¿Por qué sentimos más calor del que indica el termómetro?

“¡¿Nada más que 30 grados?!”. Esa expresión la escuché pocos días atrás, cuando el termómetro marcaba sólo 30 ºC, o para ser más preciso en Casa Blanca, la estación meteorológica insignia de la Capital, justo 29.2 ºC, y sin embargo, la población de la Capital se encontraba sumergida en un baño de sudor con una sensación de agobio muy grande.

Quizás, se imaginen ustedes qué es lo que ocurría. Las temperaturas que marcan los termómetros no se correlacionan con el calor agotador que sentimos. ¿Quién es el culpable? Fácil: la humedad relativa.

Un mecanismo de refrigeración natural.

El principal elemento termorregulador de nuestro cuerpo es la transpiración o sudor, y su evaporación. Cuando se siente calor, las glándulas sudoríparas comienzan a segregar más sudor. Si este se evapora, nuestro cuerpo se refresca y sentimos alivio del calor. Todo lo que ayude a la evaporación del sudor hace que nos sintamos bien, por ejemplo, un abanico o un ventilador. Todo lo que entorpezca la evaporación hace que nos sintamos mal, como lo es en climas tropicales esa capa de aire saturado de humedad próximo a la piel, que el abanico o el ventilador se lleva y lo aparta de nosotros.

Pero vamos al culpable directo del agobio: la humedad relativa. Es el parámetro que mide el grado de saturación del aire que nos rodea respecto a la cantidad de vapor de agua que la atmósfera puede contener. Dicho de otra manera, la cantidad de sudor que se puede evaporar depende fuertemente de la humedad relativa, porque si tiene valores altos significa que casi no hay lugar para más humedad en el ambiente. Si la humedad relativa es de 100 %, eso significa que la atmósfera que nos rodea no admite más vapor de agua.

De modo que con 30 ºC de temperatura y una humedad relativa de 40 %, Ud. no siente calor, porque el sudor se evapora de manera inmediata y el cuerpo se mantiene fresco. Pero si la humedad relativa es de 75 %, como el día tomado por ejemplo al inicio de la columna, entonces sentiremos un calor agobiante, el sudor no se evapora y la sensación térmica de calor será equivalente a unos 36 ºC.

Foto: Abel Rojas Ballallobre

Foto: Abel Rojas Ballallobre

Diferentes formas de medir la sensación de calor.

Los índices para medir la sensación de calor que experimenta el ser humano combinan el valor de la temperatura del aire y el de la humedad relativa, para determinar aproximadamente la temperatura equivalente que percibe el ser humano. El resultado es la “temperatura sensible”, a la que algunos autores llaman también como “temperatura aparente”.

El “Heat Index” o Índice de Calor, fue desarrollado en 1978 por George Winterling y fue adoptado por el Servicio Nacional del Tiempo de los Estados Unidos un año después.

Este índice contiene determinados presupuestos sobre la masa y altura de la persona, la ropa que usa, la cantidad de actividad física, la viscosidad de la sangre, entre otros. Cualquier desviación de los valores que se asumieron para calcular el índice, dará variaciones en la temperatura percibida, por lo que el índice es sólo una guía.

El “Humidex” fue desarrollado por los meteorólogos canadienses, usándose por primera vez en 1965, para describir el impacto de la humedad alta en el confort humano. El “Humidex” da una idea de cuán efectivamente el cuerpo humano puede refrescarse.

La diferencia principal entre el Humidex y el Heat Index estriba en el valor base del parámetro conocido como Punto de Rocío, esto es: la temperatura a la que empieza a condensarse el vapor de agua contenido en el aire, produciendo rocío, neblina o, en caso de que la temperatura sea lo suficientemente baja, escarcha.

En el caso del Humidex se emplea un Punto de Rocío de 7 ºC (45 ºF), (en Canadá el aire es usualmente más seco) mientras que en el caso del Heat Index se usa un Punto de Rocío base de 14 ºC (57 ºF).

En el cálculo ya mencionado al inicio, utilicé el Heat Index de los Estados Unidos, que en España se emplea traduciéndolo como “Índice de Bochorno”.

Si usáramos el Humidex para nuestro cálculo anterior, el de 30 ºC de temperatura del aire con el 75 % de humedad relativa, daría una sensación de calor de 42 ºC.

