Conner Gorry: “Los cubanos son lo máximo, flores salen de sus bocas”

Muchos cubanos le han dicho loca a Conner Gorry, porque en 2002 dejó Nueva York y vino a vivir a La Habana, enamorada de Cuba y de un cubano. Su primer contacto físico con el país fue en los campos recogiendo viandas, cuando en 1993, en pleno Período Especial, viniera a trabajar como voluntaria.

“En medio de mi Maestría en Relaciones Internacionales sentí la necesidad de venir a tocar la realidad yo misma. La gente hablaba de lo que se estaba viviendo aquí, pero desde fuera. Quería sacar mis propias conclusiones”.

Hace un año, Conner y su familia emprendieron el café literario Cuba Libro, con bibliografía totalmente en inglés. The New Yorker, National Geographic, Wired, Rolling Stones, Times, son algunas de las revistas que  pueden leerse en su café, especie de proyecto comunitario en 19 y 24, Vedado.

Si no fuera porque tiene el pelo demasiado rubio, los ojos demasiado azules y la piel demasiado blanca, la gente no sospecharía que Conner nació en Estados Unidos.  Más aún, cuando aprendió a hablar “cubano”, se mudó a un edificio de microbrigadas, y montó tantos “camellos” como cualquier habanero. El blog Here´s Havana es el compendio de su vida en Cuba y una manera de traducir al mundo la realidad del país a través de su propia aventura insular.

¿Cómo llega Conner a La Habana? ¿Cómo es tu primer contacto con Cuba?

En 1993 pasé un mes aquí, y me impresionó tanto cómo en medio de esa etapa el cubano seguía trabajando, bailando y haciendo crecer la familia. La gente disfrutaba la vida hasta donde se podía. Esa experiencia fue muy diferente a mi experiencia en Nueva York, donde solo es trabajar y trabajar.

A mí me “cuadra” mucho que la familia cubana haga tiempo para tomar un café, una cervecita con los vecinos, con la familia. La vida en Cuba es mucho más humana, mucho más social. En Nueva York se vive más aislado. No sabes quién es tu vecino.

En ese viaje me enamoré del país y de la manera del cubano para resolver sus dificultades, con mucha creatividad. El cubano se queja mucho, pero a pesar de todas las dificultades “sigue pa´lante”.

En 2002, ya con mi Maestría en mano, me enamoré de un cubano, me mudé acá, y ahora soy periodista aquí.

¿Cómo surge la idea de abrir un café literario en pleno Vedado, con todos los libros en inglés y las ediciones actualizadas -o casi- de las más importantes revistas norteamericanas?

Mi jefa en la revista para la que yo trabajaba tenía un saco de libros buenos en inglés, pero no tenía espacio para ellos en su casa. Me preguntó si los quería. Un escritor no debe botar un libro jamás, entonces yo, que tampoco tenía espacio para ellos, tuve ese saco en la sala de mi casa alrededor de seis meses.

Me di cuenta entonces de que hacía falta una librería en inglés en La Habana. Aquí hay librerías buenas con volúmenes en inglés, pero no un lugar en el que también se pudiera tomar un café, sentarte en una hamaca, leer una revista como National Geographic, y libros de alta calidad, porque la colección que tenemos aquí es chiquita, pero buena.

Entonces convencí a mi familia de que, con los nuevos cambios económicos, teníamos la posibilidad de abrir un pequeño negocio, que podía servir también como proyecto comunitario y cultural, para todas las edades, y tanto para cubanos como extranjeros.

En La Habana el concepto de “café literario” existe. Hay varios, pero a veces el café está malo, o no hay libros, o el ambiente es de reguetón. Y aquí tenemos un lema: «Esta es una zona libre de reguetón».

Este proyecto es también para apoyar a la juventud cubana. Tengo muchos amigos y familiares que se han ido del país. Entonces pensé qué podemos hacer aquí para que la juventud se sienta parte de un proyecto. Y en eso estamos. Abrimos hace un año, y ha sido tremenda experiencia.

Cuba Libro es un proyecto colaborativo. No es mío, ni de mi familia, sino de todos. Y eso es lo que intentamos alimentar, que todo el que tenga una idea pueda venir y entre todos podamos ver si la ponemos en marcha.

