Compañías de cruceros se reúnen en Cuba

Un simposio bilateral de la industria de cruceros comenzó hoy en La Habana, con la presencia de nueve presidentes de las principales compañías del mundo. El evento busca impulsar el crucerismo en Cuba, a través del diálogo entre las autoridades locales y los representantes de una industria que a nivel global ha experimentado un crecimiento del 60 por ciento los últimos diez años.

En la apertura del simposio, que se celebra en el Hotel Iberoestar Parque Central, Rodrigo Malmierca, ministro cubano de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, mencionó las potencialidades de Cuba como un destino ideal para los cruceros.

Malmierca dijo que se trata de “condiciones únicas” para esta modalidad turística y se refirió la historia, la cultura, las bellezas naturales y el carácter amistoso de los cubanos, como atractivos para el visitante.

El encuentro está auspiciado por la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros y cuenta además con el patrocinio de la Asociación de Cruceros de la Florida y el Caribe y la agencia de viajes Havanatur. Tiene lugar en un momento de auge de esta industria en Cuba, que hasta el cierre de octubre había reportado cerca de 477,000 cruceristas: el triple de los llegados hasta ese mismo mes en 2016.

La posición privilegiada de la Isla dentro de la región caribeña, principal mercado de cruceros del mundo con el 40 por ciento del total del sector, ha favorecido el crecimiento de esta actividad los últimos años. La Habana –con 28 navieras recibidas y más de 270 escalas portuarias– se ha establecido entre los destinos del Caribe. También han aumentado las llegadas a otros puertos cubanos como Cienfuegos y Santiago de Cuba.

Otro viento a favor fue el acercamiento con Estados Unidos, durante el cual el Departamento del Tesoro de ese país concedió permisos a varias empresas para que operaran en la Isla.

Hoy viajan a Cuba naves de las compañías estadounidenses Carnival –la primera de su país en llegar a puertos cubanos en más de 50 años–, Royal Caribbean, Norwegian y Pearl Seas, al tiempo que Victory Cruise Lines comenzará a hacerlo en 2018.

Las nuevas regulaciones del gobierno de Donald Trump sobre Cuba hasta el momento no han perjudicado a estas empresas, que mantienen itinerarios programados a la Isla para los próximos meses, resultado del buen desenvolvimiento de sus negocios.

Carnival anuncia cinco nuevos viajes a Cuba

Frank del Río: “Los viajes a Cuba han sido fantásticos”

Para Frank del Río, CEO y presidente de Norwegian Cruise Line Holdings, los viajes de cruceros a Cuba han marchado “de manera fantástica”.

Tras concluir la primera sesión del simposio, este cubano-americano que lidera una de las principales compañías de su sector en el mundo, no duda de las posibilidades de crecimiento de esta actividad en la Isla.

“La industria de cruceros apoya con fuerza la reapertura de Cuba como destino –dijo a la prensa. Tanto yo como mis colegas nos sentimos muy satisfechos por esto, y esperamos que sigan abriéndose oportunidades.”

Del Río aseguró que La Habana es “número uno en satisfacción de los huéspedes” entre todos los destinos en los que opera su compañía, y dijo que ese nivel de satisfacción “es una muestra de lo mucho que Cuba tiene para ofrecer”.

Norwegian: “Los viajes a La Habana han sido un jonrón”

Sobre las recientes medidas de la administración Trump contra Cuba, el presidente de Norwegian Cruise Line Holdings opina que tienen un “mínimo impacto” en sus negocios. “La buena noticia –dijo– es que seguimos aquí y nuestros clientes están felices por venir”.

“Aunque algunos dicen que las nuevas regulaciones en realidad ayudan a los cruceros, sinceramente no necesitábamos mucha ayuda, porque desde antes ya estábamos llenos y continuamos llenos”, comentó.

Acerca de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, Del Río afirmó que le gustaría que pudiera llegarse a una “total normalización”.

“No ya como como empresario, sino como cubano-americano, me gustaría que en el futuro pudiera ver la normalización de las relaciones y que todos los impedimentos para esto desaparecieran –dijo. Ha pasado mucho tiempo ya, sesenta años, y si los Estados Unidos pudieron establecer relaciones pacíficas con Japón y Alemania después de la Segunda Guerra Mundial, y tenemos negocios con China y Rusia, Cuba también merece un mejor tratamiento.”

Sobre el intercambio de este martes con las autoridades cubanas, Del Río señaló que ha sido importante “para continuar teniendo éxito en nuestros intereses mutuos”. En su opinión, el encuentro “ayudará a construir mejores relaciones y nos permitió ver que el gobierno cubano ha entendido cuán importante es para Cuba la industria de los cruceros”.

Foto: Osbel Concepción.
Foto: Osbel Concepción.

Hasta octubre más de medio millón de estadounidenses llegaron a la Isla –336 mil más que en igual etapa de 2016–, buena parte de ellos en cruceros. Estas visitas no las realizaron en calidad de turistas, sino bajo una de las doce categorías permitidas por las leyes de su país para viajar a Cuba y que recientemente fueron restringidas por el presidente Trump.

Desde principios de noviembre las autoridades cubanas reportaron la llegada de 4 millones de visitantes extranjeros, 54 días antes que en el año anterior.

Artículos Relacionados

Comentarios

Dayron Fonseca Escobar

1 diciembre, 2017

Me parece genial, pero lamentablemente los no hay peor cuña que la del mismo palo, hay que “sensibilizar” a los Cubanos-americanos que se dedican a la política en Miami y que son los principales impulsores de las restricciones y medidas en contra de Cuba, está demostrado que si no fuera por ellos las relaciones fueras mucho mejor ya que a Los americanos ni le va ni le viene el gobierno cubano y su política…Me parece genial ese encuentro y que debe seguir creciendo este mercado en Cuba al cual todos le podemos sacar mucho partido…

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

[mc4wp_form id="83321"]

Publicidad

La carta bajo la manga

La caricatura