Una foto recorre La Habana

Me di de narices con este cartel caminando por Línea:

perdono_olvido

La imagen de la foto es inconfundible, pertenece a la memoria colectiva del país: el acto de ultraje al monumento a Martí en el Parque Central de La Habana, la noche del 11 de marzo de 1949. El marine estadounidense trepado en lo más alto es Richard Choinsgy. La historia ha referido que él y sus compañeros –el sargento Herbert D. White y el marino George J. Wagner– tenían una borrachera monumental. Acababan de salir del Sloopy Joe´s Bar, a apenas dos cuadras del lugar del suceso, y estaban furibundos.

Choinsgy quiso demostrar su habilidad acrobática escalando el monumento al Apóstol de la Independencia Cubana, desde donde sazonó la proeza saludando a sus colegas y al creciente público reunido en torno a la escena. Los botellazos y pedradas que recibió en respuesta lo obligaron a descender. Una turba arremetió contra ellos. Solo la intervención de la policía impidió el presunto linchamiento. Los uniformados debieron azotar con porras a los violentos y hacer disparos al aire para sacar ilesos a los agredidos y llevarlos hasta la Primera Estación de la Policía Nacional.

Estos sucesos fueron dados a conocer al día siguiente en la prensa nacional. Fernando Chaviano, un fotógrafo aficionado que a la sazón pasaba por el lugar mientras se sucedía la profanación del monumento, tomó las dos únicas instantáneas que del acontecimiento se conservan. Las imágenes, como siempre, tienen un peso movilizador incomparable: Cuba entera hirvió durante esas jornadas, cuando el repudio a los norteamericanos, incluidos pacíficos turistas, y hasta el apedreamiento de la embajada estadounidense, ocurrido al día siguiente en medio de una protesta espontánea en sus inmediaciones, obligó a los representantes diplomáticos a apurar una disculpa.

Pero, ¿qué hace esta imagen en La Habana de 2016? ¿Por qué un lema como “Perdono, pero nunca olvido” la coloca sobre la tela del presente y recontextualiza su significado?

Este impreso no posee rúbrica; nadie se hace cargo explícito de su creación y difusión. También la calle 23 de Paseo a 12 aún exhibe unos cuantos intactos, casi siempre pegados contra el dorso de señales del tránsito o en postes del alumbrado público. Me he dedicado a buscarlo en otras áreas y apenas pude encontrar varios de ellos, casi todos ajados o cubiertos por avisos de conciertos de reggaetón o anuncios de permutas, en la Calzada de Infanta, en el trayecto que va de Zanja a San Lázaro.

De lo anterior se desprende que sus creadores y difusores quisieron hacerlo muy visible, emplazándolo en arterias céntricas de la capital. Como queda clara la intención de dialogar con las circunstancias especiales del nuevo momento histórico nacional. En un tiempo de distensión y acercamiento, “descongelamiento” dicen, con el vecino del norte, poner “pica en Flandes” parece una actitud revanchista.

El comentario, de paso, pone en evidencia la ausencia de consenso en torno a cómo asumir la nueva relación con el “enemigo histórico de la nación”. Mientras una zona nada despreciable de la sociedad abrazó el acercamiento con alivio y entusiasmo, otra emitió recelos casi de inmediato. Mientras la imaginación de la cultura popular comenzó a producir memes aprobatorios, la ciudad se llenó de banderas de barras y estrellas y nació un mutante caprichoso pero pícaro –nuevamente una imagen–, donde se unían dos significativos opuestos, bautizado como Mickey Valdés, otra área, sobre todo cercana al discurso del poder político, emitía reparos y advertencias.

¿Tiene que ver esta imagen con una campaña ideada para acentuar ese propósito?

