Chucho a su manera

Chucho Valdés tuvo solo un invitado en su presentación única en el Gran Teatro de La Habana “Alicia Alonso”: el piano.

El sábado en la tarde realizó el ensayo general en la Sala García Lorca y tuvo un breve momento para conversar.

“Desde hace mucho tiempo me ha acogido este teatro”, dijo, y en esta ocasión el motivo era “presentar mi trabajo y dar una muestra de cómo ha ido evolucionando”.

Significaba su regreso a ese escenario después del pasado 30 de abril cuando se presentaron en el mismo lugar estrellas del jazz estadounidense, cubano y mundial por el International Jazz Day.

“Fue un concierto para la historia”, afirmó Chucho.

Foto: Gabriel Guerra Bianchini.
Foto: Gabriel Guerra Bianchini.

Prosiguió al encuentro con el intrumento: un Steinway&Sons muy bien afinado y que atesora en el interior su firma junto a la del chino Lang Lang.

“Realizaré una retrospectiva de mi carrera pianística, desde mis comienzos, pasando por las diferentes etapas de mi trayectoria. Haré música cubana, temas clásicos como el Mambo influenciado que yo compuse o El Manicero. Pero hablando del jazz y haciéndole un tributo a sus grandes figuras, interpretaré temas de Theloniuos Monk, Bud Powell, de Bebo Valdés que fue mi maestro, y de Leo Brouwer”, adelantó. “¡Sonará bien!”, anunció como si hiciera falta. Y así lo hizo.

En el programa hubo momentos para el afro cuban jazz, baladas standars, composiciones como Sometimes, Ponle la Clave, Las Hojas Muertas, Quiéreme mucho o el Preludio IV de Chopin, a su manera.

De la improvizacion pasó a la descarga. Dio otros vuelos a las canciones con cambios de acordes en los arreglos de piezas clásicas, que hizo suyas. En una hora y media de ejecución el público reconoció la expresión estética de un hombre que a sus 75 años alcanza la excelencia y la grandeza legitimada con nueve premios Grammys.

Foto: Gabriel Guerra Bianchini.
Foto: Gabriel Guerra Bianchini.

A teatro lleno recibió los plausos y aclamaciones de ¡bravo! Dedicó sus palabras a la abuela Caridad Amaro y a su padre. También adelantó algunos proyectos suyos para lo que resta de este año. Lo esperan varios conciertos con el saxofonista norteamericano Jeo Lovano en septiembre, según comentó.

“Participaré en tres festivales de jazz en Colombia y también está pendiente el inicio de una gira por Asia en dúo con Gonzalo Rubalcaba durante octubre y noviembre”.

Junto a este otro gran músico cubano grabará un disco a finales de 2017. Tenía previsto su presencia en el Jazz Plaza en diciembre en Cuba, pero el cambio de la fecha del evento para enero lo imposibilitará, aseguró.

No obstante, entre todo esto siempre habrá un tiempo para Cuba porque “es mi lugar, donde están mis raíces, mi familia.Todo. El oxígeno, el aire, el olor del tabaco, el café… y la vida”.

Foto: Gabriel Guerra Bianchini.
Foto: Gabriel Guerra Bianchini.

Artículos Relacionados

Comentarios

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

[mc4wp_form id="83321"]

Publicidad

La carta bajo la manga

La caricatura