La banda Qva Libre hará reggaetón

Qva Libre ha mutado tantas veces que a algunos podría costarle definir su identidad. La agrupación, que comenzó 17 años atrás —con el nombre de Amnesia— tocando heavy metal en el Patio de María, se ha convertido en los últimos tiempos en la banda de funk-rock  alternativo más popular de la Isla. Es dueña de una imagen estrafalaria que los hace inconfundibles. Ahora, Carlos Díaz, guitarrista  y director del grupo, quiere reinventarse nuevamente y explorar tendencias de las ahora llamadas “urbanas”.

Él sabe que estos cambios en la sonoridad probablemente susciten criterios diversos entre sus seguidores y entre quienes le critican por adherirse a ritmos comerciales. “Todas las opiniones, aunque no sean favorables, para mí son buenas, lo  terrible es pasar inadvertido. No digo que Qva Libre cambie, simplemente evoluciona todo el tiempo; digamos que es nuestro  sello”, explica el músico.

Quizás esa sea la identidad de Qva Libre: la mutación constante más allá de los sombreros llamativos y el derroche de color y adrenalina.

El álbum La psicodélica estelar catapultó a la banda y la situó entre las más populares de la Isla. Ahora terminaron una nueva producción: Rock Duro, mami ¿Con este título puede pensarse que Qva Libre retoma sus orígenes de heavy metal?

Jugamos con la ironía al nombrar el fonograma así. Con ese nombre se crea una expectativa  y cuando se escucha no tiene nada que ver. Ahora nos moveremos sobre la cuerda de la música urbana. Aclaro: no significa que seamos un grupo de reguetón pero sí haremos featuring con artistas del género.

Ya grabamos con varios, entre ellos El Chacal,  Yomil y el Dany.  Y en cuanto a sonoridad también se percibirán cambios en los 10 sencillos que conforman el fonograma, el cual incluirá otros temas con músicos muy reconocidos pero que nada tienen que ver con lo urbano. A lo mejor parece algo loco situar en un mismo disco a Kelvis Ochoa y David Torrens junto al popular dúo de reguetón, pero eso es lo que buscamos: sorprender, no ser predecibles.

¿No temen el rechazo del público al fusionar la música alternativa con la urbana?

Sé que vendrán miles de críticas y dirán que somos un grupo de reggaetón. ¿Y qué? Cada quien toca la música que desea, sin prejuicios, solo hay que hacerla bien. La esencia del artista es tener público. ¿Si no para quién trabajas?

Además no es un secreto que la música más escuchada en Cuba es la urbana. No se gana nada cerrando los ojos como si eso no lo tuviésemos enfrente. En lo personal, me parece más acertado introducirse en ese mercado y llevarle al segmento joven propuestas con códigos similares pero más elaboradas, con mayor realización artística y, sobre todo, menos burdas.

El disco Rock duro, mami se va a pegar muchísimo. Lo sé.

Foto: Cortesía de Qva Libre
Foto: Cortesía de Qva Libre

Ustedes anteriormente habían grabado junto artistas de ese género como en el tema La Tremendonga, por ejemplo…

Tocamos con Los Desiguales, no solo porque en ese momento eran el grupo urbano “más sonado”, sino también para romper el estereotipo de que quien prefiere música alternativa no oye reggaetón. Quisimos mezclar lo que en apariencia no se podía, y así generar comentarios. ¿El resultado?: El tema nos disparó y nos abrió a otro público.

¿Es cierto que hubo reticencias para transmitir ese video en la televisión?

Totalmente. La censura en los espacios de la televisión toca límites absurdos. Hay artistas de reggaetón  a quienes no se les admite en los canales nacionales pero les facilitan tener una empresa musical. Entonces: por qué una cosa sí y otra no. Es una doble cara. Yo lo veo así.

El video de la “Tremendonga” al principio no querían transmitirlo y no fue por el contenido visual. No había en el clip nada grotesco o irrespetuoso. Lo que molestaba era la presencia de Los Desiguales. Parecen olvidar que aunque no salga en la televisión, la gente lo tiene en sus USB, lo proyectan en lugares públicos constantemente, está en el Paquete Semanal; mientras que Lucas es una vez a la semana.

¿Cuál era la justificación para no transmitir el audiovisual?

El ICRT tiene una comisión para ver qué es “correcto” o no. No dan muchas explicaciones, así que no sé cuáles son los patrones a evaluar. Pero que alguien decida sin razones convincentes que no debe salir un video, en el cual se invirtió trabajo, tiempo y  más de 5 mil dólares, realmente molesta.

Además cuando vemos clips extranjeros las imágenes son mucho más fuertes, y esos los televisan sin problema. Ahí vuelve la doble cara: quisiera que me explicaran por qué los de afuera sí y los de adentro no.

