Dos lindas cubanas

Yvette e Yvonne son gemelas idénticas, desde sus cabellos revueltos hasta el modo en que fuman. No hay en su rostro ni una mueca que las descubra. Americanas en los límites de La Pequeña Habana, al mejor estilo meltingpot.

Nacieron en Estados Unidos y viven en una cotidianidad muy cubana, mas no se consideran mitad de nada: “Nosotras aceptamos con entusiasmo el estilo de vida afrocubano. Crecimos en un ambiente familiar donde se celebran las tradiciones de la Isla tanto como las de acá. Somos un complemento de las dos culturas”, asegura Yvette en este diálogo vía correo electrónico con OnCuba.

En 2012 las hermanas Rodríguez decidieron probar suerte en el mundo del tabaco y echar mano a su sus conocimientos en esa área para fundar una empresa con el atractivo y la personalidad de las gemelas. Tres Lindas Cubanas Cigars, como en aquel tema de la Orquesta Aragón. Con esa canción que deviene para ellas un himno del pasado, han querido patentar en su negocio las raíces cubanas y mostrar orgullosas los distintos tonos de su raza. Tres lindas cubanas son, la abuela Esperanza González es la tercera.

"Tres lindas cubanas son, la abuela Esperanza González es la tercera". Foto: Cortesía de las entrevistadas.
“Tres lindas cubanas son, la abuela Esperanza González es la tercera”. Foto cortesía de las entrevistadas.

“Nuestra abuela falleció hace ya 15 años, pero su memoria continúa teniendo un enorme impacto en nuestras vidas. Ella es la inspiración para el nombre de nuestra empresa. La abuela a menudo nos contaba historias de Batabanó, su pueblo natal y con ella fumamos los primeros tabacos. Así fue como crecimos amando a Cuba. Su carácter y sus enseñanzas fueron la base esencial para establecer nuestro negocio”.

¿Cuán difícil ha sido para dos mujeres de origen afrocubano abrirse camino en un sector dominado por hombres?

Yvonne: La industria del tabaco es muy competitiva, sin embargo, en esta área dominada por hombres nos ha beneficiado el hecho de ser mujeres. Tenemos una ventaja que nos hace diferentes y por tanto más atractivas. Se necesita un tabaco de buena calidad, pero también un enfoque sobre cómo promover el producto. Cuando mi hermana gemela y yo estamos en público siempre llamamos la atención, así que ya imaginarás la reacción y curiosidad cuando entramos en una tienda de tabacos que normalmente es propiedad de un hombre.

¿Es Miami un buen lugar para para emprendedoras cubanas?

Yvette: Miami es el lugar perfecto para emprender un negocio, especialmente cuando se trata de Habanos o tabacos. Un negocio triunfador es aquel que incorpora ingredientes especiales con el propósito de llamar la atención y sobresalir. Nosotras personificamos el estilo de vida del cubanoamericano. Incorporar este concepto a nuestro negocio nos ha ayudado a ganar reconocimiento a través de la nación. Definitivamente el respeto y tributo a nuestra herencia cubana ha sido de gran beneficio para nuestra empresa.

***

Con una licenciatura en Relaciones Públicas y muchísima cultura tabacalera, las gemelas decidieron aprovechar esos dos saberes para fundar su propio negocio. En Estelí, Nicaragua, según cuenta Yvonne, encontraron un buen territorio para la cosecha de tabacos: “Tenemos relaciones directas con Nicaragua y eso hace más fácil el crecimiento y éxito de la empresa. Nuestros tabacos son cosechados y preparados en Estelí y eso es del conocimiento de nuestros clientes. Aunque nuestros tabacos no son propiamente cubanos, nuestra herencia está siempre presente en el producto que vendemos”.

Yvette e Yvonne, atractivas emprendedoras de la industria tabacalera. Foto: Cortesía de las entrevistadas.
Yvette e Yvonne, atractivas emprendedoras de la industria tabacalera. Foto cortesía de las entrevistadas.

¿De qué forma se respira entonces esa identidad en Tres Lindas Cubanas?

