El reguetón y la modestia

Quiero comenzar confesando que poseo la misma sensibilidad creativa para la música que un mogote de Viñales, o que un adoquín de La Habana Vieja. Mis criterios aquí son los de un tipo que escucha música (mucha), y no de un músico, ni de un musicólogo. Por eso, trataré de escurrírmele en tanto sea posible a valoraciones para las cuales no estoy capacitado. Además, voy a tratar de ser imparcial. Digo tratar porque soy humano, y mi humanidad me imputa irremisiblemente el sesgo hacia mis gustos.

No me gusta el reguetón. Tampoco me gusta la música clásica; ni, pongamos por ejemplo, la zanahoria. Ahora, no se me ocurre dudar de las cualidades nutritivas del vistoso vegetal ni de aquello que representa la música clásica para la humanidad. Con el reguetón no me pasa lo mismo. En principio, me cuesta trabajo ubicarlo en alguna categoría. Me explico: es un género musical, la música es una de las artes (tiene su musa y todo) y entonces, reguetón es ar… ¿me siguen?

No es mi intención aquí polemizar sobre la definición de arte, porque hay muchas en los diccionarios y una más por cada cabeza de quien reflexione sobre el tema. En mi mundo interior, veo al reguetón… como un oficio. Y como uno que genera un producto que consumen millones de seres humanos. Un oficio que está en auge, y para el que se necesita mucho talento.

Eso sí, no me parece que sea el mismo tipo de talento que puso Beethoven en su Novena, Paco de Lucía entre dos aguas o los Rolling en Satisfaction. Ni digo tampoco que los tres anteriores sean exactamente de la misma especie. Ahora, si de casualidad me encuentro la canción “El Blumer” junto a las tres anteriores en un juego de cultura general que ordena: “Quite el elemento que no pertenece a este conjunto”, espero que esté bastante claro a quien voy a quitar. ¿O no?

En innegable que hoy el reguetón está en muy buen momento. Miles de millones de almas lo consumen y, por lo tanto, se hacen necesarios aquellos seres que producen reguetón. Si bien Da Vinci fue alguien importante en la historia de la humanidad, también tiene su dosis de importancia cada pintor de brocha gorda que ha dado color a cada fachada del mundo, quizá incluso a la fachada de la casa de Da Vinci.

En general, salvo algunas propuestas novedosas, cada tema nuevo de reguetón, musicalmente hablando, es un refrito de alguno anterior. El background está hecho por máquinas y, sin ser absoluto, creo que bajo esas condiciones la creatividad se ve obligada a descansar en la letra de la canción. Hay asuntos –casi pilares argumentales– que predominan en las canciones de reguetón. Por ejemplo, están las que tratan de cómo el autor ha vendido muchos discos, y tiene más dinero que algún otro reguetonero, o que dos de ellos, o que todos los demás, sean reguetoneros o no. O, por el contrario, aquellas otras donde el autor denuncia que su novia se le fue con otro hombre, porque el otro tenía más dinero que él, aunque en estos casos siempre se agrega el detalle de que aun con menos dinero, el autor es mejor en la cama.

Por decirlo de alguna manera, la modestia no viene siendo el punto más fuerte de los reguetoneros como regla general. No estaría mal –y lanzo la idea a alguno por si la quiere usar– que apareciera un tema donde el autor dijera que sabe que no es el mejor, pero que se está esforzando de manera muy humilde, que respeta mucho a los demás reguetoneros. No sé, creo que está faltando en el panorama musical alguien que aun vapuleado por sus congéneres ponga la otra mejilla de manera reguetoneril, si me permiten la palabra.

Hasta ahora, hay mucho más de lo contrario. Y ese es un aporte del reguetón. Ninguna entidad musical se aviene tan bien al concepto de ofender al prójimo. Ahí sí que supera con creces a otros géneros. Sin duda. No me imagino yo a Mozart dejando de tocar el piano en medio de una de sus obras para decir: “Seguimos para arriba, 100 millones de copias vendidas, Salieri, todo lo que me desees, te lo deseo el doble yo a ti”.

El secreto de los creadores de reguetón consiste en dominar una suerte de poesía urbana, que permite llevar la idea: “Soy mejor que tú” a un grado superlativo. Aquí va mi top three, puras joyas:

– Díganle a las croquetas que llegó el cake de la fiesta.

– Qué volá, consorte, que volá, chamaco, yo soy un rottweiler, tú eres un perro sato.

– Yo ando en Audi y tú a pie, eres un pan sin bisté.

Hay pequeñas frases muy útiles en la mayoría de las canciones de reguetón. Le digo dos: “una vez más…” y “tú sabes…”. Vienen siendo elementos que conectan una parte de la canción con otra. Los creadores más mañosos suelen dosificar su uso y alternarlo con otro recurso básico: decir el nombre del autor en medio de la canción, entre otras cosas, para que no se confunda con otra, que es que muchas se parecen. Cuando digo nombre, me refiero a algún vocablo que identifique al reguetonero, ya sea la capital de un archipiélago del Pacífico o el nombre común de algún mamífero carroñero.

En la historia siempre ha habido en cuanto derrotero ha tomado la raza humana, grandes autodidactas. Personas que, sin la formación en algún campo o materia, asombran al mundo por su destreza y capacidad intelectual o artística. Ahora, el reguetón parece ser un caldo de cultivo para el creador por su cuenta y riesgo. Salvo en contadas excepciones, la ausencia de formación musical campea por su respeto en el gremio.

Estoy convencido de que con una correcta base musical se podría producir reguetón de más calidad. Pero es un hecho que se puede ser muy, muy exitoso y más: muy bueno, según los cánones del género, sin tener la más peregrina idea de qué es una negra o qué significa la palabra solfeo. Lo digo más directamente, el reguetón es empírico. No precisa estudio, ni teoría.

Por otro lado, ha sorprendido a expertos y entendidos, que predijeron su muerte prematura. Aquí está el reguetón, más saludable que nunca. Hay que ser muy necio para no tomar en consideración y descartar de plano algo que gusta a tanta gente. Estoy deseoso de escuchar opiniones. Incluso algunas que vengan con fuerte bajo de fondo y me digan: “Criticar es fácil, lo difícil es ser como yo, tú sabes”.

