Un poco de humor criollo: Telones cubanos

Mayo se está terminando

(mes 5 del 17)

y OnCuba me compromete

a continuar “reportando”

las cosas que van pasando,

su ritmo, su desarrollo.

A veces es un embrollo

pero… yo ni muerto callo.

Vamos a ponerle a mayo

un poco de humor criollo.

 

¿Se acuerdan de los “telones”,

esos chistes dramatúrgicos,

con ciertos aires litúrgicos

y estructurales opciones

de hilarantes situaciones

y abstractos “juegos de manos”?

Pues, con décimas, paisanos,

las carcajadas despiertan.

Espero que los diviertan

estos “telones” cubanos.

 

Sube el telón: una fila

de gente que va a cobrar.

Baja el telón: tras pinchar

la masa se halla intranquila.

Sube el telón: quien vigila

elige a uno y paga urgido.

Baja el telón: un tal Guido

canta a Silvio mientras cobra.

¿Cómo se llama la obra?

“La canción del Elegido”.

 

Sube el telón: María Inés

se empata con un turista.

Baja el telón: lo conquista

y luego se va el francés.

Sube el telón: pasa un mes.

Baja el telón: más distancia

y whatsapp de Cuba a Francia

y ella nunca se recobra.

¿Cómo se llama la obra?

“Es contigo en la distancia”.

 

Sube el telón: Ana Esther

tiene cinco o seis amantes.

Baja el telón: por instantes

su marido no es Javier.

Sube el telón: más placer.

Baja el telón: hay jactancia

y abundan y es redundancia

y a Javier frente le sobra.

¿Cómo se llama la obra?

“El cuerno de la abundancia”.

 

Sube el telón: Un muchacho

Llega a un garden y se agacha

para darle a una muchacha

una flor (galante el macho).

Baja el telón: ya borracho,

toma otra flor (porque sí)

y se la da (yo lo vi),

dos flores y una zozobra.

¿Cómo se llama la obra?

“Dos gardenias para ti”.

 

Sube el telón: Ana llora.

Baja el telón: Ana canta.

Sube el telón: Ana imanta

a un joven que se “ana-mora”.

Baja: Ana actúa ahora

por la calles de La Habana.

Baja: Ana se engalana,

manipula y maniobra.

¿Cómo se llama la obra?

“La Película de Ana”.

 

Sube el telón: un pequeño

pide un fula a una extranjera.

Baja el telón: no hay manera

de esquivar al pedigüeño.

Sube: el pequeño risueño.

Baja: truco, trato, treta.

Sube: el pequeño interpreta

a un fula-no (y fula y robra).

¿Cómo se llama la obra?

En “La edad de la peseta”.

 

Sube el telón: un paciente

en el sillón del dentista.

Baja el telón: a la vista

muela, encía, boca y diente.

Sube: el dentista de frente.

Baja: el otro, “que no duela”.

Sube: bla-bla-bla y secuela.

Baja: esta muela te sobra.

¿Cómo se llama la obra?

“No me metas tanta muela”.

 

Sube el telón: Pepe Franco,

de Trocadero, en La Habana,

se quedó en blanco ante Ana

y ante mí se quedó en blanco.

Baja el telón: No le arranco

ni una expresión, ni un sí, pero…

Baja y sube: el compañero

ni en silencio se recobra.

¿Cómo se llama la obra?

“Está en blanco y Trocadero!”

 

Sube el telón: un cubano

dice que es Brad Pitt y es feo.

Baja el telón: es muy cheo,

más que cheo y es enano.

Sube el telón: el paisano

enano y cheo da un grito.

Baja el telón: al Cheíto

tanta chealdad le sobra.

¿Cómo se llama la obra?

“El pit-cheo está bajito”.

 

Sube el telón: alguien pide

su expediente laboral.

Baje el telón: al final

lo rompe y quema y divide.

Sube el telón: se decide

y en un extraño arrebato

le prende fuego y al rato,

lo incendia todo, reobra.

¿Cómo se llama la obra?

“Candela pa’l sindicato”.

 

Sube el telón: No hay libreta.

Baja el telón: no hay comida.

Sube el telón: no hay bebida.

Baja: ni pollo de dieta.

Sube: no hay azúcar prieta.

Baja: no hay ron ni hay guayaba

ni pescado ni Plan Jaba,

ni pan pa’l pobre y la pobra.

¿Cómo se llama la obra?

“Se acabó lo que se daba”.

 

Sube el telón: se va el mar

revuelto en el malecón.

Baja el telón: un varón

intenta, solo, pescar.

Baja: huele a calamar.

Sube: huele a mar berreado.

De pronto, pasa a su lado

una hembra y todo le sobra:

¿Cómo se llama la obra?

“Vino el pollo por pescado”.

 

Sube el telón: peatón

piropeando a una mujer.

Baja el telón: un chofer

tiene la misma intención.

Sube: la chica en cuestión

al de a pie lo recrimina.

Baja: ante le chofer se inclina,

sube al tour y paga o cobra.

¿Cómo se llama la obra?

“Me gusta la gasolina”.

 

Espero hayan disfrutado

estos pequeños “telones”.

Sube el telón: son razones

para reír sin pecado.

Baja el telón: del pasado

hasta el dolor alimenta.

Sube el telón: me doy cuenta

de que algo falta, algo sobra.

¿Cómo se llama la obra?

“OnDécima de Pimienta”.

Artículos Relacionados

Comentarios

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Viajero

La caricatura