El caso Cremata

 

Este 6 de octubre el director de cine y teatro Juan Carlos Cremata hizo público por correo electrónico un texto protesta debido a la “ausencia de respuestas a las reclamaciones presentadas”, luego de que el pasado septiembre le fuera cerrado definitivamente su contrato como director teatral en Cuba, y fuera disuelto su grupo de teatro El Ingenio, con casi 10 años de trabajo.

Después de un largo tiempo en que las propuestas artísticas del polémico director parecían resultar “demasiado incómodas” -el propio Cremata utiliza la frase-, las instituciones culturales que lo representaban a él y a su grupo finalmente decidieron el pasado septiembre sacarse la piedra del zapato.

“(…) con la represalia y el castigo injustos, desproporcionados y sin sentidos, no hacen más que evidenciar su efímera e ideológica flaqueza”, dice ahora Cremata en su “RESOLUCIÓN ARTÍSTICA para Centros, Consejos, Cuadros y Ministerios sometidos a disolver, mutilar o censurar ingenios”.

En este alegato de autodefensa, el director de películas como Nada y Viva Cuba, cuestiona a los organismos rectores de la política cultural en la isla, “incapaces de progresar, estancándose, cada vez más, en lo rancio, retrógrado, reaccionario, improductivo e impopular de sus medidas represivas”.

El “caso Cremata” comenzó cuando el artista se propuso llevar a las tablas el texto El rey se muere, del dramaturgo rumano-francés Eugene Ionesco. Se trata de una obra que habla esencialmente de un rey que ha gobernado por más de 350 años, y del cual la corte se burla constantemente, mientras desea que terminen sus días para darle paso al cambio, a los nuevos tiempos.

El rey se muere fue puesta solo dos veces en el teatro capitalino Bertolt Brecht, el pasado mes de julio, a teatro lleno. Después fue bajada de cartelera porque el CNAE consideraba que en ella había un desligamiento entre “las obsesiones poéticas de nuestros creadores y la política cultural de La Nación (…)”.

Antes de El rey…, Cremata había llevado a escena La hijastra, provocando tanto escándalo y polémica como el director mismo. Con texto del joven dramaturgo cubano Rogelio Orizondo, esta obra logró alcanzar las 14 puestas, pero luego también fue suspendida por un imprevisto “cambio de programación” del Consejo Nacional de las Artes Escénicas.

Cremata dice a OnCuba que se le está “ajustando cuentas” por su irreverencia artística y política, una actitud adrede que ha marcado su trabajo desde los inicios. El pasado septiembre, el artista había usado la vía e-mail y las redes sociales, para divulgar cómo en la mañana del día 7 se le citó a una reunión en el Centro de Teatro de La Habana, en la que le dieron a conoecer la Resolución número 10 del Ministerio de Cultura, mediante el cual se disuelve su proyecto teatral El Ingenio y se cierra definitivamente su contrato como director teatral en la Cuba.

La resolución argüía que Cremata había incurrido en “(…) un conflicto ético-profesional (…) provocando la falta de confianza en el artista, todo lo cual descalifica sus propuestas como intereses institucionales”. OnCuba aprovecha este momento para reproducir algunas declaraciones exclusivas del artista, en el complejo contexto por el que atraviesa su carrera.

Estas medidas que han tomado con usted, ¿Son un hecho aislado o es una práctica común de las instituciones que rigen el teatro que se hace en Cuba?

Creo que yo les soy incómodo. Otros directores de teatro como Nelda Castillo (El Ciervo Encantado) y Carlos Díaz (El Público) también les son molestos, pero no los han podido controlar. En mí encontraron un chivo expiatorio para demostrar que no interesa cuán importante seas: se pueden tomar medidas contigo. El rey se muere trata de eso. De demostrar hasta dónde es libre uno. La obra traspasó la medida de ellos. No la mía. Para mí no existe ninguna medida o género. Yo soy artista. Yo soy degenerado. Yo soy desmedido. Les puse la medida demasiado alta, y ellos dijeron: “Hasta ahí no”.

Foto: Roberto Ruiz
Foto: Roberto Ruiz

¿Por qué poner El rey se muere en el momento actual?

En este momento en el que hablamos de cambios en el país, era importante escoger una obra que precisamente habla de la resistencia al cambio. Es una obra muy graciosa, que ha generado lo mismo cada vez que se ha puesto en escena en otros países.

Y no significaba la “carnavalización” de ningún máximo líder, como dijeron ellos. Era sencillamente una pieza súper original y divertida, que yo “crematicé”. Tengo la satisfacción de haberla puesto. Aunque sufro el proceso trunco de no haber podido confrontarla con todo el público que quería verla.

