Encuesta: Estadounidenses creen beneficiar al pueblo cubano

El 86 por ciento de una muestra de viajeros de Estados Unidos cree que sus visitas y negocios en Cuba benefician a los ciudadanos cubanos. Así lo revela una encuesta realizada por la compañía Public Opinion Strategies para Cuban Educational Travel, proveedor de intercambios educativos y persona a persona para los norteamericanos en la Isla.

El estudio, realizado entre el 6 y el 15 de marzo, contempló el criterio de 204 estadounidenses que visitaron Cuba en los últimos meses, con resultados de un margen de error inferior al 7 por ciento.

 

Los encuestados, que viajaron dentro de una de las doce categorías autorizadas por el gobierno de su país, dijeron que sus actividades en la Isla apoyaron el desarrollo del sector privado cubano.

El 76 por ciento de los viajeros dijo haberse hospedado en casas particulares al menos en una parte de su estancia en Cuba, mientras el 85 por ciento dijo haber contratado taxis privados y el 86 compró artesanías, discos y obras de arte a vendedores independientes.

Además, el 99 por ciento afirmó haber consumido en cafeterías, bares y restaurantes particulares, y un número significativo notó diferencias que favorecieron a los establecimientos privados sobre los estatales.

Los encuestados aseguran haber dado apoyo económico también a trabajadores estatales y las familias, y haber intercambiado con los cubanos sobre diferentes temas históricos y de actualidad. Más del 80 por ciento de ellos entró a un hogar de la Isla.

El 82 por ciento de los viajeros dieron propina a algún empleado de los hoteles estatales donde se hospedaron, mientras el 49 por ciento hizo una donación monetaria o material a un programa comunitario, a una familia o a un cubano en particular.

El diálogo con empresarios y emprendedores estuvo entre los intereses de los visitantes, en particular los más jóvenes. El 82 por ciento de los hombres y el 79 por ciento de las mujeres entre 18 y 55 años dijo haber participado en conversaciones con representantes del sector privado de la Isla. Los temas más abordados fueron los precios, suministros, abastecimientos y otros elementos del mercado, no así las oportunidades de inversión.

 

En cuanto a Internet y la tecnología, también sobresalen los de menos edad.

Para Cuba Educational Travel los resultados de la encuesta son claros: los visitantes estadounidenses están intercambiando directamente con los cubanos, mostrándole su visión sobre diversos temas y consumiendo los productos y servicios que ofrece el creciente sector privado de la Isla. Por esto, consideran que la administración Trump debería mantener y ampliar la política actual con respecto a los viajes de los estadounidenses a Cuba.

El escenario actual está signado por la incertidumbre luego de que el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, reconociera en febrero que la política de Estados Unidos hacia Cuba se encuentra bajo “revisión completa”. No obstante, el interés de los estadounidenses por viajar a la Isla no ha disminuido.

Otra encuesta, realizada por Travel Leaders Group, reveló que hasta mediados de febrero cerca del 22 por ciento de sus agencias enfocadas en viajes de ocio ya habían realizado reservas para Cuba en 2017. El grupo, considerado el líder en viajes de América del Norte, aseguró entonces que más del 59 por ciento de las agencias confirmaron el interés de sus clientes ​​en visitar la Isla este año.

En intercambio con OnCuba, Collin Laverty, fundador de Cuba Educational Travel, comentó que “el aumento de los viajes está ayudando a establecer amistades y relaciones profesionales entre los estadounidenses y los cubanos, haciendo más difícil que la ideología, la retórica y las sanciones nos separen. Esperamos que llegue el día en que podamos hacer negocios normales en Cuba con menos burocracia”.

Laverty tiene “la esperanza de que el amplio apoyo de los estadounidenses para comprometerse con Cuba a través de los viajes, el comercio y las inversiones dará lugar a que el Congreso actúe para levantar la prohibición de viajar”. Sin embargo, reconoció, “todavía tenemos trabajo por hacer”.

A pesar de las restricciones legislativas del bloqueo, más de 600 mil estadounidenses y cubanoamericanos visitaron la Isla en 2016, gracias al incremento de las operaciones áreas y de cruceros entre los dos países. Este año ese número podría superar los 700 mil.

En 2017, ya más estadounidenses a Cuba

De acuerdo con Cuba Educational Travel, el aumento de los viajes no solo brinda beneficios a Cuba sino también a la economía estadounidense. Su incremento propiciaría la creación de nuevos empleos y la expansión económica en las industrias aéreas, de cruceros, hospedaje, telecomunicaciones y servicios de viajes, entre otras.

Las proyecciones de la agencia de viajes prevén un salto a los millones de visitantes, si el Congreso estadounidense retirara las restricciones de viajar libremente a la Isla.

Artículos Relacionados

Comentarios

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

[mc4wp_form id="83321"]

Publicidad

La carta bajo la manga

La caricatura