Las razones de los bailarines

Las razones de los bailarines

A Jaime Reytor le cuesta asumirse como el protagonista de su propia historia. Y la repite una y otra vez, con la precisión de una maquinaria inglesa. Aún no la cree. Primero una llamada, luego el temor, la imaginaria persecución de los directivos del Ballet Nacional de Cuba (BNC), la solicitud de huellas en la Sección de Intereses, una visa a Puerto Rico, el dinero prestado por una prima, la compra de un boleto de avión, la fuga en el último vuelo Habana-Miami, el señor sin nombre que lo dejó dormir en su casa, el amigo que lo acogió en Phoenix, Arizona.

Aún cuando en su desición, supongo yo, late una sensación de vacío, Jaime confesó a OnCuba sentirse simplemente feliz. Por el momento, el noveno bailarín en abandonar el BNC, solo teme por su proceso de legalización en el territorio norteamericano. El 12 de junio expiró su visa, pero según la ley, el metamorfoseado asilo político y el parole en su pasaporte allanarán el camino.

Jaime forma parte de una noticia que ha puesto en tela de juicio a la compañía de danza clásica más importante de la Isla. Ocho bailarines abandonaron el BNC en Puerto Rico y terminaron en los Estados Unidos, y sus declaraciones han sido el manjar de los medios de prensa internacionales.

Más de lo que hace tantos años acontece en la danza, el deporte, la música, la medicina cubana. Algunos llegan en silencio y permanecen siempre callados, otros no. Otros, quizás por voluntad propia o sutiles compromisos, develan públicamente las razones del acto.

Los ocho jóvenes, con la inocencia y el desparpajo de los 20, confesaron que en la compañía hay favoritismo, pésima preparación física y atención médica, mala dirección artística, bajos salarios, ausencia de autonomía para contratarse en una compañía extranjera y que en las giras acuden a excesivos sacrificios para regresar un poco de dinero a casa.

Es cierto, en el BNC hay algo por solucionar desde hace varias décadas. Un algo que se traduce en despedidas recurrentes y conlleva que muchos de sus bailarines, incluso los mejores, se marchen de la compañía. Yo alguna vez viví para la danza, y hasta hace muy poco, al igual que Yuris Nórido, me dolía en cada ausencia. Pero esa es otra historia.

La fuga de estos nueve muchachos, como todos saben, no es la primera y tampoco será la última. Pero hay en el abandono infinitos motivos. Y en algunos jóvenes, infinitos deseos de ver Cuba a lo lejos, aún cuando incluya el desarraigo.

Artículos Relacionados

Comentarios

Sigue sonando chama…..sonar no cuesta nada.Cuando pase la euforia inicial de la llegada veran que pasa.

Jorge Luis

25 Junio, 2014

Lo que SI se de todo esto, es MAs de lo Miami, rating.

Pronto, nadie se acordará de estos bailarines, que han hecho su carrera gratis. Lo lamentarán sin duda, pues todo, todo, tendrán que pagarlo, hasta las clases de ballet (con quizás maestros peores de los que tenían, según ellos) para mantenerse en forma y con mucha suerte conseguir una audición e instalarse en una Compañía. Todo esto en el mejor de los casos. Mucha pena siento por ellos…

Robespierre

17 Junio, 2014

Es una verdadera lastima que estos comentarios no aparezcan en GRANMA pero eso seria mucho pedir ya que el socialismo cubano da menos aceite que un Adoquin.Estos foros son auspiciados por el regimen para dar pseudoimagen de libertad,pregunto,cuantos islenos cubanos mortales pueden leer estos foros y expresar sus opiniones,solo los que el regimen considera confiables.Los bailarines ni son desertores y mucho menos traidores,simplemente se les presento la oportunidad de elegir y eligieron la libertad,el mundo fuera de Cuba no es color de rosa pero tampoco es tan negro como en el que viven 11 millones de cubanos

eulogio dos santos

17 Junio, 2014

Fuera de cuba no regalan nada,ya lo comprobaran estos muchachos.

Padilla

16 Junio, 2014

Los cubanos que escriben en este foro están en Cuba ó -como yo – tambien partieron ?

Mónica

16 Junio, 2014

No pesco los motivos… Un poco superficialmente enumerados.

Alejandra

16 Junio, 2014

Muchos se irán de Cuba, como muchos se van de México, Francia, España, Rusia, EU. Pero, no es problema que se vayan a otro país. El problema es cuando se van a otro mundo por estar drogados… Y muchos, muchos se van de los países capitalistas y tercermundistas de ese triste modo. Así que dejen de cacarear el huevo y que si se les van los jóvenes, como estos, que bueno que sean: sanos, fuertes y en sus 5 sentidos. Y no como la juventud se está yendo para siempre… de su pueblo o colonia, de su ciudad, del mundo.

Todo pasa menos las deshonra! Esta perfecto que da cual elija de qué lado está y en que país vivir; nunca juzgaría a nadie, como decía mi abuela …cada cual hace de su culo un tambor…, pero prestarse al juego político y hablar mal del BNC solo para quedar bien con los nuevos patrones es por lo menos ser desagradecido. No escuche a ninguno hablar del esfuerzo de sus maestros, ni mucho menos de toda la sociedad cubana que con su trabajo banca a su compañía de ballet

rev Leonides Penton Amador

16 Junio, 2014

Segun este trabajo de ON CUBA se da la razón quela motivación de la deserción de estos bailarines es puramente económica tal como la prensa cuban ha dicho.Ahora habrá que ver como sern acogidos en sus nuevos ouestos de trqabajo artistico.Yq que viniweron con sus deudas extermnas a cuesta, como y en quye tiempo la pagaran a sus familaires.Tienen la alternativa de besar la riera que pisan o d ecomersela segun sea su suerte.Esperemsoq ue los panaderos, los albaniles y los demás cubanos tengan la msima suerte y consigan llegar a la tierra de oportunidaes.

Alejandro

16 Junio, 2014

No creo que el desarraigo sea una decisión que muchos prefieran, creo más bien que quienes escogen el camino de la huida lo hacen debido a las indiscutibles problemáticas económicas que nuestra isla posee, tristemente pocos reconocen la herencia colonial que la economía de muchos países están pagando para que otros tengan primeros niveles de vida, esa es la única causa por la que se marchan y se seguirán marchando nuestros artistas y profesionales, en búsqueda de mejores posibilidades. ¿No sería mejor que un país tan rico como los EE.UU ayudase a fortalecer las economías de las miseras naciones que habitan la parte sur de su continente? A ello se suma la casi imposible unión entre arte genuina y mercado, la tierra argentina que habito hace más de tres meses me ha demostrado que el mejor arte lo seguiré disfrutando en Cuba, donde no existe el imperativo incompatible de “bailar para recaudar”.

Sutiles compromiso?, de verdad que mas bien es hablar lo que sienten, en muchos existe el temor de decir que son por problemas politicos, pues me atreveria a decirlo que en Cuba cualquier problema, por minimo que resulte,es producto a la POLITICA……,asi que decir “sutiles compromisos”, es como darle un tinte de manipulacion orquestada en las palabras de estos jovenes y su decision de abandonar la Isla…..

armando

16 Junio, 2014

este es un chicle un poco estirado… donde quedó aquello d que cada cual tome sus decisiones y nadie lo cuestione? el BNC, puede tener sus miserias, pero el dinero de pasaje y la deserción del esfuerzo por conseguir 50 visas se la deben a la compañía de PR q los llevó a allá y a la q le dejaron colgando contratos y boletos. Pero la epopeya es la de los bailarines.

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

El artista ‘of the deal’

La caricatura