Un día “raro” en la pelota cubana

El martes 18 de septiembre comenzaron las duodécimas subseries de la Serie Nacional de Béisbol y fue un día raro para el pasatiempo nacional. Tanto, que de manera inesperada se propinó el no hit no run más corto en la historia de la pelota cubana.

Lo increíble sucedió en el enfrentamiento de más realce mediático entre Villa Clara e Industriales, por el retorno de Víctor Mesa a su tierra, pero esta vez al mando de los azules de la capital.

Nadie hubiera presagiado que tras iniciar el choque con dos boletos, el derecho capitalino David Mena propinara el no hit no run 54 de la pelota cubana y menos en cinco entradas.

David Mena. Foto de vanguardia.cu.
David Mena. Foto de vanguardia.cu.

Con el juego dos carreras por cero llegó la lluvia en el principio de la sexta. Juego válido y se concretó la hazaña.

Mucho tiene que agradecerle Mena a Luis Figueredo, el árbitro de primera base, que en la segunda entrada, tras un excelente engarce de Wilfredo Aroche en la intermedia, declaró out al corredor Leandro Turiño cuando se vio que era quieto.

La curiosidad asoma varias veces porque Villa Clara y el estadio Augusto César Sandino han sido protagonistas de los últimos dos encuentros sin hits ni carreras. El no hitter anterior lo propinó Fredy Asiel Álvarez, el 2 de noviembre de 2013 a Sancti Spíritus, precisamente en el principal estadio de Santa Clara, al vencerlos por la mínima.

Por si fuera poco, hacía 35 años que un lanzador capitalino no concretaba la hazaña cuando el 16 de enero de 1982, Ángel Leocadio Diaz venció 2-0 a Holguín en el estadio Latinoamericano.

Otra rareza del día ocurrió en el duelo Holguín-Isla de la Juventud cuando los cachorros propinaron 3 balks y empataron con 8 en este aspecto negativo con Villa Clara y Cienfuegos. Se han decretado durante esta serie nacional la alarmante cifra de 66 balks. Parece que los árbitros cubanos se han embullado tras los 11 balks que le cantaron a la selección antillana en la Liga Can-Am.

Solo a Pinar del Río no le han cantado ninguno. El otro equipo que apenas tiene uno es Las Tunas. ¿Será casualidad que sean los dos mejores equipos de la justa?

Bitácora 57: Palos porque lanzas y palos porque pitcheas

Muy extraño resultó la racha adversa de Pinar del Río con tres derrotas en los últimos cuatro partidos, con dos equipos de mitad de la tabla. Esto ocurrió con la primera victoria con lechada incluida del espirituano Pedro Álvarez.

Santiago de Cuba cayó también por lechada ante el débil Cienfuegos. Los indómitos han perdido tres de los cuatro juegos ante los dos conjuntos de la justa. ¿Le costarán estos partidos en pos de la clasificación? El débil Mayabeque les endosó la cuarta derrota consecutiva a los tigres avileños en otro inesperado resultado.

No hitter, balks, lechadas impensadas, rachas adversas por primera vez en el torneo. Todo esto ocurre en nuestra pelota. Ah! Y previo a un duelo sin techo en el estadio del municipio Sagua la Grande-afectado por el huracán Irma- donde nacieron por coincidencias de la vida, Vladimir Hernández y Víctor Mesa, los dos managers que se enfrentan.

Artículos Relacionados

Comentarios

Muy buen artículo,como siempre,gracias Duanys por estos curiosos trabajos.

Gracias por publicar un nuevo tema deportivo.siempre leo sus escritos espero lo hagan mas sistematicamente gracias

Duanys, la pelota cubana es algo muy raro desde hace ya algún tiempo. Esperemos algún día volver a la normalidad.

Gracias por el artículo.Los quemadenses estamos orgullosos de ti.Un abrazo.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

[mc4wp_form id="83321"]

Publicidad

La carta bajo la manga

La caricatura