Delta Air Lines, de regreso a Cuba

Con tres vuelos diarios siete días a la semana entre La Habana, Miami, Atlanta y Nueva York, Delta Air Lines se restrena en Cuba el próximo 1ro de diciembre.

Días atrás Delta abrió al público su oficina comercial en La Habana, y aunque ya no son los únicos con presencia en la capital cubana –American Airlines acaba de abrir también su oficina–, sí es la única de las ocho aerolíneas aprobadas por el Departamento de Transporte de Estados Unidos para operar en Cuba, que volaba a la Isla antes de 1961. Delta está, literalmente, regresando.

“Es un orgullo”, valora a propósito de este hecho el gerente comercial para Centroamérica y el Caribe, José Zapata.

Delta Air Lines tiene su sede en La Rampa, en el Vedado habanero, donde se pueden hacer reservaciones y adquirir boletos comprando en efectivo.

Está previsto que sus vuelos arriben a la Terminal 3 del Aeropuerto Internacional “José Martí”, y aún se estudia la posibilidad de que la compañía opere otros destinos en Cuba.

Demanda inesperada

Zapata comenta a OnCuba que cuando abrieron su oficina no esperaban la recepción que han tenido. “Pensábamos que gran parte de los boletos que se iban a vender iban a ser solamente a Miami, pero estamos encontrando gente que va a Los Ángeles, a Denver, a Iowa, ¡a Australia!”

“Cuando empezamos a hacer estudios de mercado veníamos con la idea de que el 90 por ciento de los vuelos se iba a vender en Estados Unidos, no sabíamos que habría tanto mercado local, y nos hemos dado cuenta de que hay una oportunidad muy grande. Creo que vamos a satisfacer una necesidad que existe”, dijo.

Tanto él como Sarah M. Lora, gerente General de Comunicaciones Corporativas, insisten en la ventaja que representa Atlanta por ser uno de los centros de conexiones más grandes del mundo, “puedes conectar de ahí a más de 200 destinos. Y hace un tiempo se lleva adelante lo que es la latinización del aeropuerto, que implica desde que toda la señalización esté disponible en español, así como el trato. Estamos muy identificados con ese mercado”.

“Atlanta ofrece conexión con el 80 por ciento de los mercados más importantes de negocio y de placer de Estados Unidos en dos horas y media o menos. La persona que viaja de Cuba a Atlanta puede estar en Nueva Orleans en una hora. Ninguna aerolínea tiene tantos puntos directos con solo una conexión”, añade el gerente comercial.

Un anuncio de neón que tenía Delta en 1958 en el malecón habanero.
Un anuncio de neón que tenía Delta en 1958 en el malecón habanero.

¿Qué ofrece Delta?

Sarah M. Lora: Una aerolínea va mucho más allá de llevar a personas de un punto A a un punto B. hay muchas otras cosas que cuentan, cuenta que la gente vaya contenta, que vaya bien alimentada. A la gente le interesa viajar, pero le interesa la experiencia de viajar. Es lo que nos diferencia, un buen avión, con buen servicio, con gente chévere, con cosas diferentes…

Además del trato personalizado, está la fiabilidad de las operaciones, el hecho de que tengamos días de lo que llamamos marca perfecta. Tenemos record en eso. Para todo tipo de cliente es muy importante no tener riesgo de que su vuelo se cancele, sea para un viaje de placer o de negocio.

Además, somos la aerolínea con la flota WiFi más grande, algo muy importante para los millennials.

¿Cuáles son los atractivos de Cuba para Delta?

José Zapata: Hace cinco años nos embarcamos en la misión de tener una fuerte presencia en Latinoamérica. Y lo estamos logrando. Cinco años atrás ocupábamos la cuarta posición en capacidad de asientos y el año pasado ocupamos la posición dos de todas las aerolíneas norteamericanas. De hecho, nuestra capacidad de asientos aumentó 40 por ciento, entre Estados Unidos y Latinoamérica.

