La soledad del corredor de izquierda

Desde hace cien años los enemigos del socialismo saben que deben abroquelarse detrás de parapetos sólidos y sin fisuras. Se han unido sin fallos y han producido una teoría política y jurídica que ha explicado su éxito y que después se ha hecho verdad absoluta, repetida por todos, hasta por la izquierda.

Los conceptos revolucionarios fueron hurtados poco a poco y los que no pudieron ser sustraídos fueron estigmatizados o tergiversados. Hoy son defensores de la democracia Estados que no tienen entre sus prioridades entregar el poder al pueblo ni permitir que los de “abajo” revoquen a los funcionarios que administren mal las cosas de la mayoría.

Tampoco es posible hablar ya de libertad porque ella ha sido convertida en el acceso inmoral al mercado, no digo a la tienda donde se compra el huevo y la leche sino al lugar donde intercambiamos nuestra alma por cosas que no nos hacen falta o por cosas que ya tenemos o por cosas que solo sirven para hacer daño.

El capitalismo no solo venció sino que se pavonea ante el público luciendo las plumas brillantes del socialismo derrotado. Ahora parece que los dueños del mundo siempre quisieron a los trabajadores, siempre pensaron en sus derechos, siempre pensaron en sus retiros y pensiones, cuando en realidad solo la lucha obrera sin descanso nos ha dejado sociedades menos brutales que las que planearon algunos capitalistas todavía vivos.

La izquierda ha sobrevivido para luchar y sufrir. Nos ha quedado el martirologio, el heroísmo, y la pérdida de energía en convencer más a los que deberían ser nuestros aliados que a los propios enemigos del socialismo y la democracia. La derecha no duda en unirse, sabe quiénes son sus enemigos, lo ha sabido siempre. Somos los mismos de toda la vida, los que hablamos del pueblo,  de repartir la riqueza, de defender los derechos de todos y todas, de luchar por la paz.

La izquierda, en cambio, no demora en dividirse, mientras se entrenan nuestros enemigos para aprender a torturar, desaparecer, amenazar y mentir, nosotros nos desgastamos en hacer la crítica al compañero de viaje, al que está en la misma lista negra que nosotros.

Tal vez el trauma de la ausencia de crítica desde dentro, vivida en el socialismo real como enfermedad incurable, ha desbordado nuestra ansia de criticar a todos los que luchan por casi lo mismo que nosotros, mucho antes de comenzar a disparar ideas contra nuestros enemigos de clase y de principios.

Si alguien piensa que este es un discurso antiguo, es porque el pensamiento antidemocrático y anti socialista ha tenido éxito. Ya nadie habla de lucha de clases porque los teóricos más importantes y hegemónicos de Europa y Estados Unidos superaron esos conceptos hace mucho tiempo. Lo que nunca superaron fue la lucha de clases en sí, que se nos muestra a los que soñamos con el socialismo libre como una cruda realidad en forma de censura, incomprensión y odio.

La izquierda vive una soledad aterradora. Cuando habla parece anticuada, cuando se queja parece inadaptada, cuando lucha parece terrorista, cuando muere parece cosa del destino.

Por eso nuestra vida va de pesar en pesar. Nuestros currículos americanos y subdesarrollados no hablan en inglés ni cuentan de eventos demasiado respetables. Hoy la izquierda estudia en los Estados Unidos y prefiere luchar dentro de las reglas de un Estado de Derecho que dentro de una plaza sitiada donde toda crítica es traición.

Estamos solos. Los que nos entendemos y queremos más o menos lo mismo, contamos los años que nos quedan y miramos hacia atrás y nos preguntamos si queremos lo que nos tocó también para nuestro hijos.

Nosotros fuimos educados en la legitimidad de la lucha guerrillera, en la necesidad de la justicia para todos en todas partes, en la lectura de los hechos gloriosos que permitieron la libertad de otros pueblos. Pero todo eso ha quedado en el pasado. El mundo de hoy es otro. La historia que aprenden los niños y niñas del presente no incluye, como en nuestra infancia, el regusto por el sacrificio y la inmolación.

