El cuentecillo de Facebook

Un día, alguien que se hace llamar (por lo menos en Facebook) JLazaro Foronda me pide amistad en la red social y yo, que suelo aceptar a todo el mundo sin pensarlo dos veces, se la concedo.

(Más de uno me han advertido que no debo hacer eso, que Facebook está concebido para que estés en contacto con tus amigos concretos, los que ya conoces de antemano… no es un sitio para encontrar nuevas amistades. Pero a mí me da pena rechazar a alguien de antemano; y mientras no tenga el límite de los 5 mil amigos —ya estoy cerca, creo—, seguiré aceptando a los que me soliciten amistad).

Otro día, exactamente el 3 de febrero, JLazaro Foronda (estudiante, que vive en Camagüey, según su perfil) me escribe a mi chat:

—Hola, ¿cómo estás?

—Hola, todo bien —respondo.

—Hasta ahora no contactamos, ¿qué haces?

—Terminando un trabajo ahí…

Y ahí comenzamos una conversación muy animada (por lo menos a mí me parece muy animada), donde JLazaro y yo hablamos de varios asuntos: planes futuros, aficiones, lugares de nacimiento…

Nos despedimos pues JLazaro tiene que desconectarse y yo sigo escribiendo mi artículo.

***

Pasan unas cuantas semanas, y el 31 de marzo encuentro a JLazaro conectado y lo saludo:

—¿Cómo va todo?

—Bien, supongo…

—Jajaja, ¿supones?

—Sí, en realidad no te conozco, eres apenas una línea de respuesta desde otro ordenador, ¿por qué habríamos de decirnos si no estamos bien? Mejor es atenerse a las reglas de comportamiento cívico, ¿no crees?

JLazaro me deja pensando.

Tiene toda la razón:

¿Qué me tiene que interesar a mí cómo está una persona a la que nunca he visto en mi vida? ¿No tengo ya suficientes amigos con problemas o sin problemas como para preocuparme por un “amigo” virtual?

Al parecer, JLazaro nota mi estupor y me escribe:

— Pero tranquilo, estoy bien… Leo y escribo, espero Juego de Tronos y hoy fui al cine. Ahí tienes mi rutina básica. ¿Qué piensas? Es más de lo que le diríamos a una línea de respuesta.

Quiero recordarle que la otra vez que nos encontramos en Facebook tuvimos una conversación mucho más fluida, pero vuelvo a pensar que otra vez tiene razón.

Para JLazaro yo soy sencillamente una “línea de respuesta”.

***

Yo he conocido a excelentes amigos en Facebook. Gente que un día me escribió o a la que le escribí por diversas razones. Porque comentaron un trabajo mío. Porque me gustó algo que compartieron. Porque estaban o yo estaba aburrido. Porque teníamos amigos en común. En fin.

Algunos de esos amigos virtuales ya son amigos de carne y hueso, gente que puedo abrazar y abrazo de cuando en cuando. Algunos son, incluso, amigos íntimos.

Pero eso no responde mi pregunta:

¿Por qué uno se aventura a comunicarse con alguien del que no conoces mucho más que sus frases en un chat?

***

— ¿Sabes?, me has dado el tema para una columna —le digo a JLazaro antes de despedirnos.

—¿En serio? Eso se llama plagio —bromea, o creo que bromea—; ¿te llevarás todo el crédito?

—¿Puedo usar tu nombre?

—Puedes utilizarlo, no me desagradaría… La publicidad es buena, jajaja…

—Hecho.

—Me tengo que ir. Fue bueno hablar contigo. Hasta pronto… desconocido.

—¡Hasta más ver, anónima línea!

Y tan amigos…

Artículos Relacionados

Comentarios

JAJAAJ EXCELENTE Y LO PEOR ES QUE CIERTO, GRACIAS YURI PERO NO ME ELIMINES DE TUS AMIGOS DE FACEBOOK JAJAJA

Georgio

4 abril, 2016

Yuris… me ha pasado.. creo que a todos los que no “delimitan” a quién aceptarle solicitud de amistad corren (corremos) el riesgo de eso. Pero la vida, a veces, te lo pone el camino. Y la persona que antes era un simple chat o un perfil , pasa a ser alguien de “verdad” y entonces vas conociendolo(a) y se hacen amigos, sin límites, amigos que te hacen falta, amigos que te dan el abrazo necesario y te dicen: “aquí estoy pa lo que sea” . Al final nunca imaginaste que facebook te lo iba regalar, al final este cuentecillo tiene algo de realidad…pero ojalá todo fuera así, ojalá la gente pasara esa barrera, ojalá la gente no mintiera tanto, no hablara tantas boberías… buen trabajo Nórido.

Yuris, afortunadamente estoy entre tus amigxs de fb y aún no nos conocemos “de verdad”, pero tengo confianza en que algún curso o algo así del sector me facilite decirte “hola, yo soy tu amiga, etc…”. Me gusta como escribes desde que empezaste en Trabajadores. Además, hemos chateado por algún trabajo tuyo publicado y me caes bien como persona solo con lo que leo (y veo en la tv). Soy de las que acepta las solicitudes sin un filtro muy estrecho. Y no me arrepiento.

forondín

4 abril, 2016

Eso se llama flirteo Yurito, jajajaja. Pero bueno, a ser felices, jajajaja.

