Mayor presa de Cuba alivia tras cuatro años sin abrir compuertas

La presa Zaza, el mayor embalse de Cuba, comenzó a aliviar hoy tras casi cuatro años sin abrir sus compuertas después de haber recuperado más del 90 por ciento del volumen de agua almacenada debido a las intensas lluvias asociadas al huracán Irma.

Al comenzar a aliviar, Zaza, situada en Sancti Spíritus, acumulaba más de 940 millones de metros cúbicos de agua y su capacidad operacional asciende a 1,020 millones de metros cúbicos del líquido, según datos del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH).

Con el fin de evitar el riesgo de inundaciones, aguas abajo del cauce del río Zaza los especialistas determinaron la apertura de todas sus compuertas a causa del aumento del volumen de agua en las últimas semanas, y dejarla con 920 millones de metros cúbicos de agua almacenada.

El embalse no aliviaba por intensas lluvias desde el año 2012, cuando escurrió 1,471 millones de metros cúbicos del líquido, casi una y media veces su volumen operacional, periodo en el que evacuó de forma intermitente en 65 ocasiones por su aliviadero.

Antes del paso del huracán Irma por el norte de Cuba del 8 al 10 de este mes, el embalse apenas acopiaba el 17 por ciento de su capacidad normal, su nivel más bajo en las últimas tres décadas, debido a la severa y prolongada sequía que ha golpeado a la zona central.

Sequía, vacas flacas

Según evaluaciones de expertos de Recursos Hidráulicos, la presa Zaza se encuentra en “óptimas condiciones” para guardar su volumen máximo normal y regular cualquier aluvión.

El agua reservada en las más de 200 presas de Cuba aumentó de 40 a 64 por ciento después del huracán Irma en Cuba, que desde hace dos años arrastra la peor sequía del último siglo.

En el caso específico de Sancti Spiritus, la de mayor capacidad de almacenamiento del líquido, el acumulado creció de 18 a 87 por ciento en poco más de 72 horas, precisó el INRH.

No solo Zaza

Las lluvias asociadas a Irma elevaron las reservas de agua en las presas cubanas en más de 280 millones de metros cúbicos, indicaron en un reporte de la prensa local.

Las precipitaciones asociadas al huracán elevaron las reservas de agua en más de 280 millones de metros cúbicos, de acuerdo con un reporte de la televisión estatal cubana. Esto ayudará a paliar una de las sequías más intensas vividas por Cuba en más de cien años, la cual ha afectado a más del 70 por ciento de su territorio.

Al cierre de julio los 242 embalses del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) contenían 3,662 millones de metros cúbicos de agua, lo que representa el 40 por ciento de su capacidad total. La porción utilizable era de 2,984 millones de metros cúbicos, apenas el 34 por ciento.

EFE / OnCuba

Artículos Relacionados

Comentarios

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

[mc4wp_form id="83321"]

Publicidad

La carta bajo la manga

La caricatura