Una cosa: aquí no vendemos “curda”. Nada de alcohol. Mi familia me ha dicho: “Conner, tenemos que vender Cristal”. Y yo les digo que no, porque eso cambia el ambiente. Hay miles de lugares en La Habana en los que se puede comprar un Planchao o una cerveza. Aquí vamos a hacer otra cosa, para que la gente venga a tener un intercambio más sano.

Muchos dicen que debería haber una café literario así en cada esquina. Ojalá.

Cuéntame un poco más sobre la decisión de irse de Nueva York para vivir en La Habana.

Fue una alquimia de corazón y cabeza. Por mi Maestría en Relaciones Internacionales y el tema de las relaciones Cuba-Estados Unidos, el país me enganchó. Pero también me enamoré. Yo era más joven. Esas decisiones en los jóvenes se toman más fácilmente.

Era un sueño para mí. Hoy más que nunca muchos extranjeros y muchos cubanos en el exterior están regresando. Y mi familia me apoyó totalmente. Mi madre, soltera con cuatro hijos, me dijo: “Vive tus sueños, que la vida es única”. Entonces me mudé.

Aquí viví junto a mi marido en un edificio de microbrigada en 100 y Boyeros, y eso fue buenísimo, porque me obligó a montar en camellos, cuando aun existían, en un barrio en el que no vive ningún extranjero. Allí me inserté en la vida cotidiana desde el principio. La gente me decía: “My Friend, ¿where are you from?” Y cuando yo respondía que de 100 y Boyeros, la gente exclamaba sorprendida: “¿Qué cosa?”.

En el edificio de micro, estábamos puerta con puerta con un apartamento en el que conviven cinco generaciones diferentes de mujeres en solo dos habitaciones. Eso es muy común en Cuba, que la familia esté apretada, viviendo en situaciones de vivienda que no son ideales.

Toda esa experiencia me ayudó a acercarme a la realidad cotidiana. No tengo carro, no tengo casa, vivo en la lucha, en “la luchita”. Eso me ayuda  a entender mejor a una madre cubana que tiene que ir del trabajo al agro y después a la casa a limpiar, lavar, cocinar…

¿En ningún momento dudaste en tu decisión de mudarte aquí definitivamente?

Eso es como todo. Una duda en esos momentos en que la vida se pone muy difícil, cuando vives lejos de la familia, o están pasando cosas en Nueva York y no puedes ayudar, ni llamar, o cuando hay problemas con el matrimonio.

En esos momentos he dicho: “¿Qué estoy haciendo?” Pero solo he dudado lo normal, como en cualquier otra parte del mundo. Al que me pregunta sorprendido por qué vivo en Cuba, le digo: “No importa dónde tú vivas. Dondequiera hay cosas buenas, malas y regulares”. Todo depende de ti, de cómo tú asumes las cosas, y de tu propia filosofía.

Yo vengo de una familia pobre. Todavía estoy pagando mi deuda de esa famosa Maestría. Y son miles de dólares. Mi marido dice que debo ser muy inteligente por gastar tanto en educación. Cuando las cosas se ponen difíciles, pienso en las razones por las que estoy aquí. Tengo un amor muy grande por Cuba y por los cubanos. Yo alimento mi alma con las cosas buenas de aquí.

Ahora son muy importantes los cambios que están sucediendo, aunque no ofrecen las mismas posibilidades para todos. Yo tengo familiares y amigos que no están saliendo adelante con los cambios, por diferentes razones. Tengo amigos vagos, y también otros que no tienen dinero para invertir, ni para salir a comer a una paladar.

Pero es importante mantenernos optimistas y apoyarnos los unos a los otros. Yo vengo del capitalismo brutal en Nueva York, y tenemos que construir algo diferente aquí.

¿Cómo enfrentas el escribir sobre Cuba en tu blog Here´s Havana? ¿Hacia dónde se enfocan tus textos?

