Cinco temas de sobremesa

1- La política de cuadros: Este tema casi siempre ocupa el primer plano en un almuerzo de mi familia. Primero se debate si los que están son los idóneos para ocupar esos puestos, luego comienzan las propuestas y las predicciones. “Yo creo que Fulano será el próximo ministro de…”, “pero si ponen a Mengano, ahí sí que estamos embarcados”.

2- La economía del país: Todas las soluciones de la economía nacional y la mejor manera de elevar el PIB están servidas sobre la mesa junto a los frijoles negros y el muslo de pollo. Se analizan las perspectivas de la inversión extranjera y la necesidad de abrirse a sus posibles beneficios. “Oye, si de todas formas, muchas de las paladares y los bares privados se han levantado con dinero de allá. ¿O eso no es inversión extranjera?”.

3- La prensa cubana: En la mesa de mi casa no se habla mal de la prensa oficial, todo lo contrario, ella nos obliga a seguir la prensa alternativa. Cada uno actualiza a los otros con sus medios favoritos. En el ala izquierda está mi mamá con el Noticiero Nacional, en el ala derecha teníamos a un miembro de la familia pero ya esos sitios están bloqueados en su trabajo. Para mí, en una posición central, Segunda Cita y para mi papá la libertad casi total de la prensa deportiva. Cuando más emocionados estamos con el tema, el más pequeño de la familia dice “¿Por qué hablan tanto?”.

4- Las proezas de mi hijo: Con el postre aparecen las genialidades que los abuelos advierten en el nieto preferido. “Ya sabe montar bicicleta. Ya se aprendió la canción Cabalgando con Fidel. Ya sabe que los reyes magos no existen. Ya sabe escribir su nombre. Ya come espaguetis sin queso. Ya sabe pintar a un hombre cargando una casa”.

5- Junto a las sobras de la comida aparece el tema del barco: “Este barco no tiene rumbo cierto”. “Ya no hay que coger un barco pa´ irse, ahora te puedes ir en avión.” “Ya yo no me voy a bajar de este barco, aunque se hunda.” Y mi hijo, con otra de sus genialidades comienza a cantar: “Barquito de papel, mi amigo fiel, llévame a navegar por el ancho mar…”.

Y así, junto al café, volvemos a empezar de atrás pa´lante porque, como alguien dijo, en Cuba somos tres países: el que fuimos, el que queremos ser, y el que definitivamente somos.

Artículos Relacionados

Comentarios

pipiolo

26 marzo, 2017

Antonio, a mi me dicen pipiolo, pero Alipio es un nombre, no es lo mismo. A mi nadie me inscribió como pipiolo, a Alipio si lo pudieron haber inscrito. Está de puya el nombrecito.

Y familia y amigos, q más da, lo q si da pena es q hayan salido todos en manda a defender a la periodista por una simple crítica q en todo su derecho hizo alguien. Se les pide q para la próxima sean más inteligentes o sutiles a la hora de defender a su amigprima, pq todos nos damos cuenta de eso y es lamentable.
Si a la gente no le gusta el artículo, bueno, es su derecho, si lo critican, bueno, es su derecho, no es primera vez q a ella la critican, siento mucho q eso la deprima, pero es más deprimente aun ver como se hace una campaña aquí para enaltecer lo q no tiene de donde sacar, como se quiere encumbrar a alguien q escribe normalito, por favor.

Antonio

25 marzo, 2017

La libertad de expresión de quién: De Alipio, la supuesta familia o del propio pipiolo ?
¿y por fin son familia o amigos?
Además lo triste no es que lo defiendan a uno -con justa razon- sino que los amigos no lo defiendan a uno o porque no existan o porque no vale la pena
Por último cómo alguien que se llama pipiolo puede criticar a alipio.
Y me salgo de estos comentarios porque el tema eran las listas y este del tal pipiolo no merece la pena
Cambio y fuera

pipiolo

24 marzo, 2017

Y finalmente la familia de la periodista venció al tal Alipio (vaya nombrecito), 4 actos de repudio, 8 presiones contra su libre expresión y ya, q se calle Alipio, si no le gusta el artículo q se calle, aquí mandamos los de la familia, jajajajaja.
Triste tener q recurrir a estos ardides de los amigos defendiendo a uno.

Antonio

21 marzo, 2017

Y cómo hacen algunos para saber lo q se comenta en las mesas de todos los lugares del mundo ¿acaso se lo pasan pegando la gorra ubicuamente?

Norma G.