Artículos Relacionados

Comentarios

100 puntos con asterisco. “tienes el flow”. Aquí va mi top three de frases reguetoneriles, incluso con clásicos:
“se me parte la tuba en dos, en tres”
“lomarriba, lomabajo, a la fokin niga”
“fuletéame el tanque” (este es más viejo, fue una época relacionada con autos “me gusta la gasolina”, etc)
Sería bueno que cada uno que leyera el artículo pusiera las tres frases más reguetoneriles que recuerde, a ver si entre todos hacemos un compendio que muestre las cualidades poélticas del género. Y lo publicamos bajo el sello de “detritus records” o “scumbag productions”. en cuanto vean que es en inglés, todos los reguetoneros aportan.

Mozart diciendo: 100 millones de copias vendidas jajajajaja..Muy buen artículo…

El regueton es un producto más que se hace en función de las necesidades de quienes lo consumen. Mozart que tanto lo nombran aqui también trabajaba para complacer y fue críticado por populista y por ser tan comercial con notas pegadizas, seguro que en la cabeza se te queda algun intro de Mozart y no uno de Salieri, de ahí el éxito de uno sobre el otro. El regueton cumple un objetivo y es ideal para determinadas situaciones, como lo es el metal, la trova, el índie,… Hoy en día TODO EL MUNDO pasa por edición digital todos son afinados y apoyados por efectos de auto tune son simplemente los tiempos en los que vivimos y ya, te puede gustar una música o no, pero el tono de este artículo es extremadamente pretencioso y los ejemplos ‘de lo bien hecho’ que menciona pecan de lo mismo que se crítica, al final eres tan hipster tan único y especial que terminas perteneciendo a un grupo de millones que son todos iguales. Donde hay alguien exitoso que pierda la modestia en su propia visión? Ya que se habla del refrito y la falta de creatividad si has oído del 4chord sabrás que las mismas 4 notas se utilizan en el 90 % de las canciones que los Beatles la utilizaron y todo aquel que por ahí sea tu héroe de lo original hasta el día de hoy…

Excelente artículo, con un toque humorístico me llevó de la risa a la reflexión. Gracias

rogerdv

7 octubre, 2016

No podemos olvidar mencionar a un reguetonero respetuoso de la disciplina tributaria, aquel que decía: “yo tengo la patente en el bolsillo”.

Gabriel

7 octubre, 2016

Este Yoyo, el pobre, se está esforzando por hacerle saber al mundo las 2 0 3 cositas que sabe de armonía y composición, de paso nos da un lección de lo políticamente correcto e incluye 2 términos (indie y hipster) muy en boga por estos tiempos, tratando de demostrar sus conocimientos de las dinámicas culturales del siglo XXI. Hijo, no cojas tanta lucha con el artículo. Disfruta tu reguetón y ya.

Brandys Cabrera

7 octubre, 2016

Coincido con isel cuando dijo “Excelente artículo, con un toque humorístico me llevó de la risa a la reflexión”. si a todo lo anterior le sumas que sin exepciones cada reguetonero tiene que presentarse en sus canciones minimo 2 veces como para que la gente sepa quien es el que intenta cantar.

A mi el regueton lo escuco cogido con pinzas, risa me daba en un programa de 23 y M una entrevista a Baby lores que decia que “lo mejor que tenia el regueton era la lirica y su letra”, me quede escuchando aquello y me dio risa, pero cuando miras como se distribuye, como se consume entonces te das cuenta cuan bajo a caido culturalmente nuestra sociedad y no digo que sea yo master en cultural, no soy de los que escucho opera ni veo ballet, soy del medio en cuanto a gusto musical se refiere, pero realmente, el regueton, sobre todo el nuestro, el que se hace acá no evoluciona o al menos no con todos, aun los que lo han echo (me refiero a evolucionar) tienen sus recaidas de vez en cuando, podran tocar el cielo de la fama y cantar con miles de artistas foraneos pero son letras vacias. Es mi criterio.

En cuanto a modestia, para nada, es el alarde por el alarde y la especuladera todo el tiempo, estamos jodios

Es lamentable que la gran mayoría piense y se crea que de verdad mientras más cursi y vulgar rayando en lo indecente se es más exitoso. Lástima del talento que muestran algunos. Hace mucho tiempo que los iniciadores del reguetón a nivel internacional dejaron los conflictos interpersonales y el autobombo en su quehacer artístico; y resulta que entonces los nuestros todavía rebuscan en ese baúl y no se apartan de la obscenidad en las letras de sus canciones y en sus conductas. Al paso por el que transitan no pueden aspirar a que su género artítico tenga reconocimiento para una divulgación oficial. ¿Por qué decir de una mujer “fina pero cochina, le gusta loa gasolina”? por solo citar un ejemplo. La frase “eres una bruja sin sentimiento” se quedó bien corta frente a la de marras. Ese reguetón de pésima factura en cuanto a letras, en mi opinión arrastra a un amplio sector poblacional porque su ritmo es pegajoso hecho a base de máquinas de nuevas tecnologías que les sirven de refuerzo; pero en materia de valores nada aporta. No es cuestión de polemizar sino simplemente de dar una visión. Ojalá todos esos recursos y el talento innato de los reguetoneros -muchos de ellos como se dice no tienen formación artística- estuviera mejor enfocado.

Excelente articulo, muy muy bueno, hace tiempo esperaba algo así, ya era hora de tomar cartas en el asunto, aunque el tema central gira entorno a la modestia de los regguetoneros aborda aspectos muy importantes y medulares de este género, no se si se percataron que el autor menciona a dos de nuestros principales exponentes del género en cuba de una forma muy ingeniosa, quizás muchos no se hallan percatado. estoy muy de acuerdo con el autor jorge bacallao. Cabe mencionar también que la defensa al género que hace Yoyo en su comentario demuestra que personas muy inteligentes y con conocimientos simpatizan con el reggueton en cuestión, nadie niega que es una música pegajosa pero de ahí a llegar a tener letras ofensivas, violentas, donde se denigra a la figura femenina por lo general, creo que no hay arte en ello ni mérito alguno. Y aquí van mi top 3
…Se me parte la tuba en 2 se me parte la tuba en 3 cuando te coja te voy a dar 3 de azúcar y 2 de café…
….Tucu taca yo lo toco con un palo y una lata….
Y no se si habrán escuchado el clásico: kanllacanllancanllancan prendioooohhh…..