Mis textos están vinculados con la cuestión de cómo yo enfrento las dificultades aquí. Escribir sobre eso es como una catarsis para mí. Asimilar y entender mejor la idiosincrasia cubana me costó trabajo en cuestiones como el amor. Esto, por ejemplo, fue complicado, pues Cuba es un país bastante machista. ¿Cómo, por ejemplo, los hombres podían llegar a ser tan románticos y al mismo tiempo ver mal que una mujer hiciera “trabajos de hombre”? Yo ando en bicicleta, y mucha gente ha dicho que eso no es para hembras.

Mi blog es sobre mi vida y la idiosincrasia cubana. Es para ayudar a otra gente a entender el “cubaneo” y cómo son los cubanos. Trata hasta de cocina. A mí me encanta cocinar. En Estados Unidos, cuando iba a invitar personas a comer, iba al supermercado y ponía en el carrito lo que necesitaba. Aquí no tenemos todos los productos. Tenemos estaciones de frutas y vegetales, mientras allá no importa la estación, siempre hay todas las cosas, aunque no todas son buenas todo el tiempo. Entonces tuve que ajustarme a esto a la hora de hacer recetas aquí.

Además del blog, también llevas una aplicación para móviles…

Desde hace años escribo para una de las casas editoriales de guías turísticas más grandes en el mundo, Lonely Planet. Cuando surgió la posibilidad de hacer una aplicación para Iphone y Android, me decidí a hacerlo, pues tengo muchos años de experiencia viajando y escribiendo.

Esta aplicación funciona sin Wifi y es genial, porque la llevas en tu bolsillo y tiene mapas, fotos, descripciones de lugares. Y a la vez es cómico, porque yo misma no tengo un Iphone.

¿Cómo percibes la Cuba que se vive ahora respecto a la de 2002, cuando te mudaste a La Habana?

Creo que hoy, dentro de toda esa complejidad que tenemos, estamos aprendiendo, poniendo en marcha una nueva etapa. Siento que el país es más internacional que nunca. Hay gente de todos lados en Cuba y no siempre fue así.

Eso alimenta la creatividad y las perspectivas de las personas, que están abriendo su mente. Hacen falta más espacios en La Habana en los que el cubano de a pie, que “no está en nada”, se ponga a conversar con un extranjero no para “jinetear”, sino para compartir y tener un intercambio humano.

En uno de tus textos dices que La Habana te resulta un misterio. ¿En qué consiste ese misterio? ¿Cómo lo has asumido?

Bueno, esto llevaría una conversación para la que la memoria de la grabadora no daría. Lo primero es el idioma: el cubano habla un español que un hispanoparlante podría no entender. Y luego, la idiosincrasia cubana, los códigos que los cubanos tienen entre sí. Eso cuesta trabajo aprenderlo.

Por poner un ejemplo: la cuestión de «las queridas». Yo tengo amigos que se han enterado con el tiempo de que su papá tenía una doble vida y hasta otra familia. Todo eso es un misterio para un norteamericano.

Pero, más que eso, Cuba me resulta un misterio porque su sociedad está en evolución. Del Período Especial a la cooperación del ALBA, a los Lineamientos, etc…, siempre los cubanos siguen adelante. Eso para mí es un misterio.

¿Cómo los cubanos pueden coger con tanto swing  las cosas de la vida y sus cambios? ¿Cómo mantienen su alegría? La mayoría lo hace. Hablo con generalizaciones, pero creo que la mayoría mantiene su sentido del humor. Es característico del cubano orientarse muy rápido. También la doble moneda. Hay amigos míos que no se explican esto. Para nosotros ya es algo natural.

¿Cómo la mayoría de los cubanos no leen en las paradas de las guaguas, por ejemplo, mientras en otros países es costumbre hacerlo si esperas por el tren? Yo tengo mi teoría sobre eso: es que hay que estar pendiente, porque si pasa un amigo en un carro te puede dar un aventón. No puedes estar perdido en un libro.

Y hay cosas así, constantemente. ¿Por qué no hay pescado? ¿Por qué los cubanos, viviendo en una isla, no comen pescado? ¿Por qué se toma leche en polvo si en el mundo no se toma leche en polvo? Y también son cosas que tienen su explicación en este contexto. Y así pasa con cualquier tema: la cama, la cocina, el transporte, la escuela, y los mismos cubanos, que tienen cosas muy particulares. Eso crea para mí un misterio.

