Cubanos en Grandes Ligas: Los 4 + y los 4 – (II)

Cierro hoy el repaso de la actuación cubana en las dos primeras semanas de la actual temporada de las Ligas Mayores. Y toca hablar del lado oscuro: si en el comentario anterior hablé de la faena de los más brillantes en lo que va de curso, hoy dedico el espacio a los que menos han rendido hasta el momento.

Leonys Martín (Marineros)

Los 15 jonrones que pegó en 2016 parecieron un vaticinio de lo que traería el villaclareño para esta campaña. A sus probadas habilidades defensivas y para el robo de bases, daba la impresión de que podría agregar algún poder ocasional capaz de reportar carreras. Pero todo ha quedado, hasta ahora, en promesas: cero impulsadas, ningún cuadrangular, un miserable boleto y 13 ponches, hablan horriblemente del estado de forma de un hombre que este año termina contrato con Seattle. A todas luces, más le vale afinar el mecanismo.

Adonis García (Bravos)

Después de otorgarle la titularidad en su antesala el año precedente, Atlanta seguramente espera buenas cosas de un avileño que dejó números algo más que aceptables en 2016, con .273 de average y .717 de OPS, además de 65 activaciones de la registradora. Sin embargo, García ha llegado con el combustible frío, incapaz de cumplir la misión de oxigenar una tanda baja muy discreta. Paupérrimo con el bate y con el guante, ha lucido tremendo ante los zurdos (.571) e inofensivo frente a los derechos (.095), una vieja tendencia que jamás fue tan marcada en su carrera.

Yulieski Gurriel (Astros)

Si hay un pelotero cubano jugando al “todo o nada”, es el espirituano. Con casi 33 años a cuestas, el equipo lo envió a la inicial (habida cuenta de que el joven Alex Bregman luce fijo en la otra esquina del infield) y la movida puede resultar muy positiva por la liberación de lastres defensivos que ya no pesarán sobre Gurriel. Pero con todo y que la víspera pegó su primer vuelacercas del año, los números lo ponen por debajo de las expectativas: tres hits en 21 turnos contra pitchers de la ‘mano equivocada’, apenas dos remolques y contados batazos de línea, no permiten considerarlo de otro modo. Eso sí: tengo la sensación de que ha encontrado su lugar en el octavo turno del line up, donde compila de 17-8.

José Dariel Abreu (Medias Blancas)

Cuando el OPS del mejor bateador cubano en las Grandes Ligas de hoy ancla en una cifra próxima a su OBP de la temporada previa (.380 y .353, respectivamente), algo está mal en el asunto. Cuando el slugging de un tipo tan poderoso marca ese vergonzante .176 luego de 51 visitas al cajón, sucede un no-sé-qué de análisis urgente. Cuando el número “79” de los Medias Blancas falla en 19 turnos sucesivos –¡un hombre de .296 de por vida con 19 pifias ‘a la jila’–, hay bastante trabajo por hacer en su cuerpo y su cabeza. Demasiado.

Artículos Relacionados

Comentarios

delarosa

20 abril, 2017

La temporada recién comienza,Abreu debe levantar.

Kubala,
llevaste recio a Yulieski, sobre todo porque viene levantando sostenidamente.
(Aledmys + Yandy) Díaz están los dos por debajo y con menos progreso. No deja de ser mediático el Yuli donde quiera que esté.

Amaury Flores

25 abril, 2017

De acuerod con CMario. Hoy( 25/04/17) ya Yuliesky amanecio con línea de 321/345/446

CubanFan

26 abril, 2017

@Cmario: Coincido contigo. Entiendo que para el artículo solo se tomaron las estadísticas de las dos primeras semanas, pero aun así deberían haber incluido a otros y NO a Gurriel.
A fecha de hoy, 26-abril, lleva línea ofensiva de .333/.355/.467. Con .822 de OPS y un wRC+ de 136. Esos son números buenos en cualquier liga!
Entre los que acumulan los turnos al bate suficientes de su equipo, va de líder en AVE y segundo en OPS. Y recordemos que en los Astros alinean, entre otros, a Altuve, Correa, Beltrán, Springer…….. o sea, es bien difícil sobresalir ahí!
Entre los cubanos en MLB (con estadísticas calificadas) va primero en AVE y tercero en OBP y OPS, solo por detrás de Céspedes y Tomás.
El repunte de Gurriel ya es evidente incluso por las estadísticas de Statcast pues, aunque en su arranque no se veía conectando sólido, ya aparece entre los que más duro le están pegando a la bola, con un promedio de velocidad de salida de la bola bateada igual a 90.9 mph. Para poner esto en contexto solo Tomás, Céspedes, y Yandi Díaz son los otros cubanos que aparecen listados allí.
Según los datos de Rotowire, la mayoría de los números de Gurriel son buenos e incluso de élite (AVE y %K rate). Un detalle importante aquí es que su AVE viene asociado a un BABIP bien alto (.365), algo que puede ser insostenible por lo que es de esperar que su AVE caiga. También mirando Rotowire es evidente que los próximos ajustes que debería hacer (o está haciendo ya seguramente porque estos números ellos los controlan) van dirigidos a mejorar su disciplina en el plato (%BB rate muy malo) y a mejorar sus números de poder (ISO también algo bajo). En lo primero se ha visto mejor últimamente (ha disminuido el % de bolas bateada fuera de la zona), aunque sigue sin conseguir BB y en ocasiones se ve demasiado agresivo. En lo segundo creo que la tendencia irá al alza porque ahora está bateando más fuerte; aunque con un ángulo de salida muy bajo (6.8 deg), el cuarto más bajo entre los 50 que más fuerte le pegan a la bola según Statcast. Supongo que le vendría bien levantar un poco más la bola, aunque habría que ver cuánto afecta esto su swing y si es capaz de hacer el ajuste satisfactoriamente.
Por otra parte, si se miran las estadísticas defensivas avanzadas de Fangraphs (las calificadas), se darán cuenta de que a fecha de hoy es el UNICO PRIMERA BASE en toda la liga, las dos, que ostenta balance positivo en WAR defensivo y va primero en UZR (carreras salvadas en defensa). En las estadísticas convencionales sobresale en el número de double-plays iniciados (4) y asistencias (15), primero y tercero respectivamente, todo eso sin errores.
En resumen, es indudable que el Yuli va haciendo sus ajustes, lo dicen las estadísticas y su tendencia al alza. A mi entender ahora mismo es una de los peloteros cubanos más interesantes de seguir porque se está ajustando a la liga y habrá que ver cómo responde la liga. Creo que su actuación real puede sobrepasar por mucho las proyecciones pre-temporada de mantener el ritmo ascendente. Un bate de plata parece difícil en la primera base de la LA con Cabrera y compañía, pero por lo que se ha visto hasta ahora no me sorprendería que al final de la campaña esté entre los nominados a Novato del Año y Guante de Oro. Ahí queda reflejada mi expectativa!!! Saludos!!!

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

[mc4wp_form id="83321"]

Publicidad

La carta bajo la manga

La caricatura