La Marca, una segunda piel

Bajo la dirección del reconocido artista Leo Canosa, y con sede en el Centro Histórico La Habana Vieja, desde el 30 de enero de 2015 funciona en Cuba el primer estudio-galería profesional de arte corporal La Marca, para posicionar legalmente en la Isla el milenario arte del tatuaje.

En La Marca, a diferencia de otros estudios de tatuaje, no se trabaja por catálogo ni por imitación. Cada quien puede grabar en su piel una obra única, según sus intereses, personalidad e inquietudes formales y conceptuales, apreciando previamente el estilo del artista que realizará la obra. La decoración del cuerpo, desde la identidad y el amor por el también llamado arte dérmico, son los motivos que inspiran a acudir al sitio por una de estas creaciones.

Leo, con más de dos décadas de experiencia de la tinta en la dermis, ahora dirige a otros cuatro artistas del tatuado, a un diseñador gráfico y a una comunicadora social. Eventualmente, en La Marca despliegan su creación artistas invitados de Cuba y el extranjero.

“No queremos que nos vean como cuentapropistas sino como artistas: es lo que somos. El tatuaje ya no solo se considera representación de culturas antiguas, ni moda pasajera ni alusión a la criminalidad, sino todo un arte”, declara Leo a OnCuba, mientras esboza un diente de león deshojándose en el hombro de una muchacha, pura destreza sin más lienzo que la piel.

Foto: Alain L. Gutiérrez.

Foto: Alain L. Gutiérrez.

Leo no sabe exactamente la cantidad de tatuajes que luce su piel. Considera que tatuar es solo oficio si lo que se hace es reproducir figuras a partir de una fotografía. Hacer un diseño personalizado, un dibujo diferente para cada individuo, eso sí es arte. “Se trata de versionar un determinado motivo pictórico plasmándole tu impronta y sello como artista”, añadió el multilaureado creador, quien lleva la mitad de su vida “picando”, como se le dice en Cuba a la acción de grabar permanentemente la piel con aguijonazos de tinta.

En adecuadas condiciones sanitarias, La Marca es además un centro cultural que explora la sinergia del tatuaje en las manifestaciones de las artes visuales y plásticas, el teatro, la danza, la literatura, el diseño gráfico y la música, con enfoque de género y amplia visión de comunicación y desarrollo social.

Foto: Alain L. Gutiérrez.

Foto: Alain L. Gutiérrez.

Exposiciones y presentaciones de artistas noveles, conciertos y talleres de creación dirigidos a públicos diversos: niños, jóvenes y especialistas, entre otras acciones, todas con regularidad bimensual, tienen sede en La Marca. La oferta se complementa con una tienda de artículos artesanales, pero de ediciones limitadas y con marcado énfasis en el diseño e impulso de la obra de autor. Además, se vincula a eventos y proyectos culturales organizados por otras instituciones estatales o privadas, brinda asesoría y acompañamiento a proyectos locales, y pone a disposición sus espacios para talleres y conferencias. Con una variada programación cultural que se renueva cada mes, tanto en las propuestas expositivas como musicales y comunitarias, La Marca pretende hacer del tatuaje cubano un sello.

Vincular el tatuaje con todas las manifestaciones artísticas que tengan al cuerpo como soporte o centro, y legitimar esta manifestación en el país, donde cada vez gana más adeptos, es el día a día de este colectivo que, a golpe de memorables tintazos, crea entre líneas y puntos una segunda piel.

Artículos Relacionados

Comentarios

Muy lindo pero porque no mencionan q los precios estas por el cielo! y q el tatuaje mas barato vale 50cuc. A mi me parece una exageracion.

Sin dudas, un excelente proyecto!

El mejor tatuador que ha tenido Cuba, Mauro, pincha o pinchaba en La Marca. Ya por el hecho de que ese monstruo haya trabajado ahí La Marca es lo mejor de lo mejor del tatuaje cubano

Publicidad

Las noticias en tu buzón

Publicidad

Sorpresa

La caricatura