Graffitero

Yulier P. inunda desde hace tres años con sus singulares graffitis las calles del Vedado, La Habana Vieja, Playa y Centro Habana, donde se encuentra la mayor parte de su trabajo. Son seres extraños, tristes y asustados que dialogan con la ciudad y las personas que la habitan.

Sus piezas son almas que –él mismo lo ha dicho–, hablan sobre los cubanos, sus defectos y su realidad que no es precisamente hermosa, “sino complicada y agresiva”.

Foto: IHOS Plasencia.
Foto: IHOS Plasencia.

Con viejas tintas de imprenta y barnices de todo tipo, Yulier P. sale a pintar, a plena luz del día, los muros y fachadas de la capital cubana. La esencia del arte urbano, dice, es la calle. Él busca los lugares céntricos, sobre todo, los muros más sucios y destruidos, para poner rostro y color allí donde no hay.

Foto: IHOS Plasencia.
Foto: IHOS Plasencia.

 

Comentarios

La Aldea

24 Marzo, 2017

Muy agradecido por este fotorreportaje. El graffiti es uno de los elementos de la cultura hip hop en Cuba menos visibilizados, así que trabajos como este siempre son oasis de paz. Estamos en presencia de un artista de altos kilates. Junto a grandes como Silvano Schueg (El Chori), Yudith Matamoros, Arte Calle, Pilón, Luis, Osmany Urbay, entre otros, Yulier nos da una lectura otra que contrarresta la decadencia citadina en que estamos actualmente sumergidos. Embelleciéndola, dignificándola. Sugiero observar un mini-documental titulado «La oveja blanca», presente en el paquete semanal. Es un intento del propio Yulier de seguir la hoja de ruta del post-grafiti o mejor, arte urbano a nivel nacional. Salud para él y para todos los que defienden la cultura hip hop. Bless!!

Gabriel

22 Marzo, 2017

Mil gracias por este fotorreportaje. Antes de irme de Cuba, menos de un mes antes, me dediqué a caminar La Habana buscando los grafittis de Yulier P. Y te digo más, logré fotografiar algunos que pocos días después fueron borrados, por ejemplo uno de un cuerpo con la cabeza de conejo en Prado y San Lázaro, otro de una familia feliz en un pared destruida colindante con los terrenos de atrás del Capitolio donde estaba el “cementerio” de ferrocarriles. También el de una criatura en 4 patas con orejas de conejo y la dentadura salida, parecido a un chivo, en San Lázaro, en un cuchillo que da a una calle que no me se el nombre. En fin, muchas gracias.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Burocracia

La caricatura