Miaming

Como Frank Delgado, yo siempre escuché hablar de la otra orilla.

En mi primera expedición a Miami, por dos semanas, cada día trae nuevas experiencias. Desde mi arribo a esta tierra mítica, poblada por gente ruidosa y sencilla, que habla del país como si lo hubiera diseñado personalmente aunque la inmensa mayoría no es nativa de acá, he recorrido sus calles con esa sensación de aventura que embarga al explorador en riberas remotas y desconocidas. Así debieron sentirse Marco Polo en China, Leif Erikson en Vinland o un amigo mío que se divorció hace poco y tuvo que mudarse de Miramar a San Miguel del Padrón.

Miami es una ciudad que más que construida parece derramada. Si esa otra urbe exótica que es Nueva York puede y debe ser recorrida a pie o en Metro, si allá tener auto es más bien un estorbo, en Miami es imposible ir andando de un sitio a otro: las distancias son inmensas, las aceras mínimas cuando no inexistentes, en ciertos barrios el caminante no encuentra sitios de interés durante cuadras y cuadras, solo viviendas aisladas. El transporte público, en comparación, apenas existe.

No le preguntas a un miamense si tiene auto, de la misma manera en que no le preguntas si tiene riñones. De hecho, es más probable que no tenga riñones.

Aunque el gusto es a menudo restallante y excesivo, se trata de una ciudad bella, hasta paradisíaca. La zona de la playa es un regalo para los sentidos, y la línea de rascacielos impresiona por su modernidad y audacia. En lo tocante a la cultura, si bien hay un montón de instituciones culturales, es mucho más lo que pasa por aquí que lo que se genera acá. Programa más o menos, la televisión local es horrible, y abunda en artistas cubanos haciendo cosas que dan vergüenza ajena.

Las costumbres de los nativos-que-no-son-nativos pueden en ocasiones causar extrañeza al viajero civilizado: así como todo el mundo se mueve en auto, todo el mundo anda de prisa. Han importado no solo costumbres y hábitos dietéticos, sino edificios enteros, de tal suerte que te encuentras la Funeraria Caballero, el restaurante La Carreta o la pizzería Bella Napoli. Hay una pasmosa vocación monárquica: cualquier negocio se publicita como El Rey de esto, los Reyes de lo otro. Han preservado platos clásicos de la cocina cubana con el mismo tesón con que se aferran a credos y mentalidades rígidos y congelados en el tiempo: para muchos de ellos, su país natal se detuvo en el instante en que lo dejaron. Todos se alegran de estar entre conocidos pero se quejan del cubaneo. Todos se esfuerzan por demostrarte lo maravillosa que es su vida, cada uno sabe exactamente cuál es la solución al problema de Cuba, pero después de hablar un rato largo del comunismo, los habitantes empiezan a despotricar contra el ritmo de vida acá, de que suben los alquileres y bajan los salarios, de lo cretino que es el jefe o alguien que decide.

Aunque sus habitantes no se detienen, Miami se mueve poco. Por fortuna, en los últimos tiempos ha renacido el teatro –o al menos, cierto tipo de teatro– de la mano de artistas como Alexis Valdés. Y el Consejo de Ancianos del Versailles, si bien conserva mucho poder, ya no es la única voz en la aldea. Al parecer, acá algunas posturas son más democráticas que otras. No son pocos los cubanos pro Trump que ven la mano comunista controlando Univisión y hasta Facebook, que tienden celadas a los artistas coterráneos de paso, los conspiranoicos delirantes.

Por otra parte, también he conversado con gente razonablemente abierta, gente culta y cálida que no te organiza un mitin de repudio con polaridad invertida solo porque vivas en Cuba. Gente curiosa que te hace preguntas y acepta la diferencia. Gente que te advierte: te voy a llevar a una librería que vende muchos libros en español, pero trata de no hablar con la dueña porque es feroz y encima cree que Trump es lo mejor que le ha pasado a América.

Y me he reencontrado con muchísimos amigos. Uno, por cierto, me dijo cuando estuvo seguro de que nadie lo oía: “Aquí también hay que hablar bajito…”.

Artículos Relacionados

Comentarios

El inagotable

7 Marzo, 2017

No lamo el piso de la terminal, Eduardo, como supongo no lames tu, los calderos; simplemente me sorprendió ver brillar, estaba encerado, wax, el piso del bano.

