Tokio 2020 espera a los cubanos con brazos abiertos

Uno de los pilares de la conquista de la sede olímpica para Tokio en 2020 fue Tsunekazu Takeda y ha enviado a través de OnCuba un mensaje para los deportistas cubanos.

“Antes de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, la selección nacional cubana de béisbol realizó un campo de entrenamiento previo en Japón y ganó la medalla de plata. Estas relaciones de colaboración se convirtieron en la base para que los Comités Olímpicos cubano y japonés concluyeran un acuerdo bilateral en septiembre de 2000. Desde entonces nosotros hemos enviado instructores desde Japón por un largo término, invitado atletas y entrenadores a Japón y suministrado implementos deportivos, entre otras actividades. En medio de estos intercambios me sentí honrado en recibir la distinción ‘Mártires de Barbados’ por el Ministro de Deportes de Cuba en diciembre de 2004.

“Con vistas a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 nos gustaría cooperar más con el CON de Cuba y apoyar a los atletas cubanos. Yo desearía ver a muchos deportistas cubanos realizar sus mejores demostraciones históricas en Tokio”.

Estas fueron las declaraciones exclusivas del miembro japonés del Comité Olímpico Internacional desde 2012, poco después de ser reelecto por décima ocasión consecutiva por un término de dos años como Presidente del Comité Olímpico Nacional.

Dinamita cubana a Japón

Tercer hijo del Príncipe Tsuneyoshi Takeda y biznieto del Emperador Meiji, el dirigente olímpico japonés compitió en equitación en los Juegos Olímpicos de 1972 y 1976, más tarde se convirtió en entrenador de la selección japonesa en los Juegos Olímpicos de 1984, 1988 y 1992, y fue Jefe de Misión en Salt Lake City-2002 y Atenas-2004.

“Durante el proceso para obtener la sede olímpica, nosotros recibimos numerosos apoyos de las naciones latinoamericanas, especialmente de los dos miembros cubanos del COI”, dijo en alusión al fallecido Reynaldo González y a la ex voleibolista Yumilka Ruiz.

El dirigente japonés, de 69 años, graduado de la Facultad de Derecho de la Universidad Keio, evocó gratos recuerdos del escenario de Sudamérica para el deporte japonés.

“La Sesión del COI en 2013 que acogió la elección de Tokio fue en Buenos Aires, Argentina. El pasado año en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río de Janeiro, la delegación japonesa recibió una calurosa bienvenida de los ciudadanos de Brasil y el equipo japonés archivó el mejor resultado para unos Juegos Olímpicos”.

“A pesar de la distancia, los países de Sudamérica son familiares y cercanos a nosotros. Con diversos programas interculturales impulsados por JICA (Japan International Cooperation Agency), Japón ha enviado numerosos entrenadores a Sudamérica y en algunos deportes son actualmente tan o más fuertes que nuestro país. Miramos hacia adelante por el desarrollo y el éxito futuro de los atletas sudamericanos”, añadió.

Tres cubanos en Serie de Estrellas del béisbol japonés

Presidente del Comité Olímpico Japonés desde 2001, Takeda ha formado parte de varias comisiones de trabajo del COI y en la actualidad es el jefe de la Comisión de Marketing del organismo olímpico y miembro de la Comisión de Coordinación de los Juegos Olímpicos Invernales Pyeong Chang 2018 y de Evaluación de los Juegos de la XXXIII Olimpiada en 2024, además de Vicepresidente del Comité Organizador de Tokio 2020.

Su nueva reelección al frente del Comité Olímpico Japonés resultó una decisión esperada y trascendental en el objetivo de lograr que los próximos Juegos Olímpicos, los segundos que realizará su país luego de 1964, respondan a las expectativas de la familia deportiva internacional.

En sus declaraciones a OnCuba, Tsunekazu Takeda ratificó que el éxito de Tokio 2020 será la ”principal prioridad” en su nuevo mandato. A tres años de la apertura de la fiesta mundial, Japón pudiera ser el escenario de los mejores Juegos de la historia.

Artículos Relacionados

Comentarios

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Viajero

La caricatura