Preguntas sin respuesta

Llegan a mi cabeza a cualquier hora del día, desde muy niño hasta ahora, preguntas incómodas, que ni yo quiero responder. Algunas son dudas irreparables que forman parte de mis lagunas científicas. Otras son herejías políticas, desvíos del camino confortable de la burocracia que habla pero no dice nada.

¿Por qué “desconectar” era, hace una generación, la acción de relajarse y ahora todos quieren estar conectados?

¿Por qué los que gobiernan han olvidado el origen marinero de la palabra gobernar, que en un barco es el trabajo del timonel, que nunca es jefe ni el dueño del navío? Gobernable es el timón de la embarcación, jamás el pueblo.

¿Por qué el pueblo no se llama a sí mismo capitán?

¿Por qué los mandatarios caminan sobre alfombras rojas y los mandantes, los que mandan, caminamos sobre aceras rotas?

¿Por qué los vietnamitas exportan millones en pescado de río con técnicas que les enseñamos nosotros, que no logramos exportar ni una escama?

¿Por qué, si los ciudadanos cubanos tienen derecho a la salud pública gratuita, se les cobra un seguro médico a los cubanoamericanos que entran a Cuba con pasaporte nacional?

¿Por qué miles blandieron machetes para dejar de ser españoles y ahora miles blanden árboles genealógicos para ser españoles otra vez?

¿Por qué todos los racistas comienzan sus frases de odio diciendo “yo no soy racista pero…”?

¿Por qué los gobernantes pueden decir que el pueblo no está preparado para los cambios y nosotros no podemos decir que ellos no están preparados como el pueblo?

¿Por qué se pueden vender millones de libros cada año en la Feria del Libro de la Habana y de Cuba, y no se puede imprimir un periódico nacional con muchas páginas y secciones?

¿Por qué seguimos diciendo que es café lo que tomamos si el propio producto informa que tiene 50 por ciento de chícharo? ¿Si 50 por ciento es la mitad por qué no decimos que lo que tomamos es chícharo con 50 por ciento de café?

¿Por qué los asientos de las guaguas no los ponen en las paradas si estamos más tiempo en ellas que en los ómnibus?

¿Por qué los cubanos y cubanas no podemos navegar por las aguas de la Isla, ni hacia los cayos, ni por el litoral, ni hacia la barrera coralina si la Constitución declara que usaremos los transportes marítimos sin separación?

¿Por qué me tengo que enterar que va a cambiar el Estado porque están restaurando el Capitolio?

¿Por qué es lícito botar cabezas de animales en las esquinas de nuestros barrios y asistir a la religiosidad íntima de algunos en lugares que son públicos y no privados?

¿Por qué los hombres en Cuba han vuelto a la costumbre ancestral de orinar donde nazca el antojo, sea en un portal o frente a la puerta de la desconcertada señora de la casa?

¿Por qué los deportistas cubanos son los únicos del planeta que se señalan con el puño las partes íntimas de su cuerpo en el momento de la victoria?

¿Por qué algunos se han indignado y nosotros no nos hemos puesto ni “bravitos”?

¿Por qué se nos ha olvidado que la finura del alma es tan cubana como la valentía o la sandunga?

¿Por qué nada puede eclipsar mi terca necesidad de estar aquí?

Comentarios

Excelente…e incluso algunas tristemente graciosas!

Esto es sencillamente incontestable….pero tu sabes por qué

“Quiero que el pueblo de mi tierra no sea como este, una masa ignorante y apasionada, que va donde quieren llevarla, con ruidos que ella no entiende, los que tocan sobre sus pasiones como un pianista toca sobre el teclado. El hombre que halaga las pasiones populares es un vil. El pueblo que abdica del uso de la razón, y que deja que se explote su país, es un pueblo vil” José Martí, Nueva York, 25 de junio, 1885

Jesus Alejandro

15 febrero, 2017

La respuesta es simple: porque los cubanos tenemos lo que nos merecemos…

Me gustó mucho!

menos la ultima pregunta, porque el cubano se ha convertido en solo eso, un cubano, pero no es ciudadano. Ha sido el diseño del gobierno, por eso algunos le llamamos dictadura.

Hay que eliminar actitudes elvispreslianas y burguesas.
Fidel Castro

Ahora no se quejen y disfruten el comunismo. Saludos

Retomando a Ezapo
“Quiero que el pueblo de mi tierra no sea como este, una masa ignorante y apasionada, que va donde quieren llevarla, con ruidos que ella no entiende, los que tocan sobre sus pasiones como un pianista toca sobre el teclado. El hombre que halaga las pasiones populares es un vil. El pueblo que abdica del uso de la razón, y que deja que se explote su país, es un pueblo vil” José Martí, Nueva York, 25 de junio, 1885

Ahi esta la verdad. Disfruten el comunismo y griten a pulmon limpio Viva Fidel, Viva Raul, Viva el Partido Comunista, Viva la Revolucion jjajajajaja disfruyen ahora y no se quejen cada pueblo tiene el gobierno que se merece.

¡Excelentes preguntas!La lista sería interminable.

Hay preguntas muy generales para enmascarar las preguntas pincantes, tabues o politicas como el cobro de la salud a los cubanoamericanos con pasaporte nacional, los cambios sin prisas y sin pausas para los que no esta preparado el gobierno, el cafe-chicharo que se oferta al pueblo, o las muestras de falta de educación y cultura de los cubanos. Le pregunto al autor: ¿Por qué esto lo tenemos que leer en Oncuba y no en el Granma?

faltan preguntas. Habitualmente leo éste sitio y en general todo lo que se dice sobre CUba. Respeto mucho a los autores de éste y otros trabajos; pero señores; la pregunta que falta es ¿por qué todos ellos le dan vuelta a los problemas y no llaman a las cosas por su nombre? Será que no quieren que se les censure o se tomen medidas contra ellos. En fin por qué no se dan las respuestas a estas preguntas? Así pasa, mis amigos, con las cosas de Triana, Silvio Redríguez, Humberto pérez y otros muchos; a quienes, repito, respeto mucho.

Porque vivimos en “El País de los Dioses”.
Porque el Gobierno quiere que comamos política y caguemos frijoles.
Porque nos han manupulado idiológicamente hasta el extremo de que todos padecemos de “Otrismo” (Estar pendiente más de los otros que de nosotros mismos, para esconder todo lo que no tenemos, es como estar en un aula sin atender al profesor y estar mirando por la ventana).
Porque nos criaron esperando a recibir en vez de actuar libremente.
Porque…..

“Las normas están tan establecidas en la costumbre que incluso los perjudicados se sienten bien, ya que no piensan otra cosa sino que están cumpliendo con su deber, es lo ideal, conseguir que las victimas se encuentren a gusto en el sacrificio”

Buenísimo!!!!

¿Porque no tenemos una Democracia Pluralista como todos los países de América?

Yurisdan

22 febrero, 2017

El artículo está bueno, fuerte, directo y real… genial la imagen gráfica del clavo (puntilla) en el árbol..!!!!

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

[mc4wp_form id="83321"]

Publicidad

La carta bajo la manga

La caricatura