Jajajajajaja…. Me quedo sin comentarios. Pa´ qué decirte, tú sabes!!!! 😀

A mí me gusta el reguetón, pero con muchas limitaciones. Por ejemplo, creo que le hace bien a una fiesta, pero como para un ratico, tampoco todo el tiempo. También he pensado en ocasiones (y sin intención de ofender a nadie), que si las letras se ponen complicadas sería muy difícil encontrar seguidores, por lo complejo que se volvería memorizarlas. El artículo genial, me encantó…

Johnnier

7 octubre, 2016

Acuerdate q cualquier espresion artistica es reflejo de la manera de pensar y de vivir de los q la producen y musica es sinonimo de diversion, entretenimiento. Criticar el regueton equivale a criticar todo un gran sector de la sociedad q baila y se divierte con el. Sigue tu oyendo a mozart y esas pendejadas…

Muy, muy bueno !!!

Iwo Rivera

7 octubre, 2016

Es la cultura del blin-blin …. la chatarra que pretende ser joya…la esencia barata (en vez de perfume) … Eso es … y en nuestra Cubita la están comsumiento muuuuucha gente, por todos los barrios, edades y géneros. Es lo que hay.

Quisiera comenzar con decir que es muy buen articulo.
No niego que en el genero del reggaeton hay puntos claves que contaminan a nivel mundial,
Pero tambien habemos otros que luchamos a diario por hacer buena musica ante opiniones sin fundamentos y criticas sociales por una mala imagen del reggaeton a nivel social y cultural.
Soy compocitor y chileno y como dije anteriormente trabajo a diario por hacer buena musica y sin una “plantilla” anterior.
Trabajo con conceptos veridicos
De interes social y vivencias personales,respeto cada punto de vista y opinion siempre con respeto solo escribo para hacerles saber que los que queremos progresar en esto y ser altavoces de la desigualdad y las verdad no estamos dormidos.
Muy buen articulo.
Saludos.

Señores. Reggaeton no. Música chatarra. Todos elevan el género a otro nivel. Coño cuando carajos va a caer para ver si los aplastan. Antes . Y yo no soy tan viejo. Antes se escuchaban diferentes géneros musicales y ninguno aplastaba al otro. Esto sucede, no por qué este género tenga mejor calidad que los otros . Esto pasa gracias a las disquera y promotores que por hacer dinero no les interesa destruir la diversidad de ritmos y géneros que gozó por décadas la música en español. Para mí esto lo único que demuestra es la mediocridad de los medios de difusión en nuestra lengua. Gracias a dios esto no ocurre en la música anglo . La diferencia para mí es muy sencilla. Somos inferiores en cuanto a música se refiere y si quieren agréguele muchísimas cosas más en las que no les llegamos ni al tobillo. Muy buen artículo. 100% de acuerdo.

Yo creo que un artículo así tiene tanto derecho, en tanto expresión de su autor, a ser público como del que goza el reggaeton. Los aludidos responden con sofismas como los de Yoyo que a mi juicio agrde el criterio del autor a modo de catarsis. La sencillez no es lo de Yoyo, rebusca en sus arsenal cognitivo para terminar comparando la música de Los Beatles con el reggaeton y me recuerda que en tiempos de “la gasolina” se comparaba con el éxito de clásicos como Let it be. El implacable fue juez y todavía hoy se escucha el tema de los muchachos de Liverpool y ya a nadie le gusta la gasolina ahora son los “shaky”. Como si fueran pocos los acertados argumentos del autor el amigo Yoyo agrega que es un producto más en función de las necesidades de quienes lo consumen como si la droga no lo fuera y además como si el fin justificara los medios. Igual nadie habla aquí del derecho a ser ” producido” o “consumido”. Todos tienen el derecho de ofenderse incluso si les place, se vale todo hasta pedir que los maltraten por caridad como Foto en su ” Delirium Tremens”. Ahora hay que respetar el derecho a oponerse incluso a que exista como legítimo ejercicio de la voluntad y expresión libre. Pero pasa que nadie se opuso, sólo lo describieron en el artículo de acuerdo a la subjetividad del autor y pum, resultó este siendo un pretencioso. La continencia ya estamos de acuerdo que no es un valor propio del reggaeton. Yo por mi parte le deseo larga vida, pero lejos de mí. Felicito al autor del artículo. Saludos.

Adrián

7 octubre, 2016

Frases como:
“hacerte la dura pero yo te ablando”.(ideal para un comercial de la olla de presión Midea)
“dejame meterte el palo en la fogata” (posible delito de piromanía forestal)
“a ti lo que te duele es la picazón conmigo”..ideal como himno de piojo..
Pero lo mejor de todo, es que cuando ponen esa música en una bailable universitaria..NADIE, absolutamente NADIE, baila. La otra cara del desastre, es que cuando ponen un casino, TAMPOCO.
Y realmente dudo que estos muchachos de ahora, puedan convencer a sus compañeras de sus intenciones amorosas con frases como “…mamá me lo contó”

No se quejen mas, gracias al reggeaton despues que se empezaron a cobrar conciertos en el salon rojo del capri a mas de 50 CUC, a crecido del Producto Interno Bruto de Cuba.

Roberto

7 octubre, 2016

Buen artículo.
Bien pensado y elaborado. Hasta humor tiene.
Yo creí hace años q el regueton no iba a perdurar, pero ahí está, saludable,así q tenemos q aprender a convivir cn él.
Y mi frase reguetonera favorita es “nos cogimos la fiesta pa nosotros……”

Maria Lopez

7 octubre, 2016

Como diria un gran amigo: La persona que diga que reggaeton es arte,es musica esta mas perdido que una chiva en un corte de lechuga.

