Mejorar las reglas del juego

La noticia de Reuter me volvió a sumergir en esa tan especial relación entre nuestro país y aquel otro: que durante los últimos sesenta años haya gobiernos empeñados en hacer de Cuba lo que otros, desde Washington, ya han diseñado.

“An association of Cuban businesswomen has asked to meet with Republican Senator Marco Rubio of Florida to explain the impact on the country’s nascent private sector of rolling back a detente in U.S. relations”. HAVANA, Nov 17 (Reuters)

Esta vez, propietarios privados están decididos a explicarle a Mr. Marco Rubio, que las medidas por él recomendadas hacen daño a este naciente sector privado y en general al sector no estatal cubano. No es algo nuevo, ya otros lo han intentado.

En mi opinión es bueno que así sea, que nuevas voces se sumen, aunque explicar algo es solo una parte de la ecuación. La otra parte, es el destinatario. Uno puede explicar muchas veces el mismo asunto y tener de interlocutor a alguien que no quiere escuchar ni entender. Todavía más, creo que sería bueno que alguno de sus asesores conociera de forma directa este país de hoy, tan diferente en muchas cosas al de hace algunos años y tan igual en otras.

Emprendedoras quieren hablar con Marco Rubio

De todas formas quisiera afirmar que pensar que el señor Rubio recomiende o mande al señor Trump a cambiar lo que ya había decidido a instancias de él mismo, es sin duda muy optimista. En lo personal, no creo que sea un propósito “lograble”, pero bienvenido el esfuerzo y la intención, pues hace falta sumar en este empeño de anteponer la razón y la realidad a ese nuevo envite contra Cuba.

Apelaré a la historia, pues ella puede darnos algunas pautas. Muy pronto después del año 1959, el gobierno estadounidense de entonces se empeñó en un grupo de medidas para derrocar “a Castro” en dieciséis semanas. Parte muy importante de esas medidas estaba dirigida a generar una situación de malestar y desesperación en la población cubana. Suspender las importaciones de azúcar cubano, restringir y después prohibir el suministro de partes y piezas, restringir y después prohibir el comercio… Fueron –todas– medidas que dañaban directamente al pueblo de Cuba y también a aquel sector de productores privados que todavía quedaba en nuestro país.

“The current situation has us very worried and we would like to share our personal histories and perspective from Cuba,” the association, which represents women who own small businesses, said in a letter to Rubio last month”. HAVANA, Nov 17 (Reuters)

A diferencia de estos días en que el documento del Dpto. del Tesoro afirma que “las medidas que se han aprobado tienen como destino exclusivo el gobierno y el sector militar” y que pretenden ayudar al pueblo de Cuba, en aquellos años la intención de dañar al pueblo y que ello condujera a la caída del “gobierno de Castro” era explícita. Dice una canción de hace ya mucho tiempo que los estadounidenses “si saben historia es por haberla visto en el cine americano”, y aunque a mi juicio la canción magnifica el asunto, lo cierto es que funciona para algunos como Mr. Rubio, estadounidense de ascendencia cubana que se ha hecho su propia historia de Cuba y va a utilizar a Cuba, como ya lo ha hecho, para sus propios fines políticos.

Sostener que lo que han hecho es para ayudar al pueblo de Cuba es parte de las incoherencias asumidas desde aquel discurso en Miami. Incoherencias que le vienen muy bien a él y a Donald Trump en tanto para ambos, como para casi todos los presidentes norteamericanos, Cuba es más un asunto de política interna que cualquier otra cosa.

Y por fin Don Rafael habló

Es muy bueno que algunos de los “ayudados” por la política Rubio-Trump les pueda explicar que están equivocados en ese punto (aunque no es el único en el que están equivocados).

Vayamos a las cifras: alrededor de 22,000 habitaciones privadas en renta, miles de establecimientos entre restaurantes y cafeterías privadas, centenares de choferes de taxis, centenares de choferes de autos, etcétera… hasta completar casi un 40 por ciento de personas trabajando fuera del sector estatal (de las cuales una parte ya se han visto afectadas en sus ingresos) verán también afectada su capacidad de ofrecer empleo.

En realidad el propósito de esta “nueva política” reproduce al calco aquella otra de los 60 y pretende nuevamente abrir un parteaguas dentro de la economía y la sociedad cubana. Espero que hayamos aprendido suficiente en todos estos años.

Pensar que Marcos Rubio realmente no sabía que iba a pasar algo así es un supuesto demasiado fuerte. Los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas e Información muestran que entre 2013 y 2016 el empleo en el sector estatal se había reducido en 327,700 personas, mientras el sector no estatal había crecido en 163,300 nuevos empleos. Dentro de ese sector no estatal, los cuentapropistas han crecido en 116,500 nuevos empleos. Detrás de cada uno de ellos hay familias enteras que al parecer tampoco cuentan para el dúo Rubio-Trump.