Algunas amigas extranjeras que vienen a Cuba me dicen: “Estoy enamorada de un cubano, dame consejos”. Y yo les digo: “Los cubanos son lo máximo, flores salen de sus bocas, poesía”.

Artículos Relacionados

Comentarios

Olga Hidalgo

14 abril, 2015

Me encanto la entrevista, la lei de casualidad.Soy cubana y estoy de visita ahora en Estados Unidos, extraño mucho mi Cuba, cada dia la extraño mas, la vida es muy diferente fuera de ella, es otra forma de vida mucho menos espiritual, aqui no hay tiempo para amistades, para conversar con el vecino, son cosas tan cotidianas para los cubanos que no pensamos que son tan importantes, cuando no las tenemos es que las valoramos. Yo vivo en La habana en 19 y 12 en El Vedado,muy cerquita de tu cafe literario, cuando regrese pasare por alli y tendre el placer de conocerte.

henry fonseca

13 abril, 2015

hi Conner me gusto tu entrevista y todas la cosas que hablastes sobre nosotros yo vivo aqui en tu pais en la florida en cape coral me imagino lo dificil que fue para ti adactarte a cuba como es tan dificil para me esto aqui pero tu sabes de nosotros que donde caigamos ay mismo la formamos o lo arreglamos o lo jodemos todo pero algo hacemos jajjajjajaja solo quisiera que me escribieras y me mandaras la direccion del café para cuando valla a cuba llegarme con mi mujer ella tamnbien es Americana de new York y esta loca por viajar a cuba conmigo pero por ahora no podemos pero espero que pronto podamos estar por alla un abrazo para ti y tu esposo see you my friend jajajaja

Tania A

26 marzo, 2015

Que dicha la tuya, soy cubana y vivo en Venezuela, me enamoré de un venezolano y vivo en este país con él hace ya mas de 4 años, ojalá me pudiera sentir en Venezuela realizada como ella en mi linda isla.Felicidades, bonito reportaje.

jose manuel garcia

26 marzo, 2015

entiendo plenamente lo que dices y como piensas y te felicito porque yo tambien soy cubano pero hay cosas que no comparto ni tu las puedes ver del punto devista que yo lo veo yo soy nacido y criado en un barrio pobre pero se dela riqueza se dela pobreza pero nunca es igual. dile que te cuenten cuantos millones decubanos hay regados por el mundo por una vida normal cuantos se han comido los tiburonesatravesando la florida huyendole aun regimen castrista que lleva ahorita 60 años en el poder en tu pais cuantos preidentes han pasado y por cuales has botado diles que te cuenten bien la historia decuba y los cubanosdesde el año 59 asta ahora . muchas felicidades para ti un abrazo. algundia cuentame o escribeme

zulema Ortiz pedroso

26 marzo, 2015

yo tambien conosco casos como el tuyo , te felicito

Conozco casos como el tuyo, te felicito por ser defensora del amor, a tu madre por apoyarte en tu locura, a tu nueva familia porque para ellos tambien ha sido dificil empezar a enseñarte, y a ti, afortunada y emprendedora, tenaz y luchadora, como solo nosotras sabemos hacer. Vivo en españa pero 100% cubana. En mi proximo viaje hare una parada por ese café. It will be great to meet and speak each other. Luck in your trip to make busines.

Felicito a esta periodista americana,he leido muy detenidamente su entrevista y de verdad que es lo maximo,gracias por la forma y la manera tan natural que describe al cubano,yo soy cubana y vivo ahora en italia,pero un dia no muy lejano me gustaria ir a vivir en mi linda cuba por siempre,GRACIAS CONNER.