Señores, no sean tan básicos, yo me sssssssiento aludido porque se ofendió a mi música favorita o algo así, por favor, como he mencionado antes para mí la música es un bien que consumes según te apetezca y ya, yo creo que el regueton funciona para más de una cosa es un producto que tienes ahí en el mercado como mismo tienes un paquete de macarrones que compras porque ese día te dio la gana de hacer pasta, al otro día necesitas relajarte y escuchas Enya o Sepultura y al otro vas hacer ejercicios y pones Eye of the Tiger 😉 , *de cualquier manera eso de juzgar a alguien por la música que prefiere escuchar me parece una anormalidad*. Ahora, la contraria que le llevo al artículo es por los argumentos que utiliza; que si Mozart… Mozart fue comercial y populista y le encantaba a los “incultos” de la época, que si la tiradera, eso existe en todas las esferas, sabina y Páez, Silvio y Pablo, Lennon y McCartney… Y fuera de la música también y en el equipo de fútbol de tu barrio también, donde quiera que haya competencia… Que si la edición y efectos, la mayoría de las canciones de sabina tienen una voz de mujer detrás para que resbale más la voz rasgada…. Si este artículo hubiera criticado no sé el jazz de esa misma manera yo tendría una opinión igual. Pero lo que realmente me molesta es la crítica en plan esto es una mierda y yo soy muy cool porque no me gusta, porque no sigo la corriente, porque voy a contracorriente con un grupo de miles que sumandonos creamos nuestra propia corriente de “inadaptados” entonces al final terminas siendo lo mismo… Es que tal parece que lees y solo te llevas la idea general “regueton = mierda = jaja soy cool por no gustarme”, dediquen 1min a analizar si realmente están de acuerdo con esa idea general y pueden estarlo y no pasa nada, pero una vez más los argumentos en los que se sostiene el artículo son desarmables total.

Gilberto

7 octubre, 2016

Espero perdonen la ausencia de tildes en mi texto…

Muy buen articulo. Respeto su forma de pensar en un 150%. Ahora bien, acaso alguien ha leido la entrevista que se le hizo al ilustre Amaury Perez por OnCuba??? Pues los incito a leerla y de paso que lean lo que dice con respecto al tema que grabo con Yomil y El Dany. Les va a sorprender que, dicho por el mimo Amaury, el Maestro Juan Manuel Ceruto, que por cierto, es como el rey Midas en la produccion musical, no tenia idea de como lograr recrear el estigmatizado reggeton por tanto le pidiero al duo que llevaran a su DJ Productor para que se encargara de ese asunto.
La mayor fuerza a este genero musical, o a esta expresion urbana, o como le quieran llamar, al menos en Cuba fue en extremo potenciada por la censura de las instituciones. Que en sus inicios fue vulgar??? Cierto! Que algunos “exponentes del genero” siguen igual de vulgares??? Cierto!
Ahora bien… Que institucion de la musica en la isla tiene moral suficiente como para decir que Gente de Zona o Los 4 son el orgullo del genero urbano en Cuba??? NINGUNA!!! El privilegio de compartir el exito merecido de estas agrupaciones es excusivo para el pueblo cubano y no para las instituciones de la isla que han estigmatizado y tratado de mutilar a toda costa el dichoso reggeton. Primero le pronosticaron la muerte en un bienio, luego a un trienio, y a un quinquenio y ahora pues… a gozarlo que esto es pa’ rato! No? Si hubieran buscado la manera de integrarlo al abanico cultural de una nacion tan musical como la nuestra, no se hubieran dado lamentables casos como el de Elvis Manuel, o mas reciente el de El Micha. Con respecto a este ultimo no voy a abundar en detalles pero la raiz del problema va de la mano de un contrato con una empresa promotora extranjera, porque lamentablemente El Micha no pertenece a ninguna de las agencias musicales de Cuba. Entonces que pasa con eso??? Que la exclsion de las instituciones para con los artistas urbanos lo pone en extremo vulnerables a cualquier contrato “prometedor”. Luego vienen estos supuestos empresarios y nos hacen conocer a nuestros artistas urbanos casi que por carambola. Hubo un congreso de la UNEAC en que el Maestro Frank Fernadez dijo que si Bethoven hubiera sido de esta epoca seguro hubiera hecho reggeton. Esto no me lo estoy inventando!!! Eso salio hasta por el noticiero!!! Acaso no ha sido vulgar y chavacana alguna que otra agupacion de salsa o timba en Cuba??? No han habido VARIAS orquestas que fueron, sobre todo en los ’90, desaparecidas temporalmente del panorama por incitacion a la violencia??? Entonces…???
Con respecto a la falta de conocimiento musical… Discrepo. No te voy a decir que tienen un vasto conocimiento de teoria, armonia, solfeo y composicion… Pero en otro lado, no solo componen, sino que con una inimaginable escaces de recursos tecnicos ponen a bailar a un pueblo. Yo quisiera que cualquiera de los productores de reggeton en Cuba tuviera la mitad de la tecnologia que tienen los productores de Puerto Rico… En un tono “reguetoneril” te digo que de seguro no fueran solo los hermanos boricuas los que estuvieran “repartiendo el bacalao” porque en Cuba hay un talento que le “ronca” y le “traquetea”.
Toda corriente cultural parte de una necesidad de un creador o sector determinado de expresar su realidad y su manera de ver el mundo. Pienso que la solucion no es marginar y caminar sobre lo trillado y seguir “tirandole” al reggeton y a sus exponentes. Lo que hay que hacer es darle la oportunidad a los que lo hacen de superarse mas. Que se hagan cursos de sonido, produccion musical y de todas las cuestiones propias de la tecnologia en funcion de la musica accesibles para todo el que este interesado y que no sea solo un selecto gurpo de allegados a las instituciones los que acceden a esas opciones, que revivan los cursos de musica para trabajadores para que se integre a ese programa todo el que quiera, que quien(es) tenga(n) que hacerlo cree(n) los accesos a la adquisicioon de tecnologia para producir musica de forma individual con mejores estandares de calidad. Como mismo hay ferreterias y ducerias pueden haber tiendas en las que se le vendan a los que estan dentro de la isla todo lo que necesiten para producir su musica. Desde libros y softwares para su autopreparacion hasta interfaces de audio, microfonos de condensador, monitores de estudio y todo lo demas que haga falta. Al final el que gana con eso es el pais y no el empresario oportunista que nos roba el talento por contratos que a veces da hasta pena leerlos porque son una total falta de respeto para cualquiera por poco que sea su nivel cultural. Por experiencia se sabe que lo prohibido resulta tentador. Parece que hay que recordar como se conocio en Cuba toda la musica de The Beatles o Willy Chirino, por citar solo dos casos… Por si acaso y para que el que no lo sepa lo conozca: “FUERON IMPULSADAS A LA CURIOSIDAD DE LA GENTE POR LA CENSURA ESTABLECIDA”

