Nuestro pacto

Vivir un proceso revolucionario es una aventura inolvidable. Los que han brindado sus años de lozanía a la transformación social y al montaje del nuevo proyecto de país, esperan a cambio de sus pérdidas y sacrificios algunos resultados, sobre todo que beneficien a las nuevas generaciones, donde se encuentran los hijos y los nietos de los hacedores de la nueva cultura.

Nunca entendí que el agradecimiento debiera ser lo único que nos conectara a los que dieron su vida por la Revolución. Mi padre, que fue un luchador de la clandestinidad del Movimiento 26 de Julio, en los barrios de La Habana a fines de los años 50, repetía que él no había hecho nada para que se lo agradecieran.

La Revolución cubana se hizo para que cambiara el país, su política, su economía, sus relaciones de poder, sus relaciones exteriores, su manera de hacer arte, de producir la vida espiritual también.

Crecí admirando a todos los que murieron por la libertad, pero no creí jamás que debía solo darles las gracias sino seguir su legado.

En 1968 Fidel dijo en Demajagua que la Revolución cubana era una sola desde 1868 hasta el presente, pero los jóvenes de mi generación, nacidos en los 70, nos hemos encontrado con muchas trabas para cambiar todo lo que debe ser cambiado.

Contra la idea de Fidel muchos funcionarios cubanos repiten, dentro y fuera de nuestras fronteras, que la Revolución lo hizo todo, que todo fue logrado en 1959.

Nos preguntamos entonces ¿la Revolución continuó o no lo hizo, después de los años intensos de los 60? ¿Qué ha significado para los nacidos en los 70 ser revolucionarios si ya todo se había transformado con el triunfo y unos pocos años más? ¿Cómo ser revolucionarios en Cuba en 2017 sin ser tachados de centristas, reformistas, neo socialdemócratas, anexionistas, hipercríticos?

¿Por qué nadie recuerda que la Constitución de la República nos ordena a usar la crítica y la autocrítica como principio de organización y funcionamiento del Estado y a esto le llama democracia socialista? ¿Por qué no nos llaman demócratas socialistas cuando cumplimos el mandato constitucional?

Los que hemos aceptado el pacto simbólico de vivir en y con la Revolución cubana, aunque esta hace mucho tiempo se haya convertido en Estado, en Gobierno y en Administración Pública, con todos los vicios que esto conlleva, hemos aceptado algunas cláusulas del contrato original, que nos parecieron dignas, humanas, justas y hermosas. Entre ellas, preferir la solidaridad a la competencia del mercado, la paz a la guerra, ser no alineados que pertenecer a un bloque militar, ayudar al Tercer mundo porque pertenecemos a él, preferir la frugalidad al derroche, amar la imagen de los niños y niñas en las escuelas y nunca en las calles pidiendo dinero en las noches.

Pero el pacto que aceptamos también incluía vivir en una república en democracia, en un Estado de derecho, en un socialismo donde no se diluyera la libertad. Es decir que no aceptamos el despotismo, ni la impunidad, ni la falta de transparencia de la actividad de los funcionarios públicos, ni la pérdida de espacios de participación popular, ni el desprecio de la ley por los burócratas, ni la ausencia de pluralismo político.

Otras zonas del pacto no han sido renovadas. Los que aceptamos vivir en revolución no aceptamos por eso vivir en silencio ante la ineficiencia estatal, la corrupción o la pobreza creciente de nuestro pueblo.

Tampoco aceptamos con nuestra primera anuencia que lo ganado se enfermara y decayera, como la calidad de la educación y de la salud, públicas, que no se parecen en nada a aquellas que disfrutábamos en los años 80, cuando éramos felices y no lo sabíamos.