Otro ejemplo que puede ilustrar esta situación está en el sector de la Construcción –no en el Ministerio de la Construcción. A continuación la cifras actualizadas de los trabajadores del sector:

230 mil trabajadores en total

81 por ciento (184 mil) sector estatal,

19 por ciento, (43 mil) no estatal,

350 empresas,

68 cooperativas

36 mil trabajadores por cuenta propia.

La baja del turismo, parte de la cual ha sido artificialmente provocada por estas medidas, afecta de forma directa a este sector, que verá reducida la demanda de sus servicios, pues las expectativas ahora son inciertas e invertir en un negocio cuyos retornos no son claros resulta muy difícil. ¿Habrá que explicarle algo tan elemental a personas nacidas y crecidas en Estados Unidos? Mientras Donald Trump defiende su idea de recuperar empleos para los ciudadanos estadounidenses, ordena políticas que impactan negativamente en el empleo en Cuba, en especial en el sector privado, pero cuyo efecto puede expandirse hacia otros destinos.

Pienso siempre que junto a esa labor encomiable de intentar hacer oír a quien no quiere, porque ya tiene su propia idea al respecto, tenemos que hacer otras cosas. Desde nuestro lado debemos ser audaces, podemos hacer muchas más cosas, desde diversificarnos más en cuanto a mercados y suministradores, hasta mejorar las “reglas del juego” dentro de las cuales nuestros agentes económicos tienen que desenvolverse. Pensar en el país como un todo no puede significar borrar el rol que cada cual desde su condición de obrero o cooperativista o empresario privado debe asumir. Pienso que hay espacio suficiente para demostrar que el duo Rubio-Trump estuvo, está y estará equivocado con relación a sus aspiraciones esenciales. Es la hora de la marcha unida, podríamos repetir junto a José Martí.

El crecimiento económico cubano no depende de Washington

Artículos Relacionados

Comentarios

Rafael Garcia

21 noviembre, 2017

El 90% de los negocios privados en la Isla son o bien del regimen o de hijitos de papa y mama camuflagiados como privados.

No entiendo, carta abierta a Marco Rubio y cero carta al estado cubano.Por que no hacen una carta abierta para reunirse con legisladores cubanos en la asamblea nacional o cualquier autoridad de nombre en Cuba, con verdaderos decisores del tema cuentapropismo en Cuba , con los que redactan los articulos que salen en la Gaceta, y ahi puedan debatir propuestas, que les hace falta , por que no se sienten cómodos, soltemos amarras aqui primero por favor.Aunque veo positivo el accionar no creo que Marco Rubio le interese.

Hablando de la sreglas d ejuego, es muy importante la transparencia en cuanto a los propietarios de negocios privados, incluyendo las cooperativas no agropecuarias, en cuanto a su presidente. Las licitaciones deben ser publicas y no secretas y las casas que eran de la burguesia y fueron expropiadas y se dieron a funcionarios y dirigentes es un patrimonio publico y no para lucrar por ellos y sus familiares. No se puede admitir una porpiedad privada conformada por los mismos burocratas y funcionarios o exfuncionarios que han acabado con el proyecto socialista y ahoran son nuevos ricos o aliados a ellos

No es sintomatico que las primeras medidas que se aporbaron fueron la venta de casas y carros, pero quienes en todos estos años han tenido las mejores casas y derechos a carros, hay que ser muy ingenuos para saber a donde se esta conduciendo el proceso de actualzaciòn disfrazado de socialismo, tiene muy poca diferencia con lo que paso en la URSS

Creo que se debe empezar por la casa. Es el gobierno el que ha parado las nuevas licencias para hospedajes y paladares, es el gobierno quien ha incrementado los impuestos y los terminus por los cuales Deben regirse los negocios privados, es el gobierno quien no permite el comercio mayorista privado. Entonces, para que ir al que te humilla a pedir favores?. No parece un poco hipocrita?. Por es nadie les cree

Los propietarios cubanos no están decididos a nada, ni cuando cierran las licencias tienen derecho a protestar. Ya el gobierno lo hizo en otra ocasión, reúne un grupito, quizás le promete que no le cerrará el negocito, a cambio de formar este chanchullo que no va a ninguna parte, porque en EEUU existen leyes, no es cuestión de un individuo. Lo que hay detrás del chanchullo es buscar que EEUU no apriete los negocios de los militares y a todas las agencias de viajes millonarias que operan entre los 2 paises. Porque es mentira que haya ningún periodo de baja del turismo en Cuba, ni tan siquiera desde EEUU si vemos que los pasajes para diciembre estan entre los $900 y mil y pico de $ por la alta demanda. Cuba recibe alrededor de 400 mil turistas al mes que van de todas partes del mundo, sin contar la mal llamada “gusanera”. De esos 400 mil, solo aprox 45mil son norteamericanos. Por lo que los 22mil arrendatarios y las 2mil paladares, etc.. no se verán afectadas con estas medidas! Y como dicen los otros comentaristas, cuando los cuentapropias podrán exigir algo al gobierno de Cuba??

