Cuba en Fase Informativa ante el huracán Irma

La Defensa Civil de Cuba (DC) estableció este martes la Fase Informativa para la mayor parte de la Isla ante la proximidad del poderoso huracán Irma.

“Teniendo en cuenta las características de este evento hidrometeorológico extremo y trayectoria pronosticada”, el Estado Mayor de la DC decidió establecer esta fase desde las 15:00 horas (3:00 p.m.) de Cuba para las provincias desde Guantánamo, en el extremo oriental, hasta Matanzas, en el occidente. En total, se activó en 11 de las 15 provincias del país.

En esta etapa se activan los puestos de mando de la DC y se llevan a cabo labores de limpieza de azoteas, drenajes, alcantarillas y la poda de árboles que puedan obstruir el tendido eléctrico.

Además, la información oficial precisa que las provincias de La Habana y Mayabeque “deben mantenerse atentas a las informaciones del Instituto de Meteorología” y dispone que “los órganos y organismos estatales, entidades económicas e instituciones sociales de las provincias que se encuentran en Fase Informativa deben cumplir las medidas previstas en sus respectivos planes de reducción de desastres con racionalidad”.

De igual manera, la DC –de acuerdo a lo establecido en la primera fase de enfrentamiento a fenómenos meteorológicos– “orienta a la población mantenerse atenta a las informaciones del Instituto de Meteorología y la Defensa Civil y cumplir disciplinadamente las medidas que se indiquen por las autoridades locales”.

Se espera que en la medida en que Irma se acerque a territorio cubano sean establecidas las restantes fases (Alerta, de Alarma y Recuperativa) de acuerdo a la evolución del huracán y su posible impacto en la Isla, adonde podría llegar entre viernes y sábado.

La Fase de Alerta se establece cuando la presencia ciclónica se prevé en las siguientes 48 horas, la de Alarma 24 horas antes, mientras la fase Recuperativa se dedica a atender a los damnificados y a restablecer los servicios vitales una vez que pasó el evento meteorológico.

La llegada del huracán podría provocar ajustes en el cronograma electoral que se lleva adelante en estos momentos en la Isla. Alina Balseiro, presidenta de la Comisión Electoral Nacional, dijo a la televisión estatal que por causa del meteoro podían reprogramarse algunas asambleas de barrio –el primer paso en la nominación de candidatos a los cargos municipales y programadas hasta el 30 de septiembre–, aunque no su suspensión.

Irma alcanzó este martes la máxima categoría (5) en la escala de intensidad de Saffir-Simpson. Tiene vientos sostenidos de 285 kilómetros por hora y se mueve por el momento en un rumbo oeste a 22 kilómetros por hora.

De acuerdo con el National Weather Service de los Estados Unidos, se trata del huracán más poderoso del Atlántico desde que se tienen registro de estos eventos tropicales, sin contar los desarrollados en el Caribe y el Golfo de México.

Un huracán con efectos “catastróficos”

Según alertó a la agencia Efe Pablo Santos, director de Meteorología del Centro Nacional de Huracanes (CNH) de los Estados Unidos, Irma descargará su furia a partir de esta noche en islas de las Antillas Menores con efectos “catastróficos”.

“Nuestra máxima preocupación a corto plazo es que tenemos un huracán devastador con vientos de 285 kilómetros por hora y en las islas de las Antillas Menores donde impacte va a causar daños catastróficos”, advirtió Santos.

Irma se abatirá esta noche y temprano en la mañana del miércoles primero sobre Antigua y Barbuda y las islas adyacentes, para enfilar luego hacia el norte de Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses y británicas.

El cono de proyección de la trayectoria de Irma a cinco días indica que el ojo del este “extremadamente peligroso” huracán pasará muy cerca de costa norte Puerto Rico, avanzará luego hacia isla La Española (Haití y República Dominicana) y Cuba para azotar el fin de semana el Estrecho de Florida, aunque “es todavía pronto para predecir su impacto en la península estadounidense”, señaló.

De acuerdo a Santos, el huracán debe mantener su intensidad al menos en los próximos dos días, y se espera que, aunque esta pueda fluctuar, seguirá siendo uno de los huracanes más poderosos de la historia en su camino hacia el Estrecho de Florida.

“Se esperan algunas fluctuaciones en la intensidad de Irma durante los próximos dos días”, pero se mantendrá como un poderoso huracán de categoría 4 o 5 en las próximas 48 horas, advirtieron los meteorólogos del CNH, con sede en Miami.

