¿Quieres salir en una película de Hollywood?

Yo no me canso de decirlo, hay gente en la calle que hace gala de una inocencia desconcertante y al mismo tiempo deliciosa. Camino por San Rafael, rumbo al Parque Central. Como hago siempre, me detengo junto a la gente, escucho como quién no quiere la cosa las conversaciones de los grupos. Hoy se habla sobre todo de dos temas:

a) La rebaja de los precios del pollo y el aceite (mi mamá quiere que escriba una crónica al respecto, pero he decidido abstenerme, por el momento).

b) La filmación de la octava parte de la saga de Rápido y furioso en varias calles y barrios de La Habana.

Sobre el segundo tema estaban hablando cerca de la cafetería de la esquina de Águila. Ni le pongo ni le quito, no tiene desperdicio:

—¿Quieres salir en una película americana, de corredera de carros y todo eso? —pregunta una cuarentona enlicrada.

—¿De qué tú hablas, niña? —responde la mujer de al lado, más o menos de la misma edad y de la misma clase de licra.

—Hija, que están grabando una película americana por allá por el Ameijeiras. Han puesto carteles y todo. Y tú puedes ir y actuar, pero no te van a pagar por eso.

—¡Sí, ya, seguro! —clama la segunda con su cigarro en la mano. Si yo actúo en una película americana, me tienen que pagar un dineral.

La otra se le ríe en la cara.

—¡Ni que tú fueras Beyoncé! Tú tienes que darte con un canto en el pecho si te dejan salir en una película.

—¿Pero qué es lo que hay qué hacer? ¿Hablar y hacerse la muerta?

—¡Qué sé yo! Yo no he ido. A lo mejor es caminar entre los carros y poner cara de susto cuando choquen y exploten.

—Na, mi vida, eso es un peligro. Ahí hay que pagar por peligrosidad.

—Mija, ¿tú crees que los americanos trabajan a la locura? Todo eso está organizado.

—Deja, deja… Yo tengo cosas más importantes que hacer.

—Pues yo sí voy mañana con el Chino. Hoy no, porque él está trabajando. Pero mañana voy tempranito, a ver si salgo en la película. ¡Después no quiero envidia cuando me veas en el cine!

Y así las dejo, animadísimas en medio del río humano del boulevard, protagonista de un sinfín de historias cotidianas… con tantas o más peripecias que Fast & Furious

 

Filmación de Rápido y Furioso en La Habana. Foto: Reuters
Filmación de Rápido y Furioso en La Habana. Foto: Reuters
Foto: Francisco Rodríguez Cruz
Foto: Francisco Rodríguez Cruz

Artículos Relacionados

Comentarios

Denisse

25 abril, 2016

Como siempre genial. Me encantó eso de la misma clase de licra jaja

Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia…jajajaja..Bravo Yuris…!!!!

JAJAJAJA, ES COMO SI LAS ESTUVIERA ESCUCHANDO. YURIS NÓRIDO, TÚ ERES UN DIALOGUISTA EXTRAORDINARIO. DEBERÍAS ESCRIBIR TELENOVELAS O MEJOR, PROGRAMAS HUMORÍSTICOS…

jajaja… genial. Espero la próxima!

Ana María

25 abril, 2016

está muy buena, pues yo creo que yo iría, así me hago la idea que soy una actriz famosa de Hollywood, quien sabe, jajajaj es broma

Ese ‘Rápido y Furioso’ tan intempestivo en Cuba no me parece casualidad. Viene Obama y ¡zas! Los Rolling Stones ¡zas! ¡Rápido y Furioso! ¡Hollywood en todo su tenebroso esplendor – como dice la canción! Y Hollywood ES HOLLYWOOD. Desembarcaron con todo. Tampoco debe ser casualidad que estén asfaltando las calles de La Habana, jajaja

La crazy

26 abril, 2016

Muy buena yuris, verdad que mi Cuba no tiene desperdicio jajaja

jajjajaja que bueno y eso que no saben que me propusieorn y yo no quise por no faltar al trabajo jajajajaj

Buenísimo, jaja

Mariate Díaz

28 abril, 2016

Jajajaja, Noris, eres estupendo.

Argelio Castañeda

29 abril, 2016

La verdad es que aquí hay mucha gente que trabajarian en la película haciendo cualquier cosa sin cobrar nada, claro por tal de salir en el film, total si antes ibamos hasta la agicultura de manera voluntaria.

Doria Alderete

29 abril, 2016

Qué no se te va una! jajaja. Somos actualmente la isla que está de moda, todos quieren conocernos, la verdad es que también nosotros queremos ver un poco mas allá, ha venido la casa blanca en persona, el rock en grupo musical y HOLLYWOOD en filmacion de película. No hay que perderse nada, este tiempo es la nueva historia a contar.

Hola Yuris, mis saludos para ti. Casualmente hoy llegué a Madrid, y las preguntas de los amigos se imponen. Me dio “cierta risa”, mi respuesta que tiene que ver con tu artículo, que lo leí ahora. Les contesté: los cubanos “andan entretenidos en la filmación de Rápido y Furioso, y “las rebajas”. Haciendo gala de esa INOCENCIA DESCONCERTANTE.

Jaja, es que no solo está de moda, si no que su ritmo caribeño enamora a todo el que está con ustedes, me encantan mis hermanos cubanos .

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Nubes

La caricatura