Frontera: vino chileno a mesa cubana

Frontera: vino chileno a mesa cubana

In vino veritas: “En el vino (está) la verdad”.

Plinio el viejo

 

“Cuando abres una botella de Frontera, siempre te hace quedar bien”, dice Jesús Fernández Rodríguez, somelier, maître y profesor de la Facultad de Turismo de la Universidad de La Habana y Especialista en Alimentos y Bebidas, mientras alza su copa para brindar junto a los invitados de la marca, con vino blanco, su preferido.

Era la cena que ofreció Concha y Toro en el Salón Turquino del Hotel Habana Libre para agasajar a aquellos restaurantes que tienen Frontera como vino de la casa, y para estimular a otros a sumarse. Si seguimos a los griegos antiguos, fue un simposio, cuya traducción exacta significa beber juntos buen vino sentados cómodamente y disfrutando de música. Fue una velada para acercar más el vino Frontera a Cuba, en lo alto de La Habana, más cerca del Olimpo de Baco, la deidad de esta bebida.

“Frontera es la marca de vino chileno que más se consume en Cuba; sobre todo a partir de su excelente relación calidad precio. Los someliers decimos que cuando abrimos una botella de Frontera siempre nos hace quedar bien”, explica Jesús Fernández.

Sauvignon Blanc, Cabernet Sauvignon y Merlot fueron las cepas que presentaron en la noche, acompañadas de exquisitas tapas de quesos, jamón serrano y caviar, entre otras propuestas.

Sergi Illa, Director de Marketing de Inversiones Pucara SA (IPSA), empresa dedicada a la comercialización y distribución de una amplia gama de productos de consumo de alta calidad en Cuba y otros países, comentó a OnCuba:

“El mercado cubano para la bodega Concha y Toro es muy importante, sobre todo esperamos que tenga mucho potencial, por lo que apostamos fuertemente por este mercado.

Frontera en concreto es el vino económico de la bodega que más se vende en Cuba y en el mundo. Aquí nuestras ventas rozan las 40 mil cajas al año, para una notable distancia con la competencia. Por eso hemos querido hacer esta cena para la gente de los restaurantes, sus camareros y maîtres. Invitamos a personal de unos cien establecimientos de los más emblemáticos de La Habana, entre estatales y privados.

Queremos que los gastronómicos que sirven Frontera como vino de la casa conozcan las características del producto a través de un especialista; y agradecerles que al día siguiente sirvan esta bebida con más ganas y familiaridad, orgullosos de saber que viene de la bodega más importante de Chile.

El último año se ha notado un crecimiento en el turismo en Cuba. ¿Lo ha percibido Concha y Toro en sus ventas?

Sí, definitivamente aumentan; aunque este es un mercado muy peculiar que no depende tanto de la demanda en el punto de venta, como de la demanda por parte de las empresas compradoras estatales. El incremento de turismo no ha sido directamente proporcional al de las ventas, pero claro que esperamos un buen futuro a partir de que Cuba y La Habana están de moda.

¿La proliferación de establecimientos privados está impactando sus ventas?

Suelen ser sitios de mejores servicios y venden más vino con mayores ofertas de productos. Nosotros no nos decantamos por un sector u otro, sería un error. Hoy mismo hemos buscado una proporción equitativa entre nuestros invitados entre sector estatal y restaurantes privados. Esperamos que todos conozcan los vinos y se sientan atendidos.

Foto cortesía de IPSA
Foto cortesía de IPSA

El somelier y maître Jesús Fernández también conversó con OnCuba:

¿Qué opina acerca del vino Frontera?

“Queremos potenciar Frontera. Es una bebida que ya se conoce en Cuba. Personalmente lo recomiendo por su calidad y variedad de cepas para todos los gustos, además de lo fácil que se puede acceder él.

En la coctelería como parte de Tinto o Blancos de verano se recomienda para mitigar el calor. En general es vasodilatador, antioxidante, evita el Alzheimer… Desde luego, como toda bebida alcohólica debemos consumirlo con moderación.

¿Cuáles serían otros atractivos del producto?

Venir de Chile, que es un país largo y angosto con variedad de suelos que se termo-regula por tres agentes fundamentales: el océano pacífico, la cordillera de los Andes y el desierto de Atacama. Estas son las condiciones idóneas para cultivar las mejores vides que determinarán la calidad del vino, en este caso Frontera.

¿Cómo es la relación de nuestra comida criolla con el vino?

Hay un enorme error al pensar que la comida tradicional cubana no tiene nada que ver con el vino; es un absurdo. Todo está en el tipo de vino que se lleve a la mesa y el menú seleccionado.

El vino es un producto embotellado que tiene determinadas características organolépticas, entonces lo que hay que hacer es acercar esa cocina cubana al vino que ya está elaborado. Normalmente los chilenos son frutales, con buena acidez y excelente balance alcohol / azúcar. Ello viene muy bien con las comidas cubanas.

Por ejemplo, para un lechón asado un Carmenere de Frontera viene perfecto; para un pollo agridulce un Chardonnay de esta marca es ideal… Para nada la cocina cubana está divorciada de los buenos vinos, solo hay que ser creativos y estudiar un poco acerca del tema.

Frontera es un producto de calidad asequible al público cubano a diferencia de algunas ofertas europeas…

Eso pasa con todos los vinos chilenos. Una tendencia en el mundo actual es consumir mejor sin que importe el precio. En sentido general se puede acceder a vinos chilenos de muy buena calidad sin llegar a honorarios tan altos, los que se producen en Francia son prácticamente impagables, a pesar de que ambos tengan las mismas características.

¿Cómo se comporta el consumo de vino en Cuba?

Ha aumentado progresivamente. Eso debemos agradecérselo en buena medida al vino Soroa, aunque a veces se quede meses en los anaqueles de las cafeterías en Cuba por falta de cultura en este aspecto. Una botella de Soroa se compra en 50 pesos o 2 CUC.

Para acompañar cenas generalmente el cubano prefiere cerveza, sin embargo el vino hará un efecto mejor sobre la digestión y el bolsillo.

***

Pucara lleva 18 años establecida en Cuba distribuyendo productos de calidad de acuerdo con estándares internacionales.

Artículos Relacionados

Comentarios

Titi cuando valla te llevo uno.. o un Casillero del Diablo como quieras….

Alejandro

30 Julio, 2016

El vino Frontera no es malo. Prefiero el Frontera el Merlot personalmente. De los de su gama y más consumidos en Cuba, mejor incluso que el Frontera esta el Maipo Chileno, tinto rosa o blanco son exquisitos.

con respeto del especialista,el frontera es bueno pero no puede compararlo con el vino frances diciendo que tiene las mismas caracteristicas, el vino no es mas caro porque venga de francia, es mas caro porque es mejor

Excelente vino, en algunos establecimientos de comida rapida puede adquirise a 4.95CUC la botella de cualquier cepa

Realmente el vino es una bebida agradable a demas de ser saludable, una o dos copas de vino diaria ,protege de enfermedades cardiovasculares,y tiene otros beneficios tambien,realmente en cuba hay poca costumbre de consumirlo,estoy de mison en brasil y aqui se consume bastante, con precios bastante asequibles ,casi todos de produccion nacional,de la parte sur de brasil ,de rio grande del sur,son bastante buenos

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Herencia

La caricatura