Tres cubanos en Serie de Estrellas del béisbol japonés

Latinoamérica será Cuba en la Serie de las Estrellas de la Liga Japonesa de Béisbol. La inclusión de Alex Guerrero y Raúl Valdés en la nómina de la Liga Central, después de la tercera ronda de votaciones, le permitirá a la Mayor de las Antillas aportar tres de los cuatro peloteros latinos que estarán presentes este viernes y sábado en el también llamado Clásico de Verano.

Antes se había anunciado la presencia del slugger granmense Alfredo Despaigne, convertido ya en una de las figuras de más peso dentro del campeonato nipón. La noticia confirma la tendencia al alza de la apuesta cubana por la Liga Japonesa, con un creciente número de peloteros incorporados a ese torneo.

Además, viene a restañar de algún modo el menguado prestigio del deporte de las bolas y los strikes en la Isla. Sobre todo tras el penoso paso del equipo dirigido por Róger Machado en su gira por Norteamérica –solo siete victorias en 26 juegos– y del desastre del elenco comandado por Vladimir Hernández en el Torneo Interpuertos de Rotterdam, Holanda, donde concluyó en un insólito último lugar.

El panorama beisbolero se había hecho todavía más gris después de que un único pelotero cubano asistiera el martes al Juego de las Estrellas de la Major League Baseball (MLB). Tras varios años con selecciones múltiples, en ocasiones de hasta cinco jugadores criollos, esta vez solo el habanero Yonder Alonso representó al béisbol nacional en el All Star Game.

Cubanos ausentes al Juego de las Estrellas: ¿rendimiento o popularidad?

Resulta entonces un bálsamo la inclusión del trío de antillanos entre las Estrellas de 2017 en Japón. Su presencia en esta serie tiene incluso mayor mérito por las características del sistema de selección, signado en gran medida por la votación de una fanaticada que deja muy pocos espacios para los jugadores extranjeros.

En la presente edición solo el lanzador dominicano Marcos Mateo fue beneficiado por el voto de la afición, que lo eligió ganador en la categoría de relevistas intermedios de la Liga Central.

Mientras, Alfredo Despaigne debió esperar hasta la segunda vuelta de votación, la de los jugadores activos, quienes al igual que los fanáticos tienen la posibilidad de seleccionar a los peloteros que asistirán al fin de semana de las Estrellas.

Aunque se perdió varios juegos por una lesión, el granmense fue elegido por sus compañeros como el mejor bateador designado de la Liga del Pacífico. Con 252 votos, el alazán mayor aventajó al local Kensuke Kondo (116) y al dominicano Carlos Peguero (77).

En estos momentos, el slugger de los Halcones de SoftBank es segundo de su circuito en jonrones e impulsadas, con 21 y 60, solo superado en ambos departamentos por el japonés Yuki Yanagita (23 y 75).

No menos impresionante ha sido la labor de Alex Guerrero con los Dragones de Chunichi, si bien el tunero debió esperar a la tercera ronda para incluirse, junto al lanzador zurdo Raúl Valdés, entre los elegidos de la actual temporada.

Alex Guerrero: la adversidad como karma

Ambos fueron escogidos por el manager del equipo de la Liga Central, Koichi Ogata, quien completó su róster con jugadores que no fueron tenidos en cuenta por la votación de los fanáticos ni por la de los jugadores.

Guerrero es el líder jonronero de la Liga Central, con 23 vuelacercas, cifra que le da una proyección de 40 o más jonrones al finalizar la temporada. Además, es quinto en carreras remolcadas dentro de su Liga, con un total de 53.

Valdés, en tanto, sigue haciendo caso omiso de sus 40 años. El veterano zurdo que lanzara en la Serie Nacional con los Vaqueros de La Habana y trabajara varios años en Grandes Ligas, llegó incluso a liderar la Liga Central en efectividad. En estos momentos acumula cinco victorias e igual número de reveses con uno de los conjuntos más limitados de la Liga y su promedio de carreras limpias (2.75) es el quinto mejor del apartado central.

Raúl Valdés. Foto: japantimes.co.jp.
Raúl Valdés. Foto: japantimes.co.jp.

La Serie de las Estrellas 2017 se efectuará este viernes y sábado, con sede el primer día en el Nagoya Dome. El estadio ZOZO Marine, de Chiba, acogerá el partido de la jornada sabatina.

A diferencia de la mayoría de las ligas del mundo, en Japón se efectúan par de encuentros, fundamentalmente por razones económicas, pues la Nippon Professional Baseball solo percibe ingresos como organismo con este evento y con la Serie de Japón, que enfrenta cada año por el título a los campeones de los circuitos Central y del Pacífico.

Esperemos entonces por el performance de los cubanos.

Artículos Relacionados

Comentarios

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Solución migratoria

La caricatura