El pueblo de Cuba que ha querido vivir en una revolución para superar los años tristes del capitalismo neocolonial, no entiende cuándo fue que nos preguntaron si estábamos de acuerdo en aceptar inversiones extranjeras que disminuyeran nuestra propiedad social; cuándo fue que nos preguntaron si aceptábamos contratar mano de obra de la India antes que cubana para construir nuestros hoteles; cuándo fue que nos preguntaron si aceptábamos sacar del concepto de prosperidad el uso del papel sanitario, del queso amarillo, del Internet de banda ancha.

El pacto social revolucionario debe ser puesto al día.

Del lado de la administración no aparecen propuestas nuevas que nos hagan ilusiones; y a nosotros nos piden el mismo esfuerzo, la misma tolerancia a vivir con veinte dólares mensuales, la misma aceptación de un transporte público que no nos lleva a ninguna parte, de una alimentación apenas humana, el mismo silencio como prueba de nuestra confianza en un sistema que no nos habla de frente ni nos pide permiso para subir precios y desaparecer productos del mercado, para siempre.

Nuestro pacto es otro, algunos de nosotros, que aceptamos vivir en revolución, verificamos un contrato más rico, que traía consigo el derecho humano a pelear por la libertad, por la república, y por la democracia.

Nosotros hemos aceptado un pacto que nos hace responsables del futuro de Cuba, y para empezar nos obliga a pensar, a decir, a organizarnos y a luchar por la justicia.

Nuestro pacto no puede ser un documento viejo y de museo, debe servir y cuadrar a las nuevas generaciones, debe dar esperanzas a los viejos y a los nuevos, debe abrir el camino a una revolución más grande.

No es tiempo de aceptar un pacto lleno de deberes y al que cada día se le desgaja un nuevo derecho.

Artículos Relacionados

Comentarios

este me sono al de la bayamesa

Yo fui uno de esos que siguio el legado de mi padre y jamas vi los logros de su sacrificio ni mis hijos y nietos los vieron tampoco. Nunca hubo pacto social porque cuando un gobierno dicta y decide lo que hay que hacer no hay pacto que valga. Ese ha sido otro de los cuentos chinos de quienes hicieron una revolución para implantar una dictadura quasi familiar. El pueblo solo ha sido un instrumento para darle cierta legalidad a tanto desastre. Lastima que aún hayan tantos que nachan abierto los ojos

¿Por qué no nos llaman demócratas socialistas cuando cumplimos el mandato constitucional?…Porque el socialismo es una farsa, una mentira monumental y la constitucion del 76 una verguenza.

muy buen articulos ,lastima que nadie le va hacer caso

Pedro Perez

21 diciembre, 2017

Magnifico. Absolutamente real!
mis felicitaciones una vez más Julito!

Al revés de otros, yo sigo el legado de mi padre y si veo los logros de su sacrificio. Mi propio padre fue beneficiado con la Revolución. Se alfabetizó, se hizo graduado universitario. Hoy, con 76, tiene salud de hierro y sigue siendo un ferviente comunista, sin dejar de criticar las sombras.
Ahora me gustaría que Julio me dijera cuáles son los “derechos” que se desgajan.

Julio Antonio, el socialismo es una utopia, no es aplicable, no ha funcionado en ningún pais del planeta, solo en los papeles. Ninguna economia se levanta por Solidaridad, la economía necesita que tu seas dueño, que tu tengas ganancias, lo otro no es real, no es humano. Los humanos tenemos, metas, sueños, nos gustan los retos y podemos ser solidarios, si, cuando acumulamos riquezas para repartir, pero no se puede repartir lo que no ha sido producido, lo que se ha prohibido. Si usted quiere cambiar algo en Cuba, porque todavía cree que en las buenas intenciones de sus gobernantes vitalicios, empiece entonces por reclamar cosas concretas: El derecho a elecciones libres y plurales, a que el nuevo presidente lo elija el pueblo y no ha dedo como será ahora en febrero. A que bajen los precios injustos de los productos en las tiendas, a que se permita crecer y acumular riquezas a todos por igual y no solo a algunos, en fin… un largo etc…..