Lilly Harrington

15 febrero, 2015

Las mujeres hacemos por amor cosas increibles,a esta señora lo se le hubiera ocurrido lontanamente irse a vivir a. Cuba,pero lo hizo por amor,cuando hay amor todas las incomodidades y las carencias se hacen más soportables y hasta incluso desvanecen.
También el mundo se pregunta:porque las mujeres árabes en su vasta mayoria,se cubren totalmente hasta volverse sombras y aguantan tantos malos tratos y tanta injusticias,la respuesta es siempre la misma:por amor

Wilfredo

20 enero, 2015

Se ve que esta newyorker no se ha tenido que “disparar” toda la represion, el miedo, el hambre, la miseria producida por esos mismos que ahoran continuan en el poder, duenos de “su isla y sus habitantes”. Es muy interesante para esta pobre, pero que puede aunque con sacrificios, pagarse una carrera, irse a vivir a un destino exotico, en donde el puebli no tiene comida, medicina o casa, pero si tiene ron para gozar (y olvidar). Estos personajes son lis que a traves de mas de medio siglo han apoyadi y mantenido la dictadura que ha destruido a un pais y a un pueblo.

manolo mejia

26 diciembre, 2014

Que lindo finallll espero ir pronto y disfrutar de ese muy recimendado capuchino que me comentaron que hacen ahi y asi mismo una buena lectura con la tranquilidad de la habana bendiciones

el inagotable

15 diciembre, 2014

Esa mujer tiene floja una tuerca. Su negocio no reune ningun requisito gerencial para dar ganancias.
Encima, su opinion de los cubanos, contradice lo que sabaemos: la chusmeria, el irrespeto y la falta de valores estan que hacen olas

Me encanta su teoría sobre Cuba sobre los cubanos, soy cubana guantanamera y vivo en la Florida, pero mi sueño es regresar a mi tierra y que mis hijos americanos pudieran saborear un poquito de mís raises, por la verdad es que los cubanos somos lo máximo

Alexander

10 diciembre, 2014

YUMA TE LA COMISTE jejejej.Hola CONNER con todo respeto que mereces. Utilizo esta expresión criolla cubana identificandome con tantas frases utilizadas en tan elocuente de tu entrevista.quede babiado al leerla,como te identificas con la isla en lo cotidiano, la luchita ,lo pegajoso,chabacano de nuestro léxico y como te adaptas a nuestras costumbres.viajó a Cuba en enero y de seguro pasaré con el cantio del gallo a tomar un buen café bautizado para mi “minutos sagrados” jajaja
Un abrazo CUBANA

Jose Mendez

9 diciembre, 2014

Conner soy cubano he leido tu entrevista mas de una vez la hemos discutido entre amigos y no solo yo todos nos hemos sentido chiquitos al lado tuyo te felicito.

haymel de la vega

9 diciembre, 2014

Some people enjoy living like gipsies….like hippies…..some people dont have big dreams…..and is ok too. Some people find unhealthy smoking tabacco …..and some dislike people who smoke indoors but as u see…..somepeople dont care about doing it and they can care less about what people think about them. I think is cute to learn there are people still who enjoy living in a third world country as they also have the choice to live in new york and have a better life style. Mrs conner will never be my friend but i respect her

Muy buen comentario! Estuve hace 15 días en Cuba, es un pueblo maravilloso, educado, culto . Ojala puedan algún día elegir a sus gobernantes, que lo que reciben de sueldo no sea tan bajo,comparado con lo que cada empresa extranjera paga al Estado por cada uno de ellos y por ultimo…la Libertad de decidir sobre sus propios futuros .

maryluz serrano

8 diciembre, 2014

Te felicito mi CUBANA-AMERICANA me encanto tu forma de ver mi CUBA UN ABRAZO cubano 100

Waldemar Lechtman

8 diciembre, 2014

La manera como Conner describe los cubanos és la más llena de verdad: Ellos són todo amor y muy humanos. Los conozco bién, así como mi Cubita Bella!