Probablemente. Pero más que dedicarse a establecer las intenciones de fondo, prefiero observar mejor su sustento. La imagen del agravio a la imagen de José Martí se sembró profunda en la estructura del nacionalismo cubano. Porque significa, rápido y mal, una agresión a la Nación cubana. Cualquier cubano, viva donde viva y piense como piense, repudiaría el acto.

Pero a más de medio siglo del suceso, despojada de su significado contextual, de fechas, anecdotarios, circunstancias, queda la imagen. Una imagen que se lee como alegoría de una relación histórica entre desiguales, donde el poderoso mancilla al débil. Y el nacionalismo, sea usado para la exclusión del diferente o para acentuar la resistencia ante fuerzas externas a la voluntad de un grupo social compacto, opera, en términos generales, con altas cuotas de emoción.

Cuando el nacionalismo maniobra con imágenes así se guarnece en sus reivindicaciones. En Viet Nam tienen la foto de la niña desnuda quemada con napalm. En Panamá, las ruinas del genocidio de El Morrillo. En Okinawa, decenas de casos documentados de niñas y mujeres violadas. En Ecuador, una mancha negra en medio de la selva. Siempre se trata del reclamo del pequeño ante el grande. A menudo, de apelar a razones del pasado para acorazarse ante probables abusos futuros, sostenidos en un orden de cosas que justifica el recelo histórico.

“Perdono, pero nunca olvido”. Hay aquí una declaración que se opone a la amnesia. Una racionalidad serena y poderosa –porque hay que poseer una densidad humana y moral muy alta para perdonar tanto agravio sin caer en el rencor o en la predisposición vengativa– indica que absolver borrando el pasado sería irresponsable. La tensión en la Cuba actual hacia olvidar y perdonar o hacia evocar con énfasis, no podría jamás renunciar a esas imágenes, pues nos recuerdan la situación humillante que nos llevó de una cosa a otra, y nos trajo hasta aquí.

Porque el 13 de marzo de 1949, dos días después del escándalo del Parque Central, como medida para evitar otros incidentes, levaba anclas la flotilla de la marina estadounidense donde vinieran los marines beodos hasta La Habana. Con la partida, también se impedía que los comisores del delito fuesen juzgados por tribunales cubanos, como exigían las protestas. Días después se sabría la sanción contra Choinsgy: quince días sin salir del barreminas donde servía. O sea, dos semanas sin pase. Y a otra cosa, mariposa.

Pero el nacionalismo tiene pliegues imprevisibles. Un tiempo antes, he visto este otro cartel en Línea y 8:

guiteras_linea

 

Esta imagen no viene acompañada de leyenda alguna. Contiene apenas un retrato muy conocido: el de Antonio Guiteras, sujeto extraño dentro de la tradición socialista, revolucionaria y antimperialista cubana. Guiteras es sobre todo conocido por ejercer el cargo de Secretario de Gobernación, Guerra y Marina del Gobierno de los Cien Días, a partir de septiembre de 1933. Pero en Cuba se habla casi nada de él. No se le celebra. Esta exhumación, sobre el dorso de la señal de parada del P1, el P5 y la 20, es cuando menos extraña.

La foto de Guiteras ha sido, como se verá, modificada. Trae un pañuelo cubriéndole el rostro, acaso reivindicando su fama de levantisco, de partidario de un “socialismo jacobino” (como lo califica Julio César Guanche), por elegir la opción violenta en más de una ocasión. O por esa conducta radical, que lo llevó a hacer en sus cien días en el gobierno más que mucha gente en años: institucionalizó los sindicatos, implantó el salario mínimo y la jornada diaria de ocho horas, el seguro y retiro obreros, así como repudió la deuda con el Chase National Bank, nacionalizó la Compañía Cubana de Electricidad y destituyó al norteamericano Thomas Chadbourne de la presidencia de la Corporación Exportadora Nacional de Azúcar, entre otras tantas medidas a favor de los intereses cubanos.