Para la izquierda cubana, la que no habla el mismo idioma que los capitalistas del mundo, ni de los burócratas y extremistas de dentro, que lucha día a día por crear ideas y prácticas que permitan hacer más palpable la utopía del socialismo democrático, para salvar del capitalismo vergonzante lo ganado por la revolución, la vida cotidiana es un calvario.

Los que defendemos el socialismo en Cuba debemos pelear contra demonios históricos, contra demonios que nos odian porque somos continuadores del comunismo, contra demonios que nos odian porque sabemos distinguir el socialismo de las formas erradas de administrarlo. Los que nos sentimos de izquierda en Cuba somos carne de molienda. No nos quiere en su mesa el que quiere comprar el país ni el que quiere venderlo.

Tampoco nos ama el que piensa que somos los continuadores del fracaso de las políticas equivocadas, ni nos quiere al que le recordamos al socialismo que le hizo difícil la vida, ni al que le amenazamos con sanar con amor las diferencias entre cubanos.

Nadie pide a la izquierda que quiere relanzar el proyecto de nación con república, derechos y fraternidad. Nadie nos llama. Los dogmáticos que de todo sospechan en Cuba nos llaman traidores y nos afilian con todo tipo de doctrinas que no compartimos. Los que odian desde fuera piensan que tenemos lo que nos merecemos, por aspirar al socialismo.

Corremos solos. Los pocos que somos no debemos guerrear entre nosotros, pero lo hacemos. Ojalá cuando baje la neblina veamos que delante y detrás de los que avanzamos hay un pueblo que trota desde mucho antes de nuestra arrancada.

Artículos Relacionados

Comentarios

Maikel Pons Giralt

24 julio, 2017

Aquí están citando mucho a Orwell que sin embargo fue uno de los intelectuales macartistas más despiadados de su tiempo…gracias a él y su colaboración con el FBI fueron perseguidos muchos intelectuales norteamericanos. Julio A. te respeto mucho compadre y valoro tus ideas pero hay otras razones y otras perspectivas que es normal que discrepen y se contrapunteen. El debate siempre debe ser con respeto a las diferencias pero también con respeto a la individualidad…sé que en ocasiones podemos ser incomprendidos, malinterpretados y escarnecidos pero las posturas de autoexclusión tampoco cobaoran y promueven diálogo y reflexión. Sería bueno también que posiciones bien de qué socialismo hablas y qué es lo que le aporta al que se trata de construir en Cuba sin negar las esencias de lo que se ha construido…existe mucha confusión de términos, eso se muestra en muchos de los comentarios que se hacen aquí a tú escrito. También creo que asumir responsablemente lo que decimos y hacemos precisa de una coherencia entre el proyecto que proponemos y las realidades que nos circundan. Y finalmente a mi en lo particular al proyecto de socialismo cubano lo que más le hace falta no es “el republicanismo, Estado de derecho y fraternidad” nos hace falta originalidad, deconstrucción de conceptos históricamente colonizados y que solo han estructurado otros colonialismo internos en la construcción del socialismo, nos hace falta parecernos más a nosotros mismos, Ariel no puede seguir siendo el modelo a seguir mirando a Próspero siempre, cuando dices “Nuestros currículos americanos y subdesarrollados no hablan en inglés ni cuentan de eventos demasiado respetables.” no puedo estar de acuerdo contigo Julito, se siente demasiado tufo despreciativo hacia el conocimiento y la intelectualidad latinoamericana…te doy la razón en que el curriculo nuestro debe cambiar pero para eso no tiene que estar solamente en códigos anglófonos y tenemos que tener eventos a imagen y semejanza de EE.UU, precisamente creo que por todavía parecerse tanto nuestros curriculum a la teoría norteamericana y europea es que no entendemos nuestro propio lugar…estoy haciendo mi doctorado en una universidad brasileña, soy profesor en una universidad cubana y e intercambiado con académicos norteamericanos…los cubanos y los latinoamericanos no necesitamos paracernos a ellos para ser nosotros mismo, Martí habló bastante de eso. Hablar de la izquierda norteamericana, en el contexto de la izquierda cubana, es en mi modesta opinión crear un mare magnum de confusiones…pero si de izquierdistas norteamericanos vamos a hablar y de fracaso del modelo capitalista y los valores republicanistas que arguyes para nuestro socialismo, entonces tendríamos que remitirnos a los agudos análisis de cientistas como Howard Zinn y Wallerstein, solo con ellos podemos comenzar a entender que el proyecto nuestro es verdad que todavía, entre todos los que quieran, debemos construirlo…pero que la “igualdad, libertad y la fraternidad” fue solo una consigna que quedó en el discurso de la república Francesa y los Ilustrados pero que se frustró hace mucho tiempo para dar paso a la desigualdad más salvaje y opresiva que ha conocido la humanidad. No sé todavía cuál es el socialismo exactamente que quiero…pero sé perfectamente el capitalismo que no quiero para Cuba. Abrazos.

