El cuatro esquinas del barrio

El Cuatro Esquinas es una suerte de variante del béisbol que se juega en los barrios cubanos, muchas veces en plena calle a pesar del tráfico. No hacen falta bates ni guantes, pero sí un buen brazo para golpear la bola.

A la pelota de tenis de campo se le quita la cubierta de fieltro característica. La goma central es usada en el pasatiempo callejero, que exige reflejos felinos. Se juega entre dos equipos, uno que defiende y el otro que batea. Al ser golpeada la pelota debe moverse próxima al asfalto, como si fuese un rolling y el bateador debe caminar, no correr.

Cada participante tiene su estilo particular para el golpeo y no hay edad para este divertimiento, que también se desarrolla en canchas de baloncesto o voleibol.

Artículos Relacionados

Comentarios

Rolando Leyva Caballero

3 septiembre, 2017

“Por las cuatro esquinas hablan de los dos”. Es muy divertido y ya casi no se práctica el juego de Cuatro Esquinas. Aparte de las pelotas de tenis de campo también se utilizaron mucho unas que venían del antiguo campo socialista, de goma, muy vistosas y agradables al tacto, con una franja divisoria que partía la esfera en dos partes iguales, de idéntico color. A veces incluso diferentes. Las dos mitades. Me encantaba el olor a goma nueva cuando aún no habían tocado el asfalto. Me dejé muchos pares de medias jugando a las cuatro esquinas. Y también la piel del metatarso.

Hace unos días salí a la calle frente a mi casa con mi hijo de 6 años, solo llevamos una pelota de tenis, enseguida se unieron más niños del barrio y menuda sorpresa me llevé cuando los convidé a jugar cuatro esquinas, no conocían ese juego, es más no sabían el sentido en que había que recorrer las bases. A tanto insistir les expliques el juego, pero solo logré que jugarán 2 innings, todos los pequeños me dijeron casi a coro, papá de Xavi saque el balón para jugar futbol que esto está aburrido. Todavía no logro digerir lo ocurrido.
Niños de 7 y 8 años que no supieran siquiera jugar pelota, eso en mi niñez parecía algo descabellado.

Bueno el articulo, aunque muy corto. Buenos tiempos que ha permitido recordar. Muy buenos piquetes que formábamos en la esquina de Escobar y Concordia, en el área deportiva de Virtudes y Salud, o en el túnel del Parque Maceo, a la salida de la secundaria (La Marti), cuanto daría por volver a vivir aquellos momentos.

yosoyelambia

11 septiembre, 2017

Excelente fotografia… Jaa. Hoy me arrepiento las veces que me pedian para jugar 4 esquinas y decidia hacer otras cosas… Aca lejos de la tierra y lejos de la adolecencia a veces sale un piquete a la mano.. nos ponemos muchachos y exageramos el escandalo , jaa cada uno hace su regreso al barrrio que queda lejos del barrio del otro pero a la distancia es el mismo. Fly es out por regla

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

[mc4wp_form id="83321"]

Publicidad

La carta bajo la manga

La caricatura