Ahora repetimos  la fórmula y grabamos nuevamente con intérpretes del género muy populares pero que no son visibles en los medios, esta vez: Yomil y el Dany. Con ellos filmamos un video que se llama “Mujeres”, que ya está listo para presentarse en televisión; pero me adelanto y predigo que probablemente no lo admitan. Eso provoca que el público, sobre todo el joven, se aleje de los medios al no encontrar en ellos lo que buscan. En este video celebramos la belleza de las mujeres al estilo de Qva Libre.

Precisamente si hay algo peculiar en Qva Libre es su estética. En el escenario no se ven simplemente como músicos, sus extravagancias transmiten un sentido de festividad, fantasía, que forma parte de su identidad. ¿Cuándo escogieron esta imagen?

Desde 2008 queríamos traer una propuesta fresca, que no se pareciera a nada que estuviese sonando. Primero se entra por los ojos y después se escucha. Es vital captar la atención. Además, en cuestiones de texto, nuestros mensajes no tienen esa carga de simbolismos o elaboraciones de Buena Fe o un trovador. Los contenidos de nosotros son más ligeros: un eterno llamado a fiesta y a la energía positiva. Buscamos reforzar texto con alegoría y mucha extravagancia.

Tras una continuidad de éxitos (“Ando Caliente”, “Cuando tú dices que me amas”) graban junto a Descemer Bueno, “Tú eres la razón”. ¿Cuántas puertas se han abierto para la agrupación luego de tocar junto a Bueno y posteriormente a Olga Tañón?

Desde el inicio fue un hit y tuvimos la suerte de que paralelo a eso, Olga Tañón buscaba compositores para un nuevo álbum, y revisando entre las cosas de Descemer eligió ese tema para grabarlo juntos y tocarlo en el concierto de la Tribuna Antimperialista en La Habana.

Sobre las puertas que se abrirán justo ahora hay una muy buena, que incluye a un intérprete internacional muy popular. No adelantaré el nombre hasta que no se materialice el proyecto, pero le adelanto a OnCuba que aumentan las oportunidades de artistas cubanos para internacionalizarse.

Artículos Relacionados

Comentarios

Concuerdo que lo del ICRT es una doble cara

Al menos es claro y directo. El toca con quien esté en el boom, sin importar el género de musica que haga, ni quien sea, solo le importa estar cerca de los mas “pegaos”, lo que quiere decir, conseguir mejores contratos, mas dinero…

Nombre horrible para un disco, súper vulgar.
Son como unos camaleones, sin género definido, moviéndose encima del género musical que esta de moda. Han pasado de ser algo diferente a formar parte del vulgo reinante.

pepe, no seas envidioso. quisieras tú tener el éxito d e ellos

Eduardo Carvajal

21 marzo, 2016

Excelente articulo. Gracias por la parte que me toca.

Creó k hacen lo correcto, hay k tocar la música k el público kiere escuchar, para eso trabajan para alegrar al público, y esa banda bien k lo consiguen, son lo máximo, sigan asi

Mira tú, yo que pensaba que la esencia del arte es comunicar lo que se tiene dentro de uno mismo de manera creativa y sensible lo que puede ser reconocido o no pero no definido por otros. Pues resulta que estaba equivocado y ´´La esencia del artista es tener público. ¿Si no para quién trabajas?´´ traducción: la esencia del artista es tener dinero. Para una banda que busca ´´sorprender, no ser predecibles´´ son horrendamente predecibles su historia es una repetición de un esquema: empezamos tocando rock que es lo que nos gusta (me acuerdo cuando vagaban por 23 poniendo carteles para anunciar su próximo concierto) luego chocamos con la realidad de que el arte que a uno le nace solo alimenta si los demás lo siguen y como no somos tan talentosos que podemos pegar lo nuestro , pues mutemos a funk-rock , cuando eso no funciono a mutar de nuevo a timbita light, y ahora a hacer reggaetón que es lo que está sonando. No lo niego no eran tan malos en ninguna de esas variantes espero que no sean más de lo mismo en el reggaetón y se desmarquen de la pobrísima calidad imperante, pero, decía mi abuelo, dime con quién andas y te diré quién eres o sea: El Chacal, Yomil y el Dany, Los Desiguales; saben que olviden lo que dije antes , más de lo mismo. Por último no se engañe cuando alguien dice que su sello es ´´que … cambie, simplemente evoluciona todo el tiempo´´ es lo mismo que decir que no tiene sello , bueno tal vez la vestimenta pero eso solo es válido para Cristian Dior o Armani o alguien cuyo negocio es, de hecho, la vestimenta, para un músico es un aderezo no lo principal. Lo triste del caso es que, repito ,no son del todo malos pero van de camino ojala y me equivoque juro que me encantaría que estos fueran una brisa fresca que barra el miasma reguetoniano y renueve el género hacia algo que además de bailar se pueda digerir adoraría estar equivocado de esa manera pero bueno amanecerá y veremos.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

El muro

La caricatura