Luis Evelio

15 julio, 2017

Cuando vivi en Cuba conoci muchas personas revolucionarias y honestas…pero no eran inteligentes
Cuando vivi en Cuba conoci muchas personas inteligentes y honestas…pero no eran revolucionarias
Cuando vivi en Cuba conoci muchas personas inteligentes y revolucionarias…pero no eran honestas

Este es uno de esos articulos que ofenden la inteligencia de los demas. O el articulista lo hace a proposito o cree que los demas no tienen conocimiento de la historia. Recordemos a Winston Churchill que en muy pocas palabras sintetiza mejor lo que es el socialismo que todo el escrito anterior: “El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia y la prédica a la envidia; su virtud inherente es la distribución igualitaria de la miseria”

Los de izquierda o socialistas no deberia sentirse tan orgullosos de serlo, al menos que sean unos ignorantes. Los dos regimenes mas opresores y asesinos han sido socialistas: La alemania de Hitler (Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán) y la URSS de la dictadura del ploretariado. En otras palabras Hitler, Lenin, Stalin, Mussolini, todos ellos eran socialistas.

TM61: ¿Tengo una duda, si cierto dirigente se pavonea con su yate de 40 metros por el Caribe, mientras proclama y alienta en la televisión nacional una lucha sin cuartel contra la riqueza y el acaparamiento, entonces ese dirigente es
uno de esos“puercos” de Orwell verdad?

Los que mas han dañado al socialismo son los que han dirigido los paises socialistas adormeciedno a las masas y estableciendo al estado como un dicatdor no contra los capitalistas sino contra los pueblos mismos, las clases trabajadoras de los paises que han sido socialistas se han sentido esclavisada. La libertad ha tomado una nueva categoria en el concepto de los pueblos, se ha preferido un capitalismo con una libertad relativa a un socialismo sin libertad ninguna.

TM 61

Vamos socio que aqui el unico humorista eres tu, jajajajajjaja

TM.61 (Otro Necio)

13 julio, 2017

Yo me muero como viví.
Soy obrero, de la ciencia (de los que se mueven a pie o en bicicleta). Mi salario es de esos de los que quisiera ver mejorado, o mejor aun, valorizado.
Hay en mi isla un millón de problemas que quisiera que se resolviesen en la mayor brevedad. Pero, en modo alguno estoy de acuerdo en buscar las soluciones en otro sistema que no se el Socialismo. A pesar de los “puercos” que se han olvidado de los principio de la Revolución, a pesar de las “ratas” que trapichean con lo que roban de lo que es de todos, a pesar incluso de que nos pudiese costar 600 años más de lucha, como predice un pitoniso con ínfulas de humorista. Aun así, así y todo, me obstino en seguir buscando las soluciones dentro del socialismo. Pues en un final, cuales son las otras oferta que hay?, aquella que está a la derecha?, o quizás la otra que está, a la derecha, pero que se etiqueta como “el centro”?
Quizás sea que la necedad pario conmigo, pero no, gracias. Me sumo aquellos, para nada minoría, que. Ya sea Malecón adentro, ya sea allende los mares, se empeñan en defender nuestra Revolucion y nuestro Socialismo.