En una sociedad basada en consumismos, necesitamos artículos como este, que se diga bien claro lo que es el reggeaton: un fenómeno de masa que ha venido sumir a gran parte de la sociedad actual en un estado de marginación absoluto. Hasta cuando los medios masivos seguirán bombardeandonos con este género plagado de vulgaridades?

Los reguetoneros no existirían sin las grandes masas que lo consumen. Es un negocio de masas cómo cualquier otro que te permite ganar mucho dinero solo porque muchos lo consumen. Vale la crítica pero me gustaría ver críticas a otros negocios como la pornografia, el juego, etc que generan muchísimo más dinero que el reggaeton pero sus empresarios y dueños no son tan visibles. El reggaeton es la música del desparpajo, de la expresión directa hecha por y para las masas populares. Hay que tener mucho talento para ser Calle 13. El resto “tirara” con lo que puede, pero sobre todo con lo que resuena el la calle.

Twisted Sister

8 octubre, 2016

Sigo diciendo que el reggaeton es la claria de la música cubana. Esa cosa, que no se le puede llamar música no ha echo más que destrozar el ecosistema cultural de la música cubana.

Estimado amigo ,más horrores le dijeron a los Rolling Stones por muchas de sus canciones y su forma de hacer música y ahí siguen….Y hasta los que los fustigaron ” Aquí ” le tiraron la alfombra roja cuando vinieron . Cada música ó estilo tiene sus códigos y su público y , mucho más en estos tiempos que vivimos. Rece y ponga una vela porque a Cuba no llegue un estilo que se llama ” DEMBOW ” y que está acabando por allá abajo en Puerto Rico y Santo Domingo ,seguro que el Reguetón le va a parecer cosa de Mozart y para terminar aquí le mando un ” corito ” reguetonero que escuché a uno de los más famosos del patio…” AHHHH a raka raka haste la vampira dale y métete la estaca..No me negará que dentro de todo es genial, e ilustrativo…jajajajaaja .Que cada cual ” luche su yuca ” .

Cinthya

8 octubre, 2016

Admirable articulo!!! sobre todo por los inteligentes toques humoristicos que le pones. Espero el proximo.

Muy real . Eso no es arte.pero. como dijo alguien.denle pan y circo.alas masas. Y funciona.

Edwin Casanova

9 octubre, 2016

No entiendo cómo alguien que empieza diciendo que no le gusta la música clásica la utiliza luego como argumento, eso es pura ligereza y superficialidad, ¿o crees que haber hecho antes la aclaración te salva? En lo que concuerdo contigo es en que tienes la misma sensibilidad para la música que un mogote de Viñales, no hubiera sido necesario aclararlo al principio, para hablar de arte o, mejor que la guanajería de discutir qué es o no arte en el 2016, de procesos culturales, no hace falta tener tanto conocimiento teórico pero sí sensibilidad e intuición. Creo desde hace más de una década, que el mal del panorama musical cubano no es el Reguetón sino la falta de imaginación, creatividad y riesgo de los músicos cubanos con tan buena formación técnica y teórica, pero demasiado acomodados en sus cánones después del frenazo repentino que tuvo el boom de la timba a finales de los ’90, tan criticada en su momento y reemplazada por los viejitos tranquilos e inofensivos del Buenavista junto a Compay Segundo, como recuerdo leí haber dicho en entrevista al Tosco más o menos así: muy bonito, pero pasado de décadas. También recuerdo que en plena furia ya del Reguetón inquebrantable, hace casi diez años la conga santiaguera de Leyva se volvió un superhit nacional, una mezcla tan rara para el oído promedio cubano no aparecía en el aire desde hacía un tiempito y funcionó a la perfección, lástima que el propio Leyva terminara repitiéndose y no funcionara igual la misma fórmula. En fin, el problema no es hacer añicos a un género y tratar de simplificarlo resaltando simplemente lo que tiene de simple supuestamente, lo difícil es encontrarle y reconocerle lo que tenga de complejo para poder mantenerse o imponerse, salir de los estrechos límites con se mira el arte y no la cultura, de lo que es feo o lindo, adecuado u ofensivo, “inteligente” o no, “creativo” o no, y poder complicarse en la cabeza de uno entre pensamientos y contradicciones de la manera peculiar que solo arte o enredos culturales pueden desatar…. Estamos de acuerdo en qué el Reguetón no es ciencia, ni religión, ni filosofía, ni política, ¿no?

Osmany Alcalde

9 octubre, 2016

En Cuba, este fenómeno “artístico “ ya está ocasionando consecuencias negativas en el entorno musical, y no soy de los que piensa que botar el sofá es la solución, el reggaeton Cubano continúa con vida como una necesidad, consecuencia de disímiles causas, reprimirlo sería peor aún.
Es totalmente normal que existan producciones musicales buenas y malas, pintores buenos y otros pésimos, actores excelentes y actuaciones deplorables, pero como melómano innato, catalogo de desastroso el rumbo artístico que van tomando las cosas en materia de producciones reggaetoneras, que por demás, van liderando el mercado Cubano.
Nuestro país tiene una riquísima tradición melódica, un elevadísimo nivel educacional, unas ganas enormes de avanzar, es difícil obviar estas cosas al escuchar un tema musical autóctono, desde Lecuona hasta Silvio, desde los Van Van hasta Combat Noise. Se impone en mi opinión un análisis que permita determinar las causas que provocan este tipo de consumo, estoy seguro que todas ellas están totalmente fuera del ambiente artístico.

http://cubanflavor.blogspot.com/

“Your comment is awaiting for moderation”, Hay otra vez dos Tony: Yo no escribí este ultimo comentario. (nada en contra), pero no pueden haber dos personas con el mismo nombre en un blog. ¿No han podido resolver el problema? No es tan difícil.

