Debate “silencioso” sobre Cuba en la Casa Blanca

“En las últimas semanas” ha ocurrido en la Casa Blanca un debate “silencioso” y “bajo la superficie” sobre Cuba. Agencias gubernamentales y legisladores estuvieron debatiendo en dos direcciones: continuar o revertir el camino comenzado por Obama con la Isla.

Lo dio a conocer este lunes Push and pull on Cuba, un editorial de The New York Times. De acuerdo con el diario, que continúa dictando agenda sobre Cuba, un grupo de legisladores –el senador Marco Rubio incluido– han instado a la Casa Blanca a retroceder en el proceso de normalización que Barack Obama puso en marcha en diciembre de 2014. ¿Cuál es su argumento? Que el gobierno cubano “no es menos déspota y debe ser presionado hacia una reforma a través del recrudecimiento de sanciones existentes, la amonestación pública y el aislamiento diplomático”.

A contramano de esta postura, una numerosa coalición pro-engagement compuesta por legisladores de ambos partidos, negociantes y jóvenes cubanoamericanos, está llamando a la presidencia a seguir construyendo sobre lo heredado.

En dos años de relaciones restablecidas, menciona el NYT:

“se han concretado acuerdos bilaterales de cooperación en salud, planificación conjunta para mitigar derrames de petróleo y coordinaciones contra el narcotráfico. Recientemente La Habana aceptó comenzar a recibir algunos cubanos con orden de deportación. Los cambios en la regulación hay hecho más fácil para muchos estadounidenses visitar Cuba, si bien viajar como turistas aún es técnicamente ilegal; y se han facilitado intercambios entre estudiantes, periodistas y artistas. Google está negociando una serie de acuerdos con Cuba que podrían expandir significativamente el acceso a internet en la isla, una de las más desconectadas del mundo”.

Cuba y EE.UU.: Un viaje de veinticuatro meses

Pasados los primeros cien días de su gobierno, sigue sin ser visible el camino que tomará Trump en lo que respecta a Cuba. Sus comentarios públicos sobre el tema han sido calificados por el diario como “breves e irreflexivos”. Poco después de su elección, tuiteó: “Si Cuba no está dispuesta a hacer un mejor acuerdo para los cubanos, los cubanoamericanos y Estados Unidos en conjunto, terminaré el trato.”

El Times estima esto como un “señal temprana” de que el nuevo presidente contemplaba la posibilidad de revertir la distensión de sanciones que hizo Obama. De acuerdo con el periódico, la Casa Blanca comenzó una evaluación a principios de este año y las agencias, incluyendo los Departamentos de Estado, Hacienda y Comercio, han dado su opinión.

El péndulo de Trump

Sin embargo, no está claro cuándo tendrá lugar –ni si ocurrirá siquiera– el anuncio de una decisión. No son pocos los pasos de avance que Trump tiene facultades de cancelar “con el golpe de un bolígrafo”. Por solo mencionar los tres que identifica el periódico neoyorquino, podría endurecer el envío de remesas a los cubanos, suspender los vuelos comerciales y detener la llegada de cruceros estadounidenses a La Habana.

Con estas decisiones, dice NYT, Trump haría muy feliz a la pequeña coalición pro-embargo del Capitolio. Pero esto significaría revertir el curso en un cambio de política “ampliamente popular entre los estadounidenses y de un apoyo casi universal por parte de los cubanos”.

Pondría a granjeros y negociantes de su país en desventaja ante un mercado que se está abriendo al comercio global. Y mantendría políticas que por décadas han significado para los cubanos privación y dificultades.

A mediados de mes, durante una visita oficial a La Habana, el gobernador de Mississippi, Phil Bryant, pidió a los gobiernos de Cuba y los Estados Unidos continuar el camino del diálogo. Bryant convocó al presidente Trump a retomar las negociaciones iniciadas hace dos años por la administración anterior.

En días recientes, un grupo de militares estadounidenses retirados pidió al gobierno de Donald Trump continuar el proceso de normalización de relaciones con Cuba. “La ubicación de Cuba en el Caribe y la proximidad a Estados Unidos la convierten en un socio natural y estratégicamente valioso sobre cuestiones de interés inmediato, incluido el terrorismo, el control de fronteras, el enfrentamiento a las drogas, la protección del medioambiente, y el manejo de emergencias”, dice la carta, que fue coordinada por la organización no partidista American Security Project (ASP).

