Dime la dos

Recuerdo perfectamente el día en que una de mis hijas me comentó, como si fuera lo más natural del mundo, que en su escuela se vendían los exámenes.

Sería lo más normal para ella, pero para mí fue un shock, una de esas certezas que casi preferirías no tener. Es que cuando yo era estudiante, allá por los 70, también se cometía fraude, pero era un riesgo, y sabías a qué te exponías. Susurrarle al vecino “dime la dos” o desplegar un chivo podía costarte caro, porque el ojo vigilante del profesor podía detectarte. Ahora resulta que es el profesor quien te vende las respuestas.

Pero los educadores hacen mucho más que eso. Si no siempre le ponen precio al examen o copian directamente las soluciones en la pizarra para que nadie suspenda y tener una promoción masiva, es porque han encontrado otro método de mercar con su saber.

En mi época ibas a clases, estudiabas por tu cuenta, y te enfrentabas a la prueba. Ahora no, ahora nadie en su sano juicio encara el examen sin haber pasado varias noches a la semana en contacto con uno o varios repasadores (según sea su saber especializado o multioficio). Repasadores que con no poca frecuencia son los mismos profesores que durante el día no dan la clase o la imparten rápido y mal. Es un mecanismo no muy diferente al del técnico que te dice en el Consolidado “no, esa pieza está en falta, pero si tú quieres, yo la tengo en mi casa”.

El padre se quejará de que no gana para pagar 2 CUC por sesión a cada repasador. El profesor dirá que tiene que vivir, que la cosa está muy dura, que todo el mundo lucha su yuca, que la culpa es del Ministerio de Educación y de la mierda que le pagan. El Ministerio dirá que hace lo que puede con el presupuesto asignado y hablará del bloqueo. Y todos tendrán razón… hasta cierto punto. Como en Who killed Davey Moore de Bob Dylan, cada encartado se zafa diciendo que la responsabilidad recae sobre los hombros de otro, lo que al final significa que la culpa no es de nadie.

El punto, a mi modo de ver, es que por hechos y hábitos como estos, las nuevas generaciones ya tienen incorporados los chips del descreimiento y el cinismo. Ya no son rebeldes, dan por sentado que nada por acá tiene arreglo y que la única razón para aprobar la escuela es poder largarse apenas graduado a otras latitudes e intentar materializar por allá sus anhelos de prosperidad personal. No digo yo. Hay excepciones, desde luego, quedan educadores honestos y chicos para quienes el saber tiene sentido por sí mismo, jóvenes para quienes las utopías y los ideales todavía significan algo. Pero son excepciones, no mayoría.

Quiero que este país les dé una oportunidad de futuro a mis hijas… o más bien que mis hijas le den una al país. No hay que olvidar que salud y educación siguen siendo los maltrechos sobrevivientes de una ristra de argumentos a favor del sistema.

Y no se trata de idealizar el pasado: en los 70 había un montón de problemas, y la Educación no estaba ni mucho menos exenta de ellos, pero con todo había cierto margen para el entusiasmo de Silvio en Canción de la nueva escuela… al menos porque los errores todavía podían ser interpretados como los tropiezos iniciales más o menos lógicos en todo proceso. Hoy no caben las excusas.

Tampoco tranquiliza la enumeración de los problemas de la educación en otros países. Flaco consuelo es centrarse en la paja en el ojo ajeno y no ver la viga en el propio. O, como lo escribirían las víctimas de nuestra hecatombe educacional, la biga en el propio.

 

Comentarios

Tu mejor articulo y acertadas conclusiones. Por lo tanto ………………..
Yo diría mas bien que no ven “¡LA ESTACA!!!”

