Equipo 009: un nuevo animado cubano

Jaimito, Xami y XP son tres niños cubanos de 9 años de edad que juegan con tablets y computadoras, y que a la vez se desarrollan en un mundo de fantasía, donde son entrenados por agentes de otro planeta para combatir a los malos de siempre que llegarán a la Tierra.

Así se nos presenta la nueva serie animada cubana que la televisión nacional ha estrenado esta semana de receso escolar. Equipo 009, la primera serie que dirigen juntos los realizadores Isis Chaviano y Alexander Rodríguez, tiene la influencia de James Bond y las sagas de Agente 007, pero la historia se amplió y otros argumentos entraron en escena.

“En un principio yo quería que se llamara Jaimito 009, relacionando el número con su edad y que el nombre fuera un guiño a James Bond porque este niño es fan de las cosas de agentes, su videojuego preferido es el Super Agente, pero como no podía utilizar el nombre de Jaimito porque es el Pepito de Latinoamérica, entonces decidimos incluir a Xami y XP y crear el Equipo 009”, dice Isis.

Pero el protagonismo cambia, no siempre son los niños, y eso hace la serie más dinámica. De hecho, el conflicto inicial de los dibujos está dado por los Cromos, seres coloridos que habitan en un mundo paralelo al nuestro y al decir la primera mentira comienzan a envejecer y volverse Pálidos.

Sobre la necesidad de un nuevo animado cubano en nuestra pantalla, el proceso de realización y los objetivos de esta serie cuenta a OnCuba su guionista y directora Isis Chaviano.

equipo-009-animados

¿Cuál es la trama de Equipo 009? ¿Cómo se te ocurre esta historia?

Equipo 009 sale de un primer guion que hice para una serie de corte ecológico. La idea era que Jaimito fuera el protagonista y resolviera problemas medioambientales; su padre es guardabosques y de alguna manera se apoyaría en todos los agentes para arreglar el Medio Ambiente.

Pero después de releerlo mucho, algo no nos gustaba del todo, entonces Alexander me sugiere ponerle algo de fantasía. Era un poco atrevido y complicado porque teníamos que justificarlo todo pero nos decidimos a crear Lumínum, un mundo que tiene como capital Ciudad Croma donde viven los cromos que son los encargados de pintar el arcoíris en la Tierra.

Los cromos son criaturas puras, coloridas, como los niños, pero uno de ellos un día para salvarse dice la primera mentira y entonces se vuelve un poco adulto, pierde el color. Ese será desterrado a la otra parte del mundo y así sucederá con todos los que mientan. Entonces se forma el grupo de los Pálidos que tendrán un jefe muy malo. Dentro de este grupo hay un chamán que quiere destronar al malo y le inventa a este el cuento de venir a la Tierra en busca de una cotorra que le devolverá los colores, lo cual le permitirá tomar venganza contra Ciudad Croma. El malo llega a la Tierra y cuando intenta atrapar la cotorra, esta se le escapa y cae en la mochila de Jaimito. A partir de ahí empezarán las peripecias.

Por otro lado están los cromos, encargados de pintar en la Tierra el arcoíris y a cambio de embellecerla recolectan agua, el combustible que necesitan para su planeta. Pero solo tienen en nuestro mundo el tiempo justo para pintar el arcoíris, porque si se pasan se contaminan con la maldad y las mentiras. Y como tienen acá el tiempo contado, entrenarán a estos niños para que puedan defenderse del malo.

¿Quiénes hacen las voces de estos animados?

A Alexander y a mí nos gusta trabajar siempre con niños, pero como pensamos darle continuidad a la serie en varias temporadas, nos pareció mejor trabajar en este caso con adultos, porque a los niños les cambia mucho la voz. Entonces tenemos a Edwin Fernández, que hace el bueno y el malo. Maikel Chávez interpreta a XP, el niño científico que ingenia todas las cosas electrónicas que serán claves en la serie para vencer en la batalla. Lianet Alarcón es Xami, una niña muy dulce que está enamorada de Jaimito y Ernesto González es un robot, que en este caso para romper un poco el cliché no aparece con una voz tan metálica. Además muchos otros actores ponen voz a personajes secundarios como Pomares, un científico loco que interpreta Baudilio Espinoza.

¿Qué buscabas con cada uno de estos personajes cuando escribiste la historia?

El primer objetivo es entretener, tanto a los niños como los adultos. Queremos que la familia completa se siente a ver la serie. A los Estudios de Animación ICAIC les ha gustado mucho la serie porque hemos diseñado además toda una estrategia de promoción y  fabricación de elementos utilitarios como pomos, mochilas, pulovers para que los niños consuman un producto cubano, contrarrestando un poco el consumo de productos extranjeros.

Luego queremos que la serie salga de Cuba, que no sea un material localista para que el público extranjero también la disfrute y la entienda, porque muchas veces tenemos productos cubanos que solo lo entendemos nosotros.

¿En ese sentido cómo logran que sea universal?

En primer lugar trabajamos con muchas referencias del Cartoon Network. Vemos muchas de esas series y trabajamos con esos patrones, con cosas que sean internacionales. Además otro atractivo puede ser que la serie se desarrolla en la actualidad, los niños trabajan con tablets, computadoras y nos apoyamos un poco en esos elementos para hacerla universal. También desde la visualidad y el lenguaje nos hemos propuesto que sea una serie fresca.

Equipo 009 está prevista como una serie de nueve capítulos con varias temporadas. ¿Cuántos capítulos tienen listos ahora mismo y cuánto más pretenden hacer?

Queremos hacer nueve capítulos para la primera temporada y trasmitirla completa en las vacaciones. Esa era nuestra idea inicial pero decidieron poner una parte en esta semana de receso escolar. Hasta ahora tenemos solo cinco capítulos, el cuarto tuvo problemas, de modo que empezamos el lunes con un making of de la serie y continuamos con el primero, el segundo, el tercero y el quinto. Pero ese salto no afecta mucho la continuidad, se entenderá sin problemas.

El proceso de realización ha sido muy difícil porque la animación lleva mucho trabajo. La grabación de voces es muy complicada porque en el dibujo el animador trabaja sobre la voz, lo que nos hace ser muy exigentes con los actores. Luego cuando se termina la animación empieza la producción, donde se le dan las luces y las sombras y por último la edición y el sonido son muy trabajosos también. Cada capítulo toma alrededor de 3 a 4 meses de trabajo.

¿Cuán necesario es que el público infantil cubano se identifique nuevamente con un animado nacional?

Hay mucha necesidad de eso, de conectarse con un producto cubano. Con esta serie queremos provocar el consumo no solo de los animados sino de una serie de productos cubanos relacionados con los dibujos y los niños. El otro día hablando con Alexander él me decía que le hubiera gustado mucho en su tiempo haber tenido un afiche o un pulóver de Elpidio Valdés. Son cosas que desde el consumo ayudan a consolidar una identidad cubana, a afianzar un animado en nuestro imaginario.

Artículos Relacionados

Comentarios

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Urbanización

La caricatura