Victory Cruise Lines pone rumbo a Cuba

No es de las compañías de cruceros más grandes y poderosas, pero Victory Cruise Lines (VCL) busca sacar ventaja en Cuba del pequeño tamaño de su embarcación.

La empresa, radicada en Miami, traerá su único barco a la Isla a partir de 2018. El Victory I, con capacidad para 202 pasajeros, comenzará su viaje inaugural a la Isla el 8 de febrero, en una travesía que incluye los puertos de La Habana, Santiago de Cuba, Trinidad, Cienfuegos y María la Gorda, en Pinar del Río.

Bruce Nierenberg, presidente de VCL, dijo estar consciente de “no ser la primera línea de cruceros a Cuba desde los Estados Unidos”, pero aseguró haber creado “el mejor itinerario con nuestras experiencias de puerto ‘multidía’ que permitirá a nuestros clientes a explorar realmente el país y su gente de una manera más relajada”.

Nierenberg explicó que “la mayoría de los cruceros son demasiado grandes para llegar a cualquier puerto cubano, excepto La Habana”, una desventaja que juega a favor de VCL. “Ningún crucero tiene tantas paradas de varios días en Cuba como Victory I. Todos los cruceros Victory I ‘Cuba 360’ circularán por completo a la Isla”, agregó.

De acuerdo con The Daily Herald, serán seis los viajes programados por la pequeña compañía naviera, siempre con ida y vuelta desde la ciudad de Miami.

La travesía de apertura, que tendrá una duración de 15 días, propone entre otros atractivos la visita a Finca Vigía, donde residió el escritor Ernest Hemingway; un paseo en un antiguo automóvil estadounidense; y recorrer varios sitios de la Isla declarados patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Los próximos viajes se realizarán entre febrero y mayo, con itinerarios que oscilarán entre los 14 y 16 días. La temporada finalizará con el crucero de reposicionamiento llamado “Cuba y América Colonial”, que comienza el 5 de mayo y cuenta con una travesía corta de Miami a La Habana y una noche en la capital cubana.

Los cruceros a Cuba no han sido afectados hasta el momento por la nueva política anunciada por Estados Unidos hacia la Isla. A propósito del tema, Bruce Nierenberg ha dicho que los cambios propuestos por Trump beneficiarán a su compañía.

“Somos inclusivos por lo que tenemos un control total sobre los viajes en tierra, su contenido, la forma en que se gestionan, la participación personal de nuestros líderes turísticos y todas las cuestiones relacionadas con la participación”, comentó Nierenberg sobre el esperado aumento de la fiscalización a los viajes de los estadounidenses a Cuba.

“El hecho de que las excursiones estén incluidas en el precio del viaje en cada puerto asegurará que nuestros huéspedes puedan cumplir con los reglamentos estadounidenses”, añadió.

Victory Cruise Lines surgió tras la quiebra de la compañía Haimark a finales de 2015. Desde su lanzamiento el año pasado, la línea ha estado navegando principalmente en los Grandes Lagos entre los Estados Unidos y Canadá. La línea había planeado iniciar los cruceros a la Isla en 2016, pero no fue hasta este año que recibió la aprobación requerida.

Los viajes de los cruceros desde territorio estadounidense a Cuba se restablecieron el pasado año con la llegada del Adonia de la compañía Carnival. Desde entonces, otras empresas como Norwegian, Pearl Seas y Royal Caribbean, han llegado con sus barcos a la Isla.

Varias de ellas han anunciado ya itinerarios para 2018.

Norwegian apuesta fuerte por Cuba

En 2016 Cuba superó por primera vez los 4 millones de turistas, de los que más de 100 mil llegaron en cruceros. Para 2017 se prevé visiten la Isla unos 4, 7 millones de viajeros, 370 mil de ellos en cruceros, con protagonismo para las navieras estadounidenses.

De acuerdo con una proyección del Consejo Comercial y Económico EE.UU.-Cuba, los itinerarios a la Isla de las principales compañías de estadounidenses de cruceros representarán más de 420 millones de dólares en ingresos entre 2017 y 2019.

Artículos Relacionados

Comments are closed.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Paralización

La caricatura