Bruno Rodríguez: Política de Trump marca retroceso en relaciones bilaterales

“La política del presidente Trump marca un retroceso en las relaciones bilaterales”, dijo el canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, en conferencia de prensa este lunes.

El canciller calificó la presentación del mandatario estadounidense el viernes pasado en Miami de “grotesco espectáculo salido de la Guerra Fría” y advirtió que Cuba no negociará bajo presión.

“Cuba no negociará sus principios ni aceptará condicionamientos”, sentenció.

Refiriéndose a la muy citada promesa de Trump de lograr “un mejor arreglo” con Cuba que el de la administración Obama, Bruno descartó que lo anunciado sea coherente con eso, y describió lo que implicaría “un mejor arreglo” o acuerdo para Cuba: levantamiento del bloqueo, devolución del territorio ocupado ilegalmente en Guantánamo y acuerdo para mutuas compensaciones.

Además, señaló que las medidas “afectarán las relaciones del gobierno de los Estados Unidos con América Latina y el Caribe”, y que dañarán “la credibilidad de su política exterior”.

Rhodes: “El anuncio de Trump es el último suspiro de una política fracasada”

Rodríguez Parrilla describió como “impopulares” las disposiciones que “ignoran el apoyo mayoritario al levantamiento del bloqueo y la normalización de las relaciones con Cuba, por parte de miembros del congreso norteamericano, muchos de ellos republicanos; del sector empresarial; de las organizaciones diversas de la sociedad civil, de la emigración cubana, y en general la opinión pública”.

Trump anunció nuevas restricciones a los viajes de los estadounidenses a Cuba y de los negocios con las empresas vinculadas a las fuerzas armadas y de inteligencia en la Isla.

Nueva política de EEUU hacia Cuba: Cinco puntos y ocho páginas

Según el canciller cubano, estas medidas “restringirán las libertades de los ciudadanos estadounidenses, costarán más dinero a los contribuyentes, reducirán las oportunidades de sus compañías y empresarios frente a su competencia y perderán ingreso y perderán empleo”.

No obstante, añadió que es necesario aguardar “a que Estados Unidos dé conocer las regulaciones que implementen esas medidas antes de opinar de su alcance y profundidad”.

El 16J de Trump con Cuba

Criticó la manipulación política del tema de los derechos humanos en lo que llamó “el anuncio imperial”, y adelantó que no serán devueltos a territorio estadounidense los ciudadanos de ese país acogidos en Cuba bajo asilo político. En los últimos años se han repatriado 12 fugitivos de la justicia a Estados Unidos, pero no será el destino de los protegidos en la Isla como luchadores por los derechos civiles en EE.UU.

“Estas personas no serán retornadas a los Estados Unidos que carece de base legal, política y moral para reclamarlas”, dijo.

A propósito de la promesa de endurecer las leyes para el comercio bilateral, dijo que “será en este gobierno o en el siguiente, pero no hay duda de que la historia (…) obligará a un gobierno de los Estados Unidos a levantar el bloqueo y a normalizar las relaciones con Cuba”, aseguró. “Y nosotros tendremos toda la paciencia, la resistencia, la decisión y la paciencia –insistió– para esperar a que ese momento llegue y sobre todo a trabajar activamente para que eso ocurra.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, ofrece rueda de prensa en Viena, Austria, hoy. Foto: Christian Bruna.
El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, ofrece rueda de prensa en Viena, Austria, hoy. Foto: Christian Bruna / EFE.

En su intervención, Rodríguez dijo que la política de Trump desconoce “la opinión abrumadoramente mayoritaria del pueblo cubano, que desea tener mejor relación con el pueblo estadounidense”, al tiempo que provocará daños humanos y privaciones a las familias cubanas.

“Traerá daños económicos, no solo a las empresas estatales en Cuba, sino también a las cooperativas y los trabajadores por cuenta propia o privados”, añadió.

Si bien el canciller dijo que aún “no se sabe si este gobierno será un interlocutor válido”, insistió más de una vez la voluntad de Cuba para continuar “el diálogo respetuoso, y la cooperación en temas de interés mutuo y de negociar los asuntos bilaterales pendientes”; pero “sobre la base de la igualdad y el absoluto respeto a nuestra independencia y soberanía”.

Artículos Relacionados

Comentarios

Rosa 100% de acuerdo contigo.Si fuera por mi anexion total estado numero 52

Yo solo quisiera que Bruno explicara y desmenuzara bien, en que consiste exactamente la frase: “sobre la base de la igualdad y el absoluto respeto a nuestra independencia y soberanía”. Acaso se refiere al derecho a doblegar a todo un pueblo a un solo partido y a un solo presidente por casi 60 años? Cuando le preguntaron al pueblo de Cuba que es lo que ellos querían, si nunca han tenido el derecho a un voto libre y directo, ni la posibilidad de tener opciones, económicas, políticas, etc..

Excelente discurso el del valiente Canciller Parilla

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Paralización

La caricatura