De manera que alguien trae al presente a un hombre entre cuyos legados, además de la opción nacionalista más profunda, está expulsar de su oficina al enviado de Estados Unidos de América y combatir en todos los sentidos el complejo de inferioridad colonial de los naturales del país.

Estos días la ciudad tiene carteles de toda clase. Desde el silencio, preguntan.

Artículos Relacionados

Comentarios

acaso el pañuelo de Antonio Guiteras no hace referencia al zapatismo en Mexico??? Me parece estar viendo al subcomandante Marcos en ese cartel.
Por otro lado, si bien el rencor no debe marcar nuestras vidas, no podemos olvidar la historia porque, por desgracia, tiende a repetirse. A quien quiera que se le ocurrio el cartel, espero y creo que no fue precisamente al partido como levemente suguiere este trabajo, me parece una buena forma de despertar la conciencia del cubano de a pie que ve a Estados Unidos como el gran salvador o el gran paradigma. Y no solo Estados Unidos, cualquier país al que se le de la oportunidad de explotar nuestra tierra lo va hacer. Me ahorro los ejemplo porque creo que estan sobrados. No solo Estados Unidos es el malo, existen otras potencias que durante años nos usaron, o acaso olvidaron a nuestros socios sovieticos que metieron y sacaron misiles nucleares de aqui. Cuba no tuvo potestad para decidir. Apelemos a la memoria y veremos las claves del futuro.

El haber estado borracho no exime al marine de culpa.
Si ese acto lo hubiera cometido en su país, se habría considerado delito contra la Fe Publica y le habría costado de 6 meses a 5 años de prisión penitenciaria, según la artículo 308 del Código Penal 9.155 , de los Estados Unidos.
Pero Cuba no era para ellos un país, era un burdel y un casino.

colonizados quise decir…

Coño Viola, que usted la lleva a la ” tremenda ” , si usted viola a mi mujer será porque ella no quiere y usted si ,ya el asunto va de persona a persona y para eso hay ” otras soluciones ” .Qué trabajo se pasa con personas que no entienden y se van ” por la curvita ” y , si, creo que todos estamos ” coonozados ” por algún tipo de idea ,a favor ,en contra o todo lo contrario .

la juventud cubana esta cansada de los experimentos de los decisores.emigra porque no ve futuro,se manifiesta en un grafiti en la pared y roba en su trabajo para poder vivir un poco mejor de lo que le permite su miserable salario

Quincás Borba

4 Octubre, 2016

da gloria cubanos como Dean Luis, da pena que sea cubano josé darío sánchez

Si Dago, mañana voy a violarte a tu mujer, si al final yo no la conozco, de todas maneras, lo haré como una broma y todo quedará en la anécdota.
Ese es el razonamiento de los colonizados mentalmente, de los sin carácter. Habría q ver cuando sea contigo o tu familia a ver si de verdad piensas así.
Muy mal estamos con personas como uds, q calamidad de gente.

En 2001 yo andab por USA y me invitaron a tocar en un bar del Barrio francés en New Orleans ,me preguntaron que de qué tribu yo era ( ya tú sabes , pelo largo negro, jeans, botas ,trigueño de piel , pensaron que yo era un ” american native “). les dije que yo era de Cuba y me preguntaron ..Qué tribu es esa ?. sí que ya saben como anda el conocimiento por algunos lugares ,eso explica un poco mi comentario anterior.

Sacar cosas fuera de contexto es tremendo . Te aseguro que el dia que Obama habló por TV a todos una pila de americanos se enteraron de que existe un pais que se llama Cuba y que no tenía relaciones con Cuba .El marine yuma seguro que ni sabía quién era Martí y la borrachera le dió por eso en el ya muy lejano 1949, alramante es el estúpido que se trepó en el muro del malecón con una bandera americana dándole la bienvenida al crucero Adonia..Borrachera ? ,servilismo ? comemierda ” bajo costo ” ? entusiasta por cuenta propia ? jinetero alegre ?. Quiés sabe ,pero pasó hace unos meses en 2016 ,no hay que tirarle piedras ni darle un mitin de repudio como seguro intentaron algunos ” patriotas ” ,pero coño, eso da tremenda verguenza ajena . Se verán horrores.