Daniel

4 abril, 2017

Tengo una niña de 3 años y desde ya el tema de la educacion, los valores de la sociedad y el futuro de la isla me tienen preocupao. Los valores podemos inculcarlos en la casa y ayudar en algo con la educacion, pero no ver la luz al final del tunel es agobiante. No obstante, no quiero irme (aunque posibilidades tengo) no me gustan Fidel ni Raul, pero me gusta mi tierra, mi malecon y muchas otras cosas de esta isla. Los que nos quedamos tenemos mucho por lo que luchar y nuestros hijos se merecen un futuro mejor, no la promesa del que nos han hecho toda la vida

Javier

4 abril, 2017

No comparto su opinión. Usted lo está poniendo como si mayormente reinara el fraude y el caos, y que la mayoría de los profesores son malos y deshonestos….no es tan calvo… Ud. está exagerando y le garantizo que no soy profesor.
Los profesores que no dan clases en la escuela, no dan “buenos” repasos, esos profesores sencillamente no sirven y los alumnos lo saben. Los alumnos y padres eligen como ¨repasadores¨al bueno, al “volao”, al que tiene prestigio, ese que los alumnos saben que es un buen profesor.
¿Ha revisado su chip del descreimiento y el cinismo? Parece que está encendido.

Alejandro

4 abril, 2017

Si es tan calvo!!!!! claro que lo es, todos los que tenemos hijos en edades escolares lo sabemos, los que no tienen hijos o ya son mayores quizás no lo vean o no lo quieran ver, fíjate si es calvo que hasta las pruebas de ingreso a la universidad se han filtrado se puede ser mas calvo ??? Ya yo hace rato que le vi los sesos

En mi época no existió el repasador y los que quisimos estudiar lo hicimos, habían escuelas públicas y muchos con becas, se hicieron profesionales, mi hijo que nació en el 72 tampoco tuvo repasador contratado. Solo su padre y yo lo ayudabamos con lo que no entendía y es un profesional igual que nosotros. Ahora mis nietos están embarcados y tienen la rutina del repasador. Él no exageró y olvidó decir que algunos profesores le piden merienda a los alumnos.

Javier, le invito a pasar por la universidad de la habana. Pregunte ahi en cualquier facultad, la que usted quiera, y le aseguro que la mayoria de los profesores le daran ejemplos crudos y duros, de la PESIMA preparacion de los estudiantes al entrar en 1er año. En especial los malos habitos de estudios son horroros y la cantidad de esudiantes que terminan culpando al profesor cuando suspenden a pesar de que no tienen el conocimiento

Gabriel

4 abril, 2017

Cuando estudiaba en el pre, habían dos modalidades de venta de pruebas: una individual, en la que el alumno le pagaba directamente al profesor (entre 5 y 10 cuc) y este le ponía un 100 u otra nota bien alta.; la otra, más colectiva, consistía en que el profesor pedía una cifra X (de 50 a 100 cuc) a todo el grupo a cambio de que todas saldrían con buenas notas, aunque nunca las mismas, para no levantar sospechas, no fuera a ser que el todo el grupo sacara 100. Algunos profesores, aún con menos (más) luces, pedían al grupo, en vez de dinero, una o dos mudas de ropa y unos zapatos caros, que por supuesto, era costeado con una ponina hecha por el grupo. Luego más tarde, algunos estudiantes chivábamos un poco a esos profesores cuando los veíamos ir bien vestidos a la escuela, y les decíamos que al menos una manga de la camisa, un cordón de los zapatos o alguna costura del pantalón nos pertenecían, ya que esa era la equivalencia de la porción del dinero que cada uno había puesto.

Todo lo que se dice aqui es cierto, mi hermanito esta en noveno grado y todo eso sucede tambien en su escuela, asi que no parece casualidad…

…el artículo

…el artículo se queda corto, la realidad es mucho más triste…mucho más…no no sé exajero, mas bien el artículo parece una defenza que una crítica…

entrada_alternativa

4 abril, 2017

A la verdad que Javier se me parece a la Suselys Morfa en la Cumbre de Panamá cuando dijo que ella fue a Panamá con los ahorros de lo que ganaba en el trabajo. Oncuba, llenate de lo que tu sabes y publicame esto, dale.