Concuerdo contigo en algunas cosas, en otras no tanto. La musica que escucho asiduamente no es el Reguetton pero reconozco si alguna pieza tiene calidad (ni siquiera todo el Rock es bueno), incluso no estoy de acuerdo lo que dices sobre la calidad musical del “background” el cual obviamente como toda produccion de hoy dia es a traves de máquinas se le incorpore o no instrumentos reales en la grabación. Excelente articulo, sobre todo por lo polémico.

Bacallao resulta algo así como el Ricardo Arjona o el Carlos Varela del humor, esos dos grandes filósofos de la música. Esa capacidad de abordar un tema tan polémico, con tanto cuidado y tanto tacto, es de admirar. Siento envidia, de buen rollo, por no poder expresar mis ideas respecto a este “genero musical” de una manera tan sutil e inofensiva. El reguetón no es más que el resultado de un proceso que se viene fraguando hace mucho mucho tiempo, y que comenzó en el momento en que las canciones dejaron de “marcar épocas” en la música. Ya quedaron atrás aquellos años dorados en que los grandes como The Beatles, Deep Purple, Rolling Stones o el rey Elvis, dispararon su genialidad hasta la cima y quedaron en lo alto por siempre y para siempre. Eso sin hablar de todo el derroche de talento ocurrido en los 70s 80s y 90s, en todos los estilos musicales. También en la música cubana, para que no piensen que estoy yéndome por la tangente, con grandes como Barbarito Diez, el Beny, Perez Prado…, y tantos tantos maestros que se deben estar revolviendo en su tumba cada vez que una “estrella del reguetón” le dedica un “homenaje”. Yo pienso que lo hacen más para ganarse puntos que para rendirle tributo a esas personalidades. El reguetón llegó a ponerle la tapa al pomo al proceso de “desculturización” de la sociedad, no voy a decir cubana, porque esto es una pandemia (y Kola Loka no me dejará mentir) que afecta todo el planeta… con decir que hay japoneses haciendo reguetón… Dios mío. Y para los “defensores” que vengan a hacerse los argumentosos de decir que hasta los Beatles fueron criticados y rechazados al principio, es verdad que lo fueron, todos lo fueron, criticados fuertemente, pero AL PRINCIPIO!!! Cuánto dura el principio del reguetón? Ya ronda los 30 años y sigue siendo considerado una peste, por LOS GRANDES DE LA MUSICA, no me vengan a hablar de los millones de seguidores, a un niño que nace oyendo “eso”, y que en su casa se venera “eso”, no se le puede pedir otra cosa cuando crezca, solo queda rezar para que no haga como sus “ídolos”, y no deje de estudiar en 9no grado (si acaso) y se vaya a buscar fortuna en su “música”. No digo que en el gremio no haya algunos con cerebro, pero que casualidad que terminan cantando con Marc Anthony, Roldán, entre otros y hacen carrera de verdad. Por desgracia da dinero y son cada vez más los que se lanzan a la aventura… Pero que triste es que olviden que somos el país mas culto de América Latina, y que están imitando a los que deberían imitarnos a nosotros, y que en su afán loco lo que están haciendo es degradarse y degradando la cultura y la identidad. Esta es mi opinión, no estoy rebatiéndole nada a nadie, solo estoy aplaudiendo a Bacallao por su genialidad, así que no vengan a hacerse los ubicados, que pa gustos se hicieron los colores y los comprendo porque el que nació pa tamal del cielo le caen las hojas.

Esto lo escribió uun crítico y los invito a leer:
El reggaeton es un género musical que apareció a principios de los 70’s generada por una mezcla de estilos como el reggae en español y el hip-hop. Con el tiempo las letras fueron cambiando y con la aparición de los medios de comunicación, en especial la televisión, se transformó en un instrumento de implantación de valores y generador de conductas, especialmente para los adolescentes. Según Katz (1986) la audiencia está compuesta por personas individuales, las cuales tienen necesidades que separadamente lo cubren. El reggaeton es un claro ejemplo porque los oyentes de este género de música buscan probablemente satisfacer su necesidad de tener movimientos sexuales al momento de bailar con su pareja. Otra de sus búsquedas se vinculan con el hecho de sentirse acompañados, tratar de escapar de la realidad o de alguna situación problemática que estén viviendo. Se trata así de una búsqueda ligada a encontrar emociones que no pasan en su vida cotidiana, reafirmando su personalidad y buscando tener seguridad, confianza y autoestima.
Gran parte de estos sentimientos son encontrados por los adolescentes en las letras de estas canciones o identificándose con los líderes de estos grupos musicales.
El reggaeton es uno de los géneros que por sus contenidos sexuales, hablan sobre conusmo, dinero, menosprecian a la mujer a tal punto que la ven como esclava de sus movimientos y como objeto sexual. Se debe tomar en cuenta que los jóvenes pasan por alto los temas sexuales pero eso no quiere decir que no se vean influenciados por las letras. Los adolescentes son los más propensos al las influencias, no solo del reggaeton sino también de los medios de comunicación en general; porque su personalidad se basa en elementos como la forma de vestir, de hablar, sus gustos musicales y la posesión de objetos materiales que coinciden con los de sus amigos. De esta manera forman grupos que tienen los mismos gustos y a partir de allí va a depender como se conformará su conducta, valores e identidad.
Según Lazarsfeld, los líderes de opinión son los que influencian a las audiencia pero no a los medios de comunicación y son los responsables de causar los efectos en las audiencias.
De acuerdo con Mc Quail (1996), la audiencia es heterogénea , dispersa, sin organización y manipulable. Algunas de las personas que escuchan este género no solo lo hacen porque les gusta, sino en realidad lo hacen porque se dejan llevar por la moda que se ha impuesto. Pierden su sentido crítico ya que la sociedad siempre se ha dejado llevar por estereotipos impuestos, son individuos que se dejan llevar en masa ya que son muy influenciables y sólo los ven como consumidores.