Cuba es un mercado muy importante para nosotros, es la Isla del Caribe más grande y es parte de la estrategia de seguir creciendo en la región.

La experiencia aquí ha sido muy buena. La oficina siempre ha estado llena.

Web

Se han asociado con AirBnB que promociona el alojamiento en viviendas particulares. ¿Les interesa promover ese tipo de turismo en Cuba?

JZ: Nos asociamos con marcas y productos que van a la vanguardia, entre ellos AirBnB.

Nos interesa el turismo, pero sobre todo conectar familias, el mercado cubanoamericano es muy grande. Lo bueno que tenemos es que nuestro mercado está muy bien segmentado: gente de negocios, gente que viene a un viaje de placer, que tiene más presupuesto o un presupuesto más ajustado, familias… Tenemos para todos.

¿Temen algún retroceso en la decisión de permitir vuelos regulares entre los dos países, con el cambio de gobierno en Estados Unidos?

JZ: Las elecciones terminaron, tenemos un nuevo Presidente… Estamos muy emocionados con que empezaremos a volar el 1ro de diciembre. Realmente no tiene nada que ver una cosa con la otra.

SL: Los temas que tienen que ver con posiciones políticas son temas que no abordamos como aerolínea porque realmente nos centramos en nuestros servicios independientemente de lo que el gobierno esté haciendo. Nosotros tenemos que continuar nuestra programación y dejar que lo demás fluya.

Oficina de Delta Air Lines en La Habana. Foto cortesía de los entrevistados.
Oficina de Delta Air Lines en La Habana. Foto cortesía de los entrevistados.

¿Cómo asumen la competencia por este mercado? En los últimos meses ha habido un verdadero desplome de precios.

JZ: Tenemos muchos años volando, y esto no es nada nuevo. Los precios siguen estando sujetos a oferta y demanda, y ajustamos nuestros precios en función de eso. Hoy hay mucha oferta, hay demanda, y lo que es precio hoy mañana puede cambiar.

No tenemos una preocupación especial por este asunto. Aun así, siempre estamos en la competencia e igualamos ahí donde pensamos que tiene sentido igualar, procuramos ser competitivos todo el tiempo.

SL: Nos interesa más el factor diferenciante de cómo se trata al cliente. Nosotros nos centramos no tanto en las fluctuaciones monetarias y de oferta y demanda, sino en mantener ese nivel alto. Y la gente tiende a fidelizarse con eso.

Mientras se negociaba la reapertura de los vuelos regulares, hubo políticos en Estados Unidos que pusieron en duda la seguridad de los aeropuertos cubanos. Como aerolínea, ¿qué opinión tienen de las instalaciones aeroportuarias cubanas?

Estamos contentos con lo que hay disponible, entendemos que hay ciertas limitantes, pero en base a las conversaciones que tenemos con los aeropuertos eso va a cambiar. Hay un plan de crecimiento y de cambio. Vamos a estar en la Terminal 3, la internacional. Pero estamos muy contentos de tener acceso a esa infraestructura que ya existe.

Los cambios se refieren a que sobre todo hay problemas con los camiones que mueven el equipaje y esas cosas, pero están actualizándose más y trayendo más equipos.

¿Existe alguna posibilidad de que Cubana de Aviación se convierta en una de las aerolíneas asociadas a Delta?

Sí, es algo que estamos evaluando mutuamente. No sabemos si ocurrirá o no, pero estamos en conversaciones sobre eso.

Artículos Relacionados

Comentarios

En todo tipo de artículos sobre las conexiones aéreas directas entre Cuba y EEUU no estaría de más que aclararan, para los menos familiarizados, las restricciones para estos vuelos directos en función de las nacionalidades de cada pasajero. Saludos.

Publicidad

Las noticias en tu buzón

Publicidad

Nuevos vientos

La caricatura