21 marzo, 2017

Todos los lunes reviso Oncuba y buscos las listas, cuando no están siento que algo falta entre los temas de actualidad, las noticias, los publireportajes, los articulos “serios” sobre política, sobre sociedad, sobre deporte. Como las décimas de Pimienta, salvando las distancias, las listas son una mirada distinta sobre todos los temas que se tratan en la revista. Solo que tal vez, para ubicar a los lectores menos avispados que no entienden la pertinencia ni la utilidad, debería haber un espacio definido para este tipo de piblicaciones diferentes. Un apartado o algo así. es uan sugerencia para los editores de la revista.

Bueno, bueno…. me declaro fan de la autora de las listas pero lo soy más aún de Antonio.

Yo creo que deberían compilar todas las listas para hacer un libro, sería una bonita idea y estoy seguro de que se agotarían, todavía queda mucha gente inteligente y con sentido del humor en este país.

Alejandro

21 marzo, 2017

Y quien ha dicho que debe haber novedad en todo? Y si pasa a diario en todas las mesas del mundo qué tiene de malo eso? No me explico cómo hay personas que ocupan su tiempo en hacer comentarios que sí que no aportan nada. Si no les gusta un articulo, pues no lo lean, señores!! para eso están las revistas digitales, no le des clic si no te gusta y si no tienes nada que aportar pues haz mutis. Y además quien ha dicho que cumplir reglas es obligatorio, quien ha dicho que para escribir hay que cumplir reglas? eso solo puede salir de la mente cuadriculada de gente mediocre y sin sensibilidad.
Un consejo para los detractores:
Solo consiguen hacer aún más atractivas las enumeraciones de la muchacha. Ah!! y quedan como tontos al tratar de encasillar y hacer juicios obsoletos ante un gesto tan sencillo y original como hacer una lista.

antonio

21 marzo, 2017

Mi piso es en efecto endeble, un piso flojo como suelen ser las cuerdas del equilibrista. y así avanzo, sorteando escollos y a veces aplastando cucarachas. Además, los pisos no tienen altura, todos están bajo el cielo que si tiene altura aunque algunos no acierten a verlo. Pero de todas formas ¿por qué no escribe usted mismo lo que cree que hay que escribir? Si no puede porque no le alcanza eso que a otros sobra entonces calle. Nadie le obliga a leer entre tantas cosas que en el ciber pululan. Y sobre la moral… pues, ya no se sabe que es mejor: si tener dos morales. O ninguna. Como suele suceder en personajes como el que tras su nombre se adivina.
Y ojo: dos morales: una buena y otra mejor.

Pues a mi me entretuvo. Es corto y divertido. Lo siento por alipio(alias: amargado y ciberbulling) si no le llenó. Yo pienso que todos los articulos de una revista no tienen que llevar una profunda enseñanza.

Antonio y Fernando, uds como q son primitos de la articulista (digo articulista para no entrar en disquisiciones absurdas sobre si periodista o cronista). Lo de uds si q es doble moral, comisión de embullo, deben tener experiencia en actos de repudio.
El presente escrito (para no decir ni artículo ni crónica, ya saben) no aporta absolutamente nada, q no tiene novedad? claro q no la tiene, si esto es lo q pasa a diario en la mesa de todos los lugares del mundo, en aquellos lugares donde se pueda ir a la mesa, estos son los temas de conversación de cualqjueir persona o grupo q se junte.
Q aporta esto? a q contribuye? y sobre todo, q propone? son reglas q hay q seguir cuando se escribe, q hay muchas más, pero para q seguir enumerando cosas q no cumple.
Su piso, Antonio, es bastante endeble y tiene muy poca altura si estas cosas lo remueven.

Fernando Ramírez

20 marzo, 2017

¡Ufff! Alipio, o es un troll ciberguerrillero de los de Abel Prieto, o la publicación le llegó a lo más hondo de su doble moral comodista.

Ulises20

20 marzo, 2017

Solo espero que este articulo haya sido de gratis, porque la verdad es que esta insufrible.

Antonio

20 marzo, 2017

¿ quién dijo q esta joven es periodista? Es mucho más es una deliciosa cronista de la vida. Es una escritora q nos remueve el piso con sus listas. Al menos a mi y a otros muchos. Me declaro su fan.
Quien quiera novedades que vaya a las noticias, si es que las hubiera. Y quien quiera silencio pues q lo haga.

En todos los países del mundo, en todos los lugares del mundo, todo el mundo habla de sus temas cotidianos, q casi todos versan sobre temas políticos y económicosy por supuesto, lo familiar, eso es igualitico en todos los lugares y, sobre todo, hay 3 países, el q fueron, el q quieren ser y el q definitivamente son. No veo la novedad de este artículo por ninguna parte, ni su pertinencia, más allá de chacharear como ya nos tiene acostumbrados la periodista.
Mi consejo, búsquese 15 razones para no escribir nada más o,

20 razones para permanecer en silencio.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Solución migratoria

La caricatura