El muro de Trump comienza en San Diego

El muro fronterizo entre México y Estados Unidos, polémica promesa electoral de Donal Trump, comenzará en San Diego.

Para la construcción rápida de barreras y caminos de seguridad en la frontera sur del país con México, el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos autorizará la evasión de leyes y regulaciones relacionadas con medio ambiente, recursos naturales y gestión de tierras.

El proyecto de infraestructura se centrará en un tramo de 24 kilómetros, que van del este hacia el océano Pacífico y la causa aparente es impedir el tráfico de drogas y de personas en la zona, que limita con Tijuana del lado mexicano.

En el sector de San Diego, solo en 2016, la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos arrestó a más de 31,000 extranjeros ilegales, incautó 4,158 kilogramos de marihuana y 597 kilógramos de cocaína.

Obama, Trump y los emigrantes cubanos

Según dijo en un comunicado el Departamento de Seguridad Nacional: “El sector sigue siendo un área donde se detecta un elevado volumen de ingresos ilegales, por lo que existe una necesidad inmediata de mejorar la actual infraestructura y de construir barreras fronterizas y caminos adicionales”, destacó.

El muro de Trump costará 12,000 millones de dólares, pero el Departamento de Seguridad Nacional estima que el costo es 21,600 millones de dólares.

El presidente estadounidense piensa en “construir el muro como un muro solar que produzca energía y se pague solo”, explicó en un mitin en Cedar Rapids, en junio pasado. “Bastante imaginativo, ¿verdad? Ha sido idea mía”, dijo a los presentes, y aludió a beneficiaría también a México porque “tendrá que pagar mucho menos” por él.

Trump
Tramos fronterizos con barreras construidas. Fuente: El País.

México y Estados Unidos tienen 3.100 kilómetros de frontera y de unos 1.000 tienen barreras (muros, alambradas, vallas), erigidas tras la aprobación de una ley de 2006. El Estado que menos barreras tiene es Texas.

Actualmente las barreras (muros, alambradas, vallas) se despliegan a lo largo de 900 kilómetros entre los dos países, casi un tercio de la longitud total (California, Arizona y Nuevo México).

Otro tercio de la frontera está vigilado por cámaras, sensores térmicos y rayos X. Además, más de 20,000 agentes fronterizos, un 518 % más que hace dos décadas.

La parte restante es una zona natural peligrosa, con los ríos y desiertos de Sonora y Chihuahua, y temperaturas de hasta 50 grados. En las últimas dos décadas, han muerto 8.000 migrantes al intentar cruzar por ahí.

En enero, Trump firmó un decreto para construir el muro y en marzo se abrió el proceso de licitación de ofertas, pero la idea del mandatario no es nueva.

El primer muro se edificó en California, a partir de 1993, bajo el mandato de Bill Clinton, como parte de la Operación Guardián. Esta consistió en la creación de 600 kilómetros de muro, unos 800 de barreras, e incremento de la vigilancia mediante tecnología y policías especializados.

En 1997 se levantó otro en Texas, por una propuesta del congresista Silvestre Reyes.

Artículos Relacionados

Comentarios

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Paralización

La caricatura