Lilia Machado, Hambre de naufragios

“Yo siempre leí mucho, tanto prosa como poesía y eso me hizo inconscientemente apropiarme de la palabra escrita. El trabajo en la Casa de Escritores de 10 de Octubre me obligó a aprender técnicas de teoría literaria: tenía que enseñarle a los niños estrofas castellanas comenzando por la cuarteta, la redondilla, la décima, el sonetillo, el ovillejo y el soneto”, dice Lilia Aurora Machado, quien recibió en Cuba en 2012 Premio del Grupo Décima al filo y un lauro en el Concurso Alberto Acosta Pérez por la mejor composición en décimas.

La poetisa ahora vive en Miami, y sigue haciendo décimas cubanas. En 2016 publicó su poemario Hambre de naufragios y comentó con OnCuba detalles de este nuevo libro, el primero que ve la luz en Estados Unidos.

¿Cómo llegas a publicar en Entre Líneas ?

A través del azar. El camino me condujo sin querer a Pedro Pablo Pérez Santiesteban, director de la Editorial Publicaciones Entre Líneas. La presentación tuvo lugar el 29 de septiembre pasado en el New Proffesions Technical Institute de Miami.

¿Cómo es Hambre de naufragios?

Es un poemario hecho en glosas con un soneto intercalado. Escogí décimas y estrofas de Carlos Esquivel, Diusmel Machado y María de las Nieves Morales porque me parecía que sus versos expresaban lo que yo quería que se supiera de las mujeres que plasma este libro. El discurso poético de estos tres grandes poetas cubanos, más las frases que introducen cada glosa del libro Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar, apoyan las palabras de cada mujer; se avienen con sus características personales y con su concepción de la vida.

La imagen de cubierta la escogí de un cuadro del pintor cubano Alejandro Gispert. Fue algo muy lindo porque esa obra me la regalaron cuando obtuve el Premio Décima al filo en el XII Concurso Nacional Ala Décima, en febrero del 2012, por mi poemario Anne Sexton. La obra se aviene muy bien al texto de Anne Sexton, incluido en Hambre de Naufragios y justamente por ahí empezó la gestación del libro.

Premio "Décima al filo" a Lilia Machado en 2012. Foto: http://peglez.blogspot.com.
Premio “Décima al filo” a Lilia Machado en 2012. Foto: peglez.blogspot.com

¿Por qué la décima es su formato poético preferido? ¿Cómo y por qué se apropia de ella?

La décima es nuestra estrofa nacional. Tiene que ver con nuestro lenguaje, nuestro modo de decir, con nuestra raíz. Me apropié de ella enseñándosela a los niños como un proceso de dar y tomar.

¿Qué otros vínculos tiene con la Casa Editorial Publicaciones Entre Líneas?

Con Pedro Pablo Pérez Santiesteban tengo un gran lazo de amistad. Es un ser excepcional y un arduo promotor de las letras hispanas en Miami, además de un gran poeta y narrador. Su labor se extiende más allá de la ciudad, pues él le publica libros a autores residentes en la Isla y siempre está dispuesto a colaborar con todos los escritores y poetas de la comunidad hispana.

Gracias a Pedro Pablo también fui jurado del Concurso Internacional “La palabra de mi voz” en 2016, un trabajo muy lindo que me permitió acceder a una poesía actual de impresionante calidad.

¿Conservas algún vínculo con la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, el Festival Internacional de Poesía de La Habana o la Colección Sur Ediciones?

Sí, mantengo comunicación especialmente con Pierre Bernet, gran poeta y amigo, a quien admiro y quiero mucho por toda su entrega a la poesía y a los poetas. Cuando voy a Cuba visito su Tertulia del Sur. Para mí ese gran encuentro con la poesía y los amigos es algo mágico y añorado.

¿Lilia vive de la poesía en Estados Unidos?

Para nada. Aquí no se vive de la poesía en ningún sentido y casi de ninguna manera.

¿Qué lugar ocupa entonces la poesía en su vida?

La poesía en mi vida es la propia vida y el decursar de cada día en nuestros días.

Artículos Relacionados

Comentarios

Adrián

16 abril, 2017

“Para nada. Aquí no se vive de la poesía en ningún sentido y casi de ninguna manera.”. Revelador. “El arte mata”, decía Luis Rogelio Nogueras. Solo que de hambre, allí en el Norte.

Pedro P Perez

22 abril, 2017

Excelente. Felicidades Lilia

Y al final, cómo clasifica?, ya está conformado el grupo de escritor@s mongólic@s o ella sola lo encabeza y lo milita?

Accor SevillaAccor Sevilla
Toggle navigation
SUSCRIBIRSE
10
noviembre
2017
ESPAÑOL
ENGLISH
Lilia Machado, Hambre de naufragios

Lilia Machado, Hambre de naufragios
Lilia Aurora Machado: Foto; Tomada de su Facebook.
facebook twitter google + email

15 abril, 2017 2 comentarios
Por:

Rosario Hernández
“Yo siempre leí mucho, tanto prosa como poesía y eso me hizo inconscientemente apropiarme de la palabra escrita. El trabajo en la Casa de Escritores de 10 de Octubre me obligó a aprender técnicas de teoría literaria: tenía que enseñarle a los niños estrofas castellanas comenzando por la cuarteta, la redondilla, la décima, el sonetillo, el ovillejo y el soneto”, dice Lilia Aurora Machado, quien recibió en Cuba en 2012 Premio del Grupo Décima al filo y un lauro en el Concurso Alberto Acosta Pérez por la mejor composición en décimas.
La poetisa ahora vive en Miami, y sigue haciendo décimas cubanas. En 2016 publicó su poemario Hambre de naufragios y comentó con OnCuba detalles de este nuevo libro, el primero que ve la luz en Estados Unidos.
¿Cómo llegas a publicar en Entre Líneas ?