Sobre todo por el estilo de vida afrocubano que hemos asumido, y el modo en que promovemos y comercializamos nuestro producto. Escuchamos timba, hip-hop, jazz, blues, rock and roll. Bailamos casino, bebemos cerveza americana y ron cubano. Disfrutamos de una tacita de café fuerte cada dos horas. Todo esto nos hace ser lo que somos y se respira también en nuestros tabacos. Es muy importante para nosotras celebrar la cultura cubana y creemos que esta se refleja ampliamente en el cuidado, la preparación y el amor que ponemos en nuestro producto”.

***

En 1999 visitaron por primera vez la Isla y nunca más han regresado. Ahora, ante un panorama de distenciones políticas entre Cuba y Estados Unidos, y la esperanza del fin del Embargo, la idea de cosechar y vender acá Tres Lindas Cubanas Cigars no resulta tan descabellada: “Nuestro propósito es expandir el negocio continuamente y Cuba está definitivamente en perspectiva. Siempre hemos soñado con presentar nuestro producto en el Festival del Habano que se hace en Cuba todos los años”, agrega Yvonne.

Actualmente Tres Lindas Cubanas Cigars se vende en línea y en varias tiendas de distintos estados como Illinois, Florida, Maryland, Texas, Carolina del Norte y Washington, con precios entre  8 a 10 dólares cada uno. “Continuamos tratando de perpetuar nuestro producto en una forma consistente y reconocible, y la próxima meta es crear una nueva mezcla de tabaco”.

¿Por qué La Negrita, La Mulata y La Clarita? ¿Qué aroma define a cada una?

Foto:La Negrita, la Mulata y la Clarita. Foto: Cortesía de las entrevistadas
La Negrita, la Mulata y la Clarita. Foto: Cortesía de las entrevistadas

Los nombres de nuestros tabacos son un reflejo de lo que somos. El propósito es celebrar las diferentes tonalidades de piel de la mujer afrocubana, así como de todas las mujeres negras. Es también una lección en la identidad afro latina. Tenemos diferente color de piel pero todas somos bellas.

La Negrita es nuestro Maduro. La mezcla más fuerte, oscura y con cuerpo de principio a fin.

La Mulata es el Habano. Con una combinación más suave, perfecta para disfrutar a cualquier hora del día. Una de las más preferidas.

La Clarita es la delicada mezcla Connecticut. Especialmente buena para los que no son expertos pero disfrutan sin ser muy conocedores.

***

“Nuestro enfoque es complacer al aficionado que fuma varias veces al día”, precisa Yvette y cuenta en qué momento es más apropiada cada una de sus mezclas: “Muchos fumadores experimentados disfrutan un tabaco en la mañana con su café con leche. Hemos creado La Clarita y su suave sabor con esa finalidad. Por su parte, La Mulata es perfecta para después de almuerzo, no muy suave ni muy fuerte, pero que satisface y estimula a continuar el día. Y disfrutar de La Negrita después de la cena es la mejor manera de terminar una jornada. Nuestros productos se complementan uno al otro para satisfacer al fumador en todas sus variantes. Esta cualidad nos diferencia del resto”.

Al interior de Tres Lindas Cubanas Cigars, aunque a primera vista cueste notarlo, también están marcadas las preferencias. A Yvette le gusta disfrutar de un café con leche con una Mulata, pero Yvonne se inclina por La Negrita y un poco de ron cubano. Ella habla otra vez de la Isla que le llega por influjos, por historias, pero insiste en definirla, en dibujarla: “Nunca hemos vivido en Cuba pero sentimos una conexión espiritual muy fuerte con ella. Cuando conoces a un cubano, estás viendo a una persona optimista, cordial y compasiva. Imaginamos que venimos de un lugar muy bello en el que todos se conoce por su nombre y tienen entre ellos un apodo cariñoso”.

Artículos Relacionados

Comentarios

Excelente artículo. No solo promueve la participación femenina en negocios predominantemente masculinos pero celebra la mujer cubana y su determinación en triunfar. Gracias

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Paralización

La caricatura