Siempre he tenido una duda , yo creo que cada ciudadano tiene derecho a salir y entrar a su propio pais independientemente de su religion, color de piel, politica, sexualidad, genero, profesion… y asi lo dicta la ONU , entonces como es posible que se le prohiba la entrada a Cuba cientos de miles de cubanos por 8 años y los llamados disidentes como el Antunez, Rodiles, Paya y demas… que son catalogados como mercenarios, fascistas, vendepatrias …por el gobierno cubano se les permita entrar y salir de Cuba con total libertad las veces que quieran para pedirle a un gobierno extranjero publicamente y junto al mismisimo presidente de USA medidas de todo tipo que solo afectan al pueblo que dicen defender y entonces cubanos profesionales , ingenieros, medicos, enfermeros, artistas, balseros , estomatologos, deportistas… que emigraron buscando una mejor economia y ademas son considerados migrantes economicos por el propio gobierno pues no pueden entrar a su propio pais en 8 años ni para ver una madre , un padre, la familia. Que alguien me explique ?

Como la mac donald y la coca cola, ser de izquierda esta sobrevalorado. Al fin y al cabo algunos de los mas terribles crimenes de la historia han sido cometidos por personas de esta orientacion ideologica. Recuerdo.una amiga ecuatoriana diciendome q su mayor orgullo era ser de izquierda mientras me mostraba su casa de 2 plantas y 5 cuartos mas sus 2 relucientes autos. La izquierda es tan cinica, hipocrita e inmoral como la derecha, solo q a esta ultima no le desagrada admitirlo.

Edmundo, los 60 años de miseria para los que viven en Cuba no cuentan. Apuesto a que tu y Julio como mínimo han salido de Cuba alguna que otra vez y no viven de lo que raciona la libreta.
Para hablar así, con las cosas resueltas es facíl, no cometan el error de alejarse del pueblo, como el gobierno actual.

Edmundo

13 julio, 2017

Querido Julio, una vez más pones el dedo en la llaga. Seguimos en esta carrera por más república, democracia y socialismo. No somos tan pocos como parece y confío que el debate público se pueda abrir más en los próximos años y sepamos convivir con nuestras diferencias.

Juan Luis

12 julio, 2017

“El vicio inherente al capitalismo es el desigual reparto de la riqueza; la virtud inherente al socialismo es el equitativo reparto de la miseria”

«Porque el secreto del gobierno es combinar la creencia en la propia infalibilidad con el poder de aprender de errores pasados.»

Mas de 1984 G Orwell

«Nada cambiaría mientras el poder siguiera en manos de una minoría privilegiada».

«Si se les permite entrar en relación con extranjeros, descubrirían que son criaturas iguales a ellos en lo esencial y que todo lo que se ha dicho sobre ellos es mentira

«Diariamente y casi minuto a minuto, el pasado era puesto al día.

«Las bombas voladoras que caían a diario sobre Londres eran probablemente lanzadas por el propio gobierno de Oceanía “solo para mantener a la gente asustada”».

No se establece una dictadura para salvaguardar una revolución; se hace la revolución para establecer una dictadura.»

La consigna de todos los despotismos era: “No harás esto o lo otro”. La voz de mando de los totalitarios era: “Harás esto o aquello”. Nuestra orden es: “Eres”.»

Esta esta brutal.

«Se esperaba construir un lenguaje articulado que surgiera de la laringe sin involucrar en absoluto a los centros del cerebro»

1984 G Orwell

«Se preguntó, como ya lo había hecho muchas veces, si no estaría él loco. Quizás un loco era sólo una “minoría de uno”. Hubo una época en que fue señal de locura creer que la Tierra giraba en torno al Sol: ahora, era locura creer que el pasado es inalterable. Quizá fuera él el único que sostenía esa creencia, y, siendo el único, estaba loco. Pero la idea de ser un loco no le afectaba mucho. Lo que le horrorizaba era la posibilidad de estar equivocado.

Si todos disfrutasen por igual del lujo y del ocio, la gran masa de seres humanos, a quienes la pobreza suele imbecilizar, aprenderían muchas cosas y empezarían a pensar por sí mismos»

Si los hechos demuestran otra cosa, habrá que cambiar los hechos

Al ciudadano de Oceania no le está permitido saber nada de los principios de las otras dos filosofías, pero le enseñan a aborrecerlas como bárbaras atrocidades sobre la moralidad y el sentido común.»

«La guerra es la paz. La libertad es la esclavitud. La ignorancia es la fuerza.»
Eslogan del Partido

“Hasta que no tengan consciencia de su fuerza, no se rebelarán, y hasta después de haberse rebelado, no serán conscientes. Éste es el problema”.

