Los jardines colgantes de La Habana

Las plantas han tomado algunos edificios en La Habana. Nacidas por obra del viento o los pájaros moviendo semillas de un lugar a otro, o sembradas originalmente en macetas, cambian el paisaje urbano y, en algunos casos, son un peligro que acecha desde las alturas.

Algunas llegan a ser árboles enormes que se levantan sobre las construcciones, desde su interior mismo, o salen de sus paredes rotas. Las ramas cubren las superficies y las raíces se extienden como vasos sanguíneos por toda la estructura, que se va debilitando y se vuelve inestable.

Otras han sido plantadas, como enredaderas que cuelgan de balcones y flores que adornan las casas desde las latas oxidadas o los cubos donde alguien las sembró. En Centro Habana y La Habana Vieja algunos edificios están completamente invadidos por una maleza que amenaza el ya deteriorado fondo habitacional.

Artículos Relacionados

Comentarios

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

El muro

La caricatura