Inédito: Estados Unidos se abstiene en la votación sobre bloqueo a Cuba

Estados Unidos por primera vez se abstiene en la votación sobre el embargo / bloqueo a Cuba en la ONU. La embajadora estadounidense ante Naciones Unidas, Samantha Power, dijo que: “Siempre hemos votado en contra, hoy Estados Unidos se abstiene”. Power reiteró la voluntad de cambiar las relaciones entre Washington y La Habana.

El resultado de la votación fue de 191 países a favor del informe presentado por Cuba ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, 2 abstenciones (Estados Unidos e Israel) y ningún voto en contra.

“Ha tomado 24 años la rectificación del voto de los EEUU en esta sala. Han sido 24 años de aislamiento y fracaso, y 58 años de resistencia heroica de Cuba. Eso es lo que está ocurriendo. Pienso en este momento en mi pueblo, en Fidel y Raúl, en los jóvenes cubanos protagonistas de esta lucha heroica”, dijo Bruno Rodríguez, canciller cubano.

Ben Rhodes, asesor del presidente Obama y persona clave en las negociaciones entre el gobierno de Estados Unidos y el cubano, tuiteó que “no hay razón para que votemos en defensa de una política fallida a la que nos oponemos”.

De acuerdo con Carlos Alzugaray, ex diplomático cubano y analista político, se trata de “un día histórico por dos cosas: una vez más por vigésimo quinta vez consecutiva la comunidad internacional vota –esta vez unánimemente– por el levantamiento del bloqueo; pero lo más importante es la sorpresiva abstención de Estados Unidos y, sobre todo, el discurso de la embajadora Samantha Powers. Reconocimientos a ella y al presidente Obama. Si alguien dudaba de la sinceridad de su Gobierno en cuanto a su oposición al bloqueo, ahora no hay espacio para esas dudas”.

La embajadora estadounidense dijo ante la Asamblea General: “Queremos ser de los primeros en reconocer, como dicen nuestros homólogos, que nuestra historia tiene razones importantes de colaboración y reconocemos los esfuerzos y el empeño del gobierno cubano por lograr la equidad entre niños y niñas en su país, y otras acciones encaminadas a mejorar la vida de los cubanos en la Isla”.

Aludió a lo que presentara como “un ejemplo conmovedor” para mencionar que “en 2014 nos enfrentamos a la peor epidemia de Ébola. La acción de la comunidad internacional fue lenta, y el presidente Obama envió 3,000 efectivos militares a combatir. Otro país que dio el paso fue Cuba, que envió una enorme cantidad de médicos para luchar contra el Ébola, un esfuerzo extraordinario para un país de solamente 11 millones de habitantes”, precisó.

Sin embargo, Power insitió en el argumento de la legalidad del bloqueo, diciendo que “todas las acciones de Estados Unidos en cuanto a Cuba han sido y son conformes a la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional”.

Apuntó también que “como dijo el presidente Obama en La Habana, reconocemos que el futuro de la Isla está en manos de los cubanos. En los casi dos años en que el presidente indicara el cambio en nuestro enfoque hemos enmendado los reglamentos que implementan el embargo en seis oportunidades”.

La parte cubana, representada por Bruno Rodríguez, recordó que muchas de estas medidas “no podrán implementarse a menos que se adopten otras que finalmente permitan a Cuba exportar e importar libremente productos y servicios hacia o desde Estados Unidos; utilizar el dólar estadounidense en sus transacciones financieras internacionales y operar cuentas en esa moneda en bancos de terceros países; así como tener acceso a créditos y financiamientos de entidades privadas y de las instituciones financieras internacionales”.