SOY VENEZOLANA Y ADMIRO MUCHO AL QUE DESDE ABAJO TRIUNFA TENGO ALGO DE ESO TENGO 66 AÑOS Y TENGO SEIS HIJOS Y TRES NIETO Y MI ACTUAL ESPOSO CON EL QUE TENGO 24 AÑOS DE VIDA CON EL VENGO DE DOS DIVORCIOS PERO HE INSISTIDO Y SEGUI ADELANTE TERMINE DE SACAR BACHILLERATO EN EL 206 EN LA MISIÓN RIBAS Y LUEGO EN 2007 ENTRE A LA UNIVERSIDAD DE LA MISION SUCRE A ESTUDIAR GESTIÓN SOCIAL ME GUSTA MUCHO LEER Y DISCERNIR LO LEÍDO ME GRADUÉ EL 30 DE SEPTIEMBRE 2014 Y EL 4 DE OCTUBRE YAF ME ESTABA YENDO A CUBA POR 15 DIAS CON LA MISIÓN ROBINSON PARA LA CUAL TRABAJO COLABORANDO CON LA SUPERVISIÓN DE LOS AMBIENTES D ESTUDIO HA SIDO UN GRAN ORGULLO PARA MI CONOCER A GRAN PARTE DE LA HAVANA Y LUGARES RESTAURANTES Y SITIOS DE INTERÉS QUE LLORÉ AL REGRESAR PIDIENDOLE A DIOS VOLVER Y ME LO HA CONCEDIDO AHORA VOY EN ENERO AL CONGRESO DE PEDAGOGÍA POR UNA SEMA TODO ESTO ME SATISFACE POR EL ESFUERZO QUE UNA HACE PARA SEGUIR ADELANTE YA DESPUES IRE CON MI ESPOSO D VACACIONES A SONDE UN PROFE QUE VIVE EN CIENFUEGOS Y VISITAREMOS LO QUE MAS PODAMOS LOS CUBANOS SON EXCELENTES PERSONAS Y DAN LO QUE MAS TIENEN QUE ES AMOR COMO NUESTRO COMANDANTE QUE NOS DIÓ TODO SU AMOR DIOS TE BENDIGA YA ESTARE ALLI Y TE BUSCO

Maria Sol

8 diciembre, 2014

Me encantó tu relato ,me siento totalmente identificada, lo que decis de los cubanos del amor que sentis por ellos …Todo soy argentina y voy a andar “chancleteando La Habana en febrero voy a pasar a tomar un buen café y charlar sin reguetón de por medio a 19 y 24.Besos.Maria Sol

Olga Tallone

8 diciembre, 2014

ADHIERO TOTALMENTE. FELICITACIONES POR ESTA MARAVILLOSA PUBLICACIÓN !!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Muy bonito texto describes muy bien al cubano, que bueno oir hablar de uno de forma tan bonita y con tanta cubania, felicidades con tu proyecto

La mayor parte de las veces cuando las personas hablan se “retratan de cuerpo entero”, como decia mi abuela y hablan por tanto mas de si mismas, de lo que ellas son, que de las cosas que describen. Conner habla asi de Cuba porque ella misma es asi, muy generosa, muy humana, muy hermosa, muy valiente, muy simpatica, muy ocurrente y no se cuantas cosas mas podria decir de ella, pero sobre todo muy solidaria. Te queremos Conner!!!!me alegra leer esto y espero poder pasar por alla el martes proximo. El viernes 12, a las 12, en 23 y 12 Hotel Nueva isla!!!!si puedes pasa. Besos.

muy “original” el modo en que nos describes, gracias por compartir con nosotros su Café Literario y sus vivencias en Cuba

lubber godinez

8 diciembre, 2014

me gusto mucho !! mis saludos para ella toda una gran cubana

Grandes es tu sabiduría gracias por reconocer la verdad de cubs

Que mujer tan especial ! Me gustaria conocerla, es de las personas q estan por encima del bien y del mal, son las q se quedan para siempre en la memoria d todos nosotros ..

humberto arzuaga

8 diciembre, 2014

genial, me gusta la manera en que nos describe , casi mejor que alguien que halla nacido aqui quisiera tener el privilegio de conocerla , vivo en Granma pero de verdad me gustaría poder charlar con ella

Correccion: El lugar se llama “Cuba Libro”

jajajajaja… buen’isimo… Mart’i lo dec’ia… “el viaje humano consiste en llegar al pa’is que llevamos descrito en nuestro interior y que una voz constante nos promote”…

LAS NOTICIAS EN TU BUZÓN

Suscríbete a nuestros boletines para que estés al tanto de los artículos más relevantes publicados en OnCuba.

Publicidad

Solución migratoria

La caricatura