Cubanos en Grandes Ligas: Decepciones, sorpresas, confirmaciones

A un mes de la arrancada del campeonato beisbolero más cotizado de este mundo, le propongo un vistazo a mis selecciones del pelotero cubano más decepcionante en lo que va de temporada, el de rendimiento positivo más inesperado y el que mejor ha ratificado su condición de figura en la Gran Carpa.

La DECEPCIÓN: Leonys Martín. Arrancó con los motores congelados, los Marineros lo mandaron a Menores y ahora mismo el villaclareño araña la pared con el Tacoma en Triple A. Allí le va aceptablemente, pero está claro que un average de .286 y un OPS inferior a .800 no le bastarán para volver a vestir la franela del equipo grande de Seattle. Mal, muy mal estuvo el zurdo de 29 años en el arranque de campaña, hasta el punto de promediar .111 con irrisorio slugging (.130) y ninguna empujada en 54 turnos oficiales, 16 de ellos con hombres en posición anotadora. Sus 21 conexiones de rolling contra apenas 6 batazos de línea, dejan claro que estaba cometiendo errores en el home plate. Además, sus 14 ponchetes ante 3 tristes bases delatan que el problema del año anterior (3.38 strikeouts por boleto) se había agudizado. Nada indicaba que el muchacho podría asemejarse al que pegó 9 jonrones entre abril y mayo de 2016, y la gerencia decidió enviarlo abajo. Ni el hombre puede vivir solo de pan, ni el pelotero, de defensa.

Grandes Ligas 2016: Mi ranking de cubanos (I)

La SORPRESA: Yonder Alonso. Tanto ha sido así que a lo largo de 7 campañas previas el habanero únicamente había pegado 39 bambinazos, y ahora, a la altura del cuatro de mayo, las proyecciones de Elias Sports Bureau fijan en 35 la cantidad que podría rubricar en 2017. Alonso parece estar poniendo las primeras piedras en el camino de su consagración; de ahí la impresionante secuencia ofensiva que hoy exhibe: .307/.381/.600. Comparemos: en su curso más destacado en las Mayores, allá por 2012, disparó 9 vuelacercas en 549 visitas al cajón; en este lleva 6 en 75 turnos. Un látigo para los abridores derechos (.328), ha promediado ¡60! puntos más en la carretera que en sus predios del Oakland Coliseum. Y un dato revelador: el hombre ha asimilado sin traumas la responsabilidad del quinto turno en los Atléticos (.300), aunque donde más productivo se le ha visto es como séptimo en el orden (.348 con un trío de cuadrangulares y 7 remolques). Si consigue arribar al centenar de impulsadas, habrá guerra por él cuando llegue a la agencia libre el año próximo.

Cubanos en Grandes Ligas: Los 4 + y los 4 –

La CONFIRMACIÓN: Yasmany Tomás. Sus cartas credenciales las presentó en 2016 al enviar 31 Rawlings más allá de los límites, disparar más de 60 extrabases y empujar 83 carreras en una escuadra por debajo de la media de Ligas Mayores en porcentajes de embasado. Quinto madero en la alineación de Arizona, El Tanque ha soplado una decena de imparables en 31 oportunidades con corredores en segunda y/o tercera, y de esa manera ya suma 20 impulsadas en la joven campaña, cifra tope entre cubanos. Excelente bateador en situaciones de 2 outs (.310) y sobre primeros lanzamientos (slugging de .1077), sus actuaciones diarias han incidido brutalmente en los resultados de los Cascabeles: si lo duda, observe que promedió .393 en las victorias de la escuadra y solamente .086 en los reveses. ¿Qué le falta contacto y apunta a una temporada de 150 ponches? Es verdad. Pero definitivamente a él le pagan por poner la pelota del otro lado de la cerca y traer carreras, y está visto que esas cosas las puede hacer perfectamente.

Artículos Relacionados

Comentarios

Ariel Herrera Diéguez

11 mayo, 2017

alonso esta muy bien…. y dijo ase poco q quier jugar con cuba… aver si a este tampoco lo queremos porq es de alla…

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Solución migratoria

La caricatura