Muy buen trabajo periodístico, me gusta…., en mi opinión el agravio contra el Apostol no se puede minimizar, el actuar de un pueblo civilizado es admirable, pero decir, “Un Matino estranjero cagandoso en marti,eso es una broma de mal gusto,nunca un oprobio ni mucho menos seguro estoy que el pobre no tenia ni idea quien fue marti !!” es aceptar que alguien puede hace cosas semejantes, y lo tomamos como broma, …., con ese pensamiento debo aceptar que toda falta de respeto sea considerada simplemente una broma, y con ese tipo de razonamiento, sencillamente perdemos totalmente el respeto, la dignidad y el decoro, ….., nada, en la variedad de pensamiento y actitudes, tengo fe en la utilidad de la virtud, y que esa manera de pensar sea minoritaria

Leo, a usted nunca le han dicho que puede tener algún tipo de problema Cognoscitivo.

Les recuerdo a los 3 pobres infelices y frustrados q escribieron más abajo, el agotado, José Darío y el Tony q en el momento en q el pueblo se enardeció, q atacó a botellazos a los marines, q fue a apedrear a la embajada, en ese momento no había revolución por ningún lado, no había triunfado, ni tan siquiera se había atacado el Moncada. No había entre los azuzadores de la turba ningún representante del MOvimiento 26 de Julio, simplemente pq este no existía ni tan siquiera pensaba en formarse pq no había ni golpe de estado de Batista, no había ningún representante del PSP o partido de izquierda ni sindicato revolucionario. Por favor, fue en plena república, esa q tanto añoran los viejitos moribundos como El Agotado y el José Darío, en q se formó todo esto y se realizaron estos actos dizque uds q barbáricos y nacionalistas.
Q poca memoria tienen uds, los entiendo, son ya viejitos moribundos, pero seguro q cuando estos hechos acaecieron uds los apoyaron, pq fue en la Cuba republicana, libre y democrática q tanto uds defienden, pero ahora se trata de denostar y criticar a la Revolución y esta oportunidad no se puede perder, y entonces es cuando uds se olvidan, como siempre, de todo, y lo critican todo sin razón ni objetividad histórica. Uds son unos apátridas, y no estoy entendiendo aquí la patria por el período revolucionario, la entiendo en su historia toda y esa misma historia es la q uds acaban de olvidar.
LEs reitero, nada de esto ocurrió en la Revolución, fue en su añorada república, uds lo apoyaron y ahora, cuando es conveniente, resulta q estuvo mal, ja, uds son unos hipócritas, oportunistas como los q más y de los q tanto critican.

reflexivo, balanceado, tan amplio en argumentos y preguntas, como suficiente en datos históricos. muy buen artículo.

Si un marinero americano borracho se sube a la estatua de Garibaldi en Roma, ¿que creerían ustedes de los italianos que fueran a la Embajada Americana a tirarle piedras y a cualquier turista americano de paseo por Roma le cayeran a golpe? O si un cubano borracho se orinara en la estatua de Napoleón en París y un grupo de Franceses fueran a la Embajada Cubana a romperles los cristales? O aun del reciente caso en la Plaza de Bruselas después de los acontecimientos donde unos musulmanes violaron mujeres y que después al dia siguiente se lleno la plaza de hombres, mujeres y niños musulmanes para expresar su desagravio frente a lo ocurrido, y mientras estaban rezando pacíficamente se aparecen en la Plaza 400 belgas que le entraron a golpes y palos a todo el mundo para expulsando del lugar y cuando se apoderaron de la Plaza, gritaban desaforadamente; !Que se vayan de NUESTRA casa! Y todos estos individuos que actuaron así en estos países tiempo después pusieran carteles en las calles diciendo; “Los perdonamos, pero no olvidamos”. ¿Pensarían que son personas “nacionalistas”? ¿Personas muy dadas al “perdón””. O lo que son una partida de Fascistas y Psicópatas que bajo el pretexto del “Honor de la Patria”, su objetivo primario es promover el odio y agitar a las “masas” para sus fines ideológicos.