Javier el articulo se queda corto, nuestra educacion como casi todo aqui es un desastre. Y todo comenzo con los maestros emergentes.

Manolo

4 abril, 2017

Lucha tu yuca del llano , lucha tu yuca que ahi no hay salvacion. Jajajajajajaja ni para comprar yuca da el salario tuyo jajaja

Tuve la suerte de tener profesores de esos que tú quieres que la clase nunca termine, algunos eran tremendos ” pesaos ” como persona, pero cuando comenzaba la clase se transformaban y hasta medio que flotabas, claro uno era tremendo ” barco ” y muchas veces ” extraordinarios y arrastres “, pero nunca por culpa del profe. Oiga javier…Si ese ” super profe ” existe sus alumnos no tendrían que buscarlo como repasador, yo personalmente he visto horrores. recuerdo uno en particular de tantos…13 de marzo allá por los años 80´s, yo era instructor de arte y llaman a todos los niños a salir al patio para escuchar la alocución de Jose A. Echeverria, un niño pregunta a una maestra auxiliar : ” Eh profe ..Quién es ese…? Y la maestra auxiliar le suelta a quemaropa..Y a mis oidos..” Ese…El que asaltó el Moncada “…Apaga y vamos brother, que eso ocurrió en Guanabacoa, en una esc. que no quiero recordar su nombre.Y aquella conga de La jata celebrando el natalicio del apóstol con aquél…” Martiii Martiii Martii Tii Tiii…Por favor !!!.

Atanasio

5 abril, 2017

Bueno, si tambien la educacion esta mala, que queda de los “logros” de la revolucion?, la salud publica?

Javier

5 abril, 2017

foristas, yo no veo las cosas como ustedes. Para mí, hay profesores muy buenos en todos los niveles de enseñanza, y hay otros muy malos y deshonestos también en todos los niveles de enseñanza. Hoy, ayer y siempre será. Para mí el peor nivel de enseñanza es la secundaria, muchas horas en la escuela y con muchos huecos….preferiría una sola sesión y concentrar allí el contenido.
Uno de los problemas más grandes que yo veo en nuestra educación, es el problema de nosotros mismos: los padres, de esa generación que nacimos del 70-80, que casi todos estudiamos y que tuvimos tan buenos profesores. Desde que están en primaria muchos padres eligen pagar repasadores para que los niños hagan las tareas; los trabajos para desarrollar habilidades en equipo que orientan en la escuela, varias madres se reúnen ellas para hacerlo, incluso hasta con su propia letra. Otras veces se piensa que porque se paga a un repasador, ya cumplimos. Entonces no dejamos que los niños adquieran habilidades de estudio independiente, de resumir, de analizar y de trabajo en equipo. Todo eso repercute en el futuro de nuestros hijos que los hacen dependientes toda la vida.
Con todos esos problemas, con malos profes, casi todo el alumno que se va de Cuba, se dice que llegan muy preparados, incluso cuando les hacen el examen muchos suben de grado, no sé…esto es lo que me han contado.. pero, por qué será?

Finalmente el “profe” de a secundria fue expulsado por fraude.

yasser

5 abril, 2017

Creo que esto es exagerado. Has generalizado a partir de un ejemplo dado. Parece que te pagan para hacer esta propaganda. Esto no es serio. Para escribir generalizando debes mostrar como llegastes a esta evidencia.

En mi época de estudiante no existía ese llamado repasador ,teníamos entre los alumnos aquella sana competencia sobre cual destacaba más en conocimientos y estudiar no pesaba ,hoy aquel que estudia y sobresale es el ave rara y objeto de lo que hoy se llama bullying pero que en mi tiempo era para el mas bruto
Ya viví lo del pago a los profesores,lo de regalar nota al final del curso porque no se dio una asignatura por falta de profesor y había que cumplir el plan escolar ,hoy veo como el vocabulario de los jóvenes es tan limitado,chabacanerías, vulgaridades .
pienso en el futuro y veo solo oscuridad; por los caminos que andamos: me duelen mis hijos pequeños ,mis nietos ojala y se reaccione a tiempo…..

