Raúl Valdés amplía su legado en Dominicana

Raúl Valdés es un ídolo para los Toros del Este en la República Dominicana. Lleva un lustro lanzando allí y está lejos de defraudar al más incrédulo. Tiene 40 años, no se rinde y ya se halla a solo 3 victorias de ser el lanzador extranjero con más victorias en la Liga Invernal quisqueyana, la más fuerte de todas las del Caribe.

Este domingo, Valdés lanzó nueve entradas ante los Leones del Escogido aunque a la postre cayó derrotado 3×0. Sin embargo, el zurdo entró en la historia de la liga después de lanzar dos juegos completos en un mismo año, algo inédito desde la temporada 1993-1994.

Al hacerlo, se unió a la lista de José Lima (1993-1994) y Steve Sparks (1993-1994).

Este propio año, el habanero completó su tercera campaña consecutiva en Japón con los Dragones de Chunichi, en la que posteó 6-9, con 3.76 de efectividad. Alguien me dijo una vez que Valdés era “un brazo de hierro”, probablemente uno de los más fuertes de todos los tiempos.

No está lejos de la verdad. Cuando se pone en perspectiva que Valdés ha lanzado 353 innings en los últimos tres años en Asia y aun así continúa en invierno, entonces bien podría decirse que es pitcher como los de antaño.

En la apertura de este domingo, Valdés retiró a 15 bateadores en línea, y a 21 de los últimos 22 que enfrentó. Los Toros terminaron eliminados de la fase Round Robin y Valdés acabó con 1-6, 2.74 de efectividad (5ta mejor de la liga) y solo ganó un partido.

No obstante, con los tres ponches de su última apertura el cubano llegó a la cifra de 454, para situarse en el quinto lugar de todos los tiempos en la pelota dominicana.

El habanero no ha contado con la suerte de otros. Desafió las leyes cuando salió de Cuba siendo un lanzador subvalorado. En aquella época (2003) Valdés tenía 26 años, ahora recién cumplió 40. Ha lanzado casi una carrera (14 años) para muchos, fuera de Cuba.

La perseverancia de Raúl Valdés

Aunque para la mayoría era un desconocido, Valdés se centró en trabajar cada día y empezar desde cero en las ligas menores de los Chicago Cubs. Lo despidieron luego de la campaña de 2005. El 2006 lo pasó en Ligas Independientes de bajo monto porque al beisbolista que liberan de las menores tiene un 70 por ciento de no ser contratado de nuevo.

Sin embargo, prosiguió su camino a fuerza de constancia y en 2007 lanzaba para New York Mets, en nivel Doble-A. Allí se mantuvo trabajando enfocado en su meta hasta que en 2010 lo consiguió: arribó a las Grandes Ligas con 32 años como pitcher especialista de zurdos. Luego siguió por otros cuatro equipos (Cardinals, Yankees, Phillies y Astros) hasta que en 2015 se marchó a tierras asiáticas.

No sabemos hasta cuándo proseguirá el zurdo habanero. Cuál será su límite, si es que lo tiene.

Por lo pronto, ha lanzado en tres décadas diferentes desde que debutara con los Vaqueros de La Habana (1997-1998) siendo un novato de apenas 20 años. Dos décadas después, Raúl Valdés sigue encaramado en la lomita, ampliando su legado.

Artículos Relacionados

Comentarios

Pichar para 2,74 y ganar solo un juego,eso es tener mala suerte.

Vale la pena luchar con ardor por el exito, por exito que te hace crecer en el buen sentido de la palabra.
Haced una sana es ser feliz en sî mismo y el dador de vida, Nuestro señor Dios.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

El muro

La caricatura