Su trabajo expone casi todo el tiempo una inconformidad política, si se quiere. ¿Qué le resulta tan incómodo?

Me resulta incómodo cualquiera que esté cómodo. Yo soy un artista creado en esta sociedad. Estudié Filosofía Marxista y Materialismo Dialéctico, y sé que todo está en constante cambio y desarrollo. Para mí la palabra cambio es muy importante.

Disentir puede ser estar en contra, para estar a favor de la construcción de algo. Mi trabajo es abrir una puerta. Es crear un nuevo pensamiento. Yo siempre estaré incómodo con todo lo estático, lo perenne. Soy un defensor de la diferencia, que es lo que hace único a cada ser humano.

Es mi voluntad ser irreverente. Ser iconoclasta. Ser alternativo. Ellos saben que yo tengo un lenguaje bastante provocador. A mi me interesa construir y crear, también destruyendo y desapareciendo moldes, conceptos. Creo que esa es la labor de un artista. Y más la de un artista del teatro, que es un ejercicio catártico con el que el público confronta cosas, con las que puede estar de acuerdo o no.

¿Qué teatro merece la Cuba de estos tiempos?

Todo tipo de teatro. Como todo tipo de prensa. Como todo tipo de cine…

Evidentemente, no podrá poner más una función en ningún teatro del país. ¿Hará teatro en su casa, en circuitos recreativos particulares?

Nosotros (El Ingenio) tenemos mucho público. Si pusiéramos una obra en el apartamento de alguien tendríamos público para todo el año. Pero me imagino que los ojos estarían puestos en mí, y comenzaría a hacer un teatro de oposición que a mí no me interesa.

¿Estas sanciones se harían extensivas hacia su trabajo en el cine?

No lo sé. En este momento estoy en un limbo en ese sentido. El cine es una dependencia del Ministerio de Cultura. No sé si de repente podrían venir sendas expulsiones de la UNEAC y del ICAIC. Ahí sí me sentiría más ahogado. Y cuando uno está ahogándose, trata de nadar.

Otra de las variantes podría ser el exilio. Yo tengo visa norteamericana. Pero quiero pelear aquí. Quiero seguir aquí. Este es mi país. Yo tengo derecho a defender mi creación y mi libertad. Mucha gente lo ha hecho. Martí, Heredia, Fidel Castro.

Después de 1959 se han cometido muchas injusticias con artistas como Ernesto Lecuona, Celia Cruz, Reinaldo Arenas, Guillermo Cabrera Infante, y muchos nombres más, algunos de ellos no tan grandes, pero que lo habrían sido si no se les hubieran cortado las alas.

Ahora en Cuba se está revisando críticamente nuestro pasado, nuestro presente, y se está pensando en el futuro. La alta dirección del país ha pedido incluso participación en esa revisión crítica, también desde el arte. Eso es lo que yo pretendo.

cremata2

Artículos Relacionados

Comentarios

Pedrito Alonso

9 octubre, 2015

Cuba qué linda es Cuba!

No es de sorprender lo que todavia ocurre en Cuba con el arte .Lo que si es sorprendente es que tanta gente defienda un sistema tan arcaico.

estoy pasando por algo parecido y para nada he podido llegar al nivel de cremata, pero en todos los niveles aquellos que se enfrentan al inmovilismo y a los que viven del comunismo, y si no tenemos un buen padrino o si nuestras denuncias no llegan a donde tienen que llegar para que se revisen todas las barbaridades que se hacen, somos victimas del abuso de poder y de arbitrariedades de todo tipo. En cuba también hay lucha de poder y Cremata siempre ha puesto a pensar a más de uno, y los que siempre tienen miedo son esos que viven de las posibilidades que tienen con sus cargos y relaciones. Cremata fué sancionado por una supuesta censura, por irrespeto a lo ético profesional; la verdad es que Cremata fué sancionado por tener opinión propia y por no bajar la cabeza. Le deseo muchos éxitos donde quiera que decida ir, si decide seguir navegando contra la corriente también le deseo fuerzas y mucha paciencia.