Profesores buenos y malos han habido siempre, fraude : lo mismo. Lo que si habia era un interes muy grande en graduarse y tener una carrera universitaria pues se creia que con eso se viviria un poco mejor. Ahora se conbinan el desinteres por estudiar (un taxista o camarero ganan mas que un cirujano), el profesor gana otra miseria y se compara con el cuentapropista, la sociedad ya no discrimina entre una persona bien hablada, bien vestida y de buenos modales de la vulgaridad, la inmoralidad y la cochambre. Cuando la vida nos lleve de nuevo a aquella famosa frase de :”de cada cual segun su capacidad y a cada cual segun su trabajo”, frase que describe mejor al capitalismo que al socialismo, entonces veremos como todo empieza a coger su nivel en la sociedad. El que quiera vivir mejor tendra que estudiar de verdad y comportarse como su nivel lo exige.

Luis Medrano

5 abril, 2017

Si Sucelys Morfa es sicologa…Valdria la pena conocer sus professors.

cuco Veneno

5 abril, 2017

cuco veneno

EL ABUNDANTE

6 abril, 2017

La culpa es del bloqueo,sí caballeros,del bloqueo interno que lleva sufriendo el cubano de a pie con salarios de risa y precios de atraco..

rolando

6 abril, 2017

Estimados lectores, y sobre todo estimado Javier, parece que usted no tiene hijos cursando en nuestras escuelas, pues si los tuviera no comentaba eso que usted plantea. Desafortunadamente en la actualidad, la educación en nuestro país, es pésima en todos los niveles de enseñanza, desde la primaria hasta la universidad, pues ha decaído mucho por la falta de profesores competentes y profesionales que sepan educar correctamente, no digo solo dar las clases, sino educar. Cuento con 2 hijas al igual que Eduardo del Llano y sufro diariamente por todo lo que les sucede a ambas en sus respectivas escuelas. El fraude a todos los niveles desde la directora, subdirectora, docentes, hasta las auxiliares pedagógicas, es masivo este. Hoy mismo debatía sobre este tema con amigos míos y calculando llegue a la conclusión que los % de buenos profesores eran muy, pero muy bajos, de cada 10 prácticamente 2 en cada escuela. Lo mas triste no es esto sino que a estos educadores les pagan por el % de aprobados del grupo, de ahí este resultado que tenemos hoy, mucho fraude para que el profe pueda cobrar su salario correspondiente y no sea penalizado. Esto es una barbaridad, hay que acabar de eliminar esto de nuestras escuelas y si solo aprueban 5 niños, que estos sean verdaderos profesionales en un futuro.

Tercera vez que envio mi comentario. Ahora lo divide en dos.