El inagotable

7 Marzo, 2017

Admite, que el cruel y deshumanizado capitalismo está diseñado para hacer grata la existencia a los consumidores, que en los empleos Jodan y a veces se excedan es otro asunto.
En algunas gasolieras, para poner otro ejemplo, colocan guantes plásticos desechables para aislar tu piel del combustible.

juan varela perez

6 Marzo, 2017

emt, si consideras que estar entre las primeras 20 ciudades mas visitadas del mundo y que 113 millones de turistas al año -sexto record consecutivo- es poca gente, pues entonces estamos de acuerdo. Ademas, piensa para que veas que hay una ligera diferencia entre emerger y construirse encima de.

juan varela perez

6 Marzo, 2017

Y Cheo Malanga sigue con la peste a guapo retando a duelo y queriendose fajar con todo el mundo. Lamento decirle:
1. no estas en Cuba, asi que mejor deja toda ese chancleterismo y retorica alardosa para los actos de repudio y los mitines politicos de golpe de pecho y gritería.
2. jamas has sido guapo. En el mejor de los casos un tipo bien informado que sabe administrarse y dosificarse de acuerdo a cada ocasion. Me constan un par de llantenes y algun que otro toque de tres.

El inagotable

6 Marzo, 2017

Para rematar. Superman existe. Ja, ja. La Coca Cola se enfría al quitarle la chapita, los blberones de los babys se quedan suspendidos en el aire sin tocar el piso y en los cines una acomodadora linda,rubia,te hace la felacion mientras ves la pelicula, ja, js

El inagotable

6 Marzo, 2017

Esta, a lo mejor la sabes. Casi no se necesita manejar dinero en efectivo
Las corporaciones te depositan tu salario electrónicamente y todos los comercios aceptan pagos con cartas de debito

El inagotable

6 Marzo, 2017

Hace poco, me quedé en la 836 west y una grúa de la ciudad me saco de ahí
Luego me remolcó la Triple A, que da un servicio de primera

El inagotable

6 Marzo, 2017

Otra nueva, cuando manejo en una interestatal y hay un accidente o el tráfico está lento, la ciudad me avisa a mi celular

El inagotable

6 Marzo, 2017

¡AH! Y esto es muy importante
Mi doctora,me regala visgras,ja, ja,ja

El inagotable

6 Marzo, 2017

Una nueva, Eduardo. Cuando donas sangre, ya no te pinchan el dedo. La hemoglobina la miden con rayos lasers.

Miami no sera la mas codiciada para visitar, pero ocupa el numero 20 a nivel mundial con 6.3 millones de turistas al año

El inagotable

6 Marzo, 2017

Si prestas atencion, Eduardo, notarás que en las entradas de los edificios, hay rampas de acceso para quienes usan sillas de ruedas. Hay supermercados, Wall Mart, que abren al público 24 × 7. En las bibliotecas tienes Internet gratis y hasta te prestan una PC portatil, y puedes sacar peliculas de gratis, hasta del Che, si quieres.
JA, ja. Pero a ti, sólo te gustaria un Miami para darle vivas a Fidel en el Versalles. Lo demás es irrelevante.

eduardo del llano

6 Marzo, 2017

Lindo y conmovedor lo de Yenlys. Irrelevante lo de Rufino y el Inagotable, que debe estar muy ocupado lamiendo el piso de la terminal.

El inagotable

6 Marzo, 2017

Dices:
no se atreven a ir a enfrentar cara a cara al calumniado, bien porque no tienen los doce dolares de la entrada, bien porque carecen de otra cosa mas esencial.
E.
________
Me ofreci sábado o domingo a buscarte en mi auto y ja, ja, ja, invitarte a un Pollo Tropical.

El inagotable

6 Marzo, 2017

En algunos baños publicos, en supermercados, no sólo hay jabón liquido, sino spray dedodorizante, papel sanitario y servilletas….o puedes sacarte las manos con aire a presion.
Ademas, una plataforma adosada a la pared para acostar en ella a los baños y proceder a cambiarles el pañal.

El inagotable

6 Marzo, 2017

Imposible, Eduardo, conocer Miami o cualquier otra ciudad de los EE UU en un par de semanas. Constantemente se inventa algo nuevo. No ves aceras en las called, ¿Tampoco ves, en las orillas de algunas calles un pasillo para que transiten los ciclistas? Tengo 30 años viviendo en este país y continuamente me llevo una sorpresa. Hace poco, por ejemplo, visite el baño público de una terminal de omnibus, y se podía pasar la lengua por el piso.

juan varela pèrez, miami, literalmente, si nos detenemos en la objetiva y cientìfica geografìa, emergiò, se edificò, sobre una zona pantanosa. Aseverar que todos se matan por visitarla, es recurrir al adverbio menos exacto, porque creo que en la lista de destinos turìsticos interesantes, deseables y provocadores del planeta tierra, pocos, y no todos, la eligirìan.