“para demostrar que no interesa cuán importante seas” – moraleja: ‘semos importantes’. Demasiada pretención (a todos los niveles: artístico, político, social…). Amén de figura no imprescindible del arte en Cuba – no confundir escándalo con trascendencia – Cremata juega con fuego y luego de quemarse se queja… Hay cosas y cosas. No apoyo la censura, ni medidas como estas, pero hay una lógica indestructible (y válida en cualquier país y/o sistema): tú no puedes morder la mano que te da de comer. Si las puestas se las financia él o ‘alguien’, habla toda la porquería que tú quieras de quien tú quieras. Pero no quieras -siguiendo con la rima – que el Centro te pague tus salarios y ADEMÁS te aguante que los desplantes. La excentricidad de Cremata viene de otra fuente, que no es precisamente el talento, sino la falta de…

ELFILIN

9 octubre, 2015

DENTRO DE LA REVOLUCION TODO, FUERA DE ELLA NADA¡¡¡¡¡¡¡ CON LO CUAL ESTOY MUY DE ACUERDO AUNQUE LOS TIEMPOS HAYAN PROGRESADO. ME APENA SU SITUACION, UD ES UN ARTISTA RECONOCIDO, PERO LA REVOLUCION ESTA POR ENCIMA DE TODO, AL MENOS ASI SEGUIMOS PENSANDO LOS QUE LA DEFENDEMOS. SI UD INCURRIO EN ALGO MAL HECHO, RECONOZCALO Y TRATE DE SEGUIR TRABAJANDO PARA SU PUBLICO.

Lo que pasa es que NADIE es imprescindible… Cremata, menos que menos. De uno de los más queridos a uno de los impronunciables. Porqué? Aquí todo el mundo lo sabe. Hay que tener una ética, un respeto por el público diverso que asiste a nuestros teatros. Aquí todo el mundo sabe que la Revolución llevó arte a cada puerta, a los obreros a los campesinos, los menos favorecidos. Por eso no acepto que digan que ¨pasen cosas con el arte en Cuba¨. No pasa nada, simplemente se viró, porque ¨él es el mejor el único, el que no comete errores¨. Cuál es la justificación de las personas que les prohiben hacer lo que les de la gana? Qué es lo que comienzan a vociferar por ahí? Contra quién se apunta el dedo? La respuesta es simple: La Revoloución. No dudo que hasta dinero esté recibiendo para armar toda esa perreta. Qué esperar de él?

Si, la revolucion esta por encima de todo, por encima de las libertades individuales, por encima del derecho a pensar como te venga en ganas, por encima de opinar como quieras, por encima de tener movilidad incluso en tu propio pais, por encima de la necesidad de los niños a tener un vaso de leche despues de los siete años, por encima de las necesidades de viviendas, de transporte, de una salud publica decente, por encima de los viejos pidiendo limosnas en la calle, por encima de los gastos que se puedqan hacer en paseos por el Mediterraneo o New York por parte de la familia de esos que se sacrifican para que tengamos la revolucion. La verdad que hay que leer cada cosas a estas alturas del juego.

Juan Carlos

10 octubre, 2015

Nada me sorprende aquí. Esto no es más que un termómetro del sistema actual, donde se habla una cosa y se hace otra. Es un control total sobre todo, donde no hay espacio para los que pensamos diferente. Crema ta estará un tiempo divagando a ver que puertas no se les cierran, pero por experiencia no creo que pueda avanzar más y a más tardar terminará como su propia película: nada.

Elfilin, elfilin. Usted esta siendo irónico o corre sangre azul por sus venas? De que ” revolucion” habla usted? Acaso del nombre que le puso este señor, eh como se llamaba eeh Ah ya, ese. Disolvió la idiosincrasia del cubano, dividió generaciones enteras de cubanos, provocó un odio visceral entre cubanos no por querer pensar diferentes si no por querer hacerlo sin su consentimiento mire usted. Por este motivo separó familias enteras en nombre de un ideal que nada mas cabía donde se sentaba. Podría seguir mi lista pero no tengo mas tiempo para evocar su “revolucion”. Su tiempo quiera o no elfilin es de esta generacion. Na pero tranquilo, usted tendrá participacion también.

elfilin, en el arte no hay nada mal hecho… no seas animal…

pulga roja

10 octubre, 2015

De que libertad estamos hablando ,de la que han guardado bien segura detras de 7 puertas con 7 rejas y 7 candados !!!!!una libetrtad que la guardan hasta de nosotros mismos ……en serio

ELFILIN, Ud da lastima. Si la revolución está por encima de todo, entonces me imagino q para Ud sus hijos, su madre, su familia, es menos importante q la revolución. Es increíble ver el grado de sumisión a la q puede llegar un ser humano.

Norge Sanchez

10 octubre, 2015

Es tenebroso leer esos comentarios

jorgealejandro1

11 octubre, 2015

abría que empezar por decir de qué revolución se está hablando. ¿De aquella en que solo se puede pensar, decir y crear lo que le guste al gobierno? ¿Para eso hicieron una revolución? ¿Para decir: “tú no puedes morder la mano que te da de comer” ? ¿Así que el recibir salarios del gobierno es un cheque en blanco a favor de los gobernantes? .Pues que no le dé más de comer, y deje que se busque quien lo financie. ¿Quién le dice al gobierno que es él el que “tiene que dar de comer”? Ah, pero entonces, si se busca quien le produzca y le dé la plata, no puede ponerl la obra en ningún teatro porque todos son del gobiernoEso no es ser artista, ni revolucionario: Eso es ser CARNERO. Francamente, da pena, en pleno siglo XXI oír estas diatribas del tiempo de los faraones emitidas por alguien que dice defender una “revolución”.