Javier, lo jodío no es que sea calvo o que tenga 3 pelusas, lo jodío es que el problema existe, y si, es gravísimo por muchísimas razones que no habría especio para enumerar, pero que si considero que conveniente (e inteligente) mencionar al menos algunas por la connotación a futuro, (y presente), que van a tener, (y ya tienen).
1ro. Si partimos de la premisa martiana de que “instruir puede cualquiera, educar solo quien sea un evangelio vivo”. Qué INSTRUCION puede recibir un ser humano de un maestro al que, ya sea la incapacidad o ya sea la desidia no le permite impartir conocimientos suficientes como para aprobar un examen sin que su alumno no se vea obligado a recibir “clases extras para aprobar?. Qué tipo de EDUCACION puede emanar de un individuo que vil y descarnadamente estafa durante el turno de clase oficial impartiendo una clase de a medio, y luego, en la tarde noche, alevosamente extorsiona cobrando a precio de más alto la “verdadera” clase a quienes puedan pagarla? Qué mensaje “educativo” se llevan esos jóvenes a la casa? Mensajes reforzados en la acción de los padres que obligados pagan el precio exigido.
2do. Actitudes como estas, (cada vez más expandidas ante la impunidad), dan pie a que generalizaciones mal intencionadas metan en el mismo saco a otro no menor número de maestros, no solo de la “vieja guardia” sino también nobeles, que no le han puesto precio a su honor y dan su mayor esfuerzo para, aun bajo las más adversas condiciones (y sabemos que en no pocos lugares son bien adversas) dar todo lo mejor de si, y como aquellas maestras que tuvimos los que nacimos en los primeros años de la Revolución, terminaban el afónicas de luchar con nosotros, los indisciplinados del grupo, pero consientes de haber llegado con sus enseñanzas al menos a la duramadre de nuestro cráneo. He sido testigo del dolor que siente un maestro de esos, de los BUENOS, (jóvenes y viejos) de que los identifiquen con aquellos otros.
Cont.

Cont.:
3ro. Actitudes como estas ponen en bandeja la oportunidad para que todos aquellos que buscan restregar sus dedos en las llagas de nuestro sistema educacional se den placer a sus anchas, y achaquen su existencia a lo poco que ganan nuestros maestros. Y no es menos cierto que para como está el costo de la vida nuestro maestros no tienen un salario que se las facilite, PERO, y repito, P E R O, nuestros padres y abuelos, (muchísimos de ellos aun historia viva), nos podrán contar como eran los salarios de aquellos llamados maestros normalistas, (soy de la cosecha del ’61, pero escuché con mucha atención las historias de vida de mis padres, y me propuse no solo no olvidarlas, sino sentirlas como mías). Aquellos maestros, los más, ni tan siquiera cobraban, y mucho menos le pedían a sus alumnos que compartiesen sus meriendas con ellos, (que merienda?!). Lqqd, (o lo que queda demostrado), no es la pobreza económica lo que promueve estas actitudes, es la pobreza de espíritu, la pobreza moral, (por demás altamente contagiosa si no se ataja tiempo)
4to. Estas actitudes, sumadas a la “legalización” de la manera de impartir estos “repasosfinalmenteclases” que dan la creación de las llamadas “academias” (Por más que moleste oírlo, sistema paralelo de educación privada), son las encargadas de crear, y, o consolidar las nuevas clases sociales, (ya no tan nuevas), que tendrán a su favor la garantía para sus hijos de acceder a las mejores y más exigentes carreras universitarias, toda vez que tendrán la mejor preparación.
5to. Como jode que una obra tan bella y gloriosa que inició con la Campaña de Alfabetización se intente empañar por causa de mercenarios.
La numeración pudiera seguir, pero no creo sea el momento. Solo me resta decir que quien escribe es padre de dos niñas (siempre lo serán), una de 17, que hoy cursa el 2do año de un pre de alta exigencia luego de haber cursado su secundaria donde había desde profesores como los que nos ocupan, hasta los del otro extremo (independientemente de la edad). Secundaria, donde hubo un profesor que se llegó a tomar la libertad de citar a selectos alumnos, (previo pago), a un aula para impartir el “repaso”, mi hija se enteró por una amiga y me lo dijo para que le diera lo exigido por el “profe”, y le dije: averigua donde es el repaso, y cuando comience tu entras y te sientas, y si tienes dudas pregunta y si se atreve a decirte algo te levantas y vas para la dirección y luego me llamas. Así lo hizo, y el “profe” solo amarró la cara pero de ahí no pasó. Los otros repasos los hizo en una de las casas de los beneficiados.
Pasar por una experiencia como esa jode, hasta donde uno no puede describir, mas por mucho que me joda, mi raciocinio no me da para culpar a Fidel y Raúl como algunos que me precedieron plantearon. No, que si mis experimentos no los ejecuto bien no es culpa de nadie más sino mía.
Por último, ratificó que los maestros, la mayoría, (no las “notables” moscas en la leche), merecen una mejor paga, o al menos una atención preferencial que haga que su dinero, el que ya ganan, les represente más, considero que se puede. Igual se podría hablar de los médicos, aunque estos ya han tenido sus beneficios, o de los científicos, que aún esperan el de ellos, o por qué no?, el de todos los cubanos que hoy trabajamos para la llamada “Empresa Estatal”, ni siquiera es cuestión de que nos paguen más (de que serviría si luego los precios aumentan) sino de que nuestro paga rinda más. En fin, que alguien nos “empodere”.

