El rastro de Matthew

Matthew se aleja de Cuba y deja tras de sí importantes acumulados de lluvias.

La estación meteorológica de Maisí, en Guantánamo, registró más 500 milímetros en las últimas 24 horas, en tanto en Imías se registraron 299 milímetros y 205 milímetros en el embalse de Moa, Holguín. De acuerdo con la red de pluviómetros del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH), se registraron lluvias intensas en numerosas localidades del oriente cubano.

Ello no significa, sin embargo, que tal hecho se traduzca de momento en la deseada recuperación hidrológica de la región. Así, Matthew no ha beneficiado como se esperaba los embalses de Santiago de Cuba, Granma y Las Tunas, que estaban listos para recibir grandes volúmenes de agua. En sentido general, los territorios orientales podían asimilar más de 2 230 millones de metros cúbicos de agua, poco más del 50 por ciento de su capacidad total de almacenamiento. Así lo había informado a la Agencia Cubana de Noticias con antelación a la llegada del huracán, Yunior González Núñez, especialista de la Dirección de Uso Racional del Agua del INRH.

Las autoridades cubanas de la Defensa Civil han decretado pasar a la normalidad a las provincias de Granma, Las Tunas, Camagüey, Ciego de Ávila, Sancti Spirítus, Villa Clara, Cienfuegos  y Matanzas y a las  provincias de Santiago de Cuba, Holguín y Guantánamo, a la etapa  de recuperación.

Separador 02

Matthew estuvo en Cuba durante unas seis horas, antes de comenzar a adentrarse en el mar rumbo al norte en torno a las 2:00am de este miércoles. Se han reportado severos daños en la provincia de Guantánamo, que aún se están estimando. Afortunadamente no se ha reportado ninguna muerte.

A las 9 de la mañana de hoy su centro se localizaba a unos 90 kilómetros al nordeste de Punta Lucrecia (Holguín) y a 140 kilómetros al nortenoroeste de la ciudad de Baracoa. Ha girado su trayectoria al nortenoroeste con una velocidad de traslación de 17 kilómetros por hora, de acuerdo con el más reciente reporte del Instituto de Meteorología.

Separador 02

Matthew ahora es un huracán categoría 3 en la escala Saffir-Simpson, sus vientos máximos sostenidos han disminuido hasta 185 kilómetros. Los vientos huracanados en Holguín disminuirán en la medida en que Matthew se desplace hacia el norte. Los vientos con fuerza de tormenta tropical continuarán afectando las provincias orientales hasta Camagüey.

Las lluvias continuarán en la mitad oriental, con acumulados entre 100 y 200 milímetros y serán superiores en algunas zonas montañosas.

Los meteorólogos informan que las fuertes inundaciones costeras persisten, con una sobreelevación del mar entre 3 y 4 metros y olas entre 6 y 8 metros al norte de Guantánamo y Holguín. En la cayería norte de Ciego de Ávila se esperan “ligeras inundaciones costeras”.

cono-5-de-octubre

Separador 02

Baracoa devastada

Baracoa, recién remozada por su 505 aniversario, aún está contabilizando los estragos de Matthew. Hay techos dañados, postes caídos, la pista y la torre de control del aeropuerto están dañados. No hay fluído eléctrico y se espera que haya problemas con la telefonía, de acuerdo con un reporte del telecentro Primada Visión.

“Catastrófico”, lo describe una vecina.

“Pero estamos con vida. Eso es lo que hace falta, haremos como con el Ike, qué vamos a hacer”, agregó una señora.

Matthew ha arrasado Baracoa.

La fuerza del mar arrastró un contenedor una cuadra. No hay comunicación vía terrrestre. Las tres vías de acceso están colapsadas o bloqueadas. Tampoco hay comunicación con Maisí, San Antonio e Imías. Al intento de establecer comunicación con San Antonio, se escucha: “Por averías en las líneas el número marcado no puede alcanzarse”.

Baracoa tienen una población de 81 949 habitantes. Han sido evacuadas más de 35 mil; 26 mil 508 de ellos optaron por la protección de vecinos, amigos y familiares, y el resto fue acogido en centros estatales en el segundo municipio en importancia de Guantánamo.

Hoy se reportaban vientos sostenidos de 150 kilómetros por hora.

Desde su casa en Santo Domingo, República Dominicana, Christian Pop ha seguido con atención la trayectoria del huracán Matthew por el Caribe. Este diseñador e instructor multimedia dominicano vivió de cerca la experiencia de las lluvias y vientos del huracán cuando este golpeó con fuerza su país. Pero las imágenes que ha visto de Cuba lo mantienen preocupado.

En especial lo ha impactado lo sucedido en Baracoa, donde reside una buena amiga. Con ella conversó justo cuando Matthew comenzaba allí su destrucción, pero luego no ha vuelto a tener noticias suyas. Lo tranquiliza, sin embargo, saber que no ha habido víctimas mortales, algo que lamenta no poder afirmar en el caso de República Dominicana.

Christian reconoce la preparación realizada por los cubanos para enfrentar el impacto del huracán y sabe que como él, muchos dominicanos buscan información actualizada y precisa sobre lo ocurrido en la isla vecina. Es consciente de que ante fenómenos como este haríamos bien en apoyarnos entre todos, en colaborar. A fin de cuentas, todos somos caribeños. Conmigo al menos, dice, pueden contar.

Separador 02

Separador 02

Camino a Estados Unidos

El huracán Matthew se encamina a la Florida tras su devastador paso por las Antillas Mayores. Aunque hasta el momento no se reportan víctimas mortales en Cuba, el meteoro ha dejado preliminarmente nueve fallecidos entre Haití y República Dominicana. El huracán, considerado el más poderoso en afectar la región caribeña en la última década, provocó la muerte de tres menores y un adulto en Dominicana como consecuencia de derrumbes en tanto en la nación haitiana se reportaban cinco fallecimientos por diversas causas. A ello se une otros dos fallecidos, uno en Colombia y otro en San Vicente y las Granadinas. Hasta el momento, Matthew ha dejado pérdidas millonarias en el Caribe, y ha provocado fuertes inundaciones, destrucción de edificaciones y de la infraestructura vial, y miles de personas desplazadas.


banner-huracan_755-x-145_

Artículos Relacionados

Comentarios

Publicidad

Las noticias en tu buzón

Publicidad

Nuevos vientos

La caricatura