A través del azar. El camino me condujo sin querer a Pedro Pablo Pérez Santiesteban, director de la Editorial Publicaciones Entre Líneas. La presentación tuvo lugar el 29 de septiembre pasado en el New Proffesions Technical Institute de Miami.
¿Cómo es Hambre de naufragios?

Es un poemario hecho en glosas con un soneto intercalado. Escogí décimas y estrofas de Carlos Esquivel, Diusmel Machado y María de las Nieves Morales porque me parecía que sus versos expresaban lo que yo quería que se supiera de las mujeres que plasma este libro. El discurso poético de estos tres grandes poetas cubanos, más las frases que introducen cada glosa del libro Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar, apoyan las palabras de cada mujer; se avienen con sus características personales y con su concepción de la vida.
La imagen de cubierta la escogí de un cuadro del pintor cubano Alejandro Gispert. Fue algo muy lindo porque esa obra me la regalaron cuando obtuve el Premio Décima al filo en el XII Concurso Nacional Ala Décima, en febrero del 2012, por mi poemario Anne Sexton. La obra se aviene muy bien al texto de Anne Sexton, incluido en Hambre de Naufragios y justamente por ahí empezó la gestación del libro.
Premio “Décima al filo” a Lilia Machado en 2012. Foto: http://peglez.blogspot.com.
Premio “Décima al filo” a Lilia Machado en 2012. Foto: peglez.blogspot.com
¿Por qué la décima es su formato poético preferido? ¿Cómo y por qué se apropia de ella?

La décima es nuestra estrofa nacional. Tiene que ver con nuestro lenguaje, nuestro modo de decir, con nuestra raíz. Me apropié de ella enseñándosela a los niños como un proceso de dar y tomar.
¿Qué otros vínculos tiene con la Casa Editorial Publicaciones Entre Líneas?

Con Pedro Pablo Pérez Santiesteban tengo un gran lazo de amistad. Es un ser excepcional y un arduo promotor de las letras hispanas en Miami, además de un gran poeta y narrador. Su labor se extiende más allá de la ciudad, pues él le publica libros a autores residentes en la Isla y siempre está dispuesto a colaborar con todos los escritores y poetas de la comunidad hispana.
Gracias a Pedro Pablo también fui jurado del Concurso Internacional “La palabra de mi voz” en 2016, un trabajo muy lindo que me permitió acceder a una poesía actual de impresionante calidad.

¿Conservas algún vínculo con la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, el Festival Internacional de Poesía de La Habana o la Colección Sur Ediciones?

Sí, mantengo comunicación especialmente con Pierre Bernet, gran poeta y amigo, a quien admiro y quiero mucho por toda su entrega a la poesía y a los poetas. Cuando voy a Cuba visito su Tertulia del Sur. Para mí ese gran encuentro con la poesía y los amigos es algo mágico y añorado.
¿Lilia vive de la poesía en Estados Unidos?

Para nada. Aquí no se vive de la poesía en ningún sentido y casi de ninguna manera.
¿Qué lugar ocupa entonces la poesía en su vida?

La poesía en mi vida es la propia vida y el decursar de cada día en nuestros días.

Artículos Relacionados

Delfín Prats quiere decir poemas con una orquesta de cámara
Por Ronel González Sánchez en Cultura

Los viajes de Jamila en el país de la siguaraya
Por Eric Caraballoso en Cultura

Comentarios

Nombre

Correo electrónico
ENVIAR Adrián 16 abril, 2017
“Para nada. Aquí no se vive de la poesía en ningún sentido y casi de ninguna manera.”. Revelador. “El arte mata”, decía Luis Rogelio Nogueras. Solo que de hambre, allí en el Norte.
Pedro P Perez 22 abril, 2017
Excelente. Felicidades Lilia
Mario 10 noviembre, 2017
Esta mongólica no sé cómo se habrá robotizado para convertirse en creída o supuesta escritora, porque el nivel de inactividad reflexivo que tiene es tan denotado como patológico, al punto de dudarse su cabida en la frontera de la normalidad. Entonces, de todo ello sólo queda pensar: escritor es cualquiera que se mecaniza con una técnica y llega a proceder como una máquina y por repetición o hay mucha gente lela y lerda que no calibra su estupidez. Porque a tantas y cuantas, es además de incoherente, bipolar. Tanto que rechazó y condenó el homosexualismo (desde que la acusaban en la escuela, y después con otros presuntos homosexuales), y mira, su hija vino a ser una connotada lesbiana acá en Miami, y asÍ las cosas.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

[mc4wp_form id="83321"]

Publicidad

La carta bajo la manga

La caricatura