un pacto unilateral, donde no se nos invito al banquete. saludos desde la UH

Excelentes valoraciones, estamo en un momento donde esta predominando como nunca el poder y la mentalidad burocratica de dirigentes y fucionarios, se hacecaso omiso a todo lo que debe ser cambiado, a las porpuestas que se hacen para mejorar los niveles de vida. Son especialistas en desarrollar todo tipo de justificación, que unido inddablemente con los efectos negativos del bloqueo , no hace más que potenciarlo. la mentira, el evadir los problemas de los trabajadores que malviven con un salario, y ocuparse en como dejar a sus familias e hijos bien establecidos ante la incertidumbre del futuro, solo pensar en las residencias de miramar y vedado convertidas en paladares u hostales , así como otros bienes y privilegios , incluido los carros que siempre tuvieron acceso, no genera confianza en lso mismos

Genial, como siempre!!! El nuevo pacto social va a llegar mas temprano que tarde, lo preocupante es como va a ser el cambio, si va a ser con violencia o si va a borrar lo poco bueno que queda del socialismo cuartelario tropical cubano, ojala se avance hacia el sueño de la republica martiana.

El autor asume que la falta de queso amarillo se debe a la voluntad (o a la falta de ella) de algún funcionario. Es un análisis simplista, casi histérico. Está claro que muchas expectativas insatisfechas han quedado en el camino, pero decir esto sin un análisis mínimo de las causas es un na perreta.

Rosa usted ha leido sobre los niveles tan grandes de desigualdad que provoca el capitalismo, como va a decir entoinces que la riqueza se reparte solidariamente, cada vez menos creo en que usted este bien de la cabeza . No equivoque falso socialismo con el capitalismo que usted tiene en la cabeza

estoy de acuerdo con “El Nene” cuando dijo que “el socialismo es una farsa… una mentira monumental”… que sólo ha servido para que cada cierto tiempo se aparezca un sicópata extremista y se erija como un dictador… repitiendo el cuento onírico falso de la igualdad del hombre y toda la basofia… el socialismo no existió ni existe ni existirá porque no se puede definir… es como la palabra amor… que expresa un sentimiento… el socialismo es eso… un sentimiento… un deseo… pero nunca una realidad… en la realidad lo único que hay son personas que quieren sobrevivir y tener descendencia a costa de los demás y de lo que le rodea… lo qué existen son leyes económicas que funcionan para todos como la fuerza gravedad… lo que existen son ambiciosos, vagos, inteligentes que se diferencian del resto…

Cindy Garcia

21 diciembre, 2017

Excelente aporte Julito. ..hay decisiones inevitables en ese proceso de transformación que no hay que verlas necesariamente como desasertadas o que rompen con la esencia del proceso, es la transformación misma hacia el Nuevo Pacto Social. Me refiero a ….”El pueblo de Cuba que ha querido vivir en una revolución para superar los años tristes del capitalismo neocolonial, no entiende cuándo fue que nos preguntaron si estábamos de acuerdo en aceptar inversiones extranjeras que disminuyeran nuestra propiedad social”…..
Las inversiones extranjeras pueden ser un área de oportunidad para el crecimiento de la nación si se sabe manejar con mesura y siempre revirtiendo los beneficios en el mejoramiento social.
La transición es inevitable, no siempre seremos el “Robinson Crusoe” en el mundo globalizado, aunque sobreviva nuestro estilo auténtico de socialismo

Vivian Baguer

22 diciembre, 2017

Julio, me encanta leer tus artículos porque me hacen reflexionar, como deberían hacerlo muchos otros. Enhorabuena, sin dudas tu papá, allá donde esté, debe estar muy orgulloso de ti.