Pero si vamos a ver la realidad, ni el Índice de Calor ni el Humidex nos dan temperatura… ¿Cómo es posible? El asunto es que ambos índices parten de fórmulas un tanto complicadas (por lo que no se las escribo), que toman diferentes parámetros y regresiones matemáticas, y al final de la historia el número resultante es un índice adimensional, o sea, que no tiene unidad de medida.

Sin embargo, convencionalmente al índice se le pone detrás el apellido de grados Celsius (ºC) o grado Fahrenheit (ºF), según se haya medido la temperatura original. Entonces se dice que es la temperatura que usted siente. Incluso hay pequeñas modificaciones del Heat Index en los Estados Unidos, en que una empresa mediática AccuWeather ha patentado una escala como “feels like”, o “se siente como”, en la que combina varios factores que se relacionan con la sensación térmica.

Todo esto es algo arbitrario a la luz de la ciencia matemática o la física, pero es un recurso que se ha probado conveniente para ilustrar a la población el sentido del índice.

Ninguno de los índices toma en cuenta la velocidad real del viento ni la nubosidad (o presencia de la luz solar), que también impactan en la forma en que se siente una determinada temperatura y humedad en el cuerpo humano. Por ejemplo, permanecer bajo la luz solar puede incrementar los índices, mientras si nos encontramos en un lugar en que sopla un viento algo fuerte, esto reducirá la sensación de calor, igual que si estamos frente a un ventilador.

Pero en definitiva, sea un Índice de Calor (o Bochorno) de 36 ºC o un Humidex de 42 ºC, lo importante no son en sí estos números, sino que usted pueda saber cuáles son los padecimientos de salud relacionados con determinados efectos de esa sensación de calor.

Foto: Anabel Pérez del Sol

Foto: Anabel Pérez del Sol

Tablas de valores de los diferentes índices de Calor.

Durante algún tiempo he probado ambos índices en Cuba para observar los valores que proporciona y compararlos con la sensación de calor que uno siente aquí. El Índice de Calor o Heat Index produce números que me parecen más cercanos a la realidad nuestra. Y tiene cierta lógica, por el hecho de que este índice funciona mejor con humedades más elevadas (es como fue concebido), mientras que el Humidex fue diseñado para condiciones más secas, como las que se encuentran en Canadá. Por ello, yo prefiero el Índice de Calor (Heat index), a pesar de la subjetividad que conlleve esta elección.

Voy a darles a continuación los valores que toman los diferentes índices para la interpretación de su efecto en la salud que, como les dije, es lo más importante para su utilización en el lugar donde se use uno de los dos índices.

En el caso del Índice de Calor (Heat Index), pondré los valores en ºF y también en ºC, para que pueda ser usado donde se utiliza esta unidad de temperatura, que es el caso de la inmensa mayoría de los países del mundo.

 

tabla afectaciones Heat Index

Y esta es la Tabla que corresponde al ¨Humidex¨ canadiense:

tabla afectaciones Humidex

 

Obsérvese que no puede haber equivalencia alguna entre ambas escalas, pues las mismas se calculan de diferente forma, tomando en consideración parámetros muy diferentes.

Les muestro a continuación lo que les anuncié más arriba, el pronóstico que he realizado del Índice de Calor (Heat Index) en ºF y en ºC , para el área de Cuba y la Florida, válido para este sábado 18 de junio de 2016 a la una de la tarde, para que puedan con este ejemplo práctico comparar los valores del Índice de Calor para su lugar de residencia, con la condición dada en la Tabla de Afectación para el Índice de Calor (Heat Index) y también para que puedan calcular la sensación de calor que tengan ese día.

Pronóstico 1

 

Les dejo como Anexo las Tablas de Cálculo originales para el que las desee consultar, y también usar. Aconsejo el uso del Índice de Calor (Heat Index) para las condiciones observadas en Cuba y en la Florida.

 

Tabla para el Índice de Calor en grados Celsius usada por la Agencia Estatal de Meteorología de España (AEMET):

Tabla valores Indice de Bochorno España

Tabla original para el Heat Index en º F, empleada por el National Weather Service (NWS) de la NOAA (National Oceanic and Atmosphere Administration) de los Estados Unidos:

Heat Index

Tabla para el HUMIDEX usada por El Servicio Meteorológico de Canadá:

humidex

Artículos Relacionados

Comentarios

Publicidad

Las noticias en tu buzón

Publicidad

Sorpresa

La caricatura