Así mismo es, has descrito la cruel realidad,despues de las primeras reuniones de padres en la escuela de mi hijo sali pensando que tenia tremenda suerte de no haber caído en la escuela donde venden examen o notas(porque existen las 2 variantes) y me caí muerta cuando mi hijo me dijo que el tal y el mas cual profesor que se habían llenado la boca en la reunión comentando que no se caería en eso eran los primeros que vendían notas. Y NADA , NI LOS BAJOS SALARIOS justifican esta actividad, esta en juego el futuro de un país. Toda la sociedad es corrupta, los inspectores, la Onat,los policías, en todas las profeciones hay ejemplos de corrupción , a eso hemos llegado y bien que se diga por este medio, al menos algunos leen.

Alberton

10 abril, 2017

Javiercito, Javiercito. Mijito, un muchacho recién graduado de un politécnico me hizo este cuentecito:
Resulta que él me contó, de la manera más natural del mundo, que en un año determinado, él no fue ni un día a las clases de Educación Física. Al final del curso la profesora le dijo que estaba suspenso y él le dijo que no, que cómo se ponían de acuerdo. Después de un estira y un encoje no se pusieron de acuerdo en los precios y el muchacho, ni corto ni perezoso fue a verrrrrrr……A LA DIRECTORA. Y le dijo, señora, mire, aqui yo tengo 100 CUC, a mi me hace falta que usted hable con la profesora de EF para que me apruebe. Y la señora cogió su plata y le dijo: “no te preocupes que yo me pongo de acuerdo con ella”. Y se resolvió el problemita, asi, sin mas ni mas.
Esto podría parecer un cuento de ficcion pero te aseguro que es la realidad absoluta. Lo que quiero decir con esto es que el problema no es de un profesor bueno y un profesor malo, como lo quieres pintar tu. El problema es general, y esta a todos los niveles. Pasa como con la vivienda, que puedes cambiar el personal cuantas veces quieras, los jefes cuantas veces quieras, pero al final terminan por corromperse, porque el mecanismo esta funcionando mal desde arribita.

Fricandel

11 abril, 2017

Lo que pasa es que el acceso a la informacion le abrio a los ojos a los cubanos y cada vez mas cubanos abriran mas los ojos, con esto quiero referirme que antes era mas facil por parte del gobierbo controlar a las masas asi a las masas les era mas dificil saber el nivel de vida de dirigentes, mimistros y la familia Castro, hoy todo el mundo sabe que los mismos que piden sacrificio y disciplina son los mismos que viven al nivel del primer mundo , tienen mansiones, carros, los hijos estudian afuera, hoteles, viajes por Turquia a playas como Mikonos, yates, en fin una vida que no la tenemos ni aqui en USA , entonces los profesores dando clases con la calor insoportable , con salarios de risa, mal vestidos , sin almuerzo, en fin sin condiciones de trabajo ninguna como no van a vender las pruebas?

