Secretario de Agricultura por más comercio con Cuba

El Secretario de Agricultura de Estados Unidos, Sonny Perdue, prometió respaldar la expansión del comercio agrícola con Cuba en una audiencia del Comité de Agricultura de la Cámara.

En un intercambio con el representante estadounidense Rick Crawford (Republicano por Arkansas), Perdue expresó su apoyo a una legislación bipartidista que eliminaría las restricciones a la oferta de financiamiento privado para la venta de productos agrícolas a Cuba.

Esta propuesta, nombrada Ley de Exportaciones Agrícolas de Cuba, modificaría la Ley de Reforma de las Sanciones Comerciales y Ampliación de Exportaciones que condiciona el comercio estadounidense con la Isla. El proyecto fue presentado en enero por Crawford y los senadores Heidi Heitkamp (Demócrata por Dakota del Norte) y John Boozman (Republicano por Arkansas).

En la audiencia en la Cámara, el representante Crawford pidió al Secretario Perdue ser un defensor de los agricultores estadounidenses mientras la administración Trump lleva adelante una revisión de la política hacia Cuba. “Espero que usted sea inclusivo en el frente de la agricultura”, lo conminó.

Rick Crawford recordó que aunque los productores estadounidenses pueden vender sus productos a la Isla, las transacciones están condicionadas legalmente por el requisito de pago en efectivo “que es realmente un impedimento para lograr plenamente el potencial de ese mercado”.

“Espero que usted pueda revisar la ley que estamos proponiendo y apoyarla porque queremos avanzar lo más rápido posible y proporcionar un mayor acceso”, dijo el Representante por Arkansas a Perdue en la audiencia. “Creo que eso es algo que yo apoyaría”, le respondió el Secretario de Agricultura.

La posición de Sonny Perdue es consecuente con sus declaraciones anteriores. En su audiencia de confirmación por el Senado, el 23 de marzo, ya se había mostrado partidario del incremento comercial. “Creo que nos encantaría tener a Cuba como cliente en muchas cosas”, afirmó entonces.

En 2010, en un viaje que realizó a la Isla como Gobernador de Georgia, el hoy Secretario abogó por un aumento del comercio entre Estados Unidos y Cuba, y afirmó desear que los dos países mejoraran sus relaciones porque “sería el mejor resultado para ambas naciones”.

¿Guiños a Cuba en tiempos de Trump?

Médico veterinario y propietario en el sector agroindustrial, Perdue tiene un largo historial promoviendo negocios con otros países. Sobre él, el presidente Trump ha dicho que “ha pasado toda su vida entendiendo y resolviendo los desafíos que enfrentan nuestros granjeros”, en tanto Roger Johnson, presidente de la Asociación Nacional de Agricultores, dijo que esperaba que en su gestión ampliara “las oportunidades de mercado para todo tipo de producción agropecuaria”.

James Williams, presidente de la coalición Engage Cuba, ha reconocido que “como ha viajado a Cuba, el Secretario Perdue conoce de primera mano las oportunidades significativas para los agricultores estadounidenses en los mercados emergentes allí”. En su criterio, Perdue es una persona capacitada para influir en la eliminación de las restricciones comerciales a la exportación de alimentos a la Isla, lo que “no solo ayudaría a los agricultores estadounidenses, sino también a impulsar la economía cubana y la capacidad de producción agrícola”.

Cuba importa unos 2 mil millones de dólares en productos agropecuarios al año, lo que representa un mercado de grandes posibilidades para Estados Unidos. La eliminación de las restricciones comerciales a la exportación de alimentos a Cuba podría aumentar significativamente las exportaciones agrícolas estadounidenses y crear empleos en todo el país, según sostienen los promotores de más acercamiento con la Isla.

Sin noticias para el 20 de mayo

Días atrás, Francisco Palmieri, subsecretario interino para el Hemisferio Occidental, anunció que la política de Estados Unidos hacia Cuba se encontraba todavía en un proceso de “revisión integral”, pero adelantó que, en su opinión, la postura de su gobierno tendría “diferencias importantes” con respecto a la de Obama.

Estos pronunciamientos, unidos a los de políticos cubanoamericanos opuestos al “deshielo” entre ambos países, despertaron expectativas sobre un posible anuncio sobre el tema este 20 de mayo. Pero al parecer se trata de otra cortina de humo.

Una vocera de la Casa Blanca comentó a El Nuevo Herald que su gobierno “estuvo considerando realizar un evento por el 20 de mayo para marcar la conmemoración del 115 aniversario del surgimiento de la República cubana, pero Trump iniciará una gira internacional este viernes y la revisión de la política hacia Cuba no ha concluido”.

“El tema de Cuba es sumamente complejo y el presidente no lo quiere apurar. Además él no va a estar el 20 de mayo” en Estados Unidos, agregó.

Debate “silencioso” sobre Cuba en la Casa Blanca

La revisión de la política estadounidense hacia Cuba, anunciada en febrero por el portavoz gubernamental Sean Spicer, involucra a varias agencias federales y es coordinada por el Consejo de Seguridad Nacional. Su posible resultado motiva posiciones encontradas que van desde el respaldo a una vuelta atrás, promovido por legisladores cubanoamericanos como Marco Rubio y Mario Díaz-Balart, hasta una más numerosa coalición pro-engagement.

En febrero, una delegación de congresistas de ambos partidos de visita en Cuba declaró a la prensa que, en su opinión, el progreso en la relación entre los dos países “es inevitable”. El senador demócrata Patrick Leahy dijo entonces que no es posible regresar a “una política fallida de 50 años”.

En abril, el gobernador de Mississippi, Phil Bryant, convocó desde La Habana al presidente Trump a retomar las negociaciones iniciadas por la administración anterior. Y poco después un grupo de militares estadounidenses de alto rango ya retirados hizo el mismo llamado al gobierno de su país.

Militares retirados piden a Trump ampliar relaciones con Cuba

El 1ro de mayo, un editorial de The New York Times abordó lo que llamó un debate “silencioso” sobre Cuba en la Casa Blanca, en el que señaló la existencia de una corriente que desea revertir lo hecho por Obama y de una numerosa coalición pro-engagement que pide a Trump seguir construyendo sobre lo heredado.

Esta es una posición compartida por numerosos agricultores y empresarios de estadounidenses, ansiosos por posicionarse en un mercado en apertura a la inversión extranjera y el comercio global. Sonny Perdue, en su rol de Secretario de la Agricultura, pudiera ser una voz importante en este escenario.

Artículos Relacionados

Comentarios

ramiro díaz

23 Mayo, 2017

ya vienen llegando la semilla “mejorada”, los agroquímicos y con ello la contaminación y la deuda… ¡al fin a recuperar camino!

jejeje grandes diferencia respecto a la de Obama…eso será quitar primero la restricción de los americanos a ir a Cuba, luego negocitos pequeños y a mitad del año que viene: quitar el bloqueo. Vivir para ver!

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Paralización

La caricatura