Rufino

5 Marzo, 2017

Un cineasta muy critico con el gobierno en diferentes temas como la censura en la redaccion de un periodico, los microfonos de la seguridad del estado, la carne de res en una exposicion de arte o cualquiera de los otros cortos de Eduardo. Pero un denominador comun, jugar con la cadena pero no con el mono. Nadie quiere poner en peligro los viajes al extranjero y si son pagados mejor.

Yenlys Artiles

5 Marzo, 2017

Una noche con Eduardo del Llano. “Brainstorm” y “Casting” en el Tower Theatre. Miami. Marzo 2, 2017.

Un sabor amargo a Cuba me envuelve esta noche, un sabor que la Coca Cola no me hace olvidar. Un país real, ajeno a aquella impecable postal que le ha puesto de moda y menos falso que la mentira tendida sobre él. Llega un pasado que es reciente para algunos, irrelevante para otros e ignorado por muchos. Errores que lastiman el cuerpo de la nación no doblegada y dispuesta a salvarse. Así viene el portador del mensaje, el discurso que me lleva de vuelta a donde pertenezco. Allí estoy de nuevo recordando escenas que arman parte de mi propio pasado, opiniones basadas en el miedo de quienes deciden y sepultan en vida la idea de llegar al mismo punto transitando por caminos diferentes, sin que deba por ello derrumbarse un país. Allí estoy con la patria en la mano, repitiendo lo que tantos ya saben y han dicho: el gesto paternalista y sin maldad que impone respuestas intocables puede terminar siendo una herramienta capaz de poner en duda la más pura e incuestionable de todas las verdades. “Brainstorm” revuelve mi noche, me sitúa otra vez en la ruta del cuestionamiento y revive temas que intento sepultar para seguir adelante. Me culpa por el abandono colectivo del que también he sido parte, por renunciar a creer en los sueños.
El mensajero levanta la voz para reivindicar al obrero del arte y….. yo podría decir mucho!!!!!. Hay tantos lamentos que escuché en la cama del lado y en la mía propia, dolor por la raza a la que le cuesta el doble llegar a la gran pantalla, por la crueldad de una carrera que no agradece como debiera a quien entrega todo. Podría cantar tantas historias de las que fui parte: pasar letras sin haber comido, tener un solo par de zapatos, pasar meses viviendo del aire….Pero, ellas se revelan en “Casting”, testimonio de generaciones cansadas de hacer y hacer para morir de repente y quedar en la memoria de un país que a veces no dice gracias
Esta noche Cuba me aprisiona, me aterra el mensaje que llega de La Habana, aunque no me sorprende ni me es ajeno. Me derrumba la idea de un país, que como otros, se cubre de heridas, pero duele más porque por él respiro.
Esta noche, en una ciudad que me abre su corazón y yo aún no puedo amar, me reconecto con el pasado. Esta noche La Habana me secuestra, me aprisiona y encuentro al mensajero, lo rapto, lo abrazo sin que sepa, me sumo a su causa, le hablo todo lo que puedo. Esta noche y el mensajero hacen que me sienta menos sola en el puente imaginario donde habitan aquellos no declarados enemigos absolutos de un lado u otro y encuentran por ello rechazo en ambas costas. Esta noche me voy a la cama con aquel sabor que no se disemina y aunque ya perdí mi voz me siento un poco más libre.

eduardo del llano

5 Marzo, 2017

Ah, pues yo conozco a cobardes que solo saben repetir las mismas y disparatadas calumnias pero no se atreven a ir a enfrentar cara a cara al calumniado, bien porque no tienen los doce dolares de la entrada, bien porque carecen de otra cosa mas esencial.
E.

El inagotable

5 Marzo, 2017

Dice Eduardo que apenas hay transporte público. Me imagino que no se ha percatado que las gracias de Miami circulan vacias, cumplen rigurosamente sus stops, que los choferes sin amables, que no ponen regueton, que tienen Free wifi y que les instalan unos aditamentos para que en ellos se coloquen las bicicletas

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

La fiesta

La caricatura