Adrián, disculpe las exageraciones de Julito. Debe ser que usted es aquellos que viviendo en barrios meramente obreros no percibe el crecimiento de la pobreza y la desigualdad. Viaja mucho usted a Europa? Si así fuera le invito a visitar el sur global para que vea como hay situaciones en Cuba que lastimosamente se acercan a las que por aquí veo.
Otra cosa, como neófito en teoria del estado y el derecho, debería usted entender primero qué es Estado de Derecho. Mi padre también es una persona mayor, goza de buena salud, tiene sus ingresos obtenidos licitamente, pero compay, no es hace la suerte de muchos de mis vecinos que llevan años jamándose un cable.
Sobre la vulneración de derechos? Camina La Habana, observa, pregunta… Aunque después disfraces los hechos con justificaciones algo te quedara.

Eduardo digame cual pais tiene socialismo verdadero. En Cuba lo que hay es Capitalismo Monopolista de Estado. Es decir, el estado es dueño de las riquezas, de los negocios, es el único que produce y que gana millones. Mientras el pueblo vive lleno de limitaciones y necesidades porque así lo decidió el estado. Salvando los 4 gatos de artistas, que los dejan gozar de sus ganancias obtenidas en el exterior, y la familia cercana de los mas altos dirigentes del país. Los paises mas desarrollados de Europa, tienen un nivel de vida alto, en sentido general, eso es capitalismo, porque con los impuestos tu puedes pagar salud y educación de calidad gratuitas, puedes pagarles salarios a desempleados. o con tu propio dinero puedes tener una fundación para ayudar a determinadas personas, etc. Pero usted no sabe porque solo conoce un país con una economía disfuncional, y con apenas conexión pésima a internet.

El socialismo fue, es y sera (si no se extingue antes) una porqueria que solo sirve como fabrica de desvergonzados dictadores y poblacion miserable. Recordemos que esta en la misma familia del nazismo y el fascismo.

Ya nadie menciona los Lineamientos…donde quedaron?,Mira que nos ilusionaron.Todo quedo en agua de borrajas.Por eso agradezco a Dios que hace 22 anos me fui de Cuba…Y no he vuelto mas,ni voy.Aleluya aleluya,grande es el senor.

José A. Huelva

23 diciembre, 2017

Muy buen artículo!
Cuba necesita un nuevo orden interno. Es un secreto a voces, pero para eso necesitamos elecciones gubernamentales reales sin el truco existente ahora mismo, donde se pueda elegir a Don Juan de los Palotes si tiene una propuesta de sociedad válida. Necesitamos una nueva constitución que se apruebe por los ciudadanos (no por el gobierno) y después leyes que favorezcan el desarrollo de la nación, que no limiten el crecimiento personal en ningún ámbito, que garanticen justicia social. Necesitamos un parlamento reunido todo el año, (no la burla actual reunida 2 veces al año para aprobar por unanimidad lo que los “afines” al gobierno pensaron antes).
Pero los cambios no van a llegar de manos del gobierno, eso es otra utopía que jamás ocurrirá. Ya han mostrado en incontables ocasiones la adicción que tienen al poder. Hasta la Constitución y leyes actuales les sirven de escudo contra esos cambios. De modos que la pregunta del millón es ¿Qué hacer para empoderar al pueblo y lograr los anhelados cambios?

Manuel Zayas

23 diciembre, 2017

Dicho en palabras simples, el Socialismo sin democracia y sin garantía de derechos civiles, politicos, económicos, sociales y culturales es cualquier cosa, menos Socialismo