La gente linda que me ha traído FB a mí!!! Hasta pa´ enamorarse sirve, Yuris, y lo digo en serio!! 😉

LISANDRA

4 abril, 2016

JAJAJA, AY YURIS NÓRIDO, CÓMO ME DIVIERTO CONTIGO… TE VOY A PEDIR AMISTAD POR FACEBOOK!

robert

5 abril, 2016

equivocándome de persona aunque su nombre y apellidos eran iguales, pedí amistad a una chica argentina…Me aceptó y así han pasado muchos años. Ha tenido dos críos, los he visto crecer y ahora me parece hasta de la família…Cuando en BCN hace frío ellos están en la piscina. Cuando yo me aso de calor húmedo de mediterráneo, ellos tapados hasta el cuello. Y así pasa el tiempo y seguimos fisgando en las vidas de los desconocidos, porque nos apetece, supongo.

ILLANES

5 abril, 2016

ESTOY d mision medica en brasil, este pais es inmenso y muchos de nostros han caido solo en algun lugar del mismo , no es mi caso y atraves de facebook, hemos creado una gran red de amistad, formamos grupos, y nos apoyamos siempre en todos los sentidos , cuando estamos enfermos , cuando tenemos que transferir algun dinero a nuestra familia y no sabemos como , ante la duda de un diagnostico , en fin.etc etc .personas que no nos conocemos personalmente ,pero no ha importado , y eso nos ha servido para alejar la soledad tan terrible que representa estar en solo en un lugar extraño.felicito alos creadores de facebook

Indira

5 abril, 2016

Las croniquitas de Yuris Nórido están entre las cosas que más disfruto en OnCuba. No me las pierdo ninguna semana, podrían formar un libro. Lo que más me gusta es que están escritas como si no le costara, como si estuviera conversando con una. Eso se llama saber escribir. Otra cosa que me gusta es que nunca pretende imponernos su verdad, sino sencillamente hacernos un cuento, como este de facebook… Yo no sé hasta qué punto él inventa a sus personajes, lo único que sé es que es un excelente dialoguista, debería dedicarse al teatro, jajajajaja

Ana Margarita

5 abril, 2016

Hola Yuri, me encantó tu cuento bien verdadero, jajajajajaja, asi mismo es, en ocasiones asi es, amigos que no sabemos al final quienes son , dias atrás de momento tengo una amiga de nombre muy extraño, y me dice que es la misma que tuve siempre, pero que se cambió nombre, que eso se usa mucho enfacebook, darse un nombre que no es el real, jajajajajaja, y digo los mismo que otros, por fa no me elimines de tu listado de amigos, jejejejeje

Fermín Valdés

6 abril, 2016

pensé que JLázaro escribiría algo en los comentarios…

Me encantó esta crónica, como todas, es cierto tengo bastante amigos en el face y apenas hablo con ellos, después del intercambio de varias líneas, perdimos interés ambos, sin embargo tengo otros que me alegran el día y son desconocidos en carne y hueso, pero me sigue gustando Face, para disfrutar entre otros temas tus crónicas, y como me gusta tanto la psicología me gusta conocer nuevas personas, sus sentimientos, preocupaciones, aunque sea virtual, gracias por alegrarnos el día

Jlazaro Foronda

8 abril, 2016

hola, amigo virtual, al parecer aun me debes la mitad de ese guión. Mas, me gusto la ironía y toda la sinceridad con la que lo reflejaste. No pensé que me encontrara un historial, ni que hubiésemos “hablado” tantas veces. Fue buena la selección para lograr tu objetivo. Tal parece que ahora mismo me sorprendo: lo que uno puede decir para jugar con el otro, por ese gusto picante que se nos queda en la lengua, por simple curiosidad, sin añadirle otro fin. Me agrada que mantuvieras en la caja de pandora mi respuesta de por que nos escribíamos. Al menos, la que yo di, que no fue tan misteriosa como podría esperarse y que tu te interesaste por decir que te parecía buena. No, ni siquiera te he visto. Pero ya serví de excusa de una crónica, o según tu propio titulo la excusa de un cuentecillo. Si, gracias por divertirme…

Laurita

10 abril, 2016

Yuris, hay de todo en la vinna del Sr jajjajajja y hay un apila de locos. Lamentablemente no pude llamarte cuando estuve en Cuba pues deseo de veras hablarnos un buen rato compartimos muchos sentimientos comunes y bueno si de amigos vituales podemos serlo reales why not? Gracias por tus crónicas y fotografías, me encantan!

Chica Cursi

10 abril, 2016

Esto me ha gustado tanto como otras de tus tantas crónicas Yuris, es que yo también tengo JLazaro Foronda en mi facebook, creo que de una u otra forma, todos nos hemos visto reflejados en el escrito. Ah! por favor, no olvides compartir tus columnas, algunos tímidos las seguimos a través de tu perfil de facebook jajaja

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Nubes

La caricatura