Fricandel, pregúntale a tus abuelos como era la vida de los Maestros Normalistas del antes del ’59. Y aunque pruebas no expones ninguna sobre la “buena vida” que se dan nuestros dirigentes, (y no niego ni afirmo, solo digo que no pones pruebas), si hubo, y sobradas, pues las publicaban, de la que se daban los presidentes, senadores y ministros de entonces. Ahí están las ediciones de las revistas de la farándula de aquellos años. Y también están las fotos de las Escuelitas Publicas donde trabajaban aquellos Maestros Normalistas, quienes no solo eran mal pagados, sino que las más de las veces no eran ni siquiera pagados, y busca a ver quién vendía notas o exámenes.
Sin duda hay algo que hay que cambiar, y urgente pues nos jugamos el futuro, pero poner las culpas en la Revolución o, como les gusta decir, en Los Castros, no es menos que competir por el alimentos con las gallinas.

Fricandel

11 abril, 2017

A TM.61

En serio pides pruebas de la buena vida de los ministros, familia Castro y demas altos dirigentes de La Revolucion que diariamente piden sacrificios y austeridad al pueblo? Es usted humorista un jodedor del car..jo?

Machenca

11 abril, 2017

Fricandel

Dice TM.61 que des pruebas y usted hablo de vacasiones en Turkia en Mikonos donde van millonarios y no socialistas revolucionarios supuestamente o ir a Myconos no es prueba de clase alta no digo ni de clase media vaya, o sera que ir a Myconos es como ir a un Campismo popular? jajaajajaja o es un jodedor o vaya usted a saber…

eso pasa solo en los sistemas como este, instaurado y mantenido a base de mentiras y demagogia donde los que mandan piden sacrificio y ponen maravillas en la tv nacional. no es que en el mundo no haya corrupcion pero en cuba es a todos los niveles y en todos los lugares…

Contribuyente

26 mayo, 2017

Amigos… perdonen el comentario tardio. Tengo 30 años y tres ideas:
1. Los Padres.
De donde sacan los niños (comunes) el dinero? y en esas cantidades? preguntense a ustedes mismos a cuanto ascendia su mesada cuando estaban en: la primaria ( para mi 1 peso para el duro frio…); secundaria (5 pesos para comprar bolas y jugar en el barrio…); en el PRE(10 pesos para almorzar una pizza…). Pedirle a mi padre un Dollar para algo era una tortura!!! El cuestionamiento era muy serio!! Los que nacimos en los ochenta pasamos la niñez en la escacez de los noventas y eso ha desatado un trauma en nuestros padres (que hoy son abuelos) de darnos (a nostros y a nuestros hijos) todo lo que pidamos sea necesario o no. Yo como padre he tratado de no jugar el jueguito de la corrupcion escolar, pero los perjudicados siempre son nuestros hijos. (Aunque nunca les dare ni un peso para comprar la pruebas).
2 Los maestros sin escrupulos.
La mayor parte de los meastros de La Habana son “Contingentistas” que se sacudieron el polvo del campo para ir a conquistar La Capital, y para atras no vuelven ni de vacaciones, han encontrado la solucion a su problema en los padres de sus alumnos y el material que mercadean es lo que tienen en la mano, las notas (ni si quiera el conocimiento, por que no estan bien preparados), y se convierte el tramite en que”… el que no paga no aprueba….”
3 Orden Interior.
La historia sin final de nuesro orden de vida. (No aplicable al mundo paralelo de las FAR/GAE) El salario Legal no alcanza vivir normal, a penas para alimentarse (ni ropa, ni arreglos del hogar, ni paseos), hay que INVENTAR con lo que se tenga al alcance y ahi comienza el ciclo, yo te robo a ti…tu le robas a fulano…. fulano a mengano y mengano …….. me roba a mi. Asi son las cosas aqui y el que no se adapta se puede ir.. o se puede volver militar para formar parte de la” Cuba paralela” donde hay comida (UAM), transporte (Geely), Vacaciones (Villa Caleta y Otras), Hoteles(Gaviota/Almest), Tiendas (TRD,Cimex, Habaguanex)….

A Javier: abra los ojos y Cierre la boca…

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Nubes

La caricatura