Trump no tiene botón nuclear

El presidente Donald Trump se ufanó de tener un botón nuclear más grande y más poderoso que el del líder norcoreano Kim Jong-Un, pero en realidad el mandatario en Washington no posee físicamente un botón.

El tuit emitido por Trump la noche del martes fue en respuesta al discurso de Año Nuevo de Kim, en el que el gobernante de Pyongyang amenazó a Estados Unidos al decir que tiene “un botón nuclear” en su escritorio y que “el territorio estadounidense entero” está “en el rango” de sus armas nucleares.

Trump se mofó de esa aseveración y escribió, “¿Podría alguien dentro de su débil y hambriento régimen informarle que yo también tengo un Botón Nuclear, pero que el mío es mucho más grande y más poderoso, y que el mío sí funciona?”

Sin embargo, a pesar de lo estridente de su retórica, el presidente de Estados Unidos no posee ningún botón.

El proceso de lanzar un ataque nuclear es secreto y complejo e involucra el uso de un maletín apodado “la pelota” que es cargado por un edecán que acompaña al presidente dondequiera que vaya, y que está equipado con canales de comunicación y un manual con instrucciones bélicas.

Si el mandatario desea ordenar un ataque nuclear, tendría que identificarse ante jefes militares en el Pentágono con códigos que sólo él conoce. Los códigos están grabados en una tarjeta que lleva consigo en todo momento. El presidente tendría que transmitir la orden al Pentágono y al Comando estratégico.

Poco antes el martes, Trump parecía abierto a la posibilidad de un diálogo intercoreano luego que Kim realizó una inusitada invitación a Corea del Sur en su discurso de Año Nuevo. Pero la embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas insistió en que esas conversaciones no rendirían fruto si no incluyen un mecanismo para eliminar las armas nucleares norcoreanas.

En su tuit, Trump aseguró que la campaña de sanciones y presiones diplomáticas contra Norcorea estaba produciendo resultados. Hizo referencia a la fuga de dos soldados norcoreanos que cruzaron la frontera militarizada a la carrera, y la declaración de Kim el lunes de que estaba dispuesto a enviar una delegación a los Juegos Olímpicos de Invierno en Corea del Sur.

Seúl y Pyongyang: mejor deporte que guerra

“Soldados norcoreanos están huyendo a Corea del Sur a pesar de los peligros. El hombre de los cohetitos ahora quiere hablar con Corea del Sur por primera vez. Esto es quizás algo bueno, quizás no. ¡Ya lo veremos!”, escribió Trump.

En respuesta a la gestión de Kim, Corea del Sur invitó a conversaciones de alto nivel el 9 de enero en la aldea fronteriza de Panmunjom para hablar de cooperación durante los Juegos Olímpicos de Invierno y, en general, la manera de mejorar las relaciones. Seúl anunció el miércoles que según la emisora estatal norcoreana, el gobierno de Pyongyang aceptó reabrir un canal de comunicación fronterizo.

AP / OnCuba

Artículos Relacionados

Comentarios

orland

3 enero, 2018

El post quiere presentar a D T como agresivo y bocon, Bucon es, Ja Ja Ja, eso o sabemos, pero Obama
era demasiado deil con el gordito cohete.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

El muro

La caricatura