QUe risa: El 90% de los negocios privados en la Isla son o bien del regimen o de hijitos de papa y mama camuflagiados como privados.
Este está perdido en el llano pero de lleno, jajajaja

Dany a lo mejor no son el 90%, lo que si son es intocables. A ellos si no les preocupa que los cierren, ni los inspeccionen. Ellos no tiene que entrar por el aro estrecho de las limitaciones del gobierno. No tiene que estar con la zozobra del cubano de a pie.

jose garcia

21 noviembre, 2017

pero si cuba al final, antes de eso, ya quito las patentes de un montón de cosas de un día a otro, quitando la oportunidad a mucha gente de trabajar, y no he visto a ningun grupo dirigirse al comite central a hablar sobre esta medida o es que todo el mundo esta de acuerdo

Bla, bla, bla, Trump, Trump, Trump….mas de los mismo. Dejen a los americanos tranquilos que todo este rebolu no es mas que cortina de humo. Aqui no hay habladera con nadie, los dictadores no dialogan…imponen, y el pueblo “calladito se ve mas bonito”. La solucion para todo? que se acabe la dictarura, en libertad todo se puede.

juansinada

22 noviembre, 2017

Dany el que das risa eres tu que pareces que no sabes en que país vives, o lo sabes pero vives de decir mentiras en las redes sociales que es peor todavía. En Cuba los negocios privados más prosperos son de hijos de generales y comandantes y no solo eso las firmas que son los puestos de trabajo que mejores ingresos tienen están cubiertos por gente apadrinada por estos señores

Dany realmente tu no vives en Cuba para decir tantas boberias

Julian Arozarena

22 noviembre, 2017

A ver: el hijo de Furry podra ser uno de los duenos de la paladar “Star Bien”, y Zulema, la hija de Rosales del Toro, podra tener su daycare para parvulos en Kohly, pero esas golondrinas no hacen verano, y olvidan que de aqui de Miami se envian remesas a personas que no forman parte de esa elite, de esos “hijos de”, para abrir sus propios negocios privados. Hay que dejar los ideologemas pro o contra y concentrarse en las estadisticas y el sentido comun. Concentrense, en su lugar, en la relacion cuentapropismo/raza, que es donde radica el verdadero problema…

Julian, solo una pregunta las residencias de miramar y el vedado que fueron expropiadas a la burguesia y se le dieron a funcionarios y familiares, pero ahora se han convertido en negocios privados , forman parte de las remesas de Miami, pues de ser asì, son tambien privilegiados del regimen y no es por obra y gracia de un emrpendimeinto. Pues esas propiedades no son resultado de aporte de capital, sino de privilegios del poder
Debes investigar màs pues los paladares iniciales, las que mas tiempo han durado y mejores condiciones para operar tiene que ver con la clase privilegiada en el poder

Antonio Gonzalez

23 noviembre, 2017

Se supone que lo que desea el gobierno de los Estados Unidos es hacer daño a los cubanos, o acaso no es eso lo que se proponian ya desde agosto de 1960 con las medidas del bloqueo. Es historica la cinica sonrisa del presidente Kennedy en su entrevista con Jean Daniel cuando se toco el tema del resultado del bloqueo sobre los cubanos.

Ernesto Figueredo-GESTAR

23 noviembre, 2017

saludos foristas. Es una excelente iniciativa la de querer hacer ver, pero es probable que quien no quiere ver no lo haga. o interprete el estado de las cosas como desea hacerlo. Me parece se debe hacer más presión positiva sobre los aliados, de mente abierta. A la vez, hay que enfocarse en mercados más tradicionales (Canadá, Alemania, Italia, España, Francia) y otros en franco crecimiento (Rusia, Argentina, Inglaterra, cubanos residiendo fuera, Australia, China, Japón, países árabes), esto podría, en el corto y mediano plazo atenuar el declive del turismo q proviene de USA.
Esta intención o asociación hacia “la gran entrada” de turistas estadounidenses a Cuba depende mucho de la política. Sabemos que ese elemento va y viene con el viento, y aunq la tendencia es a mejorar, los pasos-adelante-y-atrás seguirán siendo frecuentes.
abrazos fraternos, Ernesto Figueredo
http://www.gestarnegocios.com
incubacion@gestarnegocios.com

Escucho k desde fuera de cuba hablan de los dictadores comunistas de mi pais, pero lo que veo que el senor Marco Rubio es tan asesino, y tirano como los Castros, condenando el futuro de 11 millones de vidas a que no cambien. porque este gobierno que tenemos no sabe hacer un cambio, solo sabe hacer politica y mal, estoy de acuerdo con los principios de la revolucion, pero habria que incrementar metas para poder estar mas orgulloso de los logros, no en politica ni en planos internacionales ni su desarrollo, sino en el propio del pueblo, los unicos planes internacionales que deben mejoran es el del comercio, para sacar de la necesitad a millones de familias dentro de nuestra isla.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

[mc4wp_form id="83321"]

Publicidad

La carta bajo la manga

La caricatura