Se trata solo de dos ejemplos cercanos en el tiempo de los lobbies que hoy empujan la continuidad en las relaciones con Cuba dentro de Estados Unidos.

Un año de diplomacia entre Cuba y Estados Unidos

El estadounidense de origen cubano Giancarlo Sopo, estratega de comunicación y fundador de la CubaOne Foundation, opina que “realmente ese debate solo ocurre entre políticos en Washington. La inmensa mayoría de los cubanos, los estadounidenses y los cubanoamericanos quieren mejores relaciones entre EE.UU. y Cuba aunque aún existan grandes diferencias de opinión con el gobierno cubano sobre cuestiones políticas y económicas.

Sopo estima que “todo parece indicar que no habrá cambios drásticos en la política de Washington hacia Cuba, debido a los esfuerzos de coaliciones bipartidistas y nuevas tendencias políticas en Florida. Lo más probable es que habrá un cambio en el tono del discurso de la Casa Blanca y modificaciones regulatorias que no deben seriamente afectar las categorias de viajes y remesas “people-to-people.”

Habrá que continuar mirando al horizonte.

Artículos Relacionados

Comentarios

Viva la revolucion cubana, aqui no se rinde nadie cojones

lazaro

6 mayo, 2017

Javier tengo familias como mismo la tienes tu en Cuba,mi hermano que se aprienten el cinturon y aprendan a vivir sin divisas,si de todas maneras los cientos de miles de familias que vivieron sin un dolar hace 30 anosatras y nadie se murio,o no recuerdas cuando el gobierno cubano por mas de 30 anos le nego la entrada a miles de cubanos ,cuanto sufrimiento humano causo,nadie recuerda eso,que ni correspondencia te dejaban entrar,fue algo criminal contra la familia cubana,asi que le digo a Trump aprieta al maximo,y al que cogan enviado un centavo,retiro automatico de la residencia y orden de deportacion inmediata para Cuba.

lazaro

6 mayo, 2017

Manuel tambien conozco el caso de una doctora cubana que vive en la ciudad de Dallas Texas,que le fue diagnosticada una insuficiencia renal terminal,la misma pidio permiso para ir a Cuba a terminar sus dias,te hablo de una muchacha de 35 anos,y cual fue la rspuesta de la embajada cubana,denegacion de entrada,por que traiciono a la patria por haber decidido quitarse las cadenasen su mison en Venezuela,por esto y por muchos miles de casos mas como este Trump acaba de apretar la tuerca ya,ni un centavo de aqui para alla.a ver que gallo va a cantar.

José Pallì

6 mayo, 2017

Para llegar a un comentario “largo y reflexivo” sobre cual debe ser la política de los EEUU hacia Cuba la mejor receta, y no solo para Trump sino para cualquiera, es la paciencia. Y, en el estado actual de las cosas, la perseverancia…

El argumento de un puñado de politicos y lobistas “cubano-AMERICANOS” -Cuba sigue siendo lo que siempre ha sido- no es sino un disfraz para su verdadero “argumento”: seguir victimizando al pueblo de Cuba (que es el que vive en la isla) para satisfacer las expectativas que resultan de un berrinche mal llevado que ha durado décadas y que pesa sobre los egos sobredimensionados de ese grupo cada vez mas reducido. Es un error pensar que quienes pretenden revocar las medidas de Obama con respecto a Cuba lo hacen en representación de los cubanos en la isla: esa gente, incluido el Senador Rubio, ni sabe ni tan siquiera le importa lo que piensan y quieren la mayoría de los cubanos en la isla.

La cuenta que hace el joven Sopo es la correcta: la inmensa mayoría de los cubanos, los estadounidenses y los cubano-americanos, quiere una mejor relación entre Cuba y los EEUU, a través de perseverar con las reglas hoy vigentes e impulsando esa mejor relación con la presión que implican los acuerdos entre ambas naciones, los intereses económicos y comerciales de naturaleza mixta que irán surgiendo, y los contactos a todo nivel entre particulares de ambas orillas del estrecho de la Florida.

