Cuba, a dos días de la partida de Irma

Dos días después de que Irma abandonara Cuba rumbo a la Florida, la mayor isla del Caribe vive intensas jornadas. Los daños causados por el huracán fueron enormes y las autoridades han hecho un llamado a la población y las instituciones estatales “a la unión de todas las fuerzas para que el país pueda volver a la normalidad cuanto antes”, según reiteran los medios oficiales.

La rehabilitación del servicio eléctrico, del abastecimiento regular de agua y el reinicio del curso escolar son prioridades del gobierno, reafirmadas en las reuniones del Consejo de Defensa Nacional para la Reducción de Desastres.

La situación eléctrica es particularmente tensa. El huracán ocasionó daños en las centrales termoeléctricas cubanas, especialmente en la Antonio la Guiteras, de Matanzas, la planta más grande de la Isla, responsable de unos 280 megawatt.

“No podemos estimar cuánto tiempo tomará la recuperación y habilitación total de la energía eléctrica”, dijo este lunes Yuri Camilo Villamonte, viceministro de Energía y Minas en la reunión. No obstante, agregó que la Unión Eléctrica de Cuba “no ha dejado de trabajar en función de restablecer este servicio”.

En opinión del viceministro, el restablecimiento eléctrico “será más pronto que tarde. Ya hemos restablecido el servicio en la mayoría de las provincias orientales del país y hemos comenzado los trabajos de activación en occidente, con prioridad en la capital”.

Lázaro Guerra, director técnico de la Unión Eléctrica, señaló que el occidente cubano está hasta el momento parcialmente energizado y explicó que hasta que no logren sincronizarse las centrales termoeléctricas no se logrará la estabilidad del servicio y hasta el momento se ha apelado a la creación de “islas” gracias a la generación local de energía.

En el caso de La Habana, se han logrado restablecer algunos circuitos y se trabaja para sumar otros este martes. La entrada en funcionamiento de dos unidades de la termoeléctrica de Mariel debe contribuir a este propósito. Además, se intenta habilitar el alumbrado público en las zonas que perma necen sin luz eléctrica y se trabaja en la poda de árboles y restablecimiento de los postes.

En cuanto al abastecimiento de agua, la presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), Inés María Chapman, aseguró que Irma dejó afectaciones pero “se está trabajando en su normalización”.

Las provincias orientales han ido recuperando el abastecimiento de agua “a medida que el sistema electroenergético nacional se ha ido recuperando en esos territorios”, dijo, mientras que en las provincias donde persisten las afectaciones energéticas, se están utilizando grupos electrógenos de emergencia para el bombeo, así como la distribución a través de carros cisternas.

A la región central, la más afectada por el huracán Irma, se han enviado brigadas y materiales para “iniciar la recuperación y garantizar el abastecimiento”, explicó Chapman.

En La Habana, admitió la presidenta del INRH,” hay otras complicaciones”. Se necesita más mano de obra para las reparaciones y mayor movimiento en el abasto de agua. Sin embargo, espera que en menos de 72 horas “pueden haberse resuelto la mayor parte de las problemáticas de abasto en la capital”.

En el sector educacional la recuperación pasa por el restablecimiento de los centros afectados. De acuerdo a Ena Elsa Velázquez, ministra de Educación de Cuba, hay más de 1 400 instalaciones educacionales afectadas, de ellas alrededor de 500 en La Habana, y ya se comenzó el proceso de higienización en las escuelas “para crear las condiciones necesarias para que reinicie el curso escolar lo antes posible”.

No se ha establecido una fecha única para comenzar las clases, y las provincias dispondrán el reinicio de acuerdo a sus afectaciones. No obstante, se estima que las escuelas de todo la Isla abran sus puertas a lo largo de esta semana, aclaró la ministra.

Comenzó a operar el aeropuerto de La Habana

El aeropuerto internacional José Martí de la Habana reanudó este martes sus operaciones después de permanecer tres días cerrado a causa del huracán Irma.

Una fuente aeroportuaria confirmó a la agencia Efe que ya comenzaron a aterrizar en la capital cubana, donde los pasajeros de salida también ya empezaron a chequear.

Miles de turistas se encuentran varados en la Isla y a la espera para marcharse, entre ellos unos 5.000 españoles, tras el paso del poderoso huracán por la costa norte de Cuba.

Aeropuerto José Martí cerrado hasta mediodía del martes

La Aeronáutica Civil de Cuba también informó en una nota de que este martes reabrió el aeropuerto Juan Gualberto Gómez del balneario de Varadero, donde fueron reubicados unos 5.000 turistas extranjeros que veraneaban en los cayos Santa María, Coco y Guillermo, destrozados por Irma.

En Varadero, el principal destino de sol y playa de la isla, había hasta la mañana de hoy más de 15.000 turistas foráneos, la gran mayoría de ellos con vuelos de regreso pendientes.

El aeropuerto de Jardines del Rey, el más cercano a la cayería norte, ha quedado completamente destruido y todavía no sabe cuándo podrá reanudar vuelos.

Más de 3.000 turistas españoles están varados en estos momentos en Cuba, principalmente en La Habana, donde la embajada de España ha abierto sus puertas las 24 horas y les presta asistencia de comida, agua, comunicación telefónica y por internet, además de buscar reubicación en hoteles a los que se han quedado sin alojamiento.

La Unicef anuncia ayuda a Cuba

La directora del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) para América Latina y el Caribe, María Cristina Perceval, expresó su solidaridad con familiares de las víctimas del huracán Irma en Cuba y dijo que están en contacto con las autoridades para atender a los menores.

“Mi más profunda solidaridad está con las familias y allegados de las víctimas y con todas aquellas personas que se han visto afectadas materialmente por los efectos del Huracán Irma en Cuba y en todo el Caribe”, afirmó Perceval en un comunicado del Unicef.

Destacó que Unicef está en “constante comunicación” con las autoridades cubanas, verificando la magnitud de los daños para brindar la ayuda urgente que sea requerida “para que más pronto que tarde todos los niños, niñas y adolescentes de la isla tengan acceso a agua segura, condiciones de higiene para evitar enfermedades y el pronto retorno a las escuelas, garantizando entornos seguros”.

Las huellas de Irma

De acuerdo con Perceval, a medida que pasan las horas se van haciendo más palpables “los devastadores efectos que ha causado el huracán arrasando con múltiples infraestructuras e inundando campos y comunidades”.

“Unicef reconoce y confía en la fortaleza y solidaridad del pueblo de Cuba para enfrentar situaciones difíciles como esta y en una cultura social que ponga en el centro de su corazón y de sus esfuerzos el interés superior del niño”, remarcó la jefa regional del organismo internacional.

Irma, que a su paso por Cuba era un huracán de fuerza 4 de 5 en la escala de Saffir-Simpson, barrió durante el viernes y el sábado el litoral norte de la isla, donde dejó 10 muertos y provocó graves daños materiales y fuertes inundaciones que también afectaron a La Habana. Todavía en la Isla hay miles de personas fuera de sus casas.

EFE / OnCuba

Artículos Relacionados

Comentarios

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Solución migratoria

La caricatura