es un fenomeno ,un boom es la lirica decadente aprovada por muchos jovenes , donde los ritmos son su principal arma y los nuevos esponentes del genero alimentan por que es la formula del triunfo sin embargo para triunfar internacionalmente no funciona tal es el caso de gente de zona, jacob forever , el micha que tuvieron que dar un giro

La Aldea

11 octubre, 2016

http://www.perfiles.cult.cu/article.php?article_id=365

Lo de arriba es un link de un sitio donde está ubicado un texto del desaparecido musicólogo Danilo Orozco, a propósito del eternamente denostado reguetón. No acabamos de entender los procesos caribeños, ni el concepto de sampleo, ni de beat, background. Eso sí: ya este género musical cuenta con premios grammys… evidentemente, como bien dice el autor, hay que estudiarlo a profundidad. Algo tiene…

El problema con el género no es que existan canciones de mala calidad: eso es normal para todos los géneros la mayoría de las canciones de un genero son mediocres, muchas de mala calidad y una minoría significativa son de buena y solo un puñado son excelsas así es la vida. El problema con el reggaetón es que en él la ecuación es más una aplastante y avasalladora mayoría son terribles , una minoría son mediocres y algunas pocas son buenas. Yo siempre he desconfiado de un genero sin clásicos y el reggaetón es tal en el no hay canciones que marquen épocas o generaciones, o discos perfectos esos que muy pocos logran, no ,hay canciones viejas que traen buenos recuerdos con suerte pero que si se las pones a los mismos que las adoraron en una fiesta te abuchean a no ser que se te pongan nostálgicos lo que además no les da ni para dos canciones. El reggaetón no tiene temas inmortales (inmorales le sobran)pero lo más terrible es que los consumidores lejos de discriminar lo malo y quedarse con lo bueno se aferran a las mas malas: si no tiene misoginia, violencia, chabacanería, a un troglodita diciendo que él es el ´´líder del genero´´ y de paso retando a otros muy indeterminados trogloditas a rebatirlo sencillamente no es buena. Los temas de éxito del reggaetón son por orden de prestigio: mi mismo, la fiesta, el dinero y ciudadanas muy interesadas en reguetoneros, o dinero (que es lo mismo .al menos en sus mentes) con movimientos kamasutricos en el bailar , vestimenta que enorgullecería a una de nuestras valientes trabajadoras del GATI(grupo de apoyo al turismo internacional) de las que conocen el malecón mejor que Eusebio , menos tabúes sexuales que Hugh Hefner , menos moral que Belcebú y menos celebro que Trump. Agrega un par de bravuconadas , tira frasecitas cheas con acento puertorriqueño, llama papi a todo bicho viviente y ya e´ta manual para triunfar en el reggaetón. Eso si yo revisaría a la baja la cuota de mercado que le asignas a el género: pues es medianamente popular el América latina , mucho en puerto rico y en zonas latinas de EEUU, en Europa es una curiosidad en el mejor de los casos y el resto del mundo solo ha escuchado un puñado de canciones como mucho nada que dudo que muchos japoneses lo conozcan. Cuba es como siempre la excepción, así mientras en su borincana patria se disputa la primacía con otros géneros en esta islota del Caribe(que tenemos más de 110000 km cuadrados que no es poca cosa) es el género nacional sin rivales serios.

Solo quiero decirle a la ALdea que los Grammys no son símbolos de calidad sino de cantidad, se dan por cantidades de discos vendidos y reproducciones en medios masivos…sorry

Gaborrama

12 octubre, 2016

Ejehmmm a ver, estás muy confundido brother: lee La cultura popular en la edad media, el contexto de Francois Rabelais, de Bajtin. Lee luego Gargantúa y Pantagruel, La Celestina y a todo Bukowski, todo eso hará que la locura de Westeros parezca un peluche. Luego lee algo de los géneros literarios y la variación del canon. Luego busca algún disco de Tupac, JaRule, DMX, Snoop Dogg y pay close attention to the beat. Ridin Dirty de Chamillionaire no está mal tampoco. De ahí si quieres ve hasta Frank Sinatra, Etta James o Louis Armstrong. O no. El reggaeton no debe apreciarse según los mismos estándares con que se aprecia la música clásica. Eso sería como cortar un lirio con un bulldozer.

Carlos Varela y Ricardo Arjona están sobrevalorados. Punto. Esto es muy fuerte papi, esto está a otro nivel.

Estuve a punto de poner un comentario pero de repente pensé: “yo que c…. hago hablando de reguetón, con lo interesante que es la vida”

maravilloso texto, tú sabes!!!

Quiza este amigo panfletario del dogma es demasiado joven intelectualmente como para atinar el acomodo entre una prosa formalmente distinguida- un guiño, me gusta como escribes- con el caldo: contenido. A leer mas y a vivir otro tanto… Estas maria’o mi consoLte 😉

Excelente articulo!!!!!!!!

Ben Oliver

13 octubre, 2016

El reggaeton es,el soundtrack de la decadencia social que se vive en la actualidad. Es el género que se necesita consumir para estar a tono con la ya tan manida crisis de valores que ha tocado fondo e irremediablemente es una tendencia bastante irreversible.

