carolina del Sur, a las 14:48. El mejor sitio para verlo será Cardondale, Illinois, donde el sol permanecerá cubierto por la luna durante más tiempo: 2 minutos y 41 segundos.

El eclipse en los Estados Unidos. Foto: observatorio.info.
Visibilidad del eclipse en Estados Unidos. Foto: observatorio.info

En el resto de Estados Unidos y del mundo, su visibilidad variará de acuerdo a la posición de cada país con respecto al fenómeno astronómico. En Centroamérica, por ejemplo, solo será visible entre un 20 y el 30 por ciento, al igual que en algunas partes de la península ibérica y las Islas Canarias. En Venezuela será entre un 50 y un 60 por ciento, en Brasil de un 40 por ciento y en Puerto Rico hasta un 80 por ciento.

La Agencia Espacial de los Estados Unidos (NASA) realizará un monitoreo en directo del evento, con más de 10 satélites y más de 50 balones estratosféricos que garantizarán la cobertura en tiempo real. Será transmitido en un sitio web y a través de las redes sociales.

Los astronautas que se encuentran en la Estación Espacial Internacional también comentarán en vivo el episodio astronómico.

De acuerdo a la NASA, al oscurecerse el sol durante el eclipse también se podrán ver los planetas.

Los por qué de un eclipse

Un eclipse solar es uno de los mayores espectáculos de la naturaleza. Cuando ocurre solo se puede ver desde una estrecha zona de la superficie terrestre.

Se define como un fenómeno astronómico en el que la Luna pasa por delante del Sol por lo que el astro deja de verse. Su denominación como “total” o “parcial” depende de si se dentro de la umbra o la penumbra (las dos partes de la sombra de la luna). Si lo observamos dentro de la umbra, el eclipse será total. Si lo hacemos dentro de la penumbra, será parcial.

La órbita de la Luna alrededor de la Tierra no se encuentra exactamente en el mismo plano que la de la Tierra alrededor del Sol, sino inclinada unos 5 grados. Por este motivo no en todas las lunas llenas ocurre un alineamiento exacto, y se produce un eclipse de Luna. Y no en todas las lunas nuevas sucede un eclipse de Sol.

Evolución de un eclipse solar.
Evolución de un eclipse solar.

Solo cuando la Luna se sitúa entre el Sol y la Tierra, nuestro satélite tapa los rayos del Sol y proyecta su sombra sobre una zona del planeta. Sucede que el Sol es 400 veces más grande que la Luna, pero también está unas 400 veces más lejos, con lo cual el tamaño aparente de ambos astros en el cielo es el mismo para un observador en la Tierra.

Además, la órbita de la Luna no es exactamente circular, sino elíptica. Si un eclipse solar sucede con la Luna situada cerca del apogeo –el punto más alejado–, puede ocurrir que la silueta de la Luna no llegue a tapar completamente el Sol y deje un anillo de luz alrededor. Este fenómeno es el que se conoce como eclipse anular de Sol y por última vez pudo verse desde una parte de África el pasado 26 de febrero.

¿Cómo ver el eclipse solar de este lunes?

De acuerdo con los especialistas, lo más importante es no mirar al Sol directamente sin protección, pues hacerlo puede causar graves quemaduras en las retinas. Como la luz ultravioleta sigue llegando durante la fase parcial del eclipse, tampoco debemos contemplar el fenómeno a través de las nubes ni reflejado en el agua.

Contrario a la creencia popular, tampoco deben usarse gafas de sol, cristales ahumados o radiografías para mirar el eclipse. Lo más recomendable es emplear filtros especialmente construidos con ese fin, pero estos no son de fácil acceso a ciudadanos comunes.

Otro método seguro es observarlo de forma indirecta. Por ejemplo, utilizando una hoja de papel, cartulina o caja de cartón a la que se le hace un agujero y se coloca delante del Sol. La imagen del eclipse se proyecta entonces en una segunda hoja, donde se puede apreciar con seguridad.

De esa manera, el observador se posiciona de espaldas al Sol y mira la imagen reflejada en la hoja, lo que le permite cuidar sus ojos de la exposición directa a los rayos solares.

Ilustración: Cubadebate.
Ilustración: Cubadebate.

Un kilo menos

Este lunes todos pesaremos hasta un kilo menos gracias a la influencia del eclipse. Durante tres minutos, la incidencia gravitatoria de la Tierra, el Sol y la Luna, provocará que pesemos entre 50 gramos y hasta un kilo menos.

Según la NASA en el momento del eclipse “la Tierra estará a 151.4 millones de kilómetros (km) del Sol, y la Luna estará ubicada a 365.649 km de la superficie de la Tierra”. En ese momento, bajo la influencia gravitacional de la Tierra, la Luna y el Sol, nuestro peso corporal se reducirá ligeramente.

No obstante, la duración del fenómeno será breve por lo que no deberíamos hacernos muchas ilusiones.

Comentarios

Mariluz

21 agosto, 2017

Hola para no hacerse notar el eclipse la lluvio lo opaco y no se puede apreciar capricho de la naturaleza

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

[mc4wp_form id="83321"]

Publicidad

La carta bajo la manga

La caricatura