Me gustaría saber de pasar este mismo incidente hoy en la Habana, cuantos cubanos irían a tirarles piedras a la Embajada Americana y a entrarles a golpes a los turistas. De reaccionar como cualquier pueblo Culto y SEGURO DE SI MISMO, reaccionaríamos como lo harían los italianos, los franceses, o cualquier otro pueblo; que no se deja manipular por estas bandas de “patriotas”; “”este no es mas que un borracho que en su borrachera le dio por subirse a una estatua”. De ser así, entonces estamos madurando como pueblo. y estamos empezando a distinguir entre lo que es Nacionalismo y lo que es DEMAGOGIA.

jose dario sanchez

25 Septiembre, 2016

Dean Luis : pensando despues de escribir,llegue a una conclusion : me da preifunda pena que un joven como tu,te dejes llevar por prejuicios seudo-nacionalistas que son si acaso para encender hogueras en mentes desquiciadas….ese acto no significa absolutamente nada que merezca la pena ser recordado,por Dios…que pueblo hemos creado !!!

jose dario sanchez

25 Septiembre, 2016

Un Pais en que sus habitantes le den tanta importancia a un echo anecdotico,en medio de problemas muchos mas serios,es un ….pobre Pais.Por que no ponen las Bases sovieticas enclavadas en nuestro pais sin permiso de adie y el lema: ni perdono,ni olvido?? O una foto de los productos carnicos repartidos por la tarjeta en matanzas en Septiembre con el Cartel : hasta cuando ??Esas si son cosas importantes ,relevantes !! Un Matino estranjero cagandoso en marti,eso es una broma de mal gusto,nunca un oprobio ni mucho menos seguro estoy que el pobre no tenia ni idea quien fue marti !!

El inagotable

24 Septiembre, 2016

Copio:

Una imagen que se lee como alegoría de una relación histórica entre desiguales, donde el poderoso mancilla al débil. ..
La tensión en la Cuba actual …, no podría jamás renunciar a esas imágenes, pues nos recuerdan la situación humillante …
———————————————–
Eso se llama arrimar el ascua a tu sardina. El marinero de marras, con una barrachera de campeonato, se encarama en la estatua, lamentablemente de Jose Marti, sin conocer, seguramente, la dimension historica del personaje… Lo mismo, en sus tinieblas se hubiera subido a horcajadas sobre le estatua de Tomas Jefferson, o George Washington,…. pero aho van los oportunitas a fomentar el odio.
Saludos.

Enrique Casado

24 Septiembre, 2016

Muy buen artículo 100 % de acuerdo

No estoy de acuerdo con que a Guiteras no se le recuerda: Forma parte de cualquier contenido que se imparta de la Historia de Cuba. Y en Matanzas, El Morillo, es parte de esa memoria.

lo que no veo por ningun lado es el nombre de la imprenta que los hizo… sera la imprenta del Consejo de Estado? no creo que haya habido una imprenta privada que haya hecho esto… Otra cosa… de la misma imagen y los hechos se puede sacar otra lectura… aquello paso y los marines tuvieron que irse… hoy… aprendieron la leccion… en vez de barcos de guerra… trajeron cruceros… en vez de marines… trajeron turistas… y les sigue cayendo mal… pero como se queda bien con ellos entonces?

Muy buenos los carteles. Los mensajes visuales pueden pueden funcionar incluso aunque no le pongas el “coco a funcionar”. Ambos ejemplos son muy buenos mensajes.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Urbanización

La caricatura