“No era deseable que los proles tuvieran fuertes sentimientos políticos. Todo lo que se les pedía era un primitivo patriotismo al cual se podía apelar cuando fuera necesario para que aceptaran más horas de trabajo o raciones más pequeñas”.

60 años hablando de la calidad del pan de la bodega y que ha pasado ? Pues nada año tras año agarra tu pan pueblo de Cuba , agarra tu pan quemao, sin aceite, sin sal , duro, en fin agarra tu pan prospero y sostenible. Cada pueblo tiene el sistema y gobierno que se merece eso es una ley mas grande que una catedral.

Yankiel

12 julio, 2017

Ah no se quejen tanto , los revolucionarios sabemos muy bien que la construccion del Socialismo prospero y sostenible es una tarea dificil pero no imposible , somos o no somos señores ? Aqui todos tenemos muy claro que los años mas dificiles de la construccion del Socialismo son los primeros 600 años ya despues se pone bueno, pero los desagradecidos no se dan cuenta que solo llevamos en esta tarea 60 años.

Hilario Peña

12 julio, 2017

Totalmente de acuerdo contigo. Espero la respuesta de los ideólogos atrincherados. PD mi sobrina Romy te manda saludos.

jose dario sanchez

12 julio, 2017

sr. Fernandez, con su permiso :usted dice disparates que a estas alturas no debía decir. Solo le dire una cosa: con el capitalismo y su desarrollo, vinieron los derechos y las libertades, la Sociedad Civil y el Estado de derecho…y cada vez que los izquierdosos han tomado el Poder, esas categorías son suprimidas por la mas abyecta dictadura totalitaria…usted no sabe aun eso ?? Que análisis usted emplea para ver la historia y analizarla ?? Por que en el capitalismo si y en izquierdismo real, no…. lo siguiente :
-una huelga
-un Parido de oposición
-Un sindicato Independiente
-Un periódico Independiente
-Un derecho de autor
-Una Escuela Independiente
Un Universidad autónoma
-Una critica publica al Sistema…..etc, etc…(quiere que siga )
Donde esta el atraso y el progresismo ??? Usted no cree igual que yo ??

Luis Evelio

12 julio, 2017

Si la verdad que deben sentirse bien solos,pues la vida ha demostrado que ese sistema solo genera miseria e infelicidad,como ha pasado en nuestro pais que mas de dos millones de compatriotas han levado anclas huyendole a una quimera en la que nadie cree (socialismo prospero y sustentable).Pero bueno,lo tenemos merecido,recordemos que de no ser por Maximo Gomez que era dominicano (mas temido por los cubanos que a los mismos espanoles),todavia estariamos fajandonos entre nosotros y hoy estariamos reclamandole al rey de Espana por nuestra autonomia.

Si realmente estamos muy solos, la verdad, aunque como padrinos sí que estamos escapados, demostrado está que todo aquel que ha intentado seguir nuestros pasos o hemos adoctrinado en términos económicos o políticos, se ha puesto a nuestro nivel o mucho peor(Venezuela).

La inmensa mayoría de la población, lo que está es agotada, cansada de esa lucha de desgaste porque durante larguísimos años no hay progreso sigue la Revolución SIN Evolución. Y no hay seña de que eso cambie.

Excelente Julio, muy a tono con lo que está ocurriendo hoy en día y el “debate” entre nuestros intelectuales por el “centrismo”.

Yankiel

12 julio, 2017

Thomas

Pues si , es asi como dices, en Cuba todos los puercos son iguales pero claramente hay unos puercos que son mas iguales que otros jajajaja Orwell era un genio

Juli: No te preocupes que voy corriendo al lado tuyo. Tienes la soledad más acompañada del mundo. Somos la mayoría.

A diferencia los regímenes socialistas además de ser longevos e invariablemente totalitarios, suprimiendo libertades civiles y jurídicas, también torturan, asesinan, amenazan y hacen desaparecer personas…y todo por esa basura idealista del bien común, para al final del camino terminar como relata el libro de George Orwell Rebelión en la Granja.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Solución migratoria

La caricatura