Juan Carlos

23 diciembre, 2017

Comenzare este comentario con una aclaración, que esto que escribiré y espero no censuren no esta escrito con resentimiento ni con el interés de herir a aquellos que guardan veneración por el difunto, sino que lo he concluido visto los acontecimientos.
Debo decir estimado autor que ese pacto al cual hace referencia, nunca existió. Que Fidel Castro al llegar con su caravana a la Habana y saludar, con choques de manos desde su tanque, a todos aquellos que salieron a recibirlo, no estaba pensando “ahora si vamos a construir la democracia para que este pueblo sea feliz”, sino “que bueno que estén contentos pero esta victoria es mia, fui yo quien se paso en la sierra dos anos luchando contra batista quien estuvo a punto de ser fusilado después del Moncada, quien formo a los expedicionarios y este botín es mio y lo sera hasta que muera”. Como ya advirtió uno su maestros jesuitas el siempre fue un hombre que busco el premio mayor todo o nada. Ese fue el signo de su vida ya fuera por ser hijo del medio, por ser bastardo y tratado como tal en sus primeros anos de vida, pero busco la gloria a toda costa. No nacio en Corcega sino en Biran pero busco siempre sobresalir en algo lo intento como boxeador peleando con cuanto guajirito de la finca de padre se topo, hasta un negro fortachon le hizo entender de un trompon que por ahi no iba al noquearlo, y al que Fidel invito al palacio presidencial una vez en el poder. Lo intento con el basquetball con su bombillo en la cancha para practicar por las noches, de figurante en un show de bailarines en Mexico, de pandillero junto su examigo y despues enemigo Masferrer. Hasta que al fin logro su ascenso a la gloria con la insurrecion contra Batista. A partir de ahi el asumio el papel que representaria toda su vida asumiendo la ideología socialista la cual como descubrió Stalin es de las pocas que en los tiempos modernos permiten que alguien se entronice en poder hasta morir cual rey moderno.

Asi que si alguien en algun momento creyo que alguna vez algo parecido a un pacto lamento decepcionarlo no se pacta con alguien cuando tienes todo el control. A las personas hayan visto en sus palabras y hasta algunos de sus actos o intenciones de actos la ideal representación de un líder solo ocupado por los interese de su pueblo cuyos discursos mostraban solo preocupación de los destinos de la humanidad, solo han sido victimas una gigantesca puesta en escena. Si quieren entender semejante hazana les haría bien ver la película “The prestige” o El Gran Truco cuando un mago le muestra a otro el truco de un chino que hace aparecer un pecera pero para que el chino pueda hacer ese truco a tenido que fingir durante toda su vida delante de las personas que es un gordo fragil cuando en realidad es una persona delgada y fuerte que carga siempre un pecera entre sus piernas debajo de sus ropas. Vez le dice su amigo ” It is all about commitment”. Asi en nuestra Cuba algunos veran la magia de un pacto mientras otros, quizas, puedan darse cuenta de un truco,un gran truco que ha durado una vida.

jose dario sanchez

24 diciembre, 2017

Dr.Julio : que yo sepa, un pacto debe tener varios participantes, entonces le pregunto : quienes han firmado y aceptado el Pacto Social del que usted hace mencion ?? Gracias……

Mendaro Gregory

24 diciembre, 2017

PREGUNTO PARA APRENDER
¿Sería posible que el partido-gobierno de Cuba, publicara este artículo en cada una de las publicaciones de prensa, nacionales, provinciales y digitales?
¿PARA QUÉ NOS FACILITARON LOS ESTUDIOS SI AHORA NO QUIEREN QUE PENSEMOS, RAZONEMOS Y COMPRENDAMOS?

Los revolucionarios y patriotas q aman esta tierra nunca dejaremos de luchar porque se cumpla el concepto de Revolución,esa es la batalla de todos y de cumplirse Julito,al cual respeto,no necesitaría de hacer este artículo.

Si Mendaro Gregory, quien opina en este articulo es el destacado actor de la TV cubana, mis respetos para Ud como actor. Hasta los buenos artistas han desaparecido de la mediocre television cubana, Algunos han fallecido y la mayoria se ha largado del “paraiso” socialista hacia el “infierno” capitalista.

jose dario sanchez

25 diciembre, 2017

si me lo permiten….julio : quienes firmaron ese Pacto ??? Gracias.

“El progreso es imposible sin cambios y aquellos que no pueden cambiar su mentalidad no pueden cambiar nada”. ( George Bernard Shaw )

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

El muro

La caricatura