Empresarios agrícolas exigen más comercio con Cuba

Una coalición de más de 30 empresas y asociaciones de producción de alimentos y productos agrícolas de Estados Unidos fue presentada en el National Press Club de Washington, DC en apoyo al fin del bloqueo estadounidense y la mejora de las relaciones comerciales entre ese país y Cuba.

Figuras influyentes del escenario comercial y político estadounidense como Tom Vilsack, secretario de Agricultura, Jay Nixon, gobernador de Missouri, los senadores Amy Klobuchar y Jerry Moran, así como Sam Farr, Kevin Cramer y Rodney Davis, de la Cámara de Representantes respaldan la naciente asociación.

El sitio web Farm Futures especifica que la oficina del representante Kevin Cramer informó que la nueva coalición busca restablecer a Cuba como mercado para las exportaciones de alimentos y otros productos de la agricultura de los Estados Unidos, así como que el evento sería trasmitido en vivo por el canal CSPAN 3.

“Normalizar el comercio entre Estados Unidos y Cuba incrementará la capacidad de los ciudadanos cubanos de acceder a alimentos asequibles y de lograr una mayor prosperidad”, decía el comunicado emitido por Cramer, donde se nombraban entre las empresas integrantes de la coalición a la American Farm Bureau Federación, la Asociación Americana de Soya, la Asociación Nacional de Departamentos Estatales de Agricultura, la Asociación Nacional de Productores de Trigo, la Asociación Nacional de Productores de Cebada, Unión Nacional de Agricultores, los EE.UU. Canola Asociación, y el Consejo de la Haba Seca de Estados Unidos, entre otros.

Esta alianza está respaldada por la Coalición Estadounidense de Agricultura por Cuba (USACC), fundada en 2014 y en cuyo portal dice: “Creemos que la mejora del comercio agrícola entre los EE.UU. y Cuba es la base para la construcción exitosa y duradera las relaciones entre ambos. Un mayor intercambio de ideas, conocimientos, capital y crédito beneficiará a ambos países. Nos esforzamos para convertir a Cuba de un enemigo a un aliado en nuestra vida mediante la construcción de las relaciones comerciales con una evaluación honesta del pasado, y una nueva mirada hacia el futuro”.

La Asociación Americana de la Soya fue la que anunció la formación de esta primera coalición nacional para reactivar el comercio bilateral y a través de el Ohios Country Journal, publicación destinada a los agricultores de ese Estado, informó sus intenciones de involucrarse activamente en el trabajo contra el bloqueo y a favor de la normalización de las relaciones con cabildeos, estrategias de comunicación y otros esfuerzos dirigidos a conseguir el cese de las restricciones.

Recientemente ese mismo rotativo publicó que la isla tiene el potencial para convertirse en el mayor mercado del maíz estadounidense de acuerdo con el Consejo de Granos de Estados Unidos (USGC), entidad que ha acelerado los planes de entablar negocios con la Isla a principios de este año como parte de una estrategia centrada en los cereales.

Señala también que los Estados Unidos ha vendido maíz a la mayor de las Antillas desde el 2000 y los granos secos de destilería con solubles (DDGS) desde 2005; pero podríaimportar al menos500.000toneladas detrigo cadaaño aunque no compradesde 2011.

El 17 de diciembre de 2014 —cuando los presidentes Raúl Castro y Barack Obama anunciaron el restablecimiento de las relaciones diplomáticas— el presidente de la Asociación Americana de Soya, Wade Cowan dijo:

“Lo más importante del anuncio de hoy, sin embargo, son las consecuencias para el pueblo cubano. Si bien hemos sido capaces de vender nuestros productos en el país durante décadas, nuestros clientes cubanos no han podido lograr las mismas oportunidades de financiación y crédito como otros socios comerciales”. (…) “La flexibilización de estas restricciones hará más fácil para la soja estadounidense hacerse un hueco en el mercado, pero lo más importante, permitirá a los cubanos comprar los productos que necesitan y quieren”.

The Associated Press publicó esta semana que estadísticas del Consejo Económico y Comercial norteamericano muestran que los agricultores estadounidenses vendieron poco más de 253 millones de dólares en alimentos y productos agrícolas al archipiélago en los primeros 10 meses de 2014. Si los dos últimos meses del año reflejan los niveles de ventas similares, 2014 podría ser el peor año para las exportaciones de Estados Unidos a Cuba desde 2004.

Los agricultores dicen —señala la agencia— que la principal barrera a las ventas es la prohibición del gobierno sobre la concesión de créditos a la Isla, lo que solo es posible si el Congreso actúa en su favor. Ahora hay que esperar.

Artículos Relacionados

Comentarios

Rafael hidalgo

9 enero, 2015

Yo cien por cien estoy de acuerdo y ap olla re todo cuanto beneficie al sufrido pueblo de cuba

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

El muro

La caricatura