Buenísimo artículo, Bacallao, como siempre! Ya no sé si reirme o llorar.

mercedes vargas rodriguez

13 octubre, 2016

muyy buen articulo,admiro mucho tus reflexiones,verdaderamente creo ke al contrario de morir esta mas ke vivo y orita hasta inmortalizado,porke al parecer cada vez somos menos las personas que tenemos sentido comun y sabemos apreciar la buena musica,esta sociedad actual esta cada vez menos sensible y mas corrompida y por desgracia a este tipo de personas es que van dirigidas todas esas canciones

el regueton esta destruyendo la cultura cubana,pero es tolerado por las autoridades de cultura por las enormes ganancias que le reporta.no importa que acabe con los buenos valores y las buenas costumbres de los cubanos.lo importante es hacer dinero a toda costa.que bajo ha caido la sociedad cubana

Creo que debo señalarte una pequeña contradicción en este EXCELENTE ESCRITO: el reguetón no es arte, luego, los “reguetones” no deben ser refereidos como canciones. Creo también que esto es una manifestación de la pobreza espiritual a que a sido avocada la sociedad cubana y cuando digo esto me refiero a mayoría, no a una élite que consume y produce VERDADERO ARTE. Leerse “El 71, anatomía de una crisis” de Jorge Fornet para entender como la masividad del arte como política revolucionaria y la censura oculta pero presente ha provocado una degradación importante. Por otro lado, lamentablemente el reguetón ya es un fenómeno latinoamericano y no exclusivo de Cuba. NO CONFUNDIR LO POPULAR CON LO MARGINAL creo que AQUÍ es una de las premisas que se ha pasado por alto a nivel estatal.

Es popular, Baca, y por si fuera poco bailable … dos características que no tienen ni la zanahoria ni la música clásica … Postdata (para que no me vayan a linchar) no me disgusta el reguetón, prefiero la música clásica y, sí, me encanta la zanahoria

De que eso no es música, no hay que ir a la escuela para darse cuenta. Lo preocupante es la cantidad de seguidores. Yo veo gente que se sabe las letras (?) y todo!! Y es preocupante porque es un indicio de lo mal que va la sociedad, de cuanto poco cerebro hay como para tener la discografía de algun reguetonero… por favor! Una cosa es bailarlo porque tiene su tumbao’ y otra admirarlo como música.

Wolfgang Amadeus Mozart

15 octubre, 2016

Yoyo,
Te escribe Mozart desde el más allá. Vi que me tildaste de comercial y populista y quisiera recordarte que fui un niño prodigio que a los 5 anos interpretaba obras de la mas alta complejidad y que dejé como legado a la humanidad varias creaciones maestras. Pregunto: Conoces tú algún tema de reguetón considerado obra maestra o algún reguetonero no ya niño, sino adulto prodigio? Vi además que dices que la música de mis amigos los Beatles era facilita. Yoyo, la manera de hacer música y producirla como se hace hoy en día, se debe a ellos.
Lo que sí no veo por ninguna parte es que digas nada del argumento fundamental del autor, que es la falta de valores y la banalidad explícita en la inmensa mayoría de los temas de reguetón. Dime algo de eso Yoyo, o debería decirte: Tu ricaperry!

Amablemente, tu amigo Mozart

Psss

pablo hernandez

16 octubre, 2016

Yo estoy muy de acuerdo con este criterio, y se muy bien que no es musica, pero, cual es el ataque no de una persona, sino de muchisimas personas al genero, si en realidad ÉL no fue el primero que destruyó la musica, pues somos olvidadizos o hay algun mal de fondo, pues el RAP y otras variantes que nos llegaron Sajonamente, nunca ha tenido el ataque con que ha contado el REGUETTON, tenemos el caso de EMINEM, nunca ha sido criticado por su genero, ni ninguno de los que a ese genero pertenecen y llevan mucho mas tiempo en la difusion, no creo que sea un problema racial pues ese genero tiene estrellas mundiales, de todas las razas, pero he leido muchos articulos en contra del genero y lo que mas me sorprende, es que pertenecen a latinos, quisiera ver escritos en contra del RAP que es la misma cosa, con dos acordes musicales de fondo, lo unico es que sus estrellas son anglosajonas, salvo muy pocas excepciones, como PITBULL, CALLE TRECE, el otrora Capitan, y otros que duraron menos en las preferencias por diversas razones. Repito, no es canto, no hay melodia, es una forma de declamar de los marginales, que igual que los raperos tuvieron una via de escape, ahora bien, si hay que atacar es a las disqueras que por no tener personas dentro de ellas que hayan estudiado y tengan oido para la musica, hacen posible que est suceda. Voy a extenderme, solo los reguetoneros no son malos, todas las estrellas latinas mundiales hay que ponerlas en ese mismo costal, pues son los cantantes mas malos del orbe, y los que buscan, por cara, cuerpo, sea mujer u hombre, no voy a porner ejemplos pero si la persona que hizo este escrito sabe musica o tiene oido para ella se dara cuenta si solamente escucha a los buenos cantantes anglosajones y oye las contrpartes latinas, pues aunque se paren al lado de las otras, en cuanto abren la boca uno se da cuenta la diferencia que es abismal, aunque existen en America Latina talentos que estan muy pór encima de los figurones que representan nuestra area, y no pueden llegar a nada, por la PAYOLA, por RACISMO, por ser POBRE, por el FISICO, esto es lo que ocurre en America Latina. No la agarremos con estos reguetoneros, hagamos un TODO INCLUIDO y verán que a ciencias ciertas todo lo que tenemos, o el 99% en nuestra America Lartina, representando al mundo, vale para torticass de maiz.

orkalndo

16 octubre, 2016

Muy importante y cierto todo lo dicho sobre el regueton pero donde esta fuerza d ese movimiento,,en la divulgacion y difusion d los medios o sea la radio y la TV tambien en los q contratan para las fiestas y disfrutes d la poblacion qa veses pagan grandes cifras d dinero a 3 personas con una maquina y las buenas agrupaciones d nuestra musica Cubana en ocaciones reciben un pago inferior y no se le da el valor q realmente merecen

Juan Carlos

16 octubre, 2016

Excelente artículo, lo disfruté mucho. El regueton tiene su fórmula, y parte de esta fórmula es el alarde. Más que exaltarse a si mismo el intérprete, creo que frases como “Díganle a las croquetas que llegó el cake de la fiesta”, la gente se las coge para él mismo.

Un aburrido

19 enero, 2017

canela en rama esto papu

juan carlos

25 abril, 2017

lo siento por sus detractores pero el reggeton es la musica o el genero mas laureado de cuba en todos los tiempos

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

[mc4wp_form id="83321"]

Publicidad

La carta bajo la manga

La caricatura