El resultado es el mismo por muchas vueltas que se le dé: Dictadura y mordaza. Patético. ¡Pobre Cuba!

10 octubre, 2015

“LA REVOLUCION ESTA POR ENCIMA DE TODO, ” (Media hora de risa)

Y si Cremata no recibiera fondos del Estado,, ¿Estaría bien que tuviese su teatro? Entonces si, ¿No?

Cierto jorgealejandro. Creo que ni siquiera tiene que ver con “revolución”, es simplemente una cuestión de lógica. Si no se puede morder la mano del que te da de comer y la revolución es la única que da de comer, entonces no tiene mucho sentido la frase; “dentro de la revolución TODO”, seria absurdamente mas bien;, “dentro de la revolución NADA”.

Me viene a la mente el pintor español Goya cuando era El Retratista de la Corte de España. Pintaba a la gente tal y como eran. Aunque fuera La Monarquía la mano que le daba de comer, ya fuera el Rey, las Infantas o la mismísima Reina, La que era fea, ¡ERA FEA! y así las pintaba. Curiosamente la Monarquía nunca le dijo ni pío. Siempre valoraron su realismo y objetividad.

Revolucion es una palabra obsoleta hoy dia, es del pasado. Pero los gobernantes no tienen otro argumento que sacarla a cada rato (y sus martires) para tener el pueblo tranquilo. Lo que se debe analizar es que se ha hecho de bueno desde esta revolucion. Los cubanos honestos intellectualmente los saben. Hoy Cuba sigue una dictatura militar, con derechos humanos fundamentales no respetados. Prisoneros politicos, y artistas molestados.
Recientement la UE indica el retroceso en el ambito de las libertades fundamentales.

Me C… En la Madre de ELFILIN

( Risas y Carcajadas ) Los cubanos ………. Si no fuera por nuestro humor ………….

aquí no se trata de política, se trata del arte que hace Cremata, y la realidad es que no le permitirán hacer su arte, por lo menos aquí en cuba, en cuba donde hay libertad de expresión, donde no hay sensura, donde uno puede pensar lo que quiera y expresarse como quiera. el día que vea al juventud rebelde contradecir algo que salga en el granma entonces pensaré que hemos comenzado a tener diversidad de criterios. todo lo demás se asemeja a un fanatismo irreal por una revolución que creemos perfecta y no lo es. soy cubano y quiero mi patria, pero es mentira que estamos bien. Una vez más, Cremata te felicito por tu valentía de enfrentar al ministerio de cultura defendiendo tu postura, por eso Fidel y los que lo siguieron triunfaron, porque lucharon en lo que creían.

En la última foto me parece que Cremata está muy contento con lo que ha logrado. ¿Está contento porque se le haya censurado? No creo que un artista esté contento cuando una obra se la cancelan. Me parece que justo es esta reacción el resultado esperado por él, su premio personal. No sé. Tengo mis dudas.

jose dario sanchez

16 octubre, 2015

y lo bien que le ha ido a Edmundo Garcia en Miami siendo irreverente y confrontativo!!! Para que vean las diferencias entre vivir en sociedades decadentes y en las abiertas a las propuestas!!!!! Edmundo,sin pasar trabajo con Ionescu,insulta,ofende,ridiculiza desde a senadores de los EEUU a presidntes,desde a luchadores por la libertad,hasta alcaldes de su Ciudad.Y segro no es ni ciudadano de los EEUU…(lo pienso asi por cree seria esto imposible con su patriotismo)

Ignacio Silva

24 octubre, 2015

Vi su última obra teatral y en mi opinión fue una porqueria de puesta en escena (para llamar las cosas por su nombre). Creo que a su espejo mágico “se le ralló el disco” y aún se cree la gran cosa. Sobre de que estaba a teatro lleno, ojalá hubiera durado tres fines de semana más para ver qué tanto hubiera mantenido las butacas ocupadas. Tiene razón en cuanto a que hizo una “cremata” de la obra original, sólo que el que resultó tostado fue él en su hipérbole ególatra. Coincido con otras opiniones sobre que el tipo con tal de llamar la atención, disfruta del martirio.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

[mc4wp_form id="83321"]

Publicidad

La carta bajo la manga

La caricatura