Por su parte, Arturo López-Levy, cubano residente en EE.UU. y profesor de política y relaciones internacionales en la Universidad de Texas-Rio Grande Valley, también comparte con OnCuba su criterio sobre la noticia:

El voto de abstencion de EE.UU. e Israel tiene el importante simbolismo de que ningún Estado en ninguna parte del mundo con ningún argumento defiende la politica de bloqueo contra Cuba. Es una señal de nuevos tiempos en los que un ambiente internacional mas amigable a reformas y ampliación de libertades en Cuba se confirma. Es tambien una confirmacion de la victoria de la resistencia del nacionalismo cubano por siglo y medio contra políticas norteamericanas de corte intervencionista.

Para Cuba y EE.UU. el reto ahora es construir relaciones normales entre ambos Estados y sociedades, en concordancia con las normas del derecho internacional.

Para Cuba e Israel también esta la tarea de mejorar sus relaciones diplomáticas. El voto israelí de abstención elimina una de las principales críticas cubanas a la diplomacia del estado hebreo y debe abrir espacios para un nuevo diálogo entre los dos Estados. Discrepancias en el plano multilateral y alianzas diplomáticas no deben ser un obstáculo para la promoción de los respectivos intereses nacionales.

Israel y Cuba tienen ambos vibrantes comunidades científicas, culturales y educacionales. La población cubana más grande en Oriente Medio vive en Israel, dada la más reciente emigración de judíos cubanos a ese país. Hay también importante interés en la comunidad de negocios israelí sobre las reformas en Cuba. Es tiempo por lo menos de establecer relaciones consulares entre los dos países.

“La abstención de Israel nos alegra mucho. Está claro que no tiene sentido votar a favor de una política caduca. Pero es muy bueno se dieran estos pasos que favorecerá en algún momento el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba e Israel. Como judíos y como cubanos, con amor por ambas naciones, es nuestro mayor anhelo que un día no lejano ambos países reanuden sus relaciones. Será de mucho beneficio social. Los primeros pasos están dados. Que Dios y la voluntad del hombre ayuden en estas cuestiones”, dijo a OnCuba el Vicepresidente de la Comunidad Hebrea de Cuba, David Prinstein.

Separador 02

Así comentaba el hecho en Facebook Sergio Alejandro Gómez, Jefe de la Redacción Internacional del periódico Granma.

Jorge Legañoa, subdirector de la Agencia Cubana de Noticias, compartió una infografía que muestra cómo ha evolucionado el apoyo a la resolución presentada por Cuba ante la ONU desde 1992.

Artículos Relacionados

Comentarios

Perfectamente apropiado y legal. Lo mismo diría con la entrada al Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y otras instituciones financieras. La Torrichelli lo que dice es que el representante de Estados Unidos no puede votar a favor. no que no se pueda abstener. Una votación de abstención en esos organismo seria técnicamente legal Es mas, el representante de USA podría antes de la votación levantarse, ( ir al baño ) y regresar después de la votación. No tendría ni que votar.

Sabían ustedes que el gobierno cubano puede negociar perfectamente con los Indios Americanos en estos momentos. Las limitaciones son para aquellas personas y empresas que están bajo la Jurisdicción de EEUU. Los territorios de los nativos americanos no lo están.

delarosa

27 octubre, 2016

Tony,yo estoy en contra del bloqueo,que creo algun dia desaparesera y que no es tan grande como lo ponen,,pero cuando lo quiten Cuba tendra que negociar de tu a tu con los americanos,muchos creen que vendiendo unos tabacos y unas cajas de ron resolveran el problema,muchos creen que vendran creditos de todos los tamaños,y muchos diran que hacen falta otros 50 años para cumplir lo prometido.

Ese cambio de postura no implica para nada un cambio en la práctica, el bloqueo es real y continúa incluso despues de este giro. El POTUS tiene facultades para reducir el boqueo casi a cero mediante la firma de licencias presidenciales, porque esta claro que como ley le corresponde al Parlamento su derogación o no. Este movimiento además de agitar los medios en la práctica no mejora la situación del pueblo de Cuba.

De acuerdo delarosa.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Nubes

La caricatura