Con anterioridad, solo muy pocos huracanes como Allen, Wilma, Gilbert, Mitch y Rita, alcanzaron vientos máximos sostenidos superiores a los de Irma, llegando a los 289 kilómetros por hora o más.

Irma es el cuarto huracán de la actual temporada ciclónica en el Atlántico. Si bien su velocidad de traslación puede “minimizar el impacto de las lluvias”, la orografía montañosa de las islas de Barlovento y la “circulación de vientos alrededor del huracán interaccionan” y lo que debe producir un aumento de las precipitaciones, que pueden ser “torrenciales” y generar riadas, de acuerdo a los meteorólogos.

Sin embargo, a diferencia del huracán Harvey, que causó más de 32.000 desplazados en el sur de Texas y más de 50 muertos, con lluvias que provocaron inundaciones catastróficas por su permanencia estacionaria durante días en el territorio estadounidense, Irma se desplaza con rapidez, por lo que “no se espera que pase lo mismo”.

El CNH prevé “condiciones de huracán” esta noche en zonas en alerta en las islas de Sotavento y el miércoles en Puerto Rico y las Islas Vírgenes británicas y estadounidenses.

Y temprano en la mañana del jueves en la República Dominicana, Haití, Turcos y Caicos y el sureste de Bahamas.

Irma producirá acumulaciones de lluvia de entre 20 y 30 centímetros con máximas aisladas de 45 centímetros en las islas de Sotavento del norte.

Las “grandes y destructivas olas” y marejadas ciclónicas generadas por el meteoro deben elevar los niveles del mar de 2 a 3 metros por encima de lo normal a lo largo de las costas del extremo norte de las Antillas Menores, lo que podría ser “una amenaza para las vidas humanas”.

En todo el Caribe está decretada la alerta e incluso en la Florida el gobernador Rick Scott firmó este lunes una orden declarando estado de emergencia en los 67 condados del estado. Algunos condados, como Miami-Dade y Broward ya comenzaron a adoptar medidas, incluyendo la suspensión de las clases.

Irma pasó la semana anterior directamente de tormenta tropical a huracán de categoría 2 y rápidamente se transformó en un huracán mayor, al subir a categoría 3 en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, hasta alcanzar ahora la categoría 5.

La primera tormenta tropical de 2017 fue Arlene, que se formó en abril pasado en mitad del Atlántico, más de un mes antes del comienzo de la temporada.

A esta siguieron Bret, Cindy, Don, Emily y Franklin, que se convirtió en el primer huracán de la temporada, luego Gert, el segundo huracán, Harvey, que alcanzó la categoría 4, y ahora Irma, que ha alcanzado la categoría 5, la máxima.

Este martes se formó en aguas del océano Atlántico la tormenta tropical José, la cual se encuentra a unos 2.420 kilómetros al este de las Antillas Menores, en el Caribe. Se mueve en dirección oeste-noroeste a 20 kilómetros por hora y presenta vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora.

Se espera que José se mantenga esta trayectoria oeste-noroeste u oeste con algún aumento de velocidad en las próximas 48 horas, de acuerdo al CNH.

La Cruz Roja lista para responder tras Irma

La Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) declaró este martes que se está preparando para una “importante” respuesta humanitaria ante el huracán Irma.

La situación “es extremadamente preocupante”, de acuerdo con el director regional para las Américas de FICR, Walter Cotte.

“Estamos augurando importantes impactos en una serie de islas y estamos preparándonos para responder a las necesidades que pudieran surgir. Nos preocupa especialmente que Irma pueda afectar áreas que ya han sufrido intensas lluvias en los meses pasados”, añadió.

Según la FICR, uno de los mayores retos será el logístico, dado el aislamiento de algunas islas.

“Tenemos que asegurar unos canales viables para los esfuerzos de asistencia tras el paso del huracán”, recalcó Cotte.

La FICR ya ha movilizado a voluntarios en los posibles áreas afectadas y distribuye mensajes de concienciación al público sobre cómo actuar y qué puede esperarle.

Las sociedades de Cruz Roja tienen suministros de ayuda humanitaria en Panamá y la República Dominicana para garantizar una respuesta inmediata en caso de que fuera necesario.

La FICR ha liberado además más de 120.000 francos suizos (125.142 dólares) de su Fondo para la Respuesta de Emergencia a Desastres a fin de apoyar la preparación de Cruz Roja en Antigua y Barbuda y en San Cristóbal y Nieves, y está lista para destinar más financiación a la asistencia humanitaria en un futuro si fuera necesario.

EFE / OnCuba

Artículos Relacionados

Comentarios

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Solución migratoria

La caricatura