Algún dia, gente como Marco Rubio entenderá que ese es el único camino viable y se sumara al mismo, dandole un envión importantísimo al proceso con el solo hecho de eliminar su resistencia al mismo. Mientras tanto, paciencia y perseverancia…

Taíno

3 mayo, 2017

Javier, el sacrificio del pueblo es algo que no se podrá evitar de una forma u otra: Si recrudeces el bloqueo, el pueblo sufrirá calamidades y penurias. Si no se hace seguirá con la misma humillación del gobierno actual y también sufriendo calamidades y penurias, porque esa historia de que sin bloqueo Cuba se desarrolla es un cuento de laaarga data. Siempre digo que si en Cuba se hicieran elecciones libres y saliera elegido un gobernante no oficialista con “3 dedos de frente”, preferiría que nos mantuvieran el bloqueo por los años de su mandato para demostrar todo lo que se puede hacer y no se hace con la cabrona justificación del bloqueo. Estoy seguro que al final del mandato nadie usaría el tema bloqueo como excusa, estarían todos contentos con la gestión y los del norte harían cola para invertir. Pero tenemos al bloqueo americano de “lobo” del cuento sin preocuparnos del bloqueo del gobierno que es mas importante y hace mucho mas daño que el externo.

Manuel

3 mayo, 2017

Y es una doble moral lo que tiene el gobierno cubano pues hace un tiempo le permitieron la entrada a varios peloteros como Abreu, Ramirez y otros y lo hicieron porque quieren negocion con la MLB es el doble discurso, por eso ya basta de tanta hipocresia y mano suave con estos barbaros que violan abiertamente los derechos humanos de nosotros los cubanos emigrados y utilizan la patria y la familia como rehenes para el chantage psicologico, basta ya , Trump aprieta la tuerca pero bien fuerte , debemos por Twiter hacerle saber todas estas medidas criminales del gobierno cubano al presidente Trump y a los republicanos.

Manuel

3 mayo, 2017

Javier
Pues en mi caso lo siento por los que no tienen culpa de nada pero me alegro por los “revolucionarios” que apoyan medidas criminales contra los emigrados , que nos tratan coml gusanos, como escoria, que no nos permiten entrar a nuestra Patria por emigrar , ayer mismo conoci a una doctora de 34 años que lleva 5 años aqui y el mes pasado su madre murio y no le permitieron si quiera ir a verla al hospital en Cuba , ni al cementerio puede ir porqye en la embajada cubana le dijo que le faltaban 3 años para entrar a Cuba, ella no ha puesto bombas, ella no es terrorista, ni criminal ella es una cubana emigrada y tiene derecho a entrar a su Patria pero el gobierno cubano se lo niega y ademas le quito la ciudadania pero ella sigue y seguira siendo cubana y medidas criminales como esta solo generan mas odio por lo tanto tambien estoy de acuerdo en que Trump apriete bien duro la tuerca porque el verdadero muro no es ni siquiera el que Trump quiere construir en la frontera sur , el verdadero muro esta a 90 millas y es el muro de Castro para los mismos cubanos que no podemos entrar a nuestro propio pais.

Javier

3 mayo, 2017

Mario, cuando aprietas la tuerca, no es al gobierno cubano al que asfixias, es al pueblo, pequeño detalle…

Mario

3 mayo, 2017

Esta revista OnCuba es muy importabte y la leen muchos incluso congresistas cubanoamericanos y americanos , asi ya saben los convoco a apretar la tuerca con el gobierno cubano el mismo que no respeta nuestros derechos como cubanos , el mismo que nos llama excubanos.

Mario

3 mayo, 2017

Lazaro de acuerdo contigo , al final a nosotros nos desprecian nos llaman escoria, gusanos, vendepatrias, nos roban en la aduana, nos roban con el precio del pasaporte y la prorroga, nos quitan la ciudadania cubana a los 2 años como si por nacer en Cuba no fueramos cubanos hasta el ultimo dia en esta tierra, nos tratan como extranjeros en nuestra Patria pues nos cobran la medicina y todo lo que pueden pero para entrar si tenemos que pagar el pasaporte cubano la misma nacionalidad que nos quitaron, dicen que las remesas no son importantes , a muchos no les permiten entrar en 8 años y a muchos de nosotros no nos permitieron entrar en 30 años y nuestras cartas ni a la familia se las hacian llegar , asi Lazaro yo estoy de acuerdo contigo .

que bajo ha caido OnCuba!! Haciendo un mero refrito de lo publicado en NYT…

Javier

3 mayo, 2017

Lazaro, por lo que escribes, imagino que no seas cubano, o por lo menos no vivas en Cuba, ni tengas familia aquí. El amor a tu pueblo, va más allá de cualquier tendencia política, porque “pueblo” no es una representación abstracta de un concepto, sino una masa de seres humanos, gente de carne y hueso que sufre día a día la escasez sostenida de tantos años. Ni soy neoliberal, ni comunista retrógrado, escribo esto sustentándome en principios básicos que trascienden las fronteras de partidos o tendencias políticas. Ojalá algún día el odio desde cualquier parte cese, y primen los valores que nos convierten en seres humanos. Desear eso que escribes es criminal. Aduces que “Bruno Rodríguez” dice tal cosa. Claro, porque Bruno es Cuba, y él sufre las carencias de la mayoría. Al final, esas medidas que propones las sufrirán en carne propia los cubanos de a pie, no la clase dirigente… Es como pedir que le caigan a bombas a tu país: “Uds verán cómo se pone la cosa en menos de 6 meses”, qué vergüenza.

Cubanodice

3 mayo, 2017

Gracias por informarnos con seriedad. Qué triste este singular cometario de un tal Lazaro. Un medio como OnCuba no se merece este tipo de lectores charlistas. Es obvio que políticos como Rubio han constituido su poder en el diferendo y no sienten la más mínima empatía hacia los cubanos de la isla. No quieren en realidad ningún cambio positivo en Cuba, les afectaría sus verdaderas ambiciones. Sin embargo, hay una minoría que se sienten representados por su política porque piensan que los hará simbólica y materialmente poderosos en una Cuba doblegada. Ya se sabe que eso no va a pasar. No es la clase política cubana la que más necesita de las remesas, el turismo, la flexibilidad y el fin del embargo/bloqueo. Son los sectores más conservadores de ambos extremos los más beneficiados con el diferendo. La legitimidad de sus antípodas precisa un clima de polarización. Trump puede dárselo. Claro que se necesita que se reconozca el derecho a tener derechos a todos los cubanos fuera y dentro de la Isla, es tan necesario como democracia económica y política. Necesitamos ciudadanos, dentro de toda la pluralidad ideológica, pero que aporten cohesión a una república democrática, independiente y humanista.

silodigo mejoden

3 mayo, 2017

loco el ser humano esta siempre a contracorriente, por ejemplo, el medico que bajaron de un avion en usa, le dijeron que tenia que bajar y que hiso, ni pi, de aqui no me bajo, tu crees que montandome en la guagua a empujones todos los dias me va a hacer pensar diferente, no, no es asi como camina, lo que camina y muy rapido es ver posibilidades de desarrollo personal y social, y que por comemierdas que se creen gobernantes nos estanquemos en un hueco que no tiene salida, si los usa quitaran el bloqueo, es mas si los cubanos pudieran viajar a usa con mas facilidad, hay si se cae la mentira de los caraduras estos, ahora es que se tiene que caer el bloqueo, y tu veras que ni la perestroyca que duro cinco años nos gana, y trump es un personaje arrogante que ustedes los americanos eligieron, pero ese es su problema, hojala que no haya que lamentar mas de lo que ha dejado hasta ahora, pero eso no le resuelve el problema a los cubanos como dijo obama, somos nosotros, y claro que si se cae el bloqueo lo resolvemos creo que en dos años, y creeme bro, mas nunca nos muerde ese mal que parece bueno.

Mario

2 mayo, 2017

Lazaro
Totalmente de acuerdo contigo , total si el gobierno cubano le prohibe la entrada al pais a decenas de miles de medicos, deportistas, balseros , ingenieros, artistas por 8 años , conozco casos que han perdido sus padres y no le han permitido ni verlos en su lecho de muerte , asi que Trump dale una vuelta de tuerca a todo lo de Obama y las visas en la Habana reducelas a 0

lazaro

2 mayo, 2017

Trump le tiene la bola escondida y los tiene como locos,si yo fuera Trump,lo primero que hago es regular los envios de remesas,autorizo solamente 300 dolares por ano,si de todas maneras cada ves que se le pregunta a Bruno Rodriguez que si las remesas tienen peso en el PIB de Cuba responde que son una parte insignificante de los ingresos en divisas,entonces me parece que 300 dolares al ano estamos bien,lo de los viajes acab ode un plumazo el relajo,todo cubano que resida en los EEUU,y se haya beneficiado de la Ley de Ajuste o de la extinta Ley Pies secos pies mojados,durante un periodo de 5 anos no entran a Cuba,ya que por logica son refugiados politicos y segun ellos perseguidos politicos,asi que no tienen nada que ir a buscar a Cuba,no es logico eso?,y el que viole esta directiva le retiro automaticamente la residencia y le coloco una orden de deportacion inmediata,Uds veran veran como se pone la